Thiago Almada, de pibe de plaza a pibe de oro

Thiago Almada, de pibe de plaza a pibe de oro

Argentina, una de las mayores cunas de talento del fútbol mundial históricamente, está viviendo el surgimiento de un joven que puede devolver la ilusión a toda la hinchada del país. Thiago Almada, jugador de Vélez Sarsfield, está siendo la sensación del fútbol argentino con apenas 19 años. Un pibe sencillo de Fuerte Apache, que soñó con gambetear a los zagueros en Argentina y llevar el nombre de su barrio a lo más alto. Hoy, gracias a él en parte, Vélez vuelve a clasificarse para la próxima edición de la Copa Libertadores 2021.

 

Fuerte Apache y las canchas de tierra: Los inicios de Thiago

Thiago Almada nace y crece en uno de los barrios más poblados de Buenos Aires, Fuerte Apache. Un barrio que ha vivido numerosos conflictos y momentos de pobreza, pero que también ha tenido algunas alegrías. La principal de ellas siempre será la aparición de Carlos Tévez, un futbolista que llevó el nombre del barrio por todo el mundo.

“Tévez me dijo que tratase de sacar a mi familia del barrio”, Thiago Almada en una entrevista para TyC Sports.

El crecimiento del pequeño Thiago, siempre estuvo ligado al balón. Desde sus inicios en las canchas de tierra de Fuerte Apache y su formación en el Club de Fútbol Santa Clara, hasta que parte hacia la cantera del equipo al que pese a ser de otro barrio, siempre animó: Vélez Sarsfield. En el club del Fortín supieron desde el primer momento que tenían un talento muy especial en sus filas, y su ascenso fue casi meteórico.

 

Thiago Almada, el pibe de Vélez que emamora al Fortín

Tras haber destacado en las categorías inferiores de Vélez y de la selección de Argentina, llega el esperado debut. Gabriel Heinze, por entonces entrenador del equipo, ya había confirmado en rueda de prensa que estaba cerca de llegar porque lo veía preparado.

El 5 de noviembre de 2018 siempre será una fecha recordada por Thiago. Aquel día debuta con Vélez y anota 2 goles frente a Defensa y Justicia, aunque el equipo termina perdiendo 3-2. Pese a la derrota, los “fortineros” estaban de festejo porque habían encontrado una nueva ilusión a la que aferrarse para el futuro.

A partir de ese momento, va creciendo su importancia en los planes de Heinze, pero todavía sin asentarse del todo como indiscutible. Incluso pese a ello, firma 8 goles y 2 asistencias en la 19/20.

 

 

Vélez vuelve a la Copa Libertadores

Vélez Sarsfield es un club histórico de Argentina, uno de los más laureados a nivel de títulos de todo el país. Sin embargo, desde la Supercopa Argentina de 2013 el equipo no ha conseguido levantar ningún trofeo. A todo esto debemos sumar la nula participación en Copa Libertadores, una competición de la que también fue campeón en 1994.

Pero por fin todo parece estar volviendo a su cauce. En una temporada 2020/2021 atípica, en la que Vélez había destituido a Gabriel Heinze y nombra a Mauricio Pellegrino como técnico, nadie hubiera imaginado lo que podían conseguir.

Tras la eliminación de la Copa Sudamericana frente a Lanús, las oportunidades se reducían. Sin embargo, los del barrio de Liniers mediante la posición en la ya extinta Copa de la Superliga Argentina, y de la mano de jugadores como Ricky Centurión, y el propio Thiago Almada, Vélez logra por fin la clasificación para la próxima Copa Libertadores 2021.

Ahora sí, la hinchada fortinera podrá volver a llevar el lema de Vélez “el primero en ser un gran club” por toda Sudamérica.

 

¿Cómo juega Thiago Almada?

Thiago Almada es un enganche clásico argentino, una posición que recuerda a algunos de los mayores genios de su país. Su característica principal evidentemente es el regate. Almada es un gambeteador puro, que conduce con el balón pegado al pie derecho y hace un gran uso del desborde en corto. Amague y cambio de ritmo, cambio de ritmo y amague. Una combinación perfecta que le hace ser un jugador imprevisible para el contrario.

En Vélez es el encargado de recibir el balón entre líneas en la zona de mediapunta y a partir de ahí mejorar la jugada. Por sus botas pasan una gran parte de las decisiones del ataque de su equipo, demostrando una jerarquía y un desparpajo impropios para un chico de 19 años.

Precisamente en esa zona de la mediapunta es donde más daño provoca, ya no solo a través del regate, sino filtrando pases entre líneas para sus compañeros demostrando la gran visión de juego que tiene. El argentino es además, un jugador rápido con el balón y rápido mentalmente. Una concepción del juego que también le permite desempeñarse en banda izquierda o banda derecha como extremo. 

Uno de los aspectos que más ha mejorado esta última temporada es la definición. Si bien es cierto que al principio era una de sus debilidades, ahora ya es historia. Thiago ha demostrado ser un gran definidor sorprendiendo a la defensa llegando desde segunda línea, e incluso con disparos desde fuera del área que acaban en gol.

 

 

El futuro de Thiago Almada, lejos de Argentina

Pese al gran éxito de la clasificación para la próxima Copa Libertadores, la hinchada de Vélez tiene una gran preocupación: la posible marcha de Thiago Almada. Una posibilidad, que no sería una sorpresa, ya que ya ha sido vinculado a diferentes clubes europeos como Leeds United, Manchester City, Manchester United, FC Barcelona, Atlético de Madrid…

 “Mis amigos me comentaron el interés de Leeds, no me llegó nada concreto. Me gustaría ser dirigido por Bielsa por todo lo que representa”, Thiago Almada en una entrevista para TyC Sports.

Actualmente Thiago Almada tiene una cláusula de 25 millones de euros,  y el propio presidente de Vélez ya ha admitido que podría ser desembolsada tarde o temprano. No obstante, existe algo que puede jugar en contra del de Fuerte Apache. Thiago es un jugador que necesita un contexto específico para brillar y demostrar todo su fútbol. Es decir, necesita que si un club europeo decide ficharle le dé la confianza, los galones y el contexto ideal para desarrollarse. De lo contrario, su progresión podría frenarse, y sería algo imperdonable para la hinchada de Vélez.

Thiago Almada ya está preparado para dar el salto a Europa y seguir los pasos de su amigo y ejemplo Carlos Tévez. Independientemente del club en el que acabe, su desarrollo será fundamental en las aspiraciones de Argentina, que puede haber encontrado en este pibe el futuro de la selección.

 

 

 

Palmeiras, larga vida al Campeoníssimo

Palmeiras, larga vida al Campeoníssimo

La Sociedade Esportiva Palmeiras, uno de los clubes más laureados de Brasil, volverá a disputar una final de Copa Libertadores veinte años después. Lo ha logrado tras dejar en la estacada a River Plate, campeón hace solo dos temporadas.

 

Palmeiras, un brasileño con sangre italiana

Corría el 1914 en la que ahora es la ciudad más poblada de Brasil cuando cuatro italianos decidieron ”dar a luz” al Palmeiras. Sin embargo, no se le registró con el nombre que actualmente lo identifica. De hecho, sus colores y su escudo tampoco eran los de ahora. Su nombre era el de Palestra Italia, y sus colores eran el verde, el blanco y el rojo, como la bandera del país de nacimiento de sus progenitores.

Con estos distintivos, la escuadra de São Paulo disputó su primer encuentro, en el que batió al Savóia por dos tantos a cero (24 de enero de 1915). Tras hacerse dueño y señor del fútbol amateur, el Campeoníssimo se enroló en la Primera División de São Paulo, un campeonato profesional de carácter regional en el que se consagró como primer bicampeón.

En 1939 la Segunda Guerra Mundial puso en vilo a todo el planeta. Esta contienda, la cual derivó en el colapso de la Alemania Nazi o la Creación de las Naciones Unidas, también trajo consigo importantes consecuencias a nivel deportivo. Con una duración de seis largos años, esta enfrentó a los Aliados con los Países del Eje. Brasil, ”mamá” de aquel joven club de fútbol, apoyó a los primeros. Italia, nación de los ”padres” del Palestra Italia, combatía para los segundos. El resultado, como era lógico, fue el divorcio de aquella bonita pareja ”italobrasileira”. Una separación en la que la madre ganó el juicio y se hizo con la custodia de ese muchacho brasileño con sangre italiana que desde entonces pasaría a llamarse Palmeiras.

 

 

Madurez, trofeos y enemistades en Brasil

Desde su ingreso en el fútbol profesional en el 1933, Palmeiras ha aniquilado a todo aquel que pretendía meterse en su camino y se ha convertido en una máquina de ganar títulos. A nivel estatal, cuenta en sus vitrinas con 46 trofeos, entre los que resaltan sus 23 Campeonatos Paulistas. Después de conquistar la ciudad que le vio hacerse adulto, el ya maduro Palmeiras fue ganando más y más adeptos y comenzó a cosechar sus primeros éxitos nacionales. En 1960 se hizo con su primer Brasileirão, al que seguirían otros nueve. El último de estos lo levantó en el año 2018, coronándose como el club que más veces ha alzado esta copa.

Más longevas aún son sus rivalidades. La más feroz, sin lugar a dudas, es la que comparte con el Corinthians, con el que batalla  desde el 1917 en el famoso Derby Paulista. El ”Verdão” le endosó al ”Equipo del pueblo” la derrota más abultada de su historia (8-0) allá por el 1933, lo que acrecentó esta enemistad. Desde entonces, se han visto las caras en 355 envites, ganando cada uno 127 choques y empatando en 109. Estas cifras hacen del Derby Paulista no solo uno de los enfrentamientos más antiguos de la historia del balompié, sino también uno de los más apasionantes.

Si hay algo que ”La Torcida” de Palmeiras puede reprocharle a su equipo es su desempeño en el marco internacional. El Campeoníssimo no ha podido darle sentido a su apodo en sus travesías por Sudamérica. Con un título de Copa Libertadores en el año 1999 y otros tres subcampeonatos, los del Allianz Parque sufren en exceso cuando salen de Brasil. Aunque quizás sea más apropiado hablar en pretérito, pues los de Abel Ferreira acaban de superar las semifinales de la Libertadores y estarán en la gran final dos décadas más tarde.

 

 

Palmeiras, a un paso de la ”Gloria Eterna” de América

La campaña pasada podría resumirse en un ”casi” para Palmeiras. Con el ex-técnico del Real Madrid, Vanderlai Luxemburgo, sentado en su banquillo, los de São Paulo fueron terceros en Liga y llegaron a cuartos de final de Copa y Copa Libertadores. Además, se llevaron su 23º Campeonato Paulista antes del inicio de estas competiciones.

Sin embargo, si tu apelativo es el de Campeoníssimo, nunca puedes conformarte con esto. Por ello, en verano se optó por un cambio, una pequeña actualización para el sistema de los brasileños. Luxemburgo, de casi 70 años, fue reemplazado por Abel Ferreira, de 42. La llegada del portugués desde el PAOK supuso una limpieza de la idea de juego del equipo, la cual contaba con alguna que otra telaraña. De esta forma, con un fútbol más divertido y ofensivo, Palmeiras es a día de hoy un deleite para el espectador. Los de Ferreira son sextos en liga, a solo seis puntos del segundo, y flamantes finalistas de la Copa Libertadores tras pulverizar a River Plate, tetracampeón de la competición.

Si una Final de Libertadores ya es morbosa de por sí, imaginen si en ella se desafían dos clubes de la misma ciudad. Pues en esta edición 2021 será precisamente así. El Campeoníssimo se las verá con el Santos, uno de sus máximos rivales, el día 30 de enero en Maracaná. Duelo idílico entre dos conjuntos ”paulistas” donde lo espiritual decantará el choque para uno u otro lado. El Cristo Redentor, avizor desde el Cerro del Corcovado, será el que dicte sentencia.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad