Rodrigo De Paul, la estrella del Udinese

Rodrigo De Paul, la estrella del Udinese

Si hay un país en el mundo que vive el fútbol al máximo ese es Argentina. Desde bien pequeños los niños sueñan en convertirse en jugadores profesionales y llegar a vestir la albiceleste. Uno de esos niños fue Rodrigo De Paul. Una carrera muy peculiar, desde su aparición en la cantera de Racing hasta su gran éxito en Italia pasando por su difícil aventura en La Liga. La confianza ofrecida por parte del equipo Italiano ha sido clave para ver la mejor versión de De Paul.

Argentina respira a fútbol

Desde bien pequeño Rodrigo ya era un enamorado del balón y no tardó en ligarse al mundo del fútbol. Con tan solo 5 años vestía por primera vez la camiseta de Racing de Avellaneda. En las categorías inferiores de la academia inició su formación como enganche.

Con 19 años, Luís Zubeldía daba la oportunidad a De Paul en el primer equipo. A pesar de su corta edad demostró un gran talento aprovechando a la perfección su oportunidad. Además, demostró una gran valentía solicitando el dorsal 10 que estaba libre tras la salida de Giovanni Moreno.

El difícil paso de Rodrigo De Paul por el Valencia

El Valencia se adelantó a varios equipos europeos y terminó fichando a De Paul por 4 millones. El argentino debutó en La Liga en el Ramón Sánchez Pizjuán frente al Sevilla. Su estreno fue desastroso y terminó expulsado con una sanción de cuatro partidos por golpear de forma involuntaria a un rival. La expulsión de De Paul fue la más rápida de un debutante en la historia de La Liga.

En la temporada 2015/16 terminó saliendo del Valencia, donde apenas jugó 43 partidos oficiales. Su aventura en España no salió como se esperaba y en busca de tener mayor regularidad salió cedido de vuelta a casa.

 

La llegada al calcio italiano

En Argentina no consiguió ganarse la confianza del técnico y no obtuvo demasiados minutos. En su vuelta al Valencia, no entraba en los planes del nuevo entrenador y por ello desde el club le buscaron una salida.  Finalmente, de todas las ofertas De Paul decidió jugar en Italia.

En el año 2016 firmaba un contrato con Udinese para las próximas cinco temporadas. Llegaba al club italiano con el objetivo de tener minutos y cumplir su sueño de jugar con la selección argentina.

”La prioridad en mi carrera es ponerme la camiseta de la selección”

En sus dos últimas temporadas defendiendo la camiseta bianconeri ha demostrado ser toda una estrella en el conjunto italiano, convirtiéndose en uno de los grandes jugadores de la Serie A.

¿Por qué Rodrigo De Paul se ha convertido en una estrella?

En Udinese ha contado con la confianza de los diferentes técnicos que han pasado por el equipo. Esto ayudado a que De Paul haya podido demostrar su mejor versión.

El argentino ha dado un paso adelante convirtiéndose en pieza fundamental. Es el líder del equipo, el encargado de dirigir el juego y crear las ocasiones más importantes para los friulani. El fútbol realizado por Udinese beneficia sus mejores cualidades. El equipo italiano se caracteriza por jugar al contragolpe donde De Paul es el encargado de filtrar los pases hacia los delanteros.

 

 

Su mayor actuación como jugador bianconeri fue la temporada pasada en el partido frente a la Juventus. Partido de gran nivel en el que De Paul demostró ser un jugador diferencial. Con 90 minutos disputados, completó 46 de 51 entregas, 2 ocasiones, éxito en todos los pases largos, 10 de 14 duelos ganados, 4 intercepciones y 9 recuperaciones. Todo ello jugando en el centro, clave en la victoria de Udinese.

En cuanto a la selección argentina, fue por primera vez convocado por Scaloni en el año 2018. Desde su debut en la selección se ha convertido en parte clave del cambio generacional. La Copa América de 2019 fue su gran aparición. Aunque inició en la banda derecha, Scaloni optó por alinearlo como pivote. En la posición de 5 nada habitual para él, demostró un gran sacrificio sirviendo de ayuda a su compañero Leandro Paredes.

 

 

Su gran nivel no ha pasado desapercibido y grandes equipos de la Serie A como Juventus, Napoli e Inter, han mostrado interés en el futbolista argentino. Además, este último mercado todos los rumores apuntaban a que podía convertirse en nuevo jugador del Leeds United de Marcelo Bielsa, aunque finalmente se acabó quedando en Udinese.

¿Cómo juega Rodrigo De Paul? 

Rodrigo De Paul ya no es aquel chico que llegó a España como una joven promesa que destacaba por jugar pegado a la banda. Con el paso de los años el argentino ha ido evolucionando en su juego hasta convertirse en un jugador importante.

En la actualidad , su posición se ha visto retrasada hasta el centro del campo, pero para nada ha perdido las ganas de sumarse al ataque. Se trata de un mediocentro muy ofensivo, con una capacidad increíble para sumarse al ataque desde segunda línea y generar peligro con su espectacular disparo.

Aunque cuenta con un gran olfato goleador, también se le ha podido ver otra de sus mejores cualidades, la visión de juego para filtrar pases entre líneas a sus compañeros. A ello hay que añadirle que es todo un especialista en el balón parado. De Paul es el encargado de ejecutar las faltas y los lanzamientos de penalti del Udinese.

 

 

Nikola Vlasic, el oro de Moscú

Nikola Vlasic, el oro de Moscú

Nikola Vlasic lleva despuntando cierto tiempo pero en esta jornada de la UEFA Nations League se ha destapado como futbolista. El jugador de 23 años de la selección croata, está destinado a coger el relevo de leyendas como Luka Modric o Ivan Rakitic. Su gran papel en el combinado balcánico entrenado por Zlatko Dalic se junta con el que ofrece en el CSKA de Moscú, donde es el líder indiscutible junto a veteranos como el portero y capitán del equipo Igor Akinfeev, o jóvenes talentos como el delantero Fedor Chalov.

Ante Suecia y Francia, por fin Vlasic demostró un nivel regular, cogiendo el liderazgo de Croacia en muchos tramos de estos partidos. Ha anotado 2 goles y ha jugado en ambos los noventa minutos. Esto último indica claramente que es una pieza clave para el futuro de Croacia, actual subcampeona del mundo.

¿Pero de dónde salió Vlasic? Aunque parezca increíble, muchos lo pudieron sufrir hace dos temporadas en la máxima competición europea ante un equipo español. Es el momento de diseccionar al talento de los “Vatreni”.

El día que logró derrotar al Real Madrid

Vlasic se dio a conocer un 3 de octubre de 2019. El Real Madrid visitó el Estadio de Luznhiki en la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions League 2018/2019.

El equipo merengue entrenado por Julen Lopetegui cayó por 1-0 en aquel encuentro. Asimismo, ese gol llegó a los 65 segundos de partido. Un fallido pase atrás de Toni Kroos lo aprovechó el centrocampista croata, que supo leer la jugada, aguantar a Raphael Varane y acabar finalizando de manera sensacional para batir a Courtois.

El CSKA quedó último en el grupo, con 7 puntos y 6 de ellos logrados ante el Real Madrid. Pero el mediocentro ofensivo se lució en ambos encuentros, tanto en la ida como en la vuelta en el Santiago Bernabéu, donde el Real Madrid cayó por un contundente 0-3. Fue en ese momento cuando Vlasic dio un paso al frente y se mostró en el escaparate europeo.

Un jugador diferente a los líderes de Croacia

Algunas fuentes señalan que Luka Modric ha recomendado a Florentino Pérez que fiche a este jugador. Esta suposición ha dado sinónimos para que algunos scouts o el público generalista piensen que Vlasic es un perfil de futbolista parecido al del diez del conjunto, blanco pero para nada es así.

El jugador natural de Split destaca por ser un futbolista corpulento, veloz y vertical. No es un creador de juego o un organizador, aunque sí coincide con Modric en ser un mediapunta que tiene facilidad para dar el último pase. Además, si en algo supera al cuatro veces campeón de la Liga de Campeones es en la faceta goleadora. Es un llegador que llega bien desde la segunda línea y que cuenta con un gran disparo, aspecto que ha demostrado en esta última jornada de la UEFA Nations League.

“Nikola Vlasic es un gran futbolista y hará grandes cosas pero que marcara un gol al Real Madrid no es algo definitivo para que los dirigentes del fútbol español lo contraten, debe salir de la liga rusa si quiere tener más aspiraciones”, Yuri Nikíforov, ex jugador del Sporting de Gijón.

View this post on Instagram

🤛

A post shared by Nikola Vlašić (@niksivlasic_) on

El salto prematuro a la Premier League

Formado en la cantera del Hadjuk Split, el equipo más importante de Croacia por detrás del Dinamo de Zagreb y a la par con el Rijeka, recaló en el Everton en la 2017/2018. Los Toffees no pasaban por una buena época y su posición estaba cubierta por otros futbolistas de más renombre como el holandés Dayv Klaasen, el islandés Gylfi Sigurdsson o el retorno de la leyenda Wayne Rooney. 

No pudo brillar, y tan solo jugó unos 12 partidos en Goodison Park. Es entonces cuando aparece  la figura de Viktor Goncharenko, el entrenador que ha hecho renacer al talento croata.

“Debo de aprender de Luka Modric. Él tiene ojos en la nuca. Ve todo antes de que ocurra, piensa más rápido que los demás”, afirmó Vlasic en su primera concentración con Croacia.

El renacimiento de Vlasic en Rusia con el CSKA

Da igual en qué sistema le pongas. Desde que aterrizó en la capital rusa, Vlasic ha jugado en distintos esquemas. Primero con el 3-5-2 o el 3-3-3-1, en los que tuvo una gran adaptación. Pero su mejor versión llegó con el 4-2-3-1. Este sistema permitió a Vlasic ser un box to box, pero a su vez un 10 en el último pase.

Sin dudas, es el oro kilate de este equipo, con una aportación traducida en números importante. Sin ir más lejos, esta temporada lleva 4 goles y 3 asistencias en 8 partidos, además de su contribución en la selección en la UEFA Nations League (Con un acierto del 84% en el pase). La temporada pasada logró 13 goles y 6 asistencias, siendo uno de los máximos realizadores del equipo junto a Chalov.

 

View this post on Instagram

⚡️

A post shared by Nikola Vlašić (@niksivlasic_) on

¿Cómo juega Nikola Vlasic?

Su posición natural es la de mediapunta, llegando a ocupar toda la parcela que requiere un mediocentro ofensivo. Además, puede actuar como interior e incluso jugar en una banda, aunque en ese puesto pierde brillo salvo que juegue hacia dentro. Con calidad para asociarse en equipo, Vlasic tiene el último pase de aquel Modric mediapunta, el despliegue físico de Mateo Kovacic y una gran definición en el disparo, su arma más peligrosa.

La duda que queda con el hermano de la subcampeona olímpica en salto de altura (2004 y 2008), Blanka Vlasic, es si está para dar el salto a un equipo grande. Quizás esa falta de liderazgo en cuanto a organización de juego (como Modric o Rakitic) es la que hace que los grandes clubes de Europa no se decanten aún por el futuro “10” de Croacia. Si esta temporada consigue que el CSKA vuelva a recuperar el trono de la liga rusa, y realiza una gran Eurocopa 2021, puede que el año que viene le veamos con otra elástica de mayor calibre.

 

 

Dominik Szoboszlai, la estrella de Hungría

Dominik Szoboszlai, la estrella de Hungría

La primera jornada de la UEFA Nations League ha dejado un nuevo talento al descubierto. Si bien es cierto que estaba en numerosas agendas de importantes clubes europeos, Dominik Szoboszlai se ha convertido en uno de los nombres de referencia en este atípico mercado de fichajes. De hecho, gracias a su impacto durante esta semana con Hungría, el Red Bull Salzburgo teme que pueda ser una venta inesperada.

Szoboszlai, viral en redes sociales

Su gol de falta ante Turquía supuso una revolución ante la ausencia de grandes competiciones en el panorama futbolístico. Un golpeo endiablado desde 35 metros que dejó como una estatua a Cakir, el portero turco. Un tanto que supuso una victoria crucial para Hungría, que partía como el combinado más débil del grupo B, pero que ha demostrado tener mucho que decir.

Sin dudas, fue el futbolista más nombrado en redes sociales tras el gran partido ante Turquía. No es para menos. Lo llamativo ha sido que a pesar de cuajar grandes actuaciones en Austria e incluso en Champions League, por alguna razón misteriosa, quizás por su nacionalidad y lo que eclipsó Erling Haaland, no había resonado con fuerza su nombre hasta ahora.

 

View this post on Instagram

“Haters Gonna Say It's Fake”

A post shared by Szoboszlai Dominik (@szoboszlaidominik) on

Una pieza clave del Salzburgo

Su polivalencia, su sacrificio y su alma de jugador ofensivo, le hacen ser un jugador muy completo para su edad de 19 años. Así lo demuestran las cifras: 37 partidos de interior izquierdo, 29 de mediocentro, 11 de mediapunta y 9 de interior derecho. En esta última temporada, en la que disputó hasta Champions League y Europa League, ha destacado tras hacer 12 goles y 18 asistencias en 40 partidos.

Tan importante es su influencia, que el Red Bull Salzburgo no se plantea su venta. La marcha de Haaland y de Takumi Minamino no se notó prácticamente en la plantilla de Jesse Marsch, y el jugador natural de Budapest ganó peso en el equipo ante la marcha del noruego y del japonés.

“Los Toros Rojos” saben que el precio de Szoboszlai es en torno a unos 25 millones de euros pero no niegan que este precio se infle. Numerosos equipos como el Liverpool, el Atlético de Madrid o el AC Milan están al tanto,y han ofrecido interés, pero de momento ninguna oferta ha suscitado la incitación de vender a una de las promesas futuras del fútbol.

 

Szoboszlai, la esperanza húngara

Hungría es una selección que a priori, el público la conoce por la leyenda del Real Madrid Ferenc Puskas, o por jugadores sueltos (como Gábor Kiraly o Balázs Dzsudzsák), o competiciones sueltas (Eurocopa 2016). La doble subcampeona del mundo ahora tiene una generación prometedora pero el nombre que resalta es el de Szoboszlai. Su impacto ya se hizo notar en la Sub-17, categoría en la que hizo 7 goles en 14 partidos.

En 2019, debutó oficialmente con Hungría, de la mano del actual seleccionador, Marco Rossi. Se ha convertido en una pieza insustituible para el italiano, que aspira a rejuvenecer a un combinado que ya tocó techo en 2016 y lo más importante: conseguir que Hungría pueda disputar Mundiales o Eurocopas de forma continua.

“Szoboszlai es un jugador elegante y talentoso con excelentes habilidades técnicas. A pesar de su altura, es rápido, se mueve bien entre líneas de defensa y se prepara bien en el tercio ofensivo. Por lo general, lo empujan alto en Salzburgo, pero también se destaca como un centrocampista de área a área en una alineación 4-3-3”. – Marco Rossi, seleccionador de Hungría.

¿Cómo juega Szoboszlai?

Si te preguntan una cualidad de Szoboszlai, siempre di sus tiros de falta. Un especialista nato. Tiene un guante único en su pierna derecha, muchas veces usando el golpeo de rosca de David Beckham o con el empeine, a lo Cristiano Ronaldo.

Asimismo, desequilibra fácilmente por banda, con la virtud de retener la pelota, algo que también usa cuando tiene que sacar el balón como mediocentro. Como dice Rossi, se mueve bien entre líneas y su capacidad para llevar la pelota pegada al pie hace que muchas veces sea imparable. En definitiva, un joven que puede ser el argumento competitivo de una selección húngara que lleva muchos años en horas bajas. 

 

Unai Simón, el próximo gato de España

Unai Simón, el próximo gato de España

Unai Simón ha crecido esta temporada a pasos agigantados en el Athletic Club. El español ya se ha consagrado como uno de los porteros más decisivos de La Liga. ¿Será el futuro guardameta de la selección española?

Athletic Club desde la cuna

Unai Simón, natural de Murguía (Álava), comenzó su etapa en el fútbol en el Aurrera de Vitoria. En 2011 llegaría al Athletic Club para seguir con su periodo formativo. Conforme fue avanzando entre las categorías inferiores, su nivel fue aumentando paulatinamente.

Tras su cesión al Basconia en 2014, volvió al Athletic para hacerse cargo de la portería del Bilbao Athletic, filial del club vasco. Unai fue una pieza fundamental de aquel equipo en Segunda B, incluso llegando a disputar el playoff de ascenso a La Liga SmartBank. 

Una oportunidad inesperada para Unai

La historia de cómo llegó Unai Simón al primer equipo del Athletic Club, sin duda siempre será recordada por el guardameta.

Tras el gran nivel mostrado en el Bilbao Athletic, y ante la falta de sitio en el primer equipo, el club bilbaíno decidió ceder a Unai Simón al Elche en verano de 2018. El Athletic, que ya contaba con Kepa Arrizabalaga y con Iago Herrerín en la portería, no quería dejar sin minutos a un joven prometedor como Unai. Sin embargo, la situación dio un giro inesperado.

El 9 de agosto de 2018, el Chelsea pagó la cláusula de Kepa de 80 millones de euros, convirtiéndose en el portero más caro de la historia, superando a nombres como Alisson o Ederson.

Ante el fichaje repentino de su portero titular, el Athletic se encontraba a pocos días de comenzar La Liga con solo dos porteros en plantilla, Iago Herrerín y Alex Remiro. Una situación que obligó al equipo a tener que recuperar a Unai Simón, que había sido cedido al Elche 20 días antes. El portero vio como cambiaba su situación de no contar en el primer equipo, a tener una oportunidad como segundo portero, ante la falta de confianza de los técnicos en Remiro. Pese a que Herrerín partió como titular en gran parte de la temporada, Unai Simón consiguió debutar y llegar a disputar 16 partidos con el primer equipo.

 

Unai Simón, uno los grandes porteros de La Liga

Tras pasar una temporada de aprendizaje en el primer equipo, donde no contó con tantas oportunidades, Gaizka Garitano decidió apostar por él como primer portero. Y qué gran acierto tuvo el técnico de Vizcaya.

La temporada actual de Unai Simón ha sido la de su consagración como portero. El joven español se ha convertido, con tan solo 22 años (a unos días de los 23), en uno de los guardametas más decisivos de toda La Liga Santander. Un curso en el que ha conseguido dejar la portería a cero en 12 partidos. Una cifra al alcance de pocos arqueros de la competición española.

Su campaña comenzó de la mejor forma posible, dejando exhibiciones como la acontecida en la primera jornada de liga frente al F.C. Barcelona, donde consiguió dejar la portería a cero, y algunas paradas para el recuerdo. Actuaciones memorables, como la de aquel partido en la jornada 12 frente al Villarreal, donde realizó 7 paradas, incluyendo una a bocajarro a Gerard Moreno.

“No hemos marcado porque delante hemos tenido a un gran portero” (Rubén Peña, jugador del Villarreal, tras el partido)

Unai Simón, Athletic Club, La Liga. El Otro Balón. Foto: athletic-club.eus

Unai Simón, Athletic Club, La Liga. El Otro Balón. Foto: athletic-club.eus

¿Futuro de la portería de la selección española?

El gran nivel de Unai Simón no pasa desapercibido en ningún sitio, y ya son muchos aficionados los que reclaman su convocatoria con la selección española. La portería de “La Roja” no pasa por un momento de esplendor, y podría ser una oportunidad para el de Murguía. A raíz de las dudas generadas con David De Gea tras su actuación en el Mundial 2018, y el momento convulso por el que atraviesa Kepa en el Chelsea, la figura de Unai Simón está tomando más fuerza. Pese a ello, tanto De Gea como Kepa son grandes porteros, y no es fácil hacerse un hueco ya desde un principio.

Sin embargo, la figura de Unai Simón en la selección ya viene de varios años atrás. El portero ha sido internacional con España en categorías inferiores, donde ha sido campeón del Europeo Sub-19 y el Europeo Sub-21. Quién sabe, quizá dentro de unos años podamos verlo con la elástica de la absoluta levantando trofeos, y siendo el titular en la portería.

¿Cómo juega Unai Simón?

Unai Simón es un portero de la escuela moderna. Precisamente coincide el gran auge de los porteros modernos con su etapa formativa, y por esa razón ha desarrollado muchas de esas características. Unai se caracteriza principalmente por ser un jugador con una enorme capacidad de reflejos. Su velocidad de reacción en situaciones límite han salvado al Athletic Club en más de una ocasión. Una capacidad que le permite detener disparos a bocajarro, disparos tras un rechace, tiros en el área pequeña…

Su altura (1,90), le permite ser un dominador en el juego aéreo, siendo capaz de atrapar muchos centros peligrosos al área. Además, como portero moderno, tiene un gran juego de pies, destacando principalmente sus potentes saques de puerta. Quizá, a veces sea un poco impetuoso y arriesgue demasiado, pero es un aspecto que muchos porteros suelen mejorar con la edad. Lo que sí podemos observar pese a su temprana edad, es que es un portero con cualidades para llegar a ser un referente del fútbol europeo, y el guardameta titular de una selección tan importante como la española.

 

Juan Arango: Liderazgo, historia y humildad

Juan Arango: Liderazgo, historia y humildad

En los años 90 hablar de fútbol en Venezuela era hablar de un tema desértico, en ese desierto apareció una botella de agua salvadora: Juan Arango. 

Ahora hablar de Juan Arango es distinto, es hablar de un héroe en el ámbito futbolístico, un líder, un mago venezolano. Conocido por sus increíbles tiros libres y sus golazos de fuera del área, Arango se convirtió en el mejor jugador de la historia de Venezuela pero, ¿Cómo lo hizo? Muchos conocen a Juan pero pocos saben de su significado para Venezuela, su historia y cómo jugaba.

El pequeño Juan Arango de Maracay

La historia del venezolano se remonta al 17 de mayo de 1980, día en que nació, el momento donde una estrella llegó al mundo. Juan es el mayor de tres hermanos, de los cuales uno: Jonathan, lamentablemente falleció. De padres colombianos, Arango creció en el barrio El Milagro de Maracay, capital del Estado Aragua. Ciudad conocida por dar luz a grandes artistas y jugadores de béisbol del país.

Deporte que hay que remarcar aquí porque en tiempos de antaño el béisbol en Venezuela lo era todo y lo sigue siendo. El fútbol era una minoría de la que pocas personas hablaban y disfrutaban, pero para sorpresa de la familia de Juan Arango: Éste zurdo iba a amar el bonito fútbol. Él lo fue todo para el ‘FutVe’ (Fútbol Venezolano), fue el inicio y el crecimiento de éste, es la razón del por qué ahora se habla de éste bello deporte en el país y los equipos de otros países y continentes se fijen en los jugadores de Venezuela.

A los 6 años empezó a jugar fútbol en las categorías inferiores de la Universidad Central de Venezuela, estudió en dos colegios públicos donde en el segundo conoció al que más adelante sería su compañero en la selección nacional, el arquero titular Renny Vega. Cuando cumplió 14 años decidió dedicarse de lleno al fútbol y se integró a los filiales de la ‘UCV’. Donde participó con el sub 20 y a los 16 años estuvo con el primer equipo.

La llegada al profesionalismo de Juan Arango

Aquí se visualizó que era un distinto, que tenía un pie zurdo con mucho potencial, y que claramente tenía la oportunidad de no sólo marcar época, de hacerse el mayor exponente del fútbol venezolano. Cuando tenía 17 años firmó con el Nueva Cádiz de segunda división, equipo que dirigía César Farías ¿Les suena? Pronto será protagonista en la vida de Arango. Pero el protagonismo le iba a llegar primero a nuestro héroe, Juan debutó como profesional y en tres años ya estaría jugando en la primera de su país. Marcó 27 goles y asistió 22 veces en 87 partidos con el Nueva Cádiz, fue pilar en el ascenso de éste equipo y llegó a jugar primera con ellos con un nuevo nombre: ‘Zulianos’.

La llamada de la “Vinotinto”

Antes de hablar de Arango en primera división venezolana, hay que hablar del llamado de Pastoriza, el técnico de la selección sub-20 y absoluta de Venezuela, el joven de Maracay jugó el Suramericano sub-20 donde la selección nacional no pudo hacer mucho pero Juan marcó dos goles.

El 27 de enero de 1999 llega su debut con la selección absoluta, jugó contra una selección de la Liga de Dinamarca en un amistoso. Pero su glorioso momento llegaría el 15 de noviembre de 2000 en un partido contra Ecuador, el jovencito del barrio El Milagro sabía que lo estaba haciendo bien, puesto que marcó su primer tanto, una diana que abriría un camino a 23 más, con las cuales fue el máximo goleador de la ‘Vinotinto’ por un tiempo, hasta ser superado por Salomón Rondón recientemente.

Juan Arango

Juan Arango, Selección de Venezuela

El paso por primera de Juan Arango

Con Zulianos jugó 12 partidos y repartió 5 asistencias, ese mismo año pasó al Caracas FC , el equipo más exitoso y grande de Venezuela,. Ahí jugó 19 partidos, marcó 5 goles y dio 4 asistencias, un paso efímero pero productivo puesto que, Benito Floro puso su ojo en él, el técnico del Monterrey ficharía al ‘zurdito’ del que muchos hablaban.

Allí en México fue todo un viajero, de Monterrey pasó a Pachuca y de ahí a Puebla en busca de títulos. Su paso por Monterrey fue bueno, entre 2000 y 2001 estuvo bajo el mando de Floro, y marcó 6 goles y dio 5 asistencias; Luego en Pachuca ganaría su primer y único título en su carrera: La CONCACAF Liga de Campeones en 2002. Anotaría 22 goles y 13 asistencias en 62 partidos, ya en 2003 estaría solo una temporada más en México, con Puebla hizo 8 goles y 5 asistencias en 36 partidos.

Juan Arango abre las puertas

Si de algo hay que comentar es de la importancia de Arango en Venezuela. El tema principal de esto resulta gracias a su traspaso a España y éxito en el viejo continente. Juan fue fichado por el Mallorca que dirigía justamente Benito Floro, el director técnico ya sabía de sus cualidades y lo trajo a jugar a un nivel mucho más alto. Sorpresa: Juan no decepcionó.

Es conocido por abrir las puertas a los demás jugadores del país a emigrar y jugar en otras ligas, no fue el primero en hacerlo debido a que éste fue Stalin Rivas en 1992 siendo traspasado al Standard Lieja. Pero si fue el primero en consagrarse como un jugador top en Europa. Su fichaje significó mucho para Venezuela, y sin duda alguna para el Mallorca.

Fue una pieza fundamental para ayudarlos a salvarse del descenso y en una de sus mejores temporadas los acercó a puestos de Europa League. De hecho en su último curso en el club los ayudó a clasificarlos a dicha competición, pero la UEFA les quitó la licencia europea por participar en un concurso de acreedores. Aquí se consagró como uno de los mejores cobradores de tiro libre del mundo, y una de las mejores zurdas en Europa. Su paso por los “Bermellones” fue conocido por aquel momento donde Javi Navarro, del Sevilla, le propinó un codazo que mandó a Arango a terapia intensiva. El venezolano sufrió un paro respiratorio y estuvo muy cerca de perder su vida.

Los números de ‘La Zurda de Oro’ en el equipo de Baleares no fueron nada malos: 196 juegos, 50 dianas y 31 asistencias.

Fin de una era, comienzo de otra

A sus 30 años terminó un ciclo exitoso en España y firmó por el Borussia Mönchengladbach que entrenaba Lucien Favre en su tiempo. Bajo la tutela de este gran entrenador vivió su segunda juventud, una de las mejores que se han visto. Aquel Gladbach jugaba muy bien y con Arango de titular indiscutible hizo locuras. Goles lejanos, tiro libres espectaculares, pases de locos y desbordando calidad, así fue Juan en Alemania, amado por sus hinchas, alabado por compañeros y DT.

Con su nuevo equipo estuvo muy cerca del descenso pero se consolidaron en Bundesliga hasta clasificar a la UEFA Champions League, competición en la que también jugó. En 2014 luego de 5 años Arango finalizaría su paso por Europa y por Alemania. Uno que sin duda alguna fue recordado por muchos, el mejor momento de su carrera fue en el ‘Gladbach de Favre’.

Terminó con unos números espectaculares donde en una temporada finalizó como máximo asistente. Repartió 14 en la temporada 11/12, sus estadísticas en total fueron: 175 encuentros, 31 goles y 49 asistencias.

“Para mi, verlo en los entrenamientos era aprender. Es un maestro”– Marco Reus

Culminaría su carrera con un breve paso por Tijuana, New York Cosmos y en su amado país con el Zulia FC que dirigía Daniel Farías. Arango a nivel de clubes anotó 182 goles y registró 163 asistencias en 746 partidos.

 

La leyenda de la “Vinotinto”

Juan acabó con el apodo de ‘La Cenicienta’ que le tenían a la Vinotinto con una generación dorada dirigida por el maestro del fútbol venezolano Richard Páez. La selección venezolana con Juan y Richard dio sus primeros pasos agigantados, registró sus primeras victorias como visitante, resultados históricos y demás. Participó en varias Copa América y estuvo muy cerca de llegar al mundial 2010 en Sudáfrica. 

El destino uniría nuevamente a Arango y a César Farías, cuando el DT venezolano se hizo el seleccionador nacional de la Vinotinto. Juntos lograron su mejor actuación en una Copa América. Una que sin duda trajo muchísima alegría a las calles venezolanas, que siempre se han destacado por ser violentas. En un país donde el tema social y político ha sido un principal problema, los guerreros de la Vinotinto comandado por Arango conseguirían el cuarto lugar. Vivieron una dura semifinal frente a Paraguay, donde cayeron por los penales, un partido donde sin duda merecieron más los venezolanos. El final del partido fue muy famoso por el golpe de ‘Miku’ Fedor en la cara de un jugador paraguayo. Después de esto, volvió a estar muy cerca del Mundial, pero por una mala racha en los últimos tres partidos se quedó fuera.

El final de su carrera como jugador de la selección venezolana fue dolorosa, injusta y mala. Nunca recibió una despedida como se lo merecía, cosa que retrató una vez más a la corrupción y mala gestión de los directivos de la Federación Venezolana de Fútbol. Entre lágrimas, Juan se despidió de una hermosa historia.

¿Cómo jugaba Juan Arango?

‘The Special Juan’ es muy conocido pero en realidad, ¿Cómo era sobre el césped?. Como de costumbre para un zurdo, deslumbraba técnica y calidad en el campo. Era un centrocampista que destacaba por su gran pase lejano y visión extraordinaria, un jugador calmado pero que sabía el momento exacto para poner el balón al pie de su compañero. Entre líneas con un cambio de frente o con lo que se invente, Arango te iba a destrozar con tal pase. Su regate era otra cosa mágica, era verlo y quedar enamorado con todo lo que hacía.

Y no se puede dejar de mencionar sus especialidad: los golazos. De esto viene acompañado su facilidad para la pelota parada, de colocar cualquier tiro libre en el ángulo. Simplemente único.

 

Diego Forlán, la leyenda del “10” de Uruguay

Diego Forlán, la leyenda del “10” de Uruguay

La historia de Diego Forlán, aquel jugador que hizo soñar a todo un país con su fútbol. La Selección de Uruguay, que había visto cómo se diluía su peso en el fútbol, encontró en Forlán una figura a la que aferrarse y volver a erigirse como una potencia mundial. Una historia que, tras su retirada, merece ser recordada por todos.

 

El inicio de Diego Forlán

Diego Forlán, hijo y nieto de futbolistas, tuvo una gran influencia futbolística ya desde la infancia. Diego, pese a su gran afición por el tenis y su deseo por ser profesional del deporte, acabó declinándose por el fútbol.

Su etapa de formación comenzó en las categorías inferiores del Danubio, donde permaneció hasta los 17 años. Con esa misma edad, fichó por Independiente de Avellaneda, donde poco después acabaría debutando con el primer equipo. El gran nivel de Diego en la Apertura Argentina llamó la atención de los grandes equipos de Europa, y más concretamente del Manchester United.

Forlán da el salto a Europa: ficha por el Mancester United

Diego Forlán dio el salto a Europa en uno de los clubes más importantes del momento, el Manchester United. El club inglés, que le había fichado por petición expresa de Sir Alex Ferguson, dio la oportunidad a Diego de mostrarse en el máximo escaparate europeo.

Tras una primera temporada marcada por la difícil adaptación, Forlán encontraría en la 2002/2003 una temporada en la que tendría más participación, y en la que acabaría coronándose como campeón de la Premier League. Sin embargo, tras esta campaña su papel en el equipo fue pasando a un segundo plano. La competencia con grandes jugadores de la talla de Ruud van Nistelrooy, un jugador más del gusto de Ferguson, acabaron cerrándole las puertas de la titularidad.

El fichaje de Forlán por el Villarreal

Tras no contar con las oportunidades suficientes en el United, Forlán dio un cambio de aires y fichó por el Villarreal. En el submarino amarillo se formaba un equipo nunca antes visto, con jugadores de la talla de Juan Román Riquelme, o más tarde de Robert Pirès y Santi Cazorla.

Bota de Oro 2004

La primera temporada de Forlán en Villarreal fue algo que nunca olvidará la afición “groguet”. El delantero Uruguayo fue una pieza clave en la clasificación del equipo para la Champions League, con un histórico tercer puesto en liga. La aportación de Forlán fue tan determinante, que terminó la campaña con 25 goles, coronándose como Pichichi de La Liga y Bota de Oro europea compartida con Thierry Henry.

Diego Forlán, Villarreal (2004)

Diego Forlán, Villarreal (2004)

El sueño europeo del Villarreal

Tras la clasificación obtenida la pasada campaña, el Villarreal se presentaba ante una temporada histórica con su primera participación en la Champions League. El submarino amarillo fue la sorpresa del torneo, pasando primero de grupo y eliminando grandes rivales, en los que los goles de Forlán fueron decisivos. Finalmente, el equipo acabó quedándose a las puertas de la final tras caer frente al Arsenal de Thierry Henry en semifinales.

Tras esta inolvidable temporada, Forlán siguió en su línea goleadora, y en 2007 se convirtió en el máximo goleador de la historia del Villarreal con 59 goles.

 

Diego Forlán, el nuevo héroe del Atlético de Madrid

El gran nivel de de Forlán no pasó inadvertido en La Liga, y el 1 de julio de 2007 el Atlético de Madrid confirmó su fichaje por 23 millones de euros. El Atlético, buscaba con su contratación, cubrir la baja de Fernando Torres (traspasado al Liverpool), y Forlán acabaría cumpliendo las expectativas.

El delantero uruguayo formó con el Kun Agüero una de las mejores delanteras de la competición española. En su primera temporada juntos, se combinaron con 23 goles de Forlán y 27 del argentino, en todas las competiciones. Unas cifras que valieron oro para lograr la clasificación del Atlético de Madrid para la Champions League, tras 11 temporadas desde su última participación.

La segunda Bota de Oro

Desde su llegada al Atlético, el nivel de Forlán fue creciendo exponencialmente hasta alcanzar su éxtasis en la temporada 2008/2009. El uruguayo se coronó con su segundo trofeo Pichichi y su segunda Bota de Oro tras anotar 32 goles en La Liga, y 35 en todas las competiciones.

El culmen de su etapa en el Atlético llegó en la temporada 2009/2010, donde logró su primer título con el conjunto rojiblanco: la Europa League. Un título marcado por sus goles en las eliminatorias contra el Valencia, el Liverpool, y en la final ante el Fulham en Hamburgo.. Diego Forlán había devuelto al Atlético a celebrar un título en Neptuno.

“Mi mejor momento a nivel de clubes fue en el Atlético de Madrid”

Forlán, historia de Uruguay

Si bien es cierto que Forlán dejó huella en Villarreal y en el Atlético de Madrid, su importancia en la Selección de Uruguay es incomparable. Diego ha sido uno de los jugadores más importantes de su historia, y ha devuelto al fútbol uruguayo al escaparate mundial.

Diego Forlán, Uruguay

Diego Forlán, Uruguay (2010)

Balón de Oro del Mundial 2010

El mundial de Sudáfrica de 2010, quizá sea una de las mejores actuaciones de un jugador uruguayo en una Copa del Mundo. El papel de Forlán fue totalmente fundamental para que Uruguay diese la sorpresa y se colara en semifinales. Sus 5 dianas le situaron como máximo goleador, junto a David Villa, y fue elegido Balón de Oro del torneo. Los goles como el zapatazo contra Ghana, o contra Países Bajos aún perduran en la memoria de los uruguayos.

“Lo que significa esto para el fútbol uruguayo se verá en el futuro”

Uruguay, campeón de América 2011

La versión de Uruguay en Sudáfrica 2010, solo sería una pista de lo que vendría en 2011. Al igual que en Sudáfrica, Uruguay no partía como principal favorito para levantar la Copa América. Sin embargo, tras un año para corregir pequeños aspectos del juego, el maestro Tabárez presentó en Argentina un equipo mucho más sólido y maduro en el juego. La Selección uruguaya, de la mano de jugadores de Cavani, Suárez, o el propio Forlán se había convertido en un equipo impredecible para sus rivales. El equipo acabaría coronándose como campeón, y Forlán seguía expandiendo su legado.

La despedida de Diego

Un legado que acabaría en el mundial 2014, donde Forlán se despediría de la selección a sus 35 años. Tras su adiós, Forlán todavía tendría combustible para embarcarse en aventuras en la liga India, o en la japonesa, donde acabó retirándose en 2019.

Una carrera, que será recordada con cariño en el Atlético de Madrid, en el Villarreal, en Peñarol (donde actualmente es entrenador), y sobre todo en Uruguay. Aquel potente disparo, aquella pasión con la que vivía cada encuentro, aquella melena rubia… Forlán es y será siempre historia del fútbol uruguayo.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad