Dyego Sousa, del hambre al hambre de gol

Dyego Sousa, del hambre al hambre de gol

Dyego Sousa tuvo bastante relevancia entre los aficionados de La Liga Smartbank tras su debut como titular frente al Mirandés en el que marcó un hat trick. El delantero brasileño nacionalizado portugués llegó al Almería para ser suplente de uno de los mejores delanteros de la categoría, Umar Sadiq, pero su historia no solo se limita a su buena actuación con los jabatos, ya que antes de llegar al conjunto indálico ha tenido que pasar hambre para triunfar en el mundo del fútbol.

Sin embargo, todo valió la pena cuando debutó con su país adoptivo y pudo ganar la Nations League compartiendo vestuario con uno de sus ídolos, Cristiano Ronaldo.

 

La vuelta al mundo de Dyego y las segundas oportunidades

Con apenas 17 años llegó a las categorías inferiores del Nacional de Madeira procedente de Palmeiras, desde su país de origen. Por desgracia, no tardó en volver a Brasil tras una mala experiencia extradeportiva. Tras pasar por equipos brasileños como el Moto Club MA y el Operário-PR, volvió a Portugal en la 10/11 para firmar por el Leixoes. Tras un breve paso por Angola, se asentó en su país de adopción en Tondela, Portimonense y sobre todo en Marítimo, hasta que el mercado de verano de la 17/18 el Braga se fijó en él y lo fichó por 300 mil euros.

En el Braga registró buenos números desde su primera temporada y tuvo la oportunidad de jugar Europa League, aunque su explosión se dio en la 18/19 donde anotó 23 goles y dio 11 asistencias en 51 partidos. Tras sus buenas actuaciones el Shenzen FC chino pagó 5,4 millones de euros por él. Una aventura algo atípica. Tras dos cesiones en Benfica y Famalicao y estar unos meses sin competir, fichó por el Almería.

 

 

Una titularidad soñada y un objetivo claro: el ascenso

Tras esos meses de inactividad y un periodo de adaptación de 40 días como reconoció su entrenador Rubi, Dyego Sousa estrenó titularidad llevándose el balón a casa, anotando un hat trick frente al Mirandés y demostrando su nivel:

«Estoy muy feliz de ayudar al equipo con goles y trabajo. Sólo me centro en dar continuidad a esto y prometo dar lo máximo cada vez que tenga la oportunidad de jugar. Estoy para ayudar en lo que sea. Mi gesto en el gol ya lo hacía en el Sporting de Braga, es de matador, de hombre que hace goles y corta cabezas».

El rendimiento de Dyego Sousa le hacen proclamarse como el mejor delantero suplente de la categoría. Con 4 goles y 4 asistencias, genera un gol cada 30 minutos, siendo el único delantero que le ha competido a Umar Sadiq desde que llegó. La importancia del portugués dependerá también de lo que pase Sadiq y la Copa África, ya que si el nigeriano va con su país, no estará disponible durante varias jornadas y Dyego Sousa tendrá que suplirle.

 

 

De pasar hambre a ser campeón de la Nations League

Cuando llegó con 17 años a las categorías inferiores del Nacional de Madeira desde Brasil sufrió problemas extradeportivos que le dificultaron su primera experiencia en Portugal. Por culpa de los continuos retrasos de su salario y estar varios meses sin cobrar, llegó a pasar hambre, un suceso que por mucho que pasen los años se sigue dando en equipos de fútbol profesional o semiprofesional en la actualidad.

Desde que Dyego Sousa llegó a Portugal tenía el sueño de ser internacional absoluto con su país adoptivo. Su temporadón en el Braga hizo que Fernando Santos lo convocara para la fase de clasificación de la pasada Eurocopa. El 22 de marzo de 2019 debutó con Portugal frente a Ucrania y Días también tuvo minutos contra Serbia. Gracias a ello compartió vestuario con Cristiano Ronaldo, uno de sus ídolos. En junio de ese mismo año hizo historia con Portugal tras proclamarse campeón de la UEFA Nations League.

 

 

¿Cómo juega Dyego Sousa?

Dyego Sousa es un delantero corpulento bastante completo. Es cierto que no es un velocista, pero sí tiene la capacidad asistir con prácticamente la misma facilidad con la que marca goles.

De hecho no es casualidad que tenga los mismos goles y asistencias (4). Su estatura de 1,90 le permite ganar 1,5 duelos aéreos por partido y ser un nueve clásico a la hora de llegar a rematar y tener presencia en el área, pero no rehúsa pisar otras zonas del campo a la hora de bajar a recibir o jugar de espaldas, aunque siempre se muestra como la referencia en ataque de su equipo siendo un delantero posicional. A veces en la pelea con los centrales va al límite, lo que le puede costar alguna tarjeta, pero no deja de ser parte de su fútbol.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad