Isidro Pitta, el vikingo paraguayo reina en Huesca

Isidro Pitta, el vikingo paraguayo reina en Huesca

Isidro Pitta ha causado sensación nada más fichar por el Huesca. El hecho de venir de Paraguay y tener apariencia vikinga ayudan a que se genere expectativa y curiosidad. El tiempo dirá si el conjunto oscense ha acertado con su incorporación o no, pero el delantero tiene claro que ha aterrizado en España para triunfar en La Liga Smartbank.

Un paraguayo rumbo a España en busca de un sueño

Pitta se formó en la academia «Cicloncitos» del Club Cerro Porteño de 2013 a 2017.​ En la 17/18 decidió probar suerte en Europa y jugó durante 6 meses en el Alvarenga portugués. Anotó 5 goles en 14 partidos, pero finalmente regresó a Paraguay. Fichó por el Deportivo Santaní donde debutó en la Primera División de Paraguay y anotó 6 goles en 28 encuentros que le valieron para firmar por el Sportivo Luqueño.​ En septiembre de 2020 se marchó al Club Olimpia, debutando en un partido por la Copa Libertadores contra el Santos de Brasil, entrando a los 20′ del primer tiempo en reemplazo de Roque Santa Cruz, uno de las referencias del fútbol paraguayo en los últimos años.

Este verano volvió a Europa para jugar en el Huesca, que acaba de descender de Primera División y que buscará repetir el logro conseguido con Míchel de subir nada más bajar. Ha firmado por 4 temporadas después de que el Huesca pagase 1,5 millones de euros por el 60% de su pase, con la intención de triunfar en España y dar un salto en su carrera.

Isidro Pitta y la conquista vikinga en España

El delantero ha comentado que La Liga Smartbank es un campeonato largo en comparación con Paraguay. Su puesta a punto ha tenido que esperar durante las primeras jornadas, pero poco a poco está entrando en dinámica y ya ha conseguido marcar un doblete. Aunque no está al cien por cien tras tanto tiempo de inactividad, su integración en el club ha sido inmejorable:

«Los compañeros, el míster, todos los que trabajan en el club son excelentes personas. Me siento como en casa, nunca me había sentido tan acogido rápidamente por la gente. Vine a una ciudad muy tranquila y linda, y la adaptación va muy bien, me llevo bien con los compañeros, el recibimiento fue muy cálido, me sentí como en casa desde el primer momento y eso es muy bueno, me ayuda mucho.»

De hecho, el paraguayo asegura que se lleva muy bien con los sudamericanos, los argentinos Adolfo Gaich y Julio Buffarini. Además, el plantel ya disfruta del tereré, una bebida hecha con hojas de yerba mate y agua con mucho hielo, que es la bebida oficial de Paraguay y parte de su patrimonio cultural.

Un Huesca más latino que nunca para luchar por el ascenso

Después de que el Huesca descendiera tras estar a punto de lograr el milagro con Pacheta en el banquillo, tuvieron que ponerse manos a la obra para encontrar un sustituto. Finalmente llegó un hombre casi completamente desconocido para la mayoría de aficionados, Nacho Ambriz. El entrenador mexicano había desarrollado toda su carrera como primer entrenador en su país, aunque es cierto que estuvo de segundo de Javier Aguirre en Osasuna y Atlético de Madrid desde julio de 2oo3 hasta febrero de 2009.

Por ello, el Huesca no solo ha apostado por el mercado latinoamericano en el banquillo, sino que ha firmado, además de Isidro Pitta, a Adolfo Gaich para la delantera y Julio Buffarini para el lateral derecho. La competencia entre ambos «nueves» va a ser alta aunque el equipo no esté pasando por su mejor momento y Pitta ya se ha atrevido a prometer que marcará 20 goles durante este curso.

¿Cómo juega Isidro Pitta?

El rendimiento del paraguayo va a depender en gran parte de su adaptación al fútbol español y en concreto de Segunda División. A pesar de no ser un delantero alto (1,83 metros) destaca por tener un buen juego aéreo gracias a su corpulencia, aunque podría mejorarlo cuando juega lejos de la portería. Su capacidad para jugar de espaldas y permitir al resto de sus compañeros que jueguen de cara.

Aunque es un delantero de área y tiene ese instinto goleador que tanto se busca, se maneja bastante bien fuera de ella. De hecho, en la Libertadores produjo un pase clave por partido, por lo que no sería tan extraño ver una doble punta junto a Gaich en algún momento de la temporada si el equipo lo necesita.

Isidro Pitta sigue teniendo mucha carrera por delante a sus 22 años y tiene por delante una campaña para ilusionar y poder ganarse un nombre en el fútbol español después de que el Huesca haya apostado por él desde Paraguay.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad