Jonathan Burkardt, entre juglares y bufones

Jonathan Burkardt, entre juglares y bufones

En la vida a veces el sueño que quieres cumplir está mucho más cerca de lo que parece. Este es el caso de Jonathan Burkardt, que tras no cuajar en las categorías inferiores de su Darmstadt natal, tuvo que viajar a Mainz para luchar por lo que siempre había ansiado.

Con tan solo 14 años dio un giro total a su vida y se fue a jugar a la ciudad del carnaval. Su futuro estaba en sus manos y así lo demostró, tiñendo de goles las categorías inferiores del club y de la selección alemana. Una nueva vida tanto personal como futbolística comenzaba a las orillas del Rin, en una ciudad que derrocha fútbol pero sobre todo cultura.

 

El atípico carnaval de Mainz

La capital de Renania-Palatinado es una ciudad que desborda tradición y cultura. La relación estrecha que guardan el fútbol y el carnaval no se ve en ninguna otro lugar europeo. Mainz es una de las ciudades alemanas que más celebra el carnaval, comenzando la festividad el 11 de noviembre a las 11:11 y acabándolo meses después, normalmente el Miércoles de Ceniza.

La celebración del carnaval no es como en España, ya que no se ciñe a una fecha señalada. En Mainz lo consideran como una época del año, y es normal ver desfiles de bufones y juglares en una ciudad llena de color y alegría gracias a la implicación de sus habitantes.

La relación especial que mantienen el fútbol y el carnaval se fundamenta en la implicación del club. El Mainz todos los años pone a la venta una camiseta especial con la temática del carnaval y con un gesto hacia las empresas, bares y tiendas de la ciudad. Con la compra de la camiseta de la pasada temporada, todo aficionado recibía un ticket de 11€ para gastarlo en los comercios locales.

También es tradición ver la estampa de la grada local disfrazada cuando se juega un partido en las fechas del punto álgido de la celebración. Fútbol y cultura, siempre de la mano.

 

 

Jonathan Burkardt, un futbolista chapado a la antigua

Jonathan Burkardt está poco a poco atrayendo los focos. Sus actuaciones tanto en el Mainz como en la selección alemana sub-21 han atraído las miradas del país y es algo con lo que él en ocasiones se muestra distante. Es todo lo contrario al prototipo de futbolista joven con millones de seguidores en redes sociales, mantiene su vida privada al margen del fútbol.

No tiene ninguna red social, se mantiene fiel a la idea de mostrarse tal y como es sobre el césped. Cuando le preguntaron sobre este tema, no dudo en responder lo siguiente ;

«Es un mundo imaginario lleno de comentarios positivos por un lado, pero con miles de comentarios negativos por el otro. La gente busca mostrar su imagen perfecta ahí, pero yo no soy de esos. Llevo muy bien el no tener redes sociales, no las hecho de menos y ya no me distraigo.»

Como bien dice, ya no se distrae, y eso se ha notado en la presente temporada. Burkardt ha pisado el acelerador y ya es el máximo goleador del equipo. Ha explotado bajo las órdenes de un viejo conocido, Bo Svensson, quien ya le entrenó en las categorías inferiores del «karnevalsverein». Como bien dicen, más vale malo conocido que bueno por conocer.

 

La nueva estrella de la Bundesliga

Su impacto en el equipo ha sido de otra dimensión. Ya suma 9 goles y 2asistencias entre Bundesliga y DFB Pokal y el canterano no amaga con pisar el acelerador. Su trayectoria hace pensar que acabará siendo convocado por la absoluta más pronto que tarde.

Los goles más especiales fueron sin duda los dos que marcó en la victoria 4-1 frente al Augsburgo. Su primer doblete en la Bundesliga acompañado de una victoria contundente, todo ello con Hansi Flick ojeando desde la grada y apuntando su nombre para la próxima convocatoria.

El alemán está en estado de gracia, la gran razón por la que el Mainz marcha octavo y en la lucha por Europa reside en sus botas. Ha sido el descubrimiento de Bo Svensson. Y esa confianza se ve reflejada en el rendimiento, donde ya supera con creces los 4’1 expected goals que le ponían a principio de temporada.

 

¿Cómo juega Jonathan Burkardt?

El técnico danés del Mainz está amoldando a su gusto a «Jonny», creando un delantero capaz de atacar los espacios e incluso crearlos con amagos de carrera. Sabe asociarse con sus compañeros, pero aún se le nota un poco verde en los duelos aéreos. El desgaste físico que muestra partido tras partido hace que su entrenador se deshaga en elogios con él, como diría Alberto Edjogo, es un currante del gol.

Esto dice Bo Svensson sobre él;

«Jonny se deja el alma en el campo y siempre esta dispuesto a llevar su cuerpo al límite para ayudar al equipo.»

Con tan solo 21 años, ha entendido a la perfección el rol que Svensson le quiere dar en la dupla que forma habitualmente junto a Onisiwo. Su trayectoria va en camino ascendente, con una inminente convocatoria a la selección absoluta y un estado de forma que parece no tener fin.

Hay vida más allá de Florian Wirtz o Jamal Musiala en la Bundesliga, y se llama Jonathan Burkardt.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad