Darwin Núñez, el charrúa del futuro

Darwin Núñez, el charrúa del futuro

Darwin Núñez es una de las esperanzas de futuro para Uruguay. Su crecimiento está siendo tan vertiginoso en la Liga SmartBank con el Almería, que muchos equipos de primera ya se han fijado en él de cara a la próxima temporada.

La prolífica cantera de Peñarol

Peñarol, uno de los gigantes de Uruguay, siempre se ha caracterizado por tener una cantera de la que han salido grandes talentos. En los últimos años, aparte de Darwin Núñez, hemos visto futbolistas como Cebolla RodríguezFederico Valverde, que se han hecho un hueco en la élite europea y en la selección celeste.

Darwin Núñez realizó su etapa de formación en las categorías inferiores de Peñarol, hasta conseguir debutar con el primer equipo. Fue en el Torneo Clausura de Uruguay, sustituyendo a Maxi Rodríguez, y en el que acabaría siendo campeón. Darwin tenía la oportunidad de destacar como jugador y pronto la acabaría aprovechando. Pese a no disputar una gran cantidad de partidos, los detalles de su fútbol no pasaron desapercibidos para los ojeadores de clubes europeos.

«Mis padres trabajaban para que tuviera zapatos y yo les compraré una casa»

Darwin Núñez, un referente para el Almería

La política de fichajes del Almería en su proyecto de ascenso a Primera División tuvo como guinda el fichaje de Darwin Núñez. Una fuerte inversión caracterizada por la apuesta de jóvenes como Appiah, Villalba, Coric, Francis, etc.

En el caso de Darwin, fue elegido como pieza angular para el ataque almeriense. El club, que había desembolsado 5,4 millones por su fichaje, veía en él un jugador que podía ser clave para lograr el ansiado ascenso. Y Darwin no les defraudó.

«Todos queremos ganar y subir a Primera. El ascenso sería un sueño»

La adaptación de Darwin Núñez a España y a la competición fue muy prematura, y poco a poco fue haciéndose un hueco. Tras su consagración en el once titular, Darwin comenzó a dar muchos puntos al equipo con sus goles. Su capacidad de interpretación del juego y los espacios, han acabado beneficiándole a él y a sus compañeros. Hasta la fecha, ya cuenta con un total de 12 goles en tan solo 20 partidos, y se ha asentado como uno de los máximos goleadores de la categoría de plata de España.

Darwin Núñez, Almería. El Otro Balón
Darwin Núñez, Almería. El Otro Balón

La llamada de la selección uruguaya

La primera aparición de Darwin Núñez con La Celeste se remonta a la temporada anterior. El de Artigas fue convocado para el Mundial sub-20, y para el Sudamericano sub-20, donde la selección alcanzó el tercer puesto con grandes actuaciones por su parte.

A pesar de su importancia en las categorías inferiores de la selección, el verdadero sueño de Darwin era debutar con la absoluta. Y poco tardaría en llegar. El 16 de octubre de 2019 Darwin debutaba con Uruguay en un amistoso frente a Perú. Un partido en el que los charrúas se habían visto por debajo en el marcador tras el gol de Gonzales. En el minuto 75, Darwin ingresa en el terreno de juego para intentar remontar el partido. Tan solo 5 minutos después, Darwin consigue anotar el gol para poner el empate en el marcador y cumplir el sueño de tantos niños uruguayos. Darwin no faltó a su cita con el destino, y en Uruguay ya le ven como el sucesor de Cavani y Suárez en la selección.

¿Cómo juega Darwin Núñez? 

Darwin Núñez es un delantero completamente diferente a los de la selección uruguaya en los últimos años. Quizá podamos asemejarlo a la etapa de Cavani en Nápoles, cuando se caracterizaba más por ser un jugador más de picar el espacio que de ser rematador. Darwin es un jugador con una fuerza descomunal, capaz de aguantar las embestidas de cualquier defensa. Una musculatura acompañada de una altura notable (1,85), que hacen de él una amenaza en balones áereos. Su dominio de esta faceta hace que tenga un gran porcentaje de éxito en cualquier disputa, y tras salir airoso del duelo, poder descargar el balón hacia sus compañeros.

Sin embargo, Darwin no es un delantero referencia que se dedique a fijar los centrales y situarse en el punto de penalti para rematar la jugada. Darwin es un jugador caracterizado principalmente por su capacidad de interpretación del juego, y por saber leer y atacar los espacios a la espalda de la defensa. Es un delantero, pese a su fuerza, bastante rápido e indetectable. No es un especialista del regate, pero tiene una gran variedad de recursos en el desborde para superar a los rivales, sobre todo en carrera. Su carácter peleón y guerrero, hacen de él un jugador incansable en la presión y en el trazo de desmarques, un quebradero de cabeza para las zagas rivales. Su capacidad física favorece a su gran disparo, ya que pese a haber realizado una carrera, es capaz de definir a las mil maravillas sin que el cansancio le perjudique.

En definitiva, Darwin Núñez con solo 20 años, reúne una gran variedad de características para convertirse en un delantero completo. Su versatilidad hace de él un futbolista diferente a los que se suelen ver en la posición de punta de cualquier equipo. Y precisamente esa particularidad le hace más especial todavía, y que ya haya diversos clubes de primer nivel interesados en él de cara a la próxima temporada. Si continúa con este nivel de crecimiento, en unos años podríamos estar hablando de uno de los mejores delanteros del panorama europeo. 

 

 

 

2 comentarios en «Darwin Núñez, el charrúa del futuro»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *