BSC Young Boys, la rebeldía universitaria

BSC Young Boys, la rebeldía universitaria

Hay verdades que son innegables. Y éstas, se relacionan con canciones que con el paso de las décadas, puede que envejezcan en el sonido pero no en el mensaje. Como decía Bob Dylan en 1963 , «The times are a-changing». Es incuestionable que los tiempos cambian constantemente , aunque las causas de aquella época reflejada en esta protesta oral, como la frustración de la juventud y la discriminación racial que sufren las personas de color, no se hayan solucionado al cien por cien.

Además de que cambian, los tiempos también evolucionan. Tanto, que hace 123 años unos universitarios decidieron fundar un club que además de ser en la actualidad el dominador del fútbol suizo, es capaz de estropear noches de Champions League a los grandes de Europa. Asimismo, el BSC Young Boys no solo es noticia en los terrenos de juego, también en factores externos que le hacen ser ejemplo de deportividad y como institución.

 

El nacimiento de Young Boys y el rechazo al FC Berna

La creación de los negriamarillos se produjo en la Universidad de Berna, gracias a los hermanos Max y Oskar Schwab junto a sus amigos Hermann Bauer y Franz Kehrli. Su sueño empezó a dar forma en común cuando vieron como el Old Boys de Basilea hacía frente al FC Berna con la práctica de un fútbol asombroso. Tras ciertas inquietudes, estas fueron eliminadas fundando el BSC Young Boys el 14 de marzo de 1898.

El éxito fue inmediato. Las victorias eran constantes e hizo tambalear en aquella época la confianza del FC Berna, que veía como había surgido otro equipo temible en la ciudad. De hecho, la entidad bernés ofreció a los noveles realizar una alianza. Sin embargo, se encontró con el rechazo evidente del Young Boys, ya que se sintió subestimado en sus inicios por sus vecinos, además de sufrir ‘robos’ de algunos de sus jugadores.

La rivalidad fue en aumento. A pesar del ascenso imparable del YB, la mayor parte de la ciudadanía estaba convencida de que el FC Berna estaba varios peldaños por encima. ¿Cuál fue la solución? Realizaron un amistoso que acabó con un empate a uno, en un partido muy igualado.

 

El estadio modélico del BSC Young Boys

El estadio de Wankdorf es uno de los estadios más variopintos que hay en el fútbol europeo. Construido en la misma zona que el mítico Wankdorf-Stadion, está hecho sobre un centro comercial. Por si fuera poco, también cuenta con casas, escuelas, gimnasios, un parking con 700 plazas, cinco restaurantes y una discoteca.

 

 

BSC Young Boys, ejemplo contra el racismo

Si hay que definir al BSC Young Boys como institución, sería con tres palabras: Multicultural, integrador y educador. En la temporada 2018/2019, el Young Boys batió numerosos récords en la Superliga Suiza. Aquel equipo campeón contaba en su plantilla con una decena de jugadores de raza negra o mestizos, casi todos ellos en el elenco de titular. En total, había más de diez nacionalidades, aunque muchos de ellos nacidos en Suiza o nacionalizados.

Esto no debería ser un problema pero durante varios años lo fue. Por ello, en 1996 se creó la asociación política e independiente «Juntos contra el racismo» , para echar del Wankdorf a los xenófobos, los hooligans racistas y a los neonazis que acampaban a sus anchas por el estadio de Berna. Insultos, lanzamientos de plátanos y demás gestos fueron la tónica habitual en un cierto tiempo. Por ello, se invirtió de manera notable en salir en los medios, en crear anuncios y en hacer mesas redondas para abordar esta problemática. Tras 25 años, la afición y los jugadores (locales y visitantes), conviven en paz, sin fracturas.

 

 

Ante el crecimiento xenófobo en Europa, también reina el homofóbico. El Young Boys también da ejemplo en esta faceta. Desde febrero de 2007, cuenta con el primer club de fanáticos del fútbol gay y lésbico suizo. Con el premio CSD Stonewall, fue un reconocimiento internacional a la tolerancia. Y lo más importante: ningún equipo contrario del país del chocolate se ríe de este hecho. Algo que probablemente, en otras localizaciones de Europa sí pasaría desgraciadamente.

 

El Young Boys y su increíble crecimiento

En el siglo XX, el YB destacó a finales de la década de los 50 y comienzo de los 60, donde logró su periodo más dorado a los mandos de Albert Sing, con cuatro ligas consecutivas y unas semifinales en la Copa de Europa, algo que solo han logrado los negriamarillos y el Zúrich si se habla dentro del territorio suizo.

Posteriormente, las siguientes décadas pasaron sin pena ni gloria, con tres títulos en cuarenta años. Es más, en 1999 se declaró en bancarrota y estuvo a punto de desaparecer. Pero a partir de 2003, el Young Boys dio un salto de calidad, siendo siempre un equipo candidato a los dos campeonatos nacionales. Varios subcampeonatos que nacieron de la mano de Hans Peter Zaugg, dotando al equipo de un carácter defensivo imperioso y competitivo.

 

Young Boys y su irrupción en Champions League

A partir de la llegada de Adi Hutter (DT del Borussia Monchengladbach), el Young Boys practicó un fútbol alegre que dura aún en tiempos presentes. Sentó las bases con grandes refuerzos en el área de scouting y en 2018 logró el ansiado título de liga, rompiendo una hegemonía de ocho años por parte del Basilea. Hutter se fue al Eintracht pero llegó Gerardo Seoane (DT del Bayer 04 Leverkusen) para establecer la segunda etapa dorada del club, con cuatro ligas y una copa.

Ahora con David Wagner, los negriamarillos han sido noticia por ganar al Manchester United en la primera jornada de la fase de grupos de la Champions League, conquistando su segunda victoria en esta ronda tras la conseguida en 2018 frente a la Juventus.

 

 

Quién iba a decir a aquellos universitarios que su Young Boys iba a estar en la primera plana del fútbol europeo por sus grandes gestas. No solo por esto, también por su factor humano a través de la imagen del deporte. Es imposible no enamorarse de este club, que además del fútbol, tienen su propia salchicha, la YB, que causa un gran furor en la Superliga y en los aficionados visitantes del fútbol europeo.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad