Jonas Hector, el amor por encima del dinero

Jonas Hector, el amor por encima del dinero

Jonas Hector es un jugador que siempre se ha caracterizado por su humildad y por su sentimentalismo en el mundo del fútbol, algo que se está perdiendo. Lealtad y superación son las palabras que definen la historia del alemán. Con toda una carrera en el FC Koln, pasó de jugar en Regionalliga a ser convocado por Joachim Low para el Mundial de Rusia.

Hay jugadores que mantienen la esencia del fútbol, siendo fieles a unos colores vengan los reveses que vengan o lleguen las ofertas que lleguen. El protagonista de esta historia es ajeno al mundo tan irreal que rodea a un futbolista, no es extravagante ni presume de lujos, y comparte su carrera futbolística con la universidad.

 

Jonas Hector, del descenso a la gloria

Un jugador que supo lo que era tenerlo todo y de un día para otro quedarse sin nada, pero sin ninguna queja pública por su parte. Antes del descenso de su FC Koln, Jonas Hector era uno de los jugadores más codiciados de la Bundesliga y de las grandes ligas europeas. El capitán de «Die Geißböcke» es un jugador con un perfil poco habitual, ya que llegó a la élite sin ser formado en grandes academias, siempre ha sido fiel a su equipo, no tiene redes sociales y además comparte el fútbol con los estudios universitarios.

El lateral fue convocado con la selección y su apogeo con Low fue en 2017, cuando tras haber marcado el penalti que daba acceso a las semifinales de la Eurocopa, también se alzó con la Copa Confederaciones.

En 2018 su carrera dio un vuelco, el club de su vida descendía a la 2. Bundesliga y él contaba con ofertas de clubes como Liverpool, Juventus, Bayern Múnich y Borussia Dortmund. Pero el capitán tiró de lealtad y decidió quedarse en la ciudad que se lo había dado todo, renovando su contrato y buscando de esta manera ser clave en el futuro ascenso de su amado FC Koln.

 

 

La lealtad de «los otros» por encima de lo económico

Tras firmar su renovación, otro estandarte del club siguió sus pasos. El portero alemán Timo Horn también decidió renovar y acompañar a Jonas Hector en la misión de devolver al club a la élite. Dos iconos del club daban un golpe sobre la mesa, rechazando ofertas de grandes clubes europeos y demostrando así, que la lealtad está por encima del dinero.

Tan solo un año les bastó para completar el objetivo, el trágico descenso se vio solventado tras una temporada brillante en la 2. Bundesliga. El capitán lo había conseguido, el y sus compañeros habían devuelto al club de sus amores a la Bundesliga, a donde realmente merecía estar.

En su vuelta a la Bundesliga, Jonas Hector seguía siendo ese jugador que se lo dejaba todo en el campo, pero ya no partía desde el lateral izquierdo. Su juego sufrió una metamorfosis que lo desplazó a ser pivote defensivo, un cambio que le vino genial al club y a su estilo. Pasó de ser un lateral llegador a ser un pivote defensivo que hacía de «box to box».

Al jugador alemán le bastaron dos temporadas para ganarse el cariño de todo un país y el respeto de toda su afición, dos temporadas en las que demostró que el amor por unos colores mueve más montañas que los billetes o los contratos.

 

 

La tristeza de Jonas Hector: 2020

Desde el ascenso, Jonas Hector es un estandarte en Colonia, y su personalidad y su humildad lo han convertido en leyenda.

Tuvo una época en la que su vida personal dio un vuelco terrible. 2020 es un año para olvidar, y más para Jonas Hector. Lamentablemente, el 21 de junio de 2020 cambiaría su vida, la policía hallaba a su hermano, el delantero Lucas Hector, fallecido en su propio domicilio. Tanto Jonas Hector como el FC Koln decidieron no hablar sobre este suceso, pero el alemán ya no sería el mismo.

Tras esta trágica noticia, en octubre de ese mismo año anunciaría que se retiraba de la selección por motivos personales, si ya de por si 2020 fue duro, para Jonas Hector fue como escalar una pared vertical sin arnés. Pero su capacidad para superar las adversidades y su corazón son más fuertes que todo eso, y el alemán ha podido volver a disfrutar del fútbol, y la pelota le ha devuelto la sonrisa.

En Alemania, la comunión que existe entre afición y jugadores es brutal, y es por ello que la hinchada del FC Koln siempre estará agradecida a su capitán. Por hundirse con su barco y sacarlo a flote poco después, y por demostrar que ningún billete vale más que el amor que te puede demostrar una ciudad.

 

El Colonia, al borde del abismo

Actualmente, el equipo alemán marcha decimoséptimo, y de acabar así descenderían a 2. Bundesliga. La tensión se palpa en el ambiente de la ciudad alemana, ya que temen que la historia se repita.

2021 ha sido un año difícil para las «cabras montesas», una temporada en el que tan solo han sumado 29 puntos aunque tienen la salvación a tan solo un punto, marcada actualmente por el Werder Bremen. El encuentro ante los capitalinos en la jornada 33 decidirá el devenir de la poca temporada restante.

La historia podría repetirse, pero la afición siempre estará ahí, y de lo que no pueden dudar es de que su capitán lo estará pase lo que pase.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad