Exequiel Zeballos, el poeta de La Bombonera

Exequiel Zeballos, el poeta de La Bombonera

La Bombonera vuelve a tener versos en forma de jugadas. Alabado por históricos como Juan Román Riquelme, Exequiel Zeballos escribe jugadas que calan en los ojos de los aficionados de Boca Juniors. Conocido como el Changuito‘, el extremo de 20 años soñó desde pequeño ser el nuevo héroe Xeneize. Nacido en la ciudad ferroviaria de La Banda, en Santiago del Estero, Exequiel Zeballos cumple con el lema de ‘Bienvenidos a La Banda, cuna de poetas y cantores’. Un artista que ha tenido que recorrer mucho en su vida en forma de sufrimiento, pero que finalmente, parece que encuentra la última parada de un tren que estuvo varias a veces a punto de descarrilar.

 

Exequiel Zeballos, pago obligatorio

«Pagaría una entrada por ver a Zeballos», afirmó el campeón del mundo en 1986 Claudio Borghi. Una definición perfecta, porque el demonio’, otro de sus apodos, es de esos futbolistas que no se suelen ver. Sus jugadas por banda y sus pillerías en forma de regates demuestran que la figura del extremo puro no está muerta y que dentro de esta especie en peligro de extinción, Exequiel Zeballos se convierte en una de las esperanzas del fútbol argentino.

Su impacto se resume en este inicio de la Liga Profesional, donde el Changuito ha marcado 3 goles y ha regalado 1 asistencia en 4 partidos. Fuera de estas cifras, llama la atención por sus recitales con la pelota, donde cada vez se siente más confiado, con un crecimiento imparable.

 

El sueño de Palacio

Su amor por Boca Juniors es incuestionable. Desde pequeño, ya tenía rasgos que le identificaban con el azul y el dorado. Por ejemplo, uno de sus primeros motes fue Palacio, porque de pequeño llevaba una coletita como Rodrigo Palacio, delantero del Brescia y ex del Inter de Milán.

Sin embargo, no fue nada fácil su sueño. Si bien es cierto que ingresó a los 11 años en la cantera Xenezie, no tuvo consolidación y confianza por parte de la entidad hasta los 16. Por tanto, Zeballos, junto a su familia, estuvieron durante un lustro recorriendo más de 2.000 kilómetros entre La Banda y Buenos Aires para muchas veces jugar solo 20 minutos e incluso, no disfrutar de oportunidades en la cancha.

 

«Mi sueño es jugar en La Bombonera y tirar magia»

Con 13 años, con una sonrisa de adolescente y con una gorra del Boca Juniors, Exequiel Zeballos declaró: «Mi sueño es jugar en La Bombonera y tirar magia». Una declaración de intenciones que se está haciendo realidad.

 

Talento descubierto por Diego Mazzili tras ver al jugador en varios torneos interprovinciales, Zeballos siempre ha dado pasos agigantados en su carrera deportiva. Destacó en la Sub 15 de Diego Placente, llegando a ser el líder ofensivo del equipo. Y con sus grandes actuaciones, consiguió ser un fijo en la Sub 17, entrenado por Pablo Aimar, ex del Valencia y del Real Zaragoza.

 

La futura estrella de Boca Juniors

Con una fama de no confiar en la cantera o no tener el camino formativo adecuado, Boca Juniors parece que tras una larga sequía,  puede decir que puede presumir de tener una futura estrella.

La ventaja que tiene el Changuito es la variedad de personas reconocidas en el fútbol argentino que tienen una opinión similar acerca de su notable progresión. El más importante quizás sea Aimar, porque fue el encargado de hablar con Riquelme, recomendando que confiaran en el actual 7. También es importante la confianza que puede depositar en él Lionel Scaloni. El seleccionador ya convocó al extremo a finales de 2021 y en la prensa nacional se rumorea que va a ser el jugador número 26 de la lista para el Mundial de Catar. Pero el mayor reto ha sido convencer a Sebastian Battaglia, el actual técnico del conjunto Xenezie, ya que ante la falta de confianza, se rumoreó hasta hace poco con una posible salida.

 

¿Cómo juega Exequiel «el Changuito» Zeballos?

El dato importante que hay que recoger de esta promesa es su capacidad para jugar por las dos bandas. Su habilidad tanto para regatear hacia fuera como hacia dentro hacen que sea un jugador impredecible. Además, su eficacia en el tiro es muy alta y aunque es diestro, también sabe asistir con la zurda. De actitud va sobrado, como se ve en el liderazgo que tiene para lanzar las penas máximas.

Con un gran potencial para ser un segundo punta en el caso de que mejore sus cifras goleadoras, Exequiel Zeballos se muestra como uno de los mayores talentos del fútbol mundial. Con el colombiano Sebastián Villa por izquierda, parece que el Changuito tendrá que demostrar en la banda menos buena que está destinado para algo más. La Bombonera, que hace tiempo que no latía por un artista, siente que puede tener un flechazo duradero con el extremo que viajaba 2.000 kilómetros cada día para demostrar su amor por Boca Juniors. Desde la cuna de los poetas y los cantores, la magia de Exequiel Zeballos se instaura como la poción definitiva para desmentir la teoría de que Sudamérica y en concreto, Argentina, ya no saca talentos como en tiempos pasados. ¿Llegarán algún día sus versos en forma de jugadas al fútbol europeo?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad