Dan Burn, un coloso de cuatro dedos

Dan Burn, un coloso de cuatro dedos

Dan Burn se ha convertido en un personaje del fútbol inglés, y no solo por sus goles. Antes de llegar a Newcastle y erigirse como el coloso que necesitaban las urracas en el centro de la defensa, el ‘gigante’ ha dejado su huella en todas las ligas profesionales de Inglaterra.

El nacido en Blyth puede presumir de haber escalado desde la National League hasta la Premier League, dejando una gran impresión en todos los niveles de la escala del balompié británico. Pero tras jugar más de 300 partidos se descubrió un dato que dejó boquiabierta a toda la Premier League: Dan Burn tan solo tiene 4 dedos en una de sus manos.

 

Tenías que haberte quitado el anillo, Dan

La historia de la pérdida de su dedo se remonta a su época de preadolescente, en el que con tan solo 13 años sufriría un episodio difícil de olvidar.

Un anillo, una valla y la decisión de escalar a por un objeto que se le había colado al otro lado crearon un desenlace traumático. Según varias fuentes, el relato trata de Dan Burn intentando escalar una valla con puntas en la base superior, con la mala fortuna de que su dedo anular quedó enganchado por culpa del anillo que portaba en el mismo.

El desenlace de la escena fue un shock para el pequeño Dan Burn. El anillo causó que su dedo anular se desprendiera por completo de la mano, creando así un momento terrorífico para cualquier niño.

De todas formas, este episodio de su vida no ha llegado a afectar a su desempeño como futbolista profesional. Un trauma infantil, que fue superado por el pequeño Burn y que no le ha impedido lograr su sueño. Con casi 100 partidos en Premier League y unas actuaciones brillantes, ha logrado dejar aquel episodio atrás.

 

Dan Burn, la llegada y la conquista del nuevo Newcastle

El fichaje de Dan Burn por el Newcastle ha sido un soplo de aire fresco para la zaga que resguarda la portería de Martin Dubravka. Una línea que necesitaba con urgencia un central fiable y sobrio, con conocimiento de la liga y con pocas pegas para unirse a un proyecto que acababa de alzar el vuelo.

Tras haber pagado 15 millones de euros al Brighton & Hove Albion de Graham Potter, el coloso inglés llegaba a St James’ Park para ejercer de líder junto a Fabian Schär. Tan solo le han bastado 7 partidos para convertirse en indiscutible en el once de Eddie Howe, relegando a Jamaal Lascelles al banquillo.

7 actuaciones convincentes que han enamorado a la grada de St James’ Park, quienes ya le dedican pancartas con el famoso «Burn Baby Burn», fragmento de la canción Disco Inferno de The Trammps. Bromas aparte, Dan Burn se ha ganado el hueco en el once,  no ha necesitado periodo de adaptación y ha conectado con sus compañeros a las mil maravillas.

 

 

En cuanto a sus estadísticas, es el segundo jugador con más intercepciones y despejes por partido del Newcastle. Asimismo, ha aportado la fiabilidad que le hacía falta a las urracas y todo ello se ha visto premiado con ser elegido por la afición como jugador del mes de marzo.

Su reciente estado de forma lo ha convertido en la comidilla del último parón de selecciones. Muchos periodistas defendían que Dan Burn merecía la llamada de los ‘Three Lions’ comandados por Gareth Southgate. Finalmente, no ha sido así y el central se ha quedado fuera de una lista con muchas novedades. Ahora la duda será si puede o no ser una opción para el Mundial de Qatar 2022.

 

¿Cómo juega Dan Burn?

El bueno de Dan Burn ha caído de pie en Newcastle y no ha necesitado periodo de adaptación. A pesar de su 2’01 cm de altura; es un jugador versátil, llegando a desempeñarse, por ejemplo, de carrilero izquierdo bajo las ordenes de Graham Potter.

En St James’ Park ha llegado para jugar en el centro de la defensa, conformando una muralla junto a Fabian Schär, que ha cambiado el rumbo del club por completo. Ha dado ese toque de sobriedad y de cabeza fría que pedía a gritos la defensa del equipo.

Sus centímetros no engañan, es un peligro aéreo y así lo demuestra ganando el 63% de los duelos. También tiene buen toque de balón. No es exquisito, pero tampoco pierde la cabeza con la pelota en los pies. Mide de una forma muy correcta sus entradas y en caso de duda, siempre opta por despejar. Dan Burn es ese tipo de defensor clásico de la vieja escuela que se está perdiendo en el fútbol moderno.

Lo único que puede chirriar en sus características es que a veces pierde la concentración y comete algún que otro error, a veces incluso grosero. Con la camiseta del Newcastle todavía  no ha cometido ninguno y está teniendo un nivel de forma excelso.

Dan Burn ha demostrado que a pesar de vivir una experiencia traumática, hay que seguir luchando y tirar para adelante. Con su perseverancia ya acumula más de 300 partidos en todas las ligas del fútbol inglés y acaba de aterrizar en un proyecto que puede ser la oportunidad de su carrera. En definitiva, al coloso de Blyth le queda cuerda para rato.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad