André Silva, el águila portugués revitalizado

André Silva, el águila portugués revitalizado

André Silva es sinónimo de irregularidad y problemas deportivos sumados a un talento descomunal que nunca ha centrado la cabeza. A sus 25 años, vive una segunda explosión como jugador del Eintracht de Frankfurt, siendo el segundo máximo goleador de la Bundesliga.

 

Aquel chico que hizo soñar al Oporto

André Silva inició su carrera en las categorías inferiores del Oporto, equipo donde se formó durante cuatro temporadas en las que dejó un fútbol de grandes quilates. Dos marcarían un antes y un después en su carrera profesional: la 15-16 y 16-17. En el mismo año que debutó para Portugal sub-21, el delantero quedó el cuarto máximo goleador de la Liga Portugal 2 con 14 goles, hecho que propició estar en boca de todos por su facilidad para marcar pese a su temprana edad y dificultad de la liga, pero sobre todo por ser nombrado el mejor futbolista de la campaña.

Fue durante la 16-17 en la que el luso dio un golpe sobre la mesa, demostrando que estaba capacitado para una liga superior, con un hambre de gol y un fútbol tremendo, le bastó para ganarse la etiqueta de un gran talento que emergía en Europa. André Silva daba un paso gigante en su carrera poniéndose a la cabeza del Oporto en la Liga NOS. Con solo 21 años, dejó 16 goles y 6 asistencias en 32 partidos, quedando como el tercer máximo goleador de la liga de mayor nivel en Portugal.

El Milan ejerció la opción de compra por 38 millones, cantidad bastante elevada para un futbolista que acababa de emerger en el fútbol profesional y del que se esperaba un éxito inmediato en las tierras de Lombardía.

 

André Silva, de promesa a decepción en Italia y España

André Silva aterrizó en Milán con una etiqueta que pesó en su juego. Esos 38 millones fueron un espejismo de su figura en Portugal, que pasó de ser una de las mayores promesas a la decepción más absoluta por su rendimiento. Una simple temporada en Lombardía confirmó el peor escenario para él: 10 goles y 2 asistencias en 40 partidos. Ese fichaje que podría reconducir al Milan no fue el del Oporto, sino otro diferente que no conectaba con el equipo, estando incómodo en el terreno de juego, hecho que propició su salida más pronto que tarde.

Necesitado de recuperar la confianza, acabó en las filas del Sevilla como cedido, opción que convenció al club y jugador. André Silva empezó como un tiro la temporada, asemejándose al jugador que irrumpió en Portugal: un hat-trick ante el Rayo Vallecano en la primera jornada de liga, auguraba otro acierto rotundo de Monchi. Además, un doblete ante el Real Madrid en una gran actuación de todo el equipo, aumentó su prestigio, empezando a sonar para grandes equipos europeos.

Como por arte de magia, la figura de aquel delantero que parecía reencontrarse, desapareció por completo. Una lesión en el muslo que lo apartó de los terrenos de juego, trajo problemas con la directiva hispalense. Caparrós se enfrentó con el luso, dejando caer que fingía una lesión porque no se conocía con exactitud la misma, mientras que el jugador confirmaba que estaba lesionado y no quería arriesgar. Problemas como este han acompañado a André Silva desde sus inicios, hecho que provocó una salida forzada de Nervión, decepcionando por completo a los aficionados españoles.

 

 

Eintracht de Frankfurt, revitalización de jugadores sin rumbo

El equipo alemán, caracterizado de sacar talentos como Luka Jovic, tiene la capacidad de revitalizar a los jugadores como ningún equipo en Europa. Milan Eintracht de Frankfurt acordaron un trueque entre Ante Rebic André Silva en el que parecían salir más beneficiados los italianos que los alemanes. Una primera temporada de toma de contacto resultó una esperanza para el jugador ya que en 57 partidos marcó 33 goles y dio 10 asistencias entre todas las competiciones, aclimatándose a la perfección al equipo.

Sin embargo, el comienzo de la temporada 20-21 no ha podido ser mejor: 17 goles y 3 asistencias en 21 partidos. Estas son cifras de auténtico crack, etiqueta que nunca ha ido con la figura de André Silva por sus continuos altibajos en el juego. Es el segundo máximo goleador de la Bundesliga por detrás de Robert Lewandowski y es la confianza el factor principal que le otorga estar donde está hoy en día.

Capital en el equipo, disfruta jugando al fútbol mostrando esa garra competitiva que le hace ser determinante en el área. Con 5 goles en los últimos 3 partidos, la figura del luso solo puede seguir creciendo exponencialmente y si el equipo y entrenador lo acompañan como hasta ahora, puede llegar a ser un gran goleador de la Bundesliga.

Pese haber estado bajo los focos en el inicio de su carrera, y más concretamente durante su estancia en Milán, André Silva está a un gran nivel y pocos medios internacionales se hacen eco de su rendimiento. Por esta razón, hoy es protagonista en El Otro Balón.

 

 

¿Cómo juega André Silva?

Con el esquema del 3-4-2-1, el luso es la referencia en ataque de los francfortés, escoltado por dos mediapuntas. Pese a ser delantero único, su capacidad para dominar casi todas las virtudes de un punta le hacen aprovechar cada ocasión, sacando, casi siempre, una situación ventajosa.

Su forma de entender el juego, asociarse, caer a los espacios, tirar desmarques o hasta simplemente no intervenir, lo hace casi a la perfección André Silva, sacando a pasear un repertorio de recursos que pocos delanteros tienen a su alcance.

Más allá de goles, el talento que tiene es innato. Sabe proteger el balón gracias a su envergadura (1,85), pero tiene una potencia a la hora de arrancar que recuerda a jugadores como Alexandre Pato. Además, es un gran rematador que sabe generarse los espacios en el área y ser un auténtico suplicio para los defensores. Pero la joya de la corona, además de todo lo relacionado al juego, es su facilidad para marcar desde los 11 metros. Con una efectividad del 100%, ha marcado los 6 penaltis que ha tirado (vía sofascore).

Llevando al Eintracht a la cuarta posición, André Silva lidera a los alemanes en una lucha personal de revitalización, demostrando que si tiene la cabeza donde la tiene que tener y en un buen estado de forma, en algún momento podremos volver a ver a ese delantero que tanto prometía.

 

Samú Costa, mili en Almería

Samú Costa, mili en Almería

Samú Costa se ha convertido en una de las revelaciones esta temporada de un Almería muy renovado tras una nueva gran apuesta en el mercado por parte del jeque para buscar el ascenso. El portugués se ha asentado como uno de los mejores centrocampistas jóvenes de La Liga Smartbank a sus 20 años. Su entrenador y compatriota José Gomes le está dando los galones y la confianza necesarios para triunfar. No tardaremos demasiado en verle en La Liga Santander si continúa mostrando esta proyección.

 

Una roca que brilla como un diamante

El centrocampista portugués llegó al Almería procedente del Braga sub 23 el pasado mercado de fichajes cedido con opción de compra. Venía de disputar tan solo 44 minutos con el primer equipo en Liga NOS y nadie se esperaba su nivel. De hecho muchos creían que llegaría para el filial o que era un fichaje motivado más por relaciones con agentes que por rendimiento deportivo.

Además su fichaje coincidió con la salida del canterano Francisco Callejón, que ya había disputado minutos el curso anterior, al filial del Betis cedido, por lo que esta creencia tenía aún más fundamento.

El jeque desde su aterrizaje en Almería ha apostado por muchos fichajes procedentes de Portugal, entrenadores incluidos, por lo que en ese aspecto no extraña. Su actual entrenador, José Gomes, ha desarrollado gran parte carrera como primer entrenador en Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, de ahí la conexión con el nuevo dueño del Almería. El luso ha apostado por cambiar de once continuamente esta temporada debido a las continuas jornadas intersemanales.  Esto no refleja la importancia de Samú Costa en los minutos jugados, aunque ya ha disputado 1020.

Dicho esto, lo que más llama la atención del mediocentro es su madurez. A pesar de tener 20 años juega como si tuviera 28, y esa es una de las mejores virtudes que puede tener un jugador de sus características.

 

 

Samú Costa, revelación de La Liga Smartbank

El ascenso de Samú Costa está siendo meteórico teniendo en cuenta que ha debutado esta temporada en el fútbol profesional, exceptuando esos escasos 44 minutos con el Braga. Ha pasado de ser un completo desconocido a ser uno de los mejores de la categoría, no solo hablando de jóvenes, sino en general. Esto se potencia cuando vemos que en La Liga Smartbank escasea este perfil de futbolista.

Todavía tiene que definirse y le queda mucha carrera por delante, por lo que José Gomes y sus futuros entrenadores serán fundamentales para determinar qué centrocampista será en el futuro.

 

¿Cuál es su encaje en el Almería?

El Almería tiene un sistema habitual de 4-2-3-1. Destaca por tener un estilo bastante definido, siendo un equipo vertical muy potente en transición ofensiva y con una buena defensa del área. Ya la temporada pasada los problemas del equipo erradicaban en el centro del campo y era fundamental reforzar esa parcela. Los fichajes de Samú Costa y Morlanes han cambiado por completo el nivel. Se necesitaba un jugador de brega como el portugués y un mediocentro posicional y organizador para distribuir el juego para no depender tanto de los espacios y no sufrir ante presiones altas o repliegues intensos.

Morlanes le permite a Samú descolgarse, algo que viene de serie en la naturaleza del luso. A pesar de ser un centrocampista defensivo necesita cierta libertad. Eso hace que el jugador cedido por el Villarreal y él se complementen a la perfección y encajen de lujo en un esquema con doble pivote. Con el paso del tiempo se irá concretando su rol y su posición, aunque si no evoluciona tendrá un problema para brillar en la élite en esquemas con un pivote y dos interiores.

 

 

¿Está preparado Samú Costa para La Liga Santander?

El Almería está apostando por muchos jugadores jóvenes para sacarles un rendimiento en el futuro, ya sea económico como el caso de Darwin Núñez, o deportivo. Parece claro que si Samú Costa continúa a este nivel ejercerán la opción de compra sobre él y dejará de pertenecer al Braga. Aunque quizás por nivel sí que pueda aspirar a La Liga Santander, el Almería no le dejará salir a no ser que llegue una oferta estratosférica, algo muy complicado teniendo en cuenta su poca experiencia y la mala situación económica de todos los clubes. El proyecto cada vez se va estabilizando más y el equipo está unido.

Cuando se producen este tipo de inversiones, más aún con jóvenes, cuesta ver que los jugadores formen un equipo y no sean un conjunto de individualidades. Los buenos resultados le están dando tiempo a José Gomes para tener cierta continuidad y potenciar a sus futbolistas. Además, Samú Costa destaca por ser fuerte mentalmente, y eso le va a ayudar durante su carrera.

 

¿Cómo juega Samú Costa?

Es difícil encontrarle defectos a Samú Costa. Para definirle hay que tener en cuenta que es no es un pivote tradicional, sino moderno. Posee un trato de balón notable y una salida de balón correcta. Es cierto no es para nada un virtuoso en ese aspecto, pero tiene un 80% de precisión en el pase. Su potente arrancada le permite llegar a muchas zonas en cobertura y salir en conducción ante presiones rivales, completando un 58% de regates por partido. Su mayor virtud es el juego aéreo, donde gana un total de 65% de duelos. Es una de las cifras más altas de la categoría. Tanto en área rival como en saques de puerta o área propia es un jugador imponente.

A pesar de no ser brillante en la salida de balón tiene un gran dominio del pase en largo. Completa un 61% de balones largos, normalmente cambiando de orientación hacia el sector izquierdo, con jugadores que rompen al espacio como Akieme o Lazo. Es un mediocentro muy disciplinado, y como se podría esperar por la posición que ocupa, brilla en defensa. Intercepta un 1,8 y despeja un 2,3 de balones por encuentro. No suele ganar en el esférico por estar bien posicionado sino más bien por salir de zona e ir al corte.

Es por ello que requiere tener cierta libertad y que su mejor posición es la de mediocentro derecho en un doble pivote siendo zurdo, aunque su evolución parece llevarle a ser un pivote único en equipos que busquen un especialista defensivo en esa posición. Las tarjetas amarillas es otro de sus defectos. Le han sacado 7 amarillas en 16 partidos y en varios ha sido sustituido en la segunda parte para evitar su expulsión. Es cierto que es joven y puede corregirlo, pero debe medir mejor sus entradas.

Samú Costa es un centrocampista muy completo del que se espera mucho en el Almería. Con las condiciones que tiene y el potencial que se le atisba seguramente le veamos en La Liga Santander en un futuro.

 

Marcus Edwards, un inglés en Guimaraes

Marcus Edwards, un inglés en Guimaraes

Marcus Edwards, quizá sea el ejemplo perfecto de que la calidad en el fútbol no lo es todo. Un jugador que debido a sus constantes problemas de actitud, ha sido tachado de inmaduro en diferentes ocasiones. Pero parece que el inglés está encontrando su sitio en la Liga NOS tras haber pasado por varios baches en su corta carrera.

 

La presión de un joven prometedor

No hace tanto, Marcus Edwards era una de las perlas de la cantera de los Spurs y una esperanza para Inglaterra. Jugó la Eurocopa y el Mundial Sub-17 de 2015, junto a jugadores como Trent Alexander-Arnold, Tom Davies o Reece Oxford. Y en 2019 ganó la Euro Sub-19 junto a talentos como Ryan Sessegnon o Mason Mount.

Todo pintaba a que Marcus Edwards llevaba el camino de convertirse en un jugador asentado en la Premier League, pero la presión que tenía a la espalda pudo con el joven. Todo comenzó cuando salió cedido al Norwich City de Daniel Farke en 2018, llegando con grandes expectativas a los “canaries”. Su etapa fue un tanto turbulenta, tanto que solo participó en un partido y su cesión se cortó en media temporada. Un préstamo fallido, que le hizo hacer de nuevo las maletas, en este caso hacia el Excelsior, en la Eredivisie.

“No ha participado con el equipo y hay una sencilla razón, creo que aún debe madurar” – Daniel Farke, técnico del Norwich City.

 

La redención de Marcus Edwards en Holanda

Su reciente paso por Holanda ayudó al inglés a reconducir su carrera. Incluso él mismo dijo que en el Norwich ya se sentía lo suficientemente maduro y que le había dolido oír lo contrario, pero que al llegar a Holanda vio que era cierto. En el Excelsior tendría un rol importante, y sería clave en los onces de Leonid Slutsky. Aquella temporada fue excelente, y su carrera dio un giro de 180º .

“Es un futbolista increíble” – Leonid Slutsky, técnico del Excelsior

Una campaña en la que fue el jugador más regateador de toda la Eredivisie, promediando 3,3 regates completados por partido, además de anotar 2 goles y dar 4 asistencias. Tras su éxito, el jugador finalizaría su contrato con el Tottenham y se marcharía gratis al Vitória Guimaraes.

 

 

La importancia de Marcus Edwards en Guimaraes

El club que pertenece al distrito de Braga cuajó una gran temporada 2019/2020, donde jugó la Europa League y acabó séptimo en liga. Marcus Edwards tan solo tardó cinco partidos en ganarse a la afición de “El Minho”. Su primer tanto llegó en Uefa Europa League ante nada más y nada menos que el Arsenal. Se estrenaba con la camiseta del Guimaraes ante aquellos a los que acostumbraba a tener como rivales acérrimos, y además en el Emirates Stadium.

“Un momento de orgullo, marcar mi primer gol con el Vitória en Londres, donde tengo a todos mis amigos y a mi familia”

El atacante inglés acabaría cumpliendo las expectativas en Portugal. La campaña pasada, Edwards disputó 36 partidos en los que marcó 9 goles y dio 9 asistencias. El regateador comenzaba a devolver la confianza a aquellos que confiaron en él cuando aún era menor de edad. Por fin, estaba madurando.

 

 

Marcus Edwards encajó como anillo al dedo en el Vitória Guimaraes, ofreciendo otras opciones al ataque por banda derecha de los de Ivo Vieira, con su desparpajo y su regate. Aquel niño inmaduro se había convertido en uno de los líderes de “os Branquinhos”. Por supuesto, todo esto no pasó desapercibido y un viejo conocido volvió a interesarse por Marcus.

El Tottenham negoció con el Vitória una posible compra, pero no llegaron a un acuerdo y Marcus Edwards se quedó en Guimarães para seguir desarrollándose y evolucionando su fútbol.

Actualmente, el barco de Guimarães, sigue en popa y a toda vela. Ivo Vieira apuesta por el juego ofensivo con un 4-3-3 muy definido. Es un equipo que aprovecha mucho la velocidad por bandas, gracias a jugadores como el propio Edwards o Quaresma. El plantel desarrolla un fútbol directo basándose en la combinación en corto, con Pepelu siendo el timón del centro del campo, y liberando a André André de tareas defensivas. Un centro del campo en el que también le acompaña Denis Poha o Mikel Agu.

 

¿Cómo juega Marcus Edwards?

Marcus Edwards ya ha confesado que disfruta haciendo un juego vistoso. Ama todo lo que sea regatear y dejar atrás a un defensor. Sin embargo, no hace mucho tiempo atrás, el inglés era incapaz de acompañar todas estas virtudes con la madurez que exige un profesional. Y esta es la verdadera clave de su progresión y evolución.

En cuanto a la posición, Marcus puede desempeñarse tanto de extremo derecho como de delantero centro, aunque su posición más habitual es por banda. El zurdo destaca por su control y su conducción con el balón pegado al pie, algo que dificulta que los rivales puedan robársela. En la temporada actual está promediando 2.4 regates completados por partido y 5.1 duelos ganados. Sin embargo, donde mejor aprovecha sus cualidades es por la banda, donde aporta desborde y velocidad a los de Ivo Vieira.

El inglés ha encontrado un lugar en el que reconducir su carrera y comenzar a labrarse un futuro prometedor, todo ello gracias a la continuidad que le ha dado su entrenador. Edwards ha encajado como anillo al dedo en Guimaraes. Un jugador que parecía haberse perdido en el camino por culpa de su actitud, ha enganchado a las gradas del Dom Afonso Henriques.

 

Pedro Gonçalves, “o leao” que ruge en Portugal

Pedro Gonçalves, “o leao” que ruge en Portugal

Pedro Gonçalves es el máximo goleador de la Liga NOS en este inicio de temporada con 7 goles en las primeras 7 jornadas de campeonato.

Tras su paso por Braga, Valencia, Wolves y Famalicao, se ha consagrado en el Sporting Club de Portugal, donde es un pilar fundamental para el equipo y una de las grandes promesas del fútbol portugués.

¿Quién es Pedro Gonçalves?

El portugués inició su carrera en las categorías inferiores del Valencia C.F. Pasó por el juvenil del equipo chépero no tuvo éxito en la ciudad de Paterna y tuvo que poner rumbo fuera del club. Previamente a su etapa en España, pasó por las categorías inferiores del Braga donde dejó muestras de calidad, pero sin lograr hacerse un hueco en el equipo.

Tras abandonar Portugal y España, tuvo un pequeño periplo en Inglaterra en los Wolves, como no podría ser de otra manera. En el equipo famoso por tener grandes jugadores portugueses, no triunfaría y solo disputó encuentros con el equipo sub-23.

A pesar de no triunfar en Europa es un fijo en las selecciones inferiores de Portugal donde ha despuntado en la sub-23 marcando 2 goles para la clasificación de la Eurocopa.

Sería su fichaje de vuelta a Portugal en el Famalicao durante la temporada 19-20, donde explotaría y propiciaría su fichaje al Sporting CP.

La explosión en el Famalicao

Gonçalves llegaba al club de la ciudad de Vila Nova tras pasar sin pena ni gloria por sus anteriores equipos y con dudas por saber si realmente iba a ser un jugador que llegaría a explotar todo su potencial, o se estancaría como uno más.

Todas esas dudas quedarían despejadas la pasada campaña, donde marcaría 7 goles y daría 8 asistencias en la que fue su consagración como jugador profesional en una liga europea con tan solo 21 años.

Algunos de sus encuentros contra Benfica u Oporto, impactaron a causa de las grandes actuaciones del joven mediocentro por la facilidad de desenvolverse durante dichos partidos. A pesar de llevar solamente un año en el club, fue 3 veces capitán del equipo, algo que habla muy bien del carácter y personalidad que tiene.

Fue nombrado mejor jugador de la liga del mes de junio, sin duda poco habitual para un chico de 21 años en el Famalicao y en una liga con grandes equipos como el Oporto, Benfica o Sporting Club de Portugal.

Tras conseguir un histórico 5º puesto para el Famalicao en la tabla de clasificaciónel Sporting Club de Portugal abonaría la cantidad de 6,5 millones de euros para hacerse con los servicios del joven luso.

 

¿Por qué está siendo el pichichi de la Liga NOS?

Pedro Gonçalves está teniendo una facilidad abrumadora para conseguir hacer goles esta temporada.

Esto se debe a lo que le pide su entrenador Rúben Amorim, a pesar de la posición que ocupa. En el sistema de juego, el mediocentro luso es la pieza diferencial del equipo. Es quien se descuelga de la zona medular y acompaña la jugada junto al delantero ocupando los espacios que deja este y cayendo en “la zona del 10”.

Si a este factor sorpresa donde aparece Gonçalves, le sumamos la capacidad técnica que tiene para definir, además de la facilidad que tienen sus compañeros para encontrarlo, la fórmula solo puede salir bien.

Gonçalves en lo que lleva de temporada ha generado 3 oportunidades claras de gol, tiene una precisión del 78% de los pases y genera 1,3 regates por partido (vía sofascore.com). Estos datos refuerzan las grandes características que tiene y que, a medida que vaya pasando el campeonato, seguirá dejando muestras del gran jugador en el que se está convirtiendo. Tal es así, que esta campaña ya ha sido elegido como el mejor jugador de septiembre y octubre de la competición portuguesa.

 

 

El portugués está demostrando ser un jugador diferencial, de esos que tienen el don de aparecer cuando tiene que aparecer y un gran instinto para definir. Además, su gran capacidad de leer el juego del equipo le augura un gran futuro como futbolista, alguien que no ha parado de trabajar desde que era joven y que ve cómo su oportunidad acaba llegando.

¿Cómo juega Pedro Gonçalves?

Pedro Gonçalves es un jugador muy polivalente que puede abarcar todo el frente del centro del campo.

Durante su etapa en el Famalicao, jugó en las tres posibles posiciones que demandan a un centrocampista en el terreno de juego: posicional o pivote, interior y mediapunta.

El portugués explota sus condiciones cuando está más adelantado y juega como mediapunta cerca del área rival, pero sabiendo que puede jugar en las otras posiciones del centro del campo, lo convierten en un comodín para cualquier entrenador.

Aparte de dicha polivalencia, Pedro es un futbolista muy capacitado táctica y técnicamente. Por un lado, entiende a la perfección el juego táctico del equipo y casi siempre toma las mejores decisiones durante el juego, es decir, sabe cuándo desmarcarse, cuándo conducir, cuándo regatear, etc. Sin embargo, sus grandes dotes técnicas le hacen ser un jugador muy habilidoso al que le encanta encarar y zafarse de sus rivales, acompañado de una gran visión de juego para filtrar buenos pases a sus compañeros.

En definitiva, Pedro Gonçalves es una de las grandes promesas del fútbol portugués por todo lo que demostró la temporada pasada en el Famalicao y lo que está demostrando este año en el Sporting CP, algo que se refleja en los 7 goles que lleva en las primeras 7 jornadas de liga siendo mediocentro, además de las memorables noches que está dejando en el José Alvalade.

 

Rodrigo Battaglia, el pulmón del Glorioso

Rodrigo Battaglia, el pulmón del Glorioso

Rodrigo Battaglia está siendo una de las revelaciones de La Liga gracias a los grandes partidos que está cuajando con el Alavés tras su llegada el pasado mercado.

El argentino, que viene cedido procedente del Sporting Club de Portugal, es imprescindible en el once titular de Pablo Machín y está jugando todos los partidos de titular en lo que va de competición, siendo un pilar fundamental en el centro del campo de los “babazorros”.

Un argentino jugando en Portugal

El de Morón inició su carrera en su país natal: Argentina. Allí, se dio a conocer en Huracán y Racing Club, pero no fue la etapa de irrupción, hasta que llega a Portugal.

En la Primera División de Argentina comenzó a darse a conocer gracias a esa corpulencia física que tanto lo avala y la facilidad que tenía para abarcar terreno de juego. Algo que combinado con su altura y la forma de proteger el cuero, lo convertían en un futbolista al que le acontecía un gran futuro. Tras esas buenas temporadas en Huracán Racing Club, llegaría el salto a Europa para el argentino tras su fichaje por el Sporting de Braga por 1,5 millones de euros.

Tuvo un inicio titubeante, ya que era una liga nueva y la exigencia que del club era muy alta, a pesar de tener aún 22 años y toda la carrera por delante. Por eso, el club y el jugador acordaron varias cesiones para que este cogiera ritmo de competición en otro equipo y empezar a tener la confianza que tanto necesita un futbolista en crecimiento.

La explosión del “mago Battaglia” en la Liga Nos

Rodrigo Battaglia, conocido como el “mago Battaglia”explotaría y se consagraría como uno de los principales candidatos a ir a la “albiceleste” tras sus temporadas en el Moirense y, posteriormente, cuando fichó por el Sporting Club de Portugal.

Fue fundamental en el Moirense las temporadas que estuvo (14-15, 15-16), donde demostró el jugador en el que se estaba convirtiendo, además de conseguir experiencia en una liga competitiva. Pronto comenzó a sonar para la selección argentina, aunque su oportunidad llegaría más adelante.

Su consagración como futbolista llegaría tras el fichaje por el Sporting Club de Portugal en 2017. Se reflejó por la madurez y confianza que desplegaba en los partidos de liga, además de buenas actuaciones tanto en Europa League como en Champions League. 

La campaña 17/18 fue la más fructífera para el argentino. Sería fundamental en el esquema de Jorge Jesús en los partidos de liga, quedando el 3º clasificado y, además, cuajaría actuaciones destacables en la Champions League ante equipos como el FC Barcelona, Olympiacos, Juventus, Atlético de Madrid… quedándose a las puertas de los cuartos de final frente a “los colchoneros”. Sin embargo, esto no quedaría aquí, y poco después recibiría la llamada de la selección argentina para disputar varios amistosos.

Por desgracia, tras un año espectacular, Battaglia sufrió una grave lesión que lo dejó fuera de los terrenos de juego durante una temporada entera (la 18-19), a causa de la rotura del ligamento cruzado. Fue un duro varapalo para el argentino, ya que había conseguido continuidad en un buen equipo y la llamada de la selección argentina. Sin embargo, el jugador no se daría por vencido y resurgiría tras recuperarse de la lesión.

 

Un “ave fénix” en el Alavés

Tras perderse toda una temporada y casi no disputar minutos en la pasada, el club portugués y el Alavés firmaron un acuerdo de cesión de un año para que el argentino volviera a tener la continuidad y confianza necesaria para volver a ser el que era.

“Es un paso muy lindo en mi carrera, hice todo lo posible por firmar, no fue difícil tomar la decisión para aterrizar en Vitoria”.

Tras estas primeras 8 jornadas, el mediocentro argentino es un jugador insustituible y fundamental en el “Glorioso”, ya que ha disputado todos los partidos ligueros jugando los 90 minutos en todos ellos (excepto contra el Getafe, que fue sustituido en el 79) y siendo un pulmón salvavidas para Pablo Machín. Battaglia ha resurgido para quedarse.

Bien es cierto que el equipo “babazorro” no ha empezado la temporada en buena forma (4P, 2E, 2V), pero si hay que destacar a algún jugador del equipo, ese es Rodrigo Battaglia. Su partido ante el FC Barcelona, una exhibición que fue el reflejo de la temporada que está haciendo, demostrando que es un jugador muy bien capacitado físicamente, que entiende el juego táctico y que es un seguro de vida en el centro del campo.

Battaglia es un guerrero tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. Esta campaña está promediando un 64% de acierto en duelos aéreos y un 53% en duelos totales ganados (vía sofascore.com).  Unas estadísticas que representan a la perfección la lucha y el sacrificio que tanto caracterizan al argentino.

 

¿Cómo juega Rodrigo Battaglia?

La exhibición física y táctica que dio ante el FC Barcelona representa el tipo jugador que es Battaglia: jugador poderoso físicamente, buen juego con los pies y un cerrojo en el centro del campo.

Battaglia empezó su carrera como un volante llegador, al estilo de Fede Valverde gracias a su poderoso físico. Es un jugador polivalente que puede abarcar cualquiera de las posiciones del centro del campo. Sin embargo, las fortalezas que presume hoy en día, al haber perdido velocidad a causa de las lesiones, las demuestra como mediocentro defensivo.

Su lectura del juego le propicia a que juegue en esta posición y se “adueñe” del centro del campo por la exuberancia física que tiene. Es un jugador que tiene muy buena colocación y no le da temor pedir el balón en la salida, ya que confía mucho en su juego y en su capacidad de resolver situaciones de riesgo..

Otro rasgo importante en su juego son las ayudas que hace. Battaglia es un gran lector del juego y sabe cuándo tiene que hacer una ayuda al lateral, subir un poco más la altura del equipo cuando están en fase ofensiva o hacer una falta táctica para impedir el avance del rival.

En definitiva, la unión entre Rodrigo Battaglia y el Deportivo Alavés beneficia a ambos conjuntos, no solo por la garra del argentino que viene como anillo al dedo a la afición vitoriana, sino por el tipo de futbolista que es y la necesidad de cubrir una de las grandes necesidades del equipo.

 

Toni Martínez, el gol por bandera

Toni Martínez, el gol por bandera

Toni Martínez, tras pasar años de constantes cesiones en las filas del West Ham, está viviendo el sueño de conquistar Portugal a base de goles. El delantero español del Famalicão, ya es toda una referencia en el conjunto portugués y está en un momento de forma espectacular en la Liga NOS.

La formación de un gran delantero

El nacido en el Barrio del Progreso (Murcia), comenzó en las categorías inferiores del club de su ciudad natal, pasó allí varias temporadas hasta llegar a la cantera del Valencia.

Tras destacar en el juvenil del Valencia, el West Ham lo fichó y se lo llevó a Inglaterra, donde su época allí se resume en cesiones. Cesiones que dieron sus frutos, desde el Oxford United al Rayo Majadaonda, pasando por Lugo y Real Valladolid. Su carrera se lanzó a partir de la cesión al Real Valladolid, donde no contó con mucha continuidad pero su nombre se dio a conocer gracias al gol del empate ante el Cádiz, la afición pucelana le cogió un cariño inmenso.

Pero su cesión más fructífera fue la del Rayo Majadahonda y la del CD Lugo. Pasó media temporada cedido al club madrileño y otra media temporada cedido al club gallego, donde ganó toda la experiencia necesaria para ser un gran delantero. Entre ambos clubes contó en un total de 31 partidos entre Copa del Rey y Segunda División y disputó un total de 1337 minutos, gracias a ambos clubes continuó con su crecimiento para jugar en ligas con más exigencia.

 

 

En el filial del West Ham también consiguió destacar cuando le dieron la oportunidad, ya que en un total de 29 partidos logró anotar 24 goles, de ahí haría las maletas hacia Portugal, al Famalicão concretamente.


Sus primeros pasos en Portugal

Llegó a la Liga NOS en la temporada 2019/20, tras pasar un total de cuatro cesiones diferentes en su etapa en el West Ham. El Famalicão le daría la oportunidad de ser un jugador importante dentro de la dinámica del club.

Toni Martínez llegó procedente del West Ham a un Famalicão, que no pagó cuota de traspaso por el delantero. Pero la cantidad no es el tema importante. Toni le ha devuelto la confianza a base de goles al cuadro portugués, donde cuaja una gran temporada y el club se convierte la gran revelación de la Liga NOS. 

 

View this post on Instagram

+1 🎯

A post shared by Toni Martínez (@antoniomtnez_29) on

 

El delantero fue de lo más destacado de la Liga NOS en su primera temporada, aprovechando cada mínimo error de la defensa rival para liarla dentro del área. Jugó un total de 32 partidos a las órdenes de Joao Pedro Sousa, en los que fue el referente del equipo a la hora de perforar la red rival, anotando 14 goles y repartiendo 3 asistencias.

Su primera temporada en Portugal fue brillante, encontró el hueco que tanto tiempo llevaba buscando, y cumplió y superó con creces las expectativas. Toni demostró ser un delantero de calidad, jugando a la antigua usanza. Un delantero de área que aprovecha el mínimo espacio o el mínimo error para convertirlo en gol.

La gran temporada del Famalicão

Su temporada de debut en la Liga NOS ha salido a las mil maravillas, no solo a nivel individual, sino a nivel colectivo del Famalicão. Un año donde casi consiguen entrar en la fase previa de la Europa League, acabando sextos en la clasificación.

El Famalicão se consagró como revelación de la liga tras sorprender con su valiente forma de afrontar los partidos y sus grandes resultados frente a equipos punteros. Con Toni Martínez comandando a los Famalicenses, el club logró liderar la Liga NOS cuatro jornadas seguidas y ganó partidos ante Sporting de Portugal y Benfica, también sacaron un magnífico empate ante el Oporto.

El club demostró valentía en su juego y sorprendió a todos los equipos y espectadores de la Liga NOS. La lucha por Europa fue un constante en el plantel de Joao Pedro Sousa, tras mantener ese puesto durante varias jornadas, el Rio Ave se lo arrebataría a los Famalicenses en la última jornada del campeonato portugués.

 

View this post on Instagram

Missing this feeling ⏳

A post shared by Toni Martínez (@antoniomtnez_29) on

¿Cómo juega Toni Martínez?

Toni destaca por su gran presencia en el área y por su lectura del juego, tiene facilidad a la hora de posicionarse para recibir el balón e iniciar una carrera a la portería rival, ya sea para dar una asistencia o marcar él mismo. Otra de sus grandes virtudes es el tiro y la picardía para cambiarlo en el último momento dependiendo del posicionamiento del portero rival.

También hay que Toni es lo que hoy en día conocemos como “ratón de área”: un delantero que siempre está bien posicionado para recibir un centro al segundo palo o un pase de la muerte entre dos defensas, y que aprovecha los rechaces para marcar goles. Sin duda Toni Martínez ha dado razones de sobra en Portugal para que la afición se enamore de él y de su modo de juego, ya que es un estilo que cada vez vemos menos en los delanteros modernos.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad