Andrés Martín, el rayo del Rayo

Andrés Martín, el rayo del Rayo

El Rayo Vallecano se quedó a las puertas de disputar los Playoffs de ascenso la temporada pasada, quedando fuera por un punto de diferencia. Actualmente, ocupa esos puestos en la locura de La Liga Smartbank. Tras la salida de Paco Jémez, el conjunto madrileño se encuentra en plena reconstrucción con un nuevo proyecto, comandado por la leyenda del Athletic Club, Andoni Iraola. En estas primeras 15 jornadas, destaca un chaval de 21 años que está dando lo que se esperaba de él cuando voló de Córdoba hacia la capital para jugar en unos de los clubes más carismáticos de España. ¿Su nombre? Andrés Martín.

 

Andrés Martín, la promesa califa

Nacido en Aguadulce, se formó en la cantera del Córdoba CF. Su nivel fue mejorando y gracias a ello, consiguió debutar en la 2017/2018 en el filial, marcando 5 goles en 26 partidos disputados. Rápidamente, asciende al primer equipo para la próxima campaña, en una temporada negra para la historia de los blanquiverdes. El Córdoba desciende de categoría pero Andrés Martín demuestra su calidad, con 6 goles y numerosas asistencias, jugando de delantero y por ambas bandas.

Este gran debut en el fútbol profesional, permite que el verano del 2019 sea una auténtica locura. El Real Madrid y el Borussia Dortmund llegaron a acudir a las oficinas del Nuevo Arcángel para interesarse por Andrés Martín, pero finalmente, el pastel se dividió entre el Deportivo de la Coruña y el Rayo Vallecano. Paco Jémez, que siempre observa las canteras de los equipos donde ha entrenado, se fija en Andrés y comunica a Martín Presa que se fiche al sevillano. Todo parecía cerrado, pero el Deportivo de la Coruña se entrometió, dificultando el traspaso por el Rayo Vallecano. Este hecho provocó el enfado del técnico rayista.

“No culpo al chico, tiene 19 años y esperó el desenlace del Mallorca-Deportivo para ver si los gallegos ascendían. Se ha dejado llevar por lo que han dicho pero su actitud es como ‘Si no sale nada mejor, nos vamos al Rayo’. Así no son las cosas. Le quiero tener como entrenador pero si fuera el presidente, retiraría la oferta inmediatamente”, sentenció de forma tajante Paco Jémez en la Cadena Cope.

Fijo en la selección española sub 21

Finalmente, fichó por el Rayo Vallecano. Sin embargo, su primera temporada ha sido agridulce. No contó mucho para Jémez pero sí para Luis de la Fuente, siendo un fijo en la selección española en la sub 21. Su brillo pudo verse nublado por tener que actuar como extremo de urgencia, cuando su posición ideal es la de delantero centro. Su irregularidad, provocada por la falta de oportunidades constantes, acabó mermando a la progresión de Andrés.

 

Andrés Martín explota de la mano de Iraola

Sin dudas, Andrés Martín es una de las sensaciones en esta primera vuelta del campeonato. Con 4 goles y 4 asistencias, es el máximo goleador de su equipo junto a Isi Palazón, y el máximo asistente de los de Vallecas. Además, su contribución es tan vital, que ha participado en 7 de los últimos 10 goles de los franjirrojos. Asimismo, es junto a Santi Comesaña e Isi Palazón los únicos integrantes de la plantilla que han participado en todos los partidos disputados hasta la fecha en la 2020/2021.

“Andrés va a más. Es un jugador que nos aporta bastante. Tiene la madurez para salir de revulsivo pero se está ganando ser titular. Entiende bien el trabajo de la presión y nuestra idea de fútbol, de lo que queremos hacer”, afirmó Andoni Iraola en la rueda de prensa después del partido ante el Castellón.

Andrés está asumiendo su papel en un equipo que podía padecer falta de gol y de alternativas en la delantera, a pesar de que cuenta con el veterano Leonardo Ulloa, que formó parte del plantel de aquel heroico Leicester que fue campeón de la Premier League o del experimentado Yacine Qasmi.

 

¿Cómo juega Andrés Martín?

El delantero del Rayo Vallecano se desenvuelve especialmente bien como delantero centro, siempre acompañado de otro punta de referencia. A pesar de que todavía no se ha destapado como un gran goleador, sabe estar posicionado en el área, leyendo bien los contraataques o las segundas jugadas, como se pudo ver en su doblete ante el Castellón. Además, su polivalencia ofensiva permite que pueda jugar en otras posiciones, como la de extremo por ambas bandas o de mediapunta.

“Andrés encaja en la sub 21 por gama posicional y su versatilidad en el ataque, me parece un futbolista muy rico en matices”, afirmó el seleccionador Luis de la Fuente.

Por otro lado, tiene una zurda que es oro puro. Con ella regatea, asiste y marca las diferencias. Es especialista en enganchar balones aéreos y marcar golazos, como se pudo ver ante el Sporting de Gijón o jugando con el Córdoba en su primer año en La Liga Smartbank. Por último, también sabe conducir el balón cuando tiene que dirigir un contragolpe.

En definitiva, Andrés Martín, fan incuestionable y enloquecedor del FIFA como ha reconocido en alguna entrevista, se presenta como una de las promesas del fútbol español. Su zurda está compitiendo con jugadores experimentados como Marc Mateu o el ex rayista Adrián Embarba en la faceta de asistente y aportando una cantidad de goles que hacen que los aficionados del Rayo Vallecano sueñen con el retorno a la máxima categoría.

 

 

 

Marc Mateu, zurda de oro en Castalia

Marc Mateu, zurda de oro en Castalia

Marc Mateu es el máximo asistente de La Liga Smartbank hasta ahora con 5 asistencias en estas 13 jornadas de campeonato.

En la vuelta de un histórico como el C.D. Castellón a la división de plata del fútbol español, el valenciano está en un momento de forma espectacular y es de los más destacados del conjunto dirigido por Óscar Cano.

¿Quién es Marc Mateu?

Marc Mateu ha pasado por bastantes equipos a lo largo de su carrera como jugador de fútbol profesional. Formándose en las categorías inferiores del Levanteno tuvo la continuidad necesaria en el equipo granota y tuvo que poner rumbo a tierras aragonesas tras pasar también por el Badajoz.

Ya en Zaragoza, el extremo izquierdo pasó dos años por el club donde disputó varios encuentros con el filial para tratar de mantener al equipo en la categoría, pero tampoco tuvo demasiado protagonismo con el primer equipo.

Finalmente, tras pasar dos años también en el Villarreal B, llegaría su gran oportunidad de demostrar su valía como jugador en el Numanciaequipo en el que estuvo un total de 5 temporadas.

Haciendo historia con el Numancia

Tras fichar por el Numancia en la temporada 15-16, Marc Mateu se asentaría en un club histórico durante las 5 temporadas que estuvo, demostrando la gran calidad que tiene.

En su primera temporada en el equipo del norte de Castilla y León, pasó desapercibido ya que solamente anotó 1 gol y dio 2 asistencias.

Sería en la temporada 17-18, una de las más históricas tanto para el extremo izquierdo, como para el equipo dirigido aún por Jagoba Arrasate, donde el de Càrcer firmaría una de sus mejores campañas. En un equipo que contaba con futbolistas como Aitor Fernández, Pere Milla o Íñigo Pérez, sería Marc Mateu una de las figuras trascendentales del casi ascenso a la Primera División  gracias a su contribución de 3 goles y 8 asistencias. El equipo consiguió un valiosísimo 6º puesto en liga y disputó los Play Off de ascenso. Conseguirían ganar ante el Zaragoza, pero se quedarían en la final tras caer ante el Valladolid con un resultado final de 4-1.

 

 

En la misma temporada, el Numancia también conseguiría alcanzar los octavos de final de la Copa del Rey tras haber eliminado a equipos como el Málaga, Sporting de Gijón u Oviedo, pero no pudieron pasar ante el Real Madrid.

Tras esta histórica campaña, las dos siguientes serían para olvidar. Durante la 18-19 el equipo no fue capaz de tener una buena dinámica y estuvo a punto de descender a Segunda División B tras quedar en la 17ª plaza.  Ya en la siguiente campaña, el equipo quedaría muy mal parado con las salidas de jugadores como Íñigo Pérez, Aitor Fernández o Pere Milla, y ni con la presencia de un buen Marc Mateu, evitarían descender a Segunda División B.

 

¿Por qué Marc Mateu es el máximo asistente de La Liga Smartbank?

Todo el mundo sabe que Marc Mateu tiene un auténtico guante en su bota izquierda y es, sin lugar a dudas, uno de los grandes pasadores de La Liga Smartbank. Sin embargo, ¿por qué es el máximo asistente en la liga?

Esto se produce por dos cuestiones principales: su disposición en el campo y ser el especialista a balón parado del equipo. El valenciano ocupa la posición de carrilero/extremo izquierdo y, gracias a la colocación de los mediocentros y delanteros, tiene total libertad para ocupar la banda e intentar llegar a línea de fondo para colgar un balón al área o intentar una jugada personal. Por otro lado, es el encargado de ejecutar todos los lanzamientos del equipo, tanto faltas, córner o penaltis.

No hay mejor puesta en escena de estas dos características que en su primer partido ante la Ponferradina. La primera asistencia llegaría tras recibir un gran balón gracias a su desmarque en la banda izquierda y, después de un gran control, le dejaba el gol en bandeja a Juanto Ortuño que definiría a las mil maravillas. La segunda llegó tras un gran envío desde el córner que cabeceó Cubillas para darle los 3 puntos a los “orelluts”, conseguir su segunda asistencia en liga y ser nombrado el mejor del partido.

 

¿Cómo juega Marc Mateu?

Marc Mateu es, por naturaleza, un extremo izquierdo de toda la vida: veloz, habilidoso, encarador y con un gran golpeo de balón. Esas son sus cualidades principales y, el Castellón, al mando de Óscar Cano, está sacándole todo el jugo en ese carril zurdo.

En fase defensiva, es un jugador que se entrega al máximo para hacer las ayudas al tercer central izquierdo, que suele ser Satrustegui, y actúa como lateral para cerrar los espacios de las subidas del lateral/extremo.

A la hora de sacar el balón, queda muy abierto para estirar el terreno de juego, dejando a uno de los tres centrales libres para salir con el balón jugado. También actúa como interior e intercambia la posición con el mediocentro de su zona, suele ser Fidalgo, buscando desarmar la defensa rival con un movimiento entre carrilero e interior.

Sin embargo, es en fase ofensiva donde explota todas sus características. Mateu es un jugador de esos que saben lo que tienen que hacer antes de recibir el balón, con inteligencia pura. Además de este gran atributo que lo potencia como futbolista, es habilidoso con los pies, rápido y se entiende muy bien con los compañeros. Sin embargo, es su pierna izquierda la mejor baza que tiene tanto el jugador como el equipo, debido a la gran facilidad para crear peligro desde casi cualquier zona del terreno de juego a la que vaya a colgar el balón.

En definitiva, Marc Mateu no es el máximo asistente de La Liga Smartbank por casualidad, sino todo lo contrario. Gracias al esquema de Óscar Cano y las grandes cualidades que lo atesoran, el valenciano es una de las claves del Castellón en lo que va de temporada y uno de sus principales argumentos competitivos.

 

 

 

Moi Gómez, desparpajo rojaleño en Villarreal

Moi Gómez, desparpajo rojaleño en Villarreal

Moi Gómez es una de las revelaciones de La Liga Santander y del propio Villarreal CF, donde se está consagrando como una pieza fundamental en este ilusionante proyecto del submarino amarillo.

El de Rojales, junto a Gerard Moreno Dani Parejo, está llevando la manija del conjunto “groguet” en cada partido dejando destellos de calidad, gracias a la continuidad que le está dando Unai Emery.

¿De dónde viene Moi Gómez?

Moisés Gómez Bordonado, más conocido como Moi Gómez, proviene de un pequeño municipio de la localidad Alicantina: Rojales. Allí, comenzaría su carrera en los equipos inferiores del Club Deportivo Thader de Rojales, y  posteriormente, en el equipo de la ciudad, el Alicante CF. Estuvo allí hasta que ficha por el submarino amarillo en la temporada 10-11 para que disputara los partidos con el juvenil del equipo.

Moi, además, era un fijo en las selecciones inferiores de España, gracias a sus buenos partidos en el filial castellonense. Un crecimiento que le llevó a debutar el 30 de abril de 2011 en Segunda División con el Villarreal “B” ante el Gimnàstic de Tarragona.

En ese mismo año, también debutaría en Primera División el 28 de noviembre al entrar de suplente ante el Málaga CF en la Rosaleda. Con 17 años, Moi ya había debutado en Primera y Segunda División en la misma temporada, algo que hacía vislumbrarle un futuro brillante.

Sin embargo, no tuvo la continuidad suficiente como para ganarse un sitio en el primer equipo amarillo, por ello, tuvo que buscarse la vida fuera del club a base de cesiones en varios equipos para ganar confianza y demostrar tener el nivel necesario para ser un jugador importante en el equipo castellonense.

 

Cesiones y etapas que forjan un carácter

Moi Gómez ha pasado por dos cesiones (Getafe y Huesca) y una etapa como jugador del Sporting de Gijón, forjando un carácter como futbolista por lo vivido en cada equipo.

Tras su paso por el Getafe, donde pasó sin pena ni gloria a causa del descenso de los “azulones”, llegaría libre al Sporting de Gijón. En el conjunto gijonense, tras una primera etapa para olvidar, ya en la 17-18, cuajaría uno de sus mejores años como jugador de fútbol profesional. El alicantino, rodeado de jugadores como Rubén García, Jony o Jorge Meré, conseguiría el ascenso a la Primera División habiendo aportado mucho en el juego del equipo.

Tras esta gran temporada, el alicantino se iría de nuevo cedido, en este caso al HuescaLograría el ascenso, también en la temporada 17-18, con el conjunto aragonés disputando un total de 17 partidos. Ya en Primera División, disputaría un total de 36 partidos aportando 2 goles y 9 asistencias siendo de lo mejor del equipo junto al “Chimy” Ávila, Jorge Pulido o el “Cucho” Hernández.

A pesar de haber vivido 3 descensos, Moi Gómez siempre se ha rehecho y ha sabido encontrar la continuidad en todos los clubes por los que ha pasado. Por eso, tras este periplo en 3 clubes diferentes, el Villarreal, en la temporada 18-19, abonó su cláusula de recompra de 1,3 millones de euros para volver a hacerse con los servicios del alicantino.

 

Moi Gómez y el Villarreal: destino Europa

La temporada 19-20 fue la consagración del jugador alicantino en el submarino amarillo dirigido por Javi Calleja. Moi sería trascendental, disputando 41 partidos y aportando 5 goles y 8 asistencias, en el que ha sido su mejor año como futbolista.

En un equipo rodeado de grandes jugadores como Santi Cazorla, Gerard Moreno, Zambo Anguissa o Toko Ekambi, el nombre del alicantino aparecía en casi todas las alineaciones de Calleja y realizó encuentros para recordar. Uno de ellos, fue ante el Real Madrid donde el equipo amarillo consiguió empatar 2-2 y donde Moi transformó un gol al rechace.

Además, el Villarreal acabó en 5ª posición, demostrando un gran nivel sobre todo después del parón marcado por el claro estilo combinativo, y Moi fue de lo más destacado.

En definitiva, el año pasado supuso un antes y un después en la carrera de Moi Gómez , donde por fin logró consagrarse en el equipo de su vida, y demostrar que su destino seguía estando en La Cerámica. 

Un pilar fundamental para Unai Emery

En la actual temporada, Moi está de dulce, y se ha establecido como titular casi indiscutible para Unai Emery. Un técnico que desde su llegada el pasado verano ha priorizado al alicantino en su once titular, pese a la gran competencia que tiene (Samu Chukwueze, Takefusa Kubo, etc.).

Moi Gómez está a un nivel excelso y, junto a Gerard Moreno, está siendo el mejor del conjunto “groguet”. Algo que se ve reflejado en la clasificación, un 2º puesto en las 9 primeras jornadas de La Liga.

El de Rojales ha logrado esa madurez futbolística que tanto necesitan los jugadores para disfrutar en el terreno de juego. Además, con un entrenador como Emery, que sabe potenciar a jugadores creativos como Moi, la fórmula solo puede salir bien.

 

¿Cómo juega Moi Gómez?

Moi Gómez es un jugador tan impredecible como polivalente. Actualmente está jugando como extremo izquierdo pegado a banda para presionar la salida del rival y de mediapunta que se mueve con libertad cuando el equipo tiene el balón, dejando el carril totalmente libre al lateral. Moi lee muy bien el juego táctico del equipo y sabe qué hacer y cómo hacerlo en todo momento.

Además, es un excelente pasador. Tiene una gran habilidad para poder jugar con ambas piernas de la misma manera, y en esta campaña ya ha creado 3 oportunidades claras de gol y 1,7 pases clave (vía sofascore.com). Y si a esta virtud del pase, le sumamos la facilidad que tiene para entender el juego colectivo y táctico del equipo, tenemos la clave del comienzo de temporada 20-21 del alicantino.

En definitiva, Moi Gómez está creciendo exponencialmente como futbolista, siendo una de las grandes revelaciones del campeonato y del submarino amarillo. Una de las claves para que el Villarreal consiga grandes cosas este año, es que el alicantino siga en el estado de forma en el que está, además de seguir con la continuidad en su juego que le está brindando Unai Emery. 

 

 

Kike García, puro corazón armero

Kike García, puro corazón armero

Kike García es el perfecto ejemplo de lo que es sentir unos colores, y el máximo exponente de valores que transmite la SD Eibar. El delantero conquense es actualmente la principal referencia del equipo y un pilar fundamental para Mendilibar.

De Murcia al cielo

El ariete conquense comenzó su carrera en las categorías inferiores del Real Murcia, donde pasó un total de dos años antes de dar el salto al primer equipo. Tuvo una larga estancia en el primer equipo, desde 2009 hasta 2014.

El de Motilla del Palancar vivió uno de los momentos más duros de su carrera en la temporada 2011/12. Todo comenzó con una lesión del hueso de la espinilla que lo mantuvo fuera de los terrenos de juego casi un mes. A la lesión de espinilla la siguió una osteítis, con la que estuvo apartado más de tres meses. Cuando recibió el alta, no volvió a ser convocado para un partido esa temporada.

Con el Real Murcia alternaría Segunda División y Segunda División B, ofreciendo en ambas un rendimiento excelente, hasta el punto de que en la temporada 2013/14 vivió su momento álgido. Kike García estaba en la cresta de una ola que no iba a romper aún.

El Real Murcia jugó el playoff de ascenso ante el Hércules, y acabó ascendiendo el club alicantino. Pero el ariete conquense hizo una temporada con la que acaparó muchos focos, desde Inglaterra llegaban los más brillantes. El Middlesbrough de Aitor Karanka haría todo lo posible por llevar al delantero conquense a la EFL Championship. 

Kike García da el salto a Inglaterra

Llegó al “Boro” en la temporada 2014/15 a cambio de 2,25 millones de €, tras dejar un legado increíble en Murcia, con más de 140 partidos, 48 goles y 10 asistencias. Kike llegaba con un gran cartel al Middlesbrough, y tenía la ventaja de contar con la confianza de Aitor Karanka, quien había pedido su fichaje.

En su primera temporada en Inglaterra coincidió con jugadores como Emiliano N’sue y Fernando Amorebieta. Aquel Middlesbrough compitió por ascender a la Premier League en una campaña en la que jugaron los playoffs. Lamentablemente el club de Karanka perdió la final y jugaría otro año más en EFL Championship.

 

 

La temporada 2015/2016 sería su última campaña en Inglaterra, una etapa corta en la que no pudo dejar su huella como el delantero goleador que venía siendo. Para Kike García fue un año un tanto convulso, dejó a mitad de temporada a un “Boro” que marchaba primero en Championship, marcando únicamente 4 goles en 19 partidos de liga.

Volvió a España para jugar en la SD Eibar, pero no pudo disputar ningún partido oficial durante media temporada ya que el ariete no disponía de una autorización para jugar, un duro golpe para él en ese momento.

La SD Eibar de Mendilibar

Kike llegaba a un club que se caracteriza por su alto ritmo de juego, sobre todo cuando juega en Ipurua. La SD Eibar es un equipo en el que acaba fundido hasta el utilero tras el gran esfuerzo que exige Mendilibar en todos y cada uno de los encuentros que disputan.

La SD Eibar es un club en el que el trabajo sobre el césped es algo innato, seas quien seas o vengas de donde vengas, para jugar en el Eibar debes dejarte la piel en el campo desde el 0 hasta el 90. Es un equipo que vive de la frase que utiliza el Valencia Basket, “Cultura del esfuerzo”.

El club en la presente temporada no pasa por su mejor momento, los resultados no acompañan y la dificultad para marcar goles en algunos partidos es algo que preocupa a todo aficionado “armero”. Actualmente merodea por la zona baja de la clasificación, tras perder partidos ante recién ascendidos o no saber ganar debido a la falta de gol. Pero si existe algo que nunca falla en Eibar, es la actitud del equipo de crecerse ante los momentos complicados.

 

¿Cuál es la importancia de Kike García en Eibar?

Los goles de Kike García han servido para desatascar partidos e incluso sumar puntos. En la presente campaña, ya cuenta con 3 dianas y una de ellas sirvió para dar una victoria importantísima ante el Sevilla. Un triunfo que gracias a él daba aire un Eibar que está pasándolo mal esta temporada. También ha marcado ante el Athletic Club y el Villarreal, aunque estos partidos acabaron en derrota.

Promedios como su porcentaje de 0,38 goles por partido, marcando cada 203 minutos, demuestran que Kike está siendo el jugador más decisivo en Ipurúa esta temporada. Su importancia va mucho más allá de ser el máximo goleador del equipo (3 goles), el delantero también está ejerciendo como líder de la plantilla en un momento tan difícil como el que están viviendo actualmente los de Mendilibar.

¿Cómo juega Kike García?

El conquense se caracteriza por su enorme esfuerzo cada partido. Es un delantero goleador, tanto con los pies como de cabeza, aunque esta última quizá sea su mayor virtud. Kike García es un excelente rematador de cabeza, y de ahí viene una gran parte de sus goles. Un remate que acompaña con su gran juego de espaldas, algo fundamental para hacer jugar a sus compañeros y conseguir segundas jugadas tras un duelo aéreo.

Kike García domina el juego aéreo, y así lo demuestran sus estadísticas (vía Sofascore), por partido gana 5’8 duelos por alto, un 54% de duelos aéreos ganados hasta la fecha.

Otra característica de Kike García es su capacidad de revolucionar un partido. Cuando parece que el Eibar está sobre la lona, convierte una jugada aislada en gol, y con una facilidad asombrosa. Además, es un delantero que no tiene problemas en defender en su área mientras ello sirva para sacar los tres puntos. Puro sacrificio.

Tras pasar varios años difíciles en los que Mendilibar dejó de contar con él, y la afición lo cuestionaba, Kike García se ha convertido en un pilar fundamental del Eibar, y sobre todo en una de las principales esperanzas para salvar al equipo del descenso esta temporada.

 

José Mari, el almirante amarillo

José Mari, el almirante amarillo

En el retorno del Cádiz a La Liga Santander, José Mari se ha consagrado como uno de los oficiales generales del equipo, siendo uno de los principales pilares del conjunto de Álvaro Cervera.

Los derroteros del ”Oficial José Mari”

José María Martín-Bejarano se forma en las categorías inferiores de la Unión Deportiva Roteña. En el año 2007, el talentoso centrocampista no se iría muy lejos, y pasaría a defender el escudo del Atlético Sanluqueño. Dos temporadas más tarde, y ya afianzado en la Tercera División, firma un  contrato con el Real Murcia, con el que se estrena en Segunda B.

Sin embargo, el andaluz no conseguiría consagrarse como un buen marine a orillas del Mar Menor, y decide volver a su amada Andalucía. Allí, se uniría al Real Jaén, donde sí consiguió despuntar. Su gran faena como jugador jiennense durante dos campañas le permitió cambiar el Estadio de la Victoria por La Romareda, dando un salto directo a la Primera División.

La Liga Santander no le vino grande al bueno de José Mari, y llegó a disputar 24 partidos con el Real Zaragoza, 16 de ellos como titular. Aún así, los maños perdieron la categoría. El oficial José Mari se sumergía así en la Segunda División, en la que decidió quedarse con el fin de devolver al equipo a Primera. Muy a su pesar, Paco Herrera decidió no darle el timón de su medular, y apenas contó para el técnico catalán.

Por esta razón, el de Rota optó por cambiar de puerto, y cruzó el charco para conocer nuevos horizontes: la MLS. Tras atracar en Norte América, y después de cruzar el Gran Cañón por carretera, llegó a Colorado, donde se enfundaría la chamarra de los Colorado Rapids.

 

José Mari llega a Cádiz, el puerto idóneo

Tras un año en Estados Unidos, donde disputó 21 encuentros (todos ellos como titular), José Mari retornó a la ”madre patria”. ¿La razón? Una llamada directa desde Valencia; Joan Francesc Ferrer ”Rubi” necesitaba un almirante para su centro del campo de su Levantey pronto se le vino a la cabeza el nombre del gaditano. En el Ciutat de València pasó otros dos años, donde alternó luces con sombras. Las operaciones llevadas a cabo por el curtido centrocampista no estaban saliendo del todo mal, pero este no terminaba de ”menear” al equipo como Rubi deseaba. De este modo, jugador y entidad decidieron separar sus caminos.

José Mari había explorado diferentes puertos durante los últimos años, pero no terminaba de encontrar la estabilidad. ¿Sería una vuelta a su ciudad natal la mejor opción para demostrar el gran jugador que llevaba dentro? El tiempo le dio la razón. En la campaña 16/17 el andaluz volvió a su ciudad natal, donde se pondría por fin la elástica amarilla del Cádiz CF. Aunque en su primera temporada no pudo desmelenarse con el viento de la Bahía a causa de una lesión, Álvaro Cervera haría de él su buque insignia en las siguientes estaciones. De esta manera, José Mari agarró fuerte el volante de los de La Tacita de Plata, y tras superar numerosas tempestades, estos volvieron a Primera en el atípico 2020.

¿Por qué le va tan bien al Cádiz CF? Un regreso soñado

El ascenso del Cádiz CF, así como el espectacular arranque en su regreso a La Liga Santander, no tendrían sentido sin la figura de Álvaro Cervera. El de Guinea Ecuatorial, tachado en ocasiones de conservador, ha hecho de su Cádiz un auténtico incordio para cualquier rival. Desde que cogió al equipo en 2016, el de Malabo ha tenido las cosas claras: hacer de lo sencillo un arma mortífera. Un equipo duro a balón parado, que no se complica en exceso con pelota y le brinda el protagonismo al contrario. Pese a contar con peloteros de calidad como Álex Fernández o el propio José Mari, su plan no pasa por tener la posesión.

Con su defensa en bloque bajo, los gaditanos buscan dañar al adversario al contragolpe, con jugadores muy veloces como Salvi Sánchez. Una vez cerca del área rival, insisten en los centros laterales, donde un nueve muy posicional como Álvaro Negredo esperará su turno para hacer gol. Este fútbol ”reduccionista” parece dar resultados, pues los amarillos cuentan ya con 14 puntos de 24 posibles en su casillero y han tumbado a equipos como el Real Madrid.

 

El carnaval en Cádiz: ¿Cómo juega José Mari? fútbol al 3×4

José Mari, a sus 32 años, se encuentra en el cúlmen de su carrera, en ese momento dulce en el que le sale todo. Titular en 7 de los 8 encuentros disputados por el conjunto amarillo este curso, el de Rota es uno de los responsables del buen arranque de la escuadra andaluza.

Además, cuenta con datos muy llamativos, tanto en defensa como en ataque. Un total de 61% duelos aéreos ganados, sumado a un 52% de pases en campo contrario, hacen de él un auténtico todoterreno.

El curtido pivote, con su buen juego de pies y su reposo a la hora de contactar con el cuero, le da la melodía adecuada al juego de los de Cervera, del mismo modo que ”el chapa” lo hace con la música de pasodoble del ”Noly”. Así, el número ”6” ha hecho del Ramón de Carranza ”El Gran Teatro Falla”. Un carnaval sin público, pero en el que todos bailan al son de José Mari.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad