Bruno Guimarães, al fútbol por una neumonía

Bruno Guimarães, al fútbol por una neumonía

Bruno Guimarães llegó al nordeste de Inglaterra en el pasado mercado invernal desde el Olympique de Lyon, confirmándose como el fichaje más caro de la historia del Newcastle. El centrocampista fue la guinda del pastel en el nuevo proyecto millonario presentado por los inversores árabes, y aunque Eddie Howe fuera cuidadoso con su inclusión al grupo, ha tardado muy poquito en convertirse en un ídolo de la toon army.

En apenas 4 meses, el carioca se ha asentado como pieza clave siendo uno de los pilares de la salvación del club y con la ayuda de su compatriota Joelinton, ha contagiado ese ambiente festivo de las calles de Brasil a toda la grada de St James’ Park.

 

El fútbol como remedio a los golpes de la vida

Bruno Guimarães ha vivido desde niño una vida marcada por el deporte. La causa no era que él fuera un amante, sino que una enfermedad le obligó a acudir a la actividad física como remedio. De hecho, el propio futbolista cuenta que de no ser por recomendación médica, no habría comenzado a practicar deporte tan pronto.

Con tan solo 3 años al pequeño Bruno le detectaron una neumonía, una enfermedad que hace que los pulmones se inflamen ya sea por causa de un virus o de una bacteria. A priori no era algo extremadamente grave, pero al ser tan solo un niño los médicos recomendaron a la familia que Bruno comenzara a practicar algún tipo de deporte para que su capacidad pulmonar no se viera afectada.

Su madre, quien trabajaba en una tienda de motos, decidió apuntarlo a natación. Lo practicó durante un año y medio, pero nunca lo disfrutó. Tras ese tiempo decidió confesarle a su madre que no le gustaba la natación y que prefería jugar a fútbol, a lo que ella respondió apuntándolo a la academia del Vasco da Gama.

 

¿Por qué usa Bruno Guimarães el 39?

El brasileño aparte de por su calidad, también se caracteriza por llevar un dorsal poco habitual durante la mayor parte de su carrera. A nivel de clubes siempre ha sido muy frecuente verle con el 39 a la espalda, y tan solo ha habido 4 ocasiones en las que no lo ha podido lucir por temas de reglamentación.

El 39 es un número con mucho significado en la familia Guimarães, es casi una tradición que viene desde su padre y perdura en él. Es el número de la cabina de taxi de su padre, quien ha ejercido como tal toda su vida en Río de Janeiro. Cuando Bruno lo desveló, gran parte de la ciudad quedó en shock ya que su taxista habitual era padre de uno de sus futbolistas.

Y este es el motivo por el cuál Bruno porta un dorsal tan extraño pero a la vez tan mítico a su espalda, un homenaje perpetuo a su familia cada vez que pisa el césped.

 

Bruno Guimarães, samba geordie en St James’ Park

En apenas 4 meses, el ambiente de St James’ Park ha pasado de ser una ceremonia fúnebre a ser el carnaval de Río de Janeiro. Los culpables; los jugadores y una inyección millonaria por parte de los nuevos dueños, que de momento han gestionado bien la situación del club y han conseguido salvarlo del descenso junto a Eddie Howe.

La plantilla reconoce que la atmósfera que se ha creado en el estadio en los últimos meses es la mejor que han vivido en muchos años, y de eso tiene culpa la relación que han creado los nuevos fichajes con la grada.

 

La magia de Bruno Guimarães y el espíritu de lucha de Joelinton han creado un ambiente mágico en Newcastle, tal es así que ya es costumbre ver todo tipo de pancartas, carteles, vestimentas… con alusiones a Brasil. El ex del Olympique de Lyon ha insuflado alegría a una hinchada que en diciembre había perdido la esperanza.

 

¿Cómo juega Bruno Guimarães?

El brasileño se caracteriza por ser un centrocampista que se acomoda a cualquier rol y que cumple con creces en cada uno. Es un jugador muy polivalente en el centro, con la opción de jugar como pivote o como centrocampista más adelantado, en resumen, lo que se conoce como un centrocampista completo.

Es un todoterreno, lo mismo conduce y crea peligro con el balón qué se recorre 60 metros a sprint para cortar una contra. Su virtud más destacada es el pase, domina todos los registros a la hora de combinar con sus compañeros y facilita la fluidez del ataque magpie. También es un peligro a la contra, ya sea por iniciar el mismo la jugada o por participar en ella, ya se le ha visto marcar llegando desde segunda línea esta misma temporada.

En el apartado defensivo también es muy fiable, protege bien la pelota tras recuperarla y tiene esa concentración necesaria para actuar de forma correcta en los momentos clave. Se caracteriza más por su juego ofensivo pero gana casi el 60% de sus duelos en cada partido.

Sin duda el fichaje de Bruno Guimarães ha sido todo un acierto de la dirección deportiva, siendo la firma más cara de la historia del club, y que en pocos meses ha justificado su coste. Su presencia y su calidad han llevado al Newcastle al siguiente nivel.

El Newcastle tiene samba para rato con Bruno Guimarães.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad