Landry Dimata, ahora o nunca en el Espanyol

Landry Dimata, ahora o nunca en el Espanyol

El mercado de invierno colgó el cartel de “todo vendido” el pasado 1 de febrero. Y como siempre, dejó alguna anécdota curiosa, alcanzando el parecido con algún capítulo de alguna serie española. 24 horas antes, Landry Dimata disputó (por el momento) sus últimos minutos con la camiseta del RSC Anderlecht. Posteriormente, con ducha, despedidas y maletas de por medio, un coche esperaba a nuestro protagonista en las afueras del Lotto Park o para los más nostálgicos, el Constant Vanden Stock. Como si se tratara de un viaje hippie en la década de los sesenta, Dimata empezaba un recorrido de 14 horas en vehículo de Bruselas a Barcelona. Un trayecto que fue como disputar el GP de Nürburgring, con lluvias incesantes y un viento que parecía un ventilador del Fall Guys. Pero finalmente, el belga llegó a Barcelona para certificar su fichaje por el Espanyol.

 

¿Quién es Landry Dimata?

Nacido en la RD Congo pero con su infancia en Bélgica, Landry Dimata es un delantero de la generación del 97. uno de los más prometedores. Formado en las categorías inferiores del Standard de Lieja, en 2017 fichó por el modesto KV Oostende. En su primera temporada como profesional, al lado de la infravalorada costa flamenca, explotó como delantero, anotando 14 goles en 34 partidos. Esto le sirvió que con tan solo 19 años, diera el salto a la Bundesliga a cambio de unos 15 millones de euros.

 

¿Por qué no triunfó en el Wolfsburgo?

Su fichaje por el Wolfsburgo resultó atractivo y en principio, favorable por sus cualidades futbolísticas. Sin embargo, no gozó nunca de la confianza de Bruno Labbadia para ser titular. Eso sí, fue un cambio habitual y el delantero no aprovechó sus oportunidades, dejando su casillero vacío. Allí coincidió con compatriotas suyos, como el guardameta Koen Casteels o el atacante Divock Origi. Tanto este último como Dimata, se vieron perjudicados por el sistema de Labbadia, que no aprovechó las habilidades sobre los costados que tienen ambos jugadores, donde explotan con mayor eficiencia sus facultades.

 

Dimata, impaciente en su retorno a Bélgica

Tras la aventura fallida en “los lobos”, el cachorro del 97 volvió a la Jupiler Pro League en forma de cesión. Aprovechó la oportunidad, retomando su media goleadora, con 13 goles en 20 encuentros. Sus grandes cifras le valieron para que el RSC Anderlecht ejerciera la opción de compra. Con todo el camino de cara, sufrió una grave lesión de rodilla. Su impaciencia en el proceso de recuperación hizo que todo se retrasará, hasta tal punto que no disputó ningún partido en la temporada 2019/2020, sin poder disputar un lance oficial en 18 meses. 

 

 

Roberto Martínez, uno de sus valedores

El seleccionador de Bélgica, el español Roberto Martínez, aún confía en Dimata. Seguidor constante de su crecimiento, apuesta que puede ser el mejor fichaje de este mercado invernal. De hecho, antes de la mencionada fatídica lesión de rodilla, Martínez lo llevó con la absoluta para unos amistosos. Y normal que confíe en él, ya que en sus cuatro participaciones en campeonatos de Europa, anotó 13 goles en 17 encuentros, siendo el delantero referencia de Bélgica en todas las categorías inferiores.

“Identificamos su talento muy temprano. Antes de la lesión de rodilla, mi equipo y yo teníamos claro que tenía que disputar minutos, poco a poco. Ahora, es difícil, necesita paciencia. Estaremos pendiente de su evolución”, afirmó Roberto Martínez en una charla con el diario AS.

 

¿Qué puede aportar al Espanyol?

Tanto Dimata como el club perico saben perfectamente a lo que viene el delantero. Con Raúl de Tomás y Javier Puado en la dupla atacante, el belga viene a ser el revulsivo necesario para un equipo que en sus delanteros llevan una acumulación de minutos en sus piernas importante.

Dimata tiene gol, se entiende bien jugando con otro delantero a su lado y no debería tener problemas para su adaptación al 4-4-2 de Moreno. Además, se puede aprovechar bien de los centros precisos de Adrián Embarba y Nico Melamed, pudiendo ser interesante esas jugadas de juego aéreo, donde RDT y Puado no tienen la altura del belga, 1,80 cm y 1,77 cm respectivamente.

 

 

Para Dimata, es una oportunidad de oro llegar al Espanyol. Con numerosas ofertas en el mercado invernal, es consciente que llega a un proyecto que tiene ilusión y fútbol para volver a Primera División. Y como él ha confesado, perfecto para hacer una larga carrera en el fútbol español.

 

¿Cómo juega Landry Dimata?

Su posición principal es la de delantero centro, aunque también se desenvuelve bien jugando de extremo y por ambas bandas. Si hay que definirle con una palabra, es con la de definidor y más después de su lesión, en la que ha perdido un grado de velocidad.

Uno de sus referentes probablemente sea Romelu Lukaku, ya que maneja muy bien jugar a la espalda de los rivales. Además, al igual que el delantero del Inter de Milán, sabe usar la habilidad del desmarque. Con 1,85 cm de altura, aprovecha bien su cuerpo para la contención de la pelota, aunque muchas veces se precipita en esta faceta. De lo que no hay dudas con Dimata es en que si consigue recuperar su confianza y su forma física y de salud óptima, es un delantero letal, un definidor nato que no le tiembla su pierna derecha a la hora de marcar goles.

“Soy un jugador con gran capacidad para la definición. De todas formas, soy un peón más que quiere aportar su calidad al grupo. Busco disfrutar, jugar a un fútbol de posesión, con el objetivo de quedarme, no solo una cesión”, declaró Dimata en su presentación.

Como otros datos a destacar, es un jugador que sabe tirar de galones, por ejemplo, a la hora de querer lanzar penaltis, algo habitual en su trayectoria. Además, es hábil jugando por la derecha y con alma de compañerismo, siendo muy inteligente a la hora de dirigir un contraataque. ¿Se quedará en una cesión o tenemos delantero para años en nuestro fútbol?

 

 

Unai Vencedor, el “katxorro” de Marcelino

Unai Vencedor, el “katxorro” de Marcelino

Unai Vencedor es otra de las perlas que ha salido recientemente de la cantera del Athletic Club. El bilbaíno de 20 años es la sensación de un centro del campo en el que jugadores como él brillan por su ausencia. Dando el salto al primer equipo de la mano de Gaizka Garitano, el joven centrocampista busca su continuidad con Marcelino García Toral.

 

De Lezama a San Mamés: El sueño de Unai Vencedor

Unai Vencedor ha sido clave en el Bilbao Athletic, donde ha jugado un total de 63 partidos, ha marcado 5 goles y ha repartido 8 asistencias. De la mano de Joseba Etxeberria, aprendió todo lo necesario para ser un centrocampista de calidad para el primer equipo.

Tras sus constantes buenas actuaciones y la falta de sangre nueva en el primer equipo, Gaizka Garitano le hizo debutar en la derrota frente a Osasuna en San Mamés. Su carta de presentación fue brillante. Fue titular en una 3-5-2 junto a Raúl García y Mikel Vesga, haciendo de guía en el césped del “botxo”. Un debut con la responsabilidad de sacar las faltas y los córners, el canterano respondió mandando un libre directo al larguero.

“Soy forofo del Athletic desde que nací, y esto es un sueño hecho realidad” – Unai Vencedor, tras su debut frente a Osasuna.

Tras este partido la afición bilbaína pedía más a un Unai Vencedor que hacía mucha falta, pero el centrocampista volvería al Bilbao Athletic. Allí disputaría lo que restaba de temporada, antes de anunciarse que la pretemporada de la presente campaña la haría con el primer equipo.

De esta manera, con la confianza de Gaizka Garitano y las constantes peticiones de la afición, Unai Vencedor se convertía en jugador del primer equipo, y su sueño se había cumplido.

 

La continuidad en un Athletic en horas bajas

El bilbaíno llegaba al primer equipo en un momento duro, un juego que no convencía, una afición cada vez más descontenta y unos resultados que no acompañaban. Además, la prensa especulaba con su posible salida a otro equipo, ya que no contaba para Gaizka Garitano.

Bajo el mando de quién le hizo debutar, tan solo disputó 16 minutos en las primeras diez jornadas de La Liga, pero tras el parón de selecciones volvió a jugar ante el Real Betis. Un resultado abultado y un partido de diez le dieron la continuidad necesaria, siendo a partir de ese momento indiscutible en el centro del campo junto a Mikel Vesga.

 

 

Tras la destitución de Gaizka Garitano en la jornada 17, llegaban las preguntas sobre si el nuevo entrenador contaría con él. Marcelino García Toral  fue el elegido para ocupar el banquillo de San Mamés, y en su primer partido al mando de “los leones”, Unai Vencedor fue el pivote titular en la famosa 4-4-2 del técnico asturiano.

 

El Athletic Club de Marcelino García Toral

Bajo la batuta del asturiano, el Athletic buscará ser un equipo más directo y más ofensivo que con Gaizka Garitano. El de Derio basaba su planteamiento en un sistema defensivo rocoso, mientras Marcelino busca más intensidad y movilidad en sus filas.

Marcelino hasta la fecha solo ha podido dirigir un partido con el Athletic Club, pero ya se vieron pinceladas en el juego. Salidas rápidas a la contra, mucha profundidad en ambas bandas con Yuri y Ander Capa, Iker Muniain y Óscar de Marcos jugando como interiores… Un estilo de juego al que el Athletic no jugaba desde la era de Marcelo Bielsa.

 

 

El equipo, tras únicamente dos entrenamientos con el técnico asturiano, ya tenía claras ciertas bases del juego que pretende implantar. Ante el F.C. Barcelona se vio a un Athletic jugando una 4-4-2 en el bloque medio de su campo, buscando la presión sobre quién va a recibir el pase y siempre tratando de salir a la contra con la velocidad de sus laterales e Iñaki Williams.

Un estilo de juego explosivo a la par de intenso con el que Marcelino busca cambiar el rumbo de un Athletic Club que se encontraba totalmente perdido en sus aspiraciones en La Liga.

¿Cómo juega Unai Vencedor?

Unai Vencedor es un centrocampista que puede jugar también de pivote, desempeñándose en ambas tesituras con comodidad. En el filial acostumbraba a jugar como pivote tras Sancet y Zárraga, siendo él quién sacaba el balón desde atrás bien en conducción o bien con desplazamientos en largo.

Su juego con balón destaca por la capacidad de cambiar el rumbo del esférico con un par de toques, visualizando a sus compañeros y oxigenando el juego en el momento preciso. Un pivote al uso en el que destaca su gran visión de juego y su buen entendimiento con sus compañeros.

En el primer equipo sigue desempeñando la misma función, liberando a Mikel Vesga del trabajo creativo y dejándole ser el box to box que busca Marcelino en esa parcela del campo. Aparte de trabajar con balón, su juego sin él también es muy importante, ya que no escatima en el esfuerzo a la hora de corregir errores suyos o de sus compañeros.

El centrocampista bilbaíno ha llegado muy joven al primer equipo, pero con 20 años ya demuestra una madurez en su juego que ilusiona. Se está convirtiendo en un jugador indispensable para ver a un Athletic mejor y más reconocible.

 

Mickael Malsa, “le poulpe” granota

Mickael Malsa, “le poulpe” granota

El Levante ha encontrado el equilibrio necesario gracias a un protagonista que nadie esperaba: Mickael Malsa. El pivote defensivo francés se ha ganado a la afición gracias a sus grandes actuaciones en los últimos partidos y es una pieza clave en el esquema de Paco López.

 

Mickael Malsa, de “los otros” desde siempre

Natural de París, comenzó su carrera como futbolista profesional en las categorías inferiores del F.C. Sochaux donde terminaría debutando en la Ligue 1 durante la temporada 13-14. Tras no cuajar en su país natal, llegó al Royal Amberes belga donde disputó dos temporadas sin tener tampoco demasiado protagonismo.

Sería en su siguiente destino, el Avranches francés, donde su peso en el equipo fue algo más decente, realizando mejores actuaciones que en sus clubes anteriores y propiciando su fichaje al Fortuna Sittard holandés. Sin embargo, fue cedido al Platanias griego durante media temporada hasta regresar de vuelta al equipo holandés.

Parecía que su carrera se iba a estancar como la de aquellos jugadores que van de cesión en cesión, sin embargo, le llegaría la oportunidad de resarcirse y demostrar a la gente lo capacitado que estaba para triunfar en el fútbol cuando aterrizó en el Albacete C.F durante la temporada 18-19 y jugar en La Liga Smartbank.

 

 

La revolución Malsa en la Copa del Rey

Fichaje mediático el del Albacete en la temporada 18-19 de Mickael Malsa, que llegaba para reforzar el mediocampo y ser indiscutible en el equipo. No solo fue titular jugando un total de 32 partidos, sino que el equipo llegó a quedarse 4º clasificado, disputando los play-off de ascenso sin ser uno de los favoritos para intentar llegar a Primera División.

Tras esta grandísima temporada, el Mirandés conseguiría hacerse con los servicios del francés para la 19-20 y su impacto en el equipo fue inmediato.

El equipo logró realizar una gran campaña gracias al joven mediocentro recuperando balones de forma insaciable en cada partido. Sin embargo, sería en la Copa del Rey cuando se dio a conocer gracias a sus actuaciones y al papel del equipo en la competición, logrando llegar a las semifinales.

Partidos ante Celta de Vigo, Sevilla, Villarreal y Real Sociedad sirvieron como carta de presentación de un auténtico pulpo capaz de destruir la generación de juego de equipos bastante superiores, para hacerse con el dominio del balón y sirviendo como base para poner contra las cuerdas a jugadores de primer nivel.

Esta gran temporada sumada a sus actuaciones en copa, desembocó en que el Levante fichara al francés para las próximas cuatro temporadas.

 

 

Mickael Malsa y su importancia en el Levante

Con la llegada del Malsa al equipo, aparecían diferentes variantes para el once de Paco López de cara a la nueva temporada con una plantilla plagada de mediocentros.

El francés no comenzó de titular nada más llegar, sino que a base de esfuerzo y aprovechando las oportunidades, lograría hacerse un hueco y contar con la confianza del entrenador.

Tras debutar en la jornada 2 ante Osasuna, no ha parado de disputar partidos y Paco López le ha confiado el centro del campo del equipo, siendo el 4º jugador que más minutos ha jugado con la elástica granota.

Su despliegue, intensidad y valía en cada partido, han hecho que se gane a pulso su titularidad y es indiscutible en el centro del campo levantinista. Ya sea acompañado de otro pivote como Vukcevic Radoja, o con un jugador más creativo como Rochina o Campaña, es imprescindible para los intereses del Levante y lo está demostrando.

“Para mí la cosa más importante es trabajar. Cada partido es una final tanto si estoy en el once inicial como si empiezo el partido en el banquillo” – Mickael Malsa.

 

 

¿Cómo juega Mickael Malsa?

Característico por tener un físico descomunal, Mickael Malsa es un jugador sin miedo, que disputa cualquier batalla en el centro del campo y que es capaz de abarcar muchísimo terreno, siendo indispensable a la hora de hacer coberturas defensivas a sus compañeros.

Ya en Mirandés Albacete demostró ese despliegue físico poderoso que lo caracteriza, y esta temporada lo está reafirmando. Con su 1,79 m de altura, demuestra esa cualidad de disputar y recuperar cualquier balón que se encuentre por su zona, además de ser tremendamente regular en cada partido independientemente del rival.

Además, esta campaña ha conseguido dar ese salto técnico que es tan difícil para la mayoría de jugadores que llegan de categorías inferiores. A pesar de ser un pivote defensivo, tiene cualidades técnicas aceptables y tanto para sacar el balón, como para distribuir el juego, es más que válido.

Promedia 1.5 intercepciones por partido junto a un 88% de pases completados en campo propio (vía sofascore), dos cualidades que ejemplifican el tipo de jugador que es Mickael Malsa: un recuperador nato de balones, pero buen tacto con el balón en los pies.

En el poco tiempo que llevamos de liga, Mickael Malsa es uno de los jugadores más importantes del Levante, ya que han encontrado en él el equilibrio que tanto buscaba el equipo. La regularidad levantinista pasa por el acierto de francés y si este logra mantenerla durante gran parte de la temporada, los granotas van a ser un hueso duro de roer.

 

 

 

Umar Sadiq, el vaquero nigeriano

Umar Sadiq, el vaquero nigeriano

Almería, tierra eterna para el mundo del cine. Allí se rodaron clásicos como “El bueno, el feo y el malo”, protagonizado por Clint Eastwood o escenas míticas de sagas antológicas como Indiana Jones, en la que actores de renombre como Harrison Ford o el recién fallecido Sean Connery disfrutaron de paisajes como El Desierto de Tabernas o la Playa de Mónsul.

Ahora el deseo de la ciudad es verse en la cartelera de la Primera División. Con la llegada de Turki Al-Sheik en 2019, máximo accionista del club, la UD Almería aspira a subir a la máxima categoría del fútbol español. Motivos tiene, como por ejemplo, en el aspecto monetario. Actualmente es el segundo equipo con más presupuesto de Segunda, con un total de 27,6 millones de euros, según apunta el portal Statista, con un estudio publicado en noviembre de 2020. Otro motivo son los jugadores. En el proyecto de José Gomes está destacando un delantero nigeriano, llamado Umar Sadiq.

 

¿Quién es Umar Sadiq?

Nuestro protagonista es un atacante de 23 años, que destaca por su gran altura (1,92 cm). Nacido en Kaduna, una de las ciudades de la Nigeria septentrional, inició su carrera en su país, resumida en el Kusa Boys y en el Abuja FC.

En esta etapa, hay un torneo fundamental para que la carrera de Sadiq dé un salto. Este campeonato es el Kvarnerska Rivijera, uno de los más antiguos (1953) en la categoría de juveniles, que se disputa en Rijeka (Croacia). El Abuja se presentó y se alzó con la copa. Sadiq, que tan solo tenía 16 años, se salió en aquel mes de mayo de 2013.

 

Lazo patriótico para ir a Italia

La globalización del fútbol a veces es una desventaja pero otras veces, es un punto a favor. El empresario italo-nigeriano, Gabriele Volpi, propietario del Spezia Calcio, se fijó en Sadiq y lo fichó. Sin embargo, su debut con los Aquilotti se pospuso un año, ya que fue cedido al Lavagnese de la Serie D para comenzar su adaptación al fútbol italiano.

Ya en la 2014/2015 y vistiendo la elástica del Spezia juvenil, Sadiq demostró su potencial. En aquella campaña, anotó 27 goles en 32 partidos. Además, fue convocado para varios partidos en la Serie B con el primer equipo aunque no llegó a debutar.

Posteriormente, recaló en el AS Roma. Aunque en el primer equipo no tuvo muchas oportunidades, en las que anotó 2 goles en 6 partidos, sí consiguió demostrar su gran nivel en la UEFA Youth League (5 tantos en 9 encuentros), debutar en la Champions League o recibir los halagos de Rudi García como de Luciano Spalletti, sus entrenadores en su experiencia en la capital.

 

 

Sadiq, en la época equivocada

En un fútbol en el que se está perdiendo la figura del delantero centro fijo por la figura de un atacante que caiga a banda y tenga gran capacidad para el fútbol asociativo, Sadiq no encontró la suficiente confianza de los técnicos. Bologna, Torino, Nac Breda, Rangers o Perugia fueron los destinos escogidos sin acierto.

Destaca especialmente su paso por el Rangers en la 2018/2019, en la que tuvo varios enfrentamientos con el entrenador Steven Gerrard, leyenda del Liverpool.

“De repente, me dijeron que no tenía opción de usar el vestuario del primer equipo. Me tenía que cambiar con los niños y no podía aparcar en la ciudad deportiva. Me sentí humillado” , denunció Sadiq en una entrevista al Sunday Post.

“Lo que más me fastidia es que ni mis agentes ni yo recibimos una respuesta por parte de Steven para que de repente dejara de contar conmigo. Fue irrespetuoso conmigo, no tuvo el coraje de hablarme a la cara” , lamentó Sadiq en el Sunday Post.

Pero el destino jugó a su favor y en el Partizán de Belgrado encontró su sitio. 18 goles en 34 partidos certificó su progresión, llegando a hacer un buen papel en la pasada Europa League. En la presente temporada, comenzó en el equipo serbio pero la oferta de la UD Almería, por un valor de 5 millones de euros, sirvió para que Sadiq tuviera una nueva experiencia, esta vez, en el sur de España.

 

Sadiq, la bala de la UD Almería

A pesar de que ha tardado en vaciar el primer cartucho, Sadiq ya ha encontrado la regularidad anotadora en el conjunto de José Gomes. Si bien es cierto que ofrece mucho al juego de su equipo; la racha goleadora no ha llegado hasta en estos diez últimos partidos, en los que ha marcado 6 goles en 10 encuentros.

 

 

Por detrás de José Corpas, el hombre más en forma del equipo, El medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016 con Nigeria (4 goles), se presenta con números destacables. Es el segundo máximo goleador del equipo (6), y también es el que ha realizado más disparos (16), además de sumar 2 asistencias.

 

¿Cómo juega Umar Sadiq?

La gran ventaja de Umar Sadiq es su altura, con 1,92 cm. Es una amenaza importante, tanto en el área como fuera de ella. En lo primero, porque sabe colocarse como un auténtico delantero centro, tanto para rematar de cabeza, como para aprovechar los rechaces en segundas jugadas. En lo segundo, porque no es un nueve que se quede anclado en el punto de penalti, al contrario, es un atacante que está moviéndose todo el rato, asociándose con sus compañeros.

Si hay un aspecto que tiene que mejorar urgentemente el nigeriano, ese es el fuera de juego. Un jugador que no mejora sus cifras goleadoras porque tiene que mejorar en este apartado. Es más, según el “leaderboard” de la web de La Liga, Umar Sadiq domina la tabla de los jugadores que caen en offside, hasta en 24 ocasiones, doblando prácticamente a sus seguidores.

Pero para mejorar, hay que arriesgar y Umar Sadiq tiene la valentía de hacerlo. Un jugador ambicioso que quiere dar todo por la UD Almería, que el año pasado se quedó a las puertas de ascender a Primera División. Con las pistolas recargadas, el nigeriano, con cierta experiencia en el fútbol internacional, quiere seguir progresando y convertirse en el sheriff de Almería con sus goles.

 

 

 

Andrés Martín, el rayo del Rayo

Andrés Martín, el rayo del Rayo

El Rayo Vallecano se quedó a las puertas de disputar los Playoffs de ascenso la temporada pasada, quedando fuera por un punto de diferencia. Actualmente, ocupa esos puestos en la locura de La Liga Smartbank. Tras la salida de Paco Jémez, el conjunto madrileño se encuentra en plena reconstrucción con un nuevo proyecto, comandado por la leyenda del Athletic Club, Andoni Iraola. En estas primeras 15 jornadas, destaca un chaval de 21 años que está dando lo que se esperaba de él cuando voló de Córdoba hacia la capital para jugar en unos de los clubes más carismáticos de España. ¿Su nombre? Andrés Martín.

 

Andrés Martín, la promesa califa

Nacido en Aguadulce, se formó en la cantera del Córdoba CF. Su nivel fue mejorando y gracias a ello, consiguió debutar en la 2017/2018 en el filial, marcando 5 goles en 26 partidos disputados. Rápidamente, asciende al primer equipo para la próxima campaña, en una temporada negra para la historia de los blanquiverdes. El Córdoba desciende de categoría pero Andrés Martín demuestra su calidad, con 6 goles y numerosas asistencias, jugando de delantero y por ambas bandas.

Este gran debut en el fútbol profesional, permite que el verano del 2019 sea una auténtica locura. El Real Madrid y el Borussia Dortmund llegaron a acudir a las oficinas del Nuevo Arcángel para interesarse por Andrés Martín, pero finalmente, el pastel se dividió entre el Deportivo de la Coruña y el Rayo Vallecano. Paco Jémez, que siempre observa las canteras de los equipos donde ha entrenado, se fija en Andrés y comunica a Martín Presa que se fiche al sevillano. Todo parecía cerrado, pero el Deportivo de la Coruña se entrometió, dificultando el traspaso por el Rayo Vallecano. Este hecho provocó el enfado del técnico rayista.

“No culpo al chico, tiene 19 años y esperó el desenlace del Mallorca-Deportivo para ver si los gallegos ascendían. Se ha dejado llevar por lo que han dicho pero su actitud es como ‘Si no sale nada mejor, nos vamos al Rayo’. Así no son las cosas. Le quiero tener como entrenador pero si fuera el presidente, retiraría la oferta inmediatamente”, sentenció de forma tajante Paco Jémez en la Cadena Cope.

Fijo en la selección española sub 21

Finalmente, fichó por el Rayo Vallecano. Sin embargo, su primera temporada ha sido agridulce. No contó mucho para Jémez pero sí para Luis de la Fuente, siendo un fijo en la selección española en la sub 21. Su brillo pudo verse nublado por tener que actuar como extremo de urgencia, cuando su posición ideal es la de delantero centro. Su irregularidad, provocada por la falta de oportunidades constantes, acabó mermando a la progresión de Andrés.

 

Andrés Martín explota de la mano de Iraola

Sin dudas, Andrés Martín es una de las sensaciones en esta primera vuelta del campeonato. Con 4 goles y 4 asistencias, es el máximo goleador de su equipo junto a Isi Palazón, y el máximo asistente de los de Vallecas. Además, su contribución es tan vital, que ha participado en 7 de los últimos 10 goles de los franjirrojos. Asimismo, es junto a Santi Comesaña e Isi Palazón los únicos integrantes de la plantilla que han participado en todos los partidos disputados hasta la fecha en la 2020/2021.

“Andrés va a más. Es un jugador que nos aporta bastante. Tiene la madurez para salir de revulsivo pero se está ganando ser titular. Entiende bien el trabajo de la presión y nuestra idea de fútbol, de lo que queremos hacer”, afirmó Andoni Iraola en la rueda de prensa después del partido ante el Castellón.

Andrés está asumiendo su papel en un equipo que podía padecer falta de gol y de alternativas en la delantera, a pesar de que cuenta con el veterano Leonardo Ulloa, que formó parte del plantel de aquel heroico Leicester que fue campeón de la Premier League o del experimentado Yacine Qasmi.

 

¿Cómo juega Andrés Martín?

El delantero del Rayo Vallecano se desenvuelve especialmente bien como delantero centro, siempre acompañado de otro punta de referencia. A pesar de que todavía no se ha destapado como un gran goleador, sabe estar posicionado en el área, leyendo bien los contraataques o las segundas jugadas, como se pudo ver en su doblete ante el Castellón. Además, su polivalencia ofensiva permite que pueda jugar en otras posiciones, como la de extremo por ambas bandas o de mediapunta.

“Andrés encaja en la sub 21 por gama posicional y su versatilidad en el ataque, me parece un futbolista muy rico en matices”, afirmó el seleccionador Luis de la Fuente.

Por otro lado, tiene una zurda que es oro puro. Con ella regatea, asiste y marca las diferencias. Es especialista en enganchar balones aéreos y marcar golazos, como se pudo ver ante el Sporting de Gijón o jugando con el Córdoba en su primer año en La Liga Smartbank. Por último, también sabe conducir el balón cuando tiene que dirigir un contragolpe.

En definitiva, Andrés Martín, fan incuestionable y enloquecedor del FIFA como ha reconocido en alguna entrevista, se presenta como una de las promesas del fútbol español. Su zurda está compitiendo con jugadores experimentados como Marc Mateu o el ex rayista Adrián Embarba en la faceta de asistente y aportando una cantidad de goles que hacen que los aficionados del Rayo Vallecano sueñen con el retorno a la máxima categoría.

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad