Tom Cairney, capitaneando la eterna lucha “cottager”

Tom Cairney, capitaneando la eterna lucha “cottager”

Tom Cairney es uno de los jugadores más emblemáticos del Fulham en su regreso a la Premier League. El escocés capitanea a un equipo que busca la estabilidad en la categoría más alta del fútbol inglés tras años coqueteando con ascensos y descensos. Pero la carrera del de Nottingham no ha sido un camino de rosas, y gracias a ello hoy en día ya es un jugador maduro y experimentado.

 

El camino hasta Fulham

Su trayecto hacia Fulham comenzó en las categorías inferiores del Leeds United, donde duró muy poco ya que pronto ficharía por el Hull City. Los aficionados del Hull serían los primeros testigos del nacimiento de un jugador que más adelante sería considerado una estrella.

Con los “tigers” llegó a jugar un total de 80 partidos, en los que fue clave en el centro del campo del equipo y aportaría un total de 5 goles y 11 asistencias. Tras tres temporadas en el KCOM Stadium, Tom Cairney es traspasado al histórico Blackburn Rovers.

Su carrera en Blackburn comenzó de la mejor manera posible, siendo el centrocampista titular en 37 ocasiones. Sus grandes actuaciones tuvieron premio, ya que sus 6 goles y 9 asistencias le sirvieron para ser nombrado el mejor jugador del Blackburn. Con los “riversiders” la tónica seguiría siendo la misma, fue la primera opción para el centro del campo en su segunda temporada y su rendimiento no bajaba, iba en línea ascendente. Otra campaña brillante del escocés, en la que atraería el interés de varios clubes, entre ellos el Fulham.

Tras 85 partidos, 9 goles y 16 asistencias, el escocés cierra su etapa en Ewood Park para comenzar una nueva en Craven Cottage.

 

 

Tom Cairney, un ídolo en Craven Cottage

El escocés llega a su nueva casa después de que el Fulham pagará 4’2 millones por él, un jugador contrastado en la EFL Championship que llegaba para ayudar al club a conseguir el ascenso. La primera temporada no iba a ser la deseada por ningún jugador, los de Slavisa Jokanovic acabaron en la pomada, salvándose del descenso. Una campaña muy decepcionante para un Fulham con jugadores del calibre de Moussa Dembélé, Fernando Amorebieta, etc.

En su segunda campaña, el carácter y el desparpajo que desprendía sobre el césped recordaba al del capitán en aquel momento, Scott Parker. Vivió una dulce etapa en Championship, ya que el Fulham resurgió del mal año anterior y acabó sexto en la clasificación. Todo ello en la última campaña de Scott Parker en Fulham. En este preciso momento Tom Cairney pasaría a ser el ídolo de Craven Cottage.

Scott Parker le cedió el brazalete de capitán a partir de la 2016/17, y desde ese momento el escocés guiaría al Fulham al ascenso, tal y como William Wallace lideró a Escocia hacia la independencia. Llegaría la 2017/18, donde tuvo un rol clave para que los “cottagers” ascendieran a la Premier League. Con 6 goles, 5 asistencias y un juego brillante, el escocés fue nombrado mejor jugador del año en la EFL Championship.

 

 

El 1 de julio de 2020 Tom Cairney entraría en la historia del Fulham, jugaría su partido número 200 y además bajo la batuta de quien le cedió el brazalete de capitán, Scott Parker. Un logro histórico acompañado de un nuevo ascenso con su amado Fulham, devolviendo a los “cottagers” a la categoría dorada en Inglaterra.

 

El Fulham de Scott Parker como entrenador

El club londinense se ha caracterizado por su racha de ascensos y descensos, con un estilo de juego muy peculiar. En la temporada actual los “cottagers” marchan 17os tras haberse disputado diez partidos. El balance es negativo, y con 7 derrotas y 19 goles en contra, son el equipo más goleado de la competición.

Uno de los mayores deberes que tienen los de Parker es el aspecto defensivo, algo que brilla por su ausencia. Se ha reforzado la zona con fichajes como Joachim Andersen y Tosin Adarabioyo, pero la fragilidad de la zaga sigue siendo la misma.

De la defensa para arriba el juego mejora, ya que las ideas son claras y tienen jugadores para ejecutarlas. La formación utilizada habitualmente es la 4-2-3-1, permitiendo al equipo utilizar las bandas para atacar. De esta manera aprovechan la velocidad que aportan jugadores como Ademola Lookman, Bobby Decordova-Reid, Ivan Cavaleiro o Antonee Robinson. A esto hay que sumarle que el Fulham es un equipo al que le gusta amasar la posesión en el campo rival, y con ello consigue embotellar al contrario y bombardear el área ya sea con disparos lejanos o centros a la olla. Además, gracias al portento físico que domina el centro del campo con Zambo-Anguissa y Mario Lemina, los jugadores de ataque tienen más libertad y menos responsabilidades en defensa.

 

 

La clave del salto de calidad que aún debe dar el Fulham pasa por las botas de dos jugadores, Tom Cairney y Aleksandar Mitrovic. Las dos estrellas del club londinense son las encargadas de llevar a este equipo a una época de regularidad y tranquilidad en la Premier League, y por ellos pasa el futuro próximo del Fulham.

 

¿Cómo juega Tom Cairney?

Al escocés siempre se le ha comparado con jugadores como Mesut Özil, ya que comparte muchas cualidades con el alemán. Un diez de porte clásico, elegante y preciso como un buen reloj suizo. El 10 del Fulham basa su forma de jugar en el pase, distribuir el juego siempre ha sido su fuerte y su mejor arma. Aunque sea un jugador que se desenvuelva en la mediapunta, también es capaz de cubrir las posiciones de mediocentro e interior derecho dando buen rendimiento.

Domina todo tipo de pases y los tiempos de los mismos. Su mayor virtud es el timing para dar pases recisos capaces de cambiar el rumbo del partido en una sola jugada. Una sorprendente estadística es que en la presente temporada de la Premier League, su acierto tanto en pases largos y cortos es de más del 93% (vía Sofascore).

Otra de las grandes virtudes de Tom Cairney es el fetiche que tiene con los disparos lejanos, dejando varios goles para la historia con su zurda. El más destacado lo marcó allá por 2016 ante los Wolves, un golpeo que le sirvió para ganar el premio a mejor gol de la temporada en la EFL Championship.

Sin duda Tom Cairney ya es un jugador que figura en la historia del Fulham, pero la leyenda del escocés sigue activa en Craven Cottage. Ya saben, la pelota siempre al 10.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

8 comentarios en «Tom Cairney, capitaneando la eterna lucha “cottager”»

  1. The road seemed to stretch on endlessly before us, but Alexis assured me that our journey was near an end. We’d turn before long into thick woods and travel through narrow, winding roads until we reached her family’s cabin. I had no choice but to trust her as GPS had given out nearly 20 minutes ago.

    “There’s good wifi and okay reception at the cabin,” she’d told me, “but you can’t get there unless you know the way.”

    So here I was, driving alone in the middle of god knows where with a girl who was my student just a couple of weeks ago. Her and her four best friends had been together from first grade all the way through high school and now they had graduated with very different futures ahead of them. They had decided to kick off “the best summer ever” with a week long stay at Alexis’s family cabin. Alexis and I were heading up before everyone else, the four other girls and four guys.

  2. Write more, thats all I have to say. Literally, it seems as though you relied on the video to make your point.
    You obviously know what youre talking about, why waste your
    intelligence on just posting videos to your site when you could be giving us something informative to
    read?

  3. The road seemed to stretch on endlessly before us, but Alexis assured me that our journey was near an end. We’d turn before long into thick woods and travel through narrow, winding roads until we reached her family’s cabin. I had no choice but to trust her as GPS had given out nearly 20 minutes ago.

    “There’s good wifi and okay reception at the cabin,” she’d told me, “but you can’t get there unless you know the way.”
    https://medium.com/@robertsnyder029/blue-rebound-edfebc02e672
    So here I was, driving alone in the middle of god knows where with a girl who was my student just a couple of weeks ago. Her and her four best friends had been together from first grade all the way through high school and now they had graduated with very different futures ahead of them. They had decided to kick off “the best summer ever” with a week long stay at Alexis’s family cabin. Alexis and I were heading up before everyone else, the four other girls and four guys.

  4. The road seemed to stretch on endlessly before us, but Alexis assured me that our journey was near an end. We’d turn before long into thick woods and travel through narrow, winding roads until we reached her family’s cabin. I had no choice but to trust her as GPS had given out nearly 20 minutes ago.

    “There’s good wifi and okay reception at the cabin,” she’d told me, “but you can’t get there unless you know the way.”
    https://telegra.ph/Treasure-Planet-09-11
    So here I was, driving alone in the middle of god knows where with a girl who was my student just a couple of weeks ago. Her and her four best friends had been together from first grade all the way through high school and now they had graduated with very different futures ahead of them. They had decided to kick off “the best summer ever” with a week long stay at Alexis’s family cabin. Alexis and I were heading up before everyone else, the four other girls and four guys.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad