En los años 90 hablar de fútbol en Venezuela era hablar de un tema desértico, en ese desierto apareció una botella de agua salvadora: Juan Arango. 

Ahora hablar de Juan Arango es distinto, es hablar de un héroe en el ámbito futbolístico, un líder, un mago venezolano. Conocido por sus increíbles tiros libres y sus golazos de fuera del área, Arango se convirtió en el mejor jugador de la historia de Venezuela pero, ¿Cómo lo hizo? Muchos conocen a Juan pero pocos saben de su significado para Venezuela, su historia y cómo jugaba.

El pequeño Juan Arango de Maracay

La historia del venezolano se remonta al 17 de mayo de 1980, día en que nació, el momento donde una estrella llegó al mundo. Juan es el mayor de tres hermanos, de los cuales uno: Jonathan, lamentablemente falleció. De padres colombianos, Arango creció en el barrio El Milagro de Maracay, capital del Estado Aragua. Ciudad conocida por dar luz a grandes artistas y jugadores de béisbol del país.

Deporte que hay que remarcar aquí porque en tiempos de antaño el béisbol en Venezuela lo era todo y lo sigue siendo. El fútbol era una minoría de la que pocas personas hablaban y disfrutaban, pero para sorpresa de la familia de Juan Arango: Éste zurdo iba a amar el bonito fútbol. Él lo fue todo para el ‘FutVe’ (Fútbol Venezolano), fue el inicio y el crecimiento de éste, es la razón del por qué ahora se habla de éste bello deporte en el país y los equipos de otros países y continentes se fijen en los jugadores de Venezuela.

A los 6 años empezó a jugar fútbol en las categorías inferiores de la Universidad Central de Venezuela, estudió en dos colegios públicos donde en el segundo conoció al que más adelante sería su compañero en la selección nacional, el arquero titular Renny Vega. Cuando cumplió 14 años decidió dedicarse de lleno al fútbol y se integró a los filiales de la ‘UCV’. Donde participó con el sub 20 y a los 16 años estuvo con el primer equipo.

La llegada al profesionalismo de Juan Arango

Aquí se visualizó que era un distinto, que tenía un pie zurdo con mucho potencial, y que claramente tenía la oportunidad de no sólo marcar época, de hacerse el mayor exponente del fútbol venezolano. Cuando tenía 17 años firmó con el Nueva Cádiz de segunda división, equipo que dirigía César Farías ¿Les suena? Pronto será protagonista en la vida de Arango. Pero el protagonismo le iba a llegar primero a nuestro héroe, Juan debutó como profesional y en tres años ya estaría jugando en la primera de su país. Marcó 27 goles y asistió 22 veces en 87 partidos con el Nueva Cádiz, fue pilar en el ascenso de éste equipo y llegó a jugar primera con ellos con un nuevo nombre: ‘Zulianos’.

La llamada de la “Vinotinto”

Antes de hablar de Arango en primera división venezolana, hay que hablar del llamado de Pastoriza, el técnico de la selección sub-20 y absoluta de Venezuela, el joven de Maracay jugó el Suramericano sub-20 donde la selección nacional no pudo hacer mucho pero Juan marcó dos goles.

El 27 de enero de 1999 llega su debut con la selección absoluta, jugó contra una selección de la Liga de Dinamarca en un amistoso. Pero su glorioso momento llegaría el 15 de noviembre de 2000 en un partido contra Ecuador, el jovencito del barrio El Milagro sabía que lo estaba haciendo bien, puesto que marcó su primer tanto, una diana que abriría un camino a 23 más, con las cuales fue el máximo goleador de la ‘Vinotinto’ por un tiempo, hasta ser superado por Salomón Rondón recientemente.

Juan Arango

Juan Arango, Selección de Venezuela

El paso por primera de Juan Arango

Con Zulianos jugó 12 partidos y repartió 5 asistencias, ese mismo año pasó al Caracas FC , el equipo más exitoso y grande de Venezuela,. Ahí jugó 19 partidos, marcó 5 goles y dio 4 asistencias, un paso efímero pero productivo puesto que, Benito Floro puso su ojo en él, el técnico del Monterrey ficharía al ‘zurdito’ del que muchos hablaban.

Allí en México fue todo un viajero, de Monterrey pasó a Pachuca y de ahí a Puebla en busca de títulos. Su paso por Monterrey fue bueno, entre 2000 y 2001 estuvo bajo el mando de Floro, y marcó 6 goles y dio 5 asistencias; Luego en Pachuca ganaría su primer y único título en su carrera: La CONCACAF Liga de Campeones en 2002. Anotaría 22 goles y 13 asistencias en 62 partidos, ya en 2003 estaría solo una temporada más en México, con Puebla hizo 8 goles y 5 asistencias en 36 partidos.

Juan Arango abre las puertas

Si de algo hay que comentar es de la importancia de Arango en Venezuela. El tema principal de esto resulta gracias a su traspaso a España y éxito en el viejo continente. Juan fue fichado por el Mallorca que dirigía justamente Benito Floro, el director técnico ya sabía de sus cualidades y lo trajo a jugar a un nivel mucho más alto. Sorpresa: Juan no decepcionó.

Es conocido por abrir las puertas a los demás jugadores del país a emigrar y jugar en otras ligas, no fue el primero en hacerlo debido a que éste fue Stalin Rivas en 1992 siendo traspasado al Standard Lieja. Pero si fue el primero en consagrarse como un jugador top en Europa. Su fichaje significó mucho para Venezuela, y sin duda alguna para el Mallorca.

Fue una pieza fundamental para ayudarlos a salvarse del descenso y en una de sus mejores temporadas los acercó a puestos de Europa League. De hecho en su último curso en el club los ayudó a clasificarlos a dicha competición, pero la UEFA les quitó la licencia europea por participar en un concurso de acreedores. Aquí se consagró como uno de los mejores cobradores de tiro libre del mundo, y una de las mejores zurdas en Europa. Su paso por los “Bermellones” fue conocido por aquel momento donde Javi Navarro, del Sevilla, le propinó un codazo que mandó a Arango a terapia intensiva. El venezolano sufrió un paro respiratorio y estuvo muy cerca de perder su vida.

Los números de ‘La Zurda de Oro’ en el equipo de Baleares no fueron nada malos: 196 juegos, 50 dianas y 31 asistencias.

Fin de una era, comienzo de otra

A sus 30 años terminó un ciclo exitoso en España y firmó por el Borussia Mönchengladbach que entrenaba Lucien Favre en su tiempo. Bajo la tutela de este gran entrenador vivió su segunda juventud, una de las mejores que se han visto. Aquel Gladbach jugaba muy bien y con Arango de titular indiscutible hizo locuras. Goles lejanos, tiro libres espectaculares, pases de locos y desbordando calidad, así fue Juan en Alemania, amado por sus hinchas, alabado por compañeros y DT.

Con su nuevo equipo estuvo muy cerca del descenso pero se consolidaron en Bundesliga hasta clasificar a la UEFA Champions League, competición en la que también jugó. En 2014 luego de 5 años Arango finalizaría su paso por Europa y por Alemania. Uno que sin duda alguna fue recordado por muchos, el mejor momento de su carrera fue en el ‘Gladbach de Favre’.

Terminó con unos números espectaculares donde en una temporada finalizó como máximo asistente. Repartió 14 en la temporada 11/12, sus estadísticas en total fueron: 175 encuentros, 31 goles y 49 asistencias.

“Para mi, verlo en los entrenamientos era aprender. Es un maestro”– Marco Reus

Culminaría su carrera con un breve paso por Tijuana, New York Cosmos y en su amado país con el Zulia FC que dirigía Daniel Farías. Arango a nivel de clubes anotó 182 goles y registró 163 asistencias en 746 partidos.

 

La leyenda de la “Vinotinto”

Juan acabó con el apodo de ‘La Cenicienta’ que le tenían a la Vinotinto con una generación dorada dirigida por el maestro del fútbol venezolano Richard Páez. La selección venezolana con Juan y Richard dio sus primeros pasos agigantados, registró sus primeras victorias como visitante, resultados históricos y demás. Participó en varias Copa América y estuvo muy cerca de llegar al mundial 2010 en Sudáfrica. 

El destino uniría nuevamente a Arango y a César Farías, cuando el DT venezolano se hizo el seleccionador nacional de la Vinotinto. Juntos lograron su mejor actuación en una Copa América. Una que sin duda trajo muchísima alegría a las calles venezolanas, que siempre se han destacado por ser violentas. En un país donde el tema social y político ha sido un principal problema, los guerreros de la Vinotinto comandado por Arango conseguirían el cuarto lugar. Vivieron una dura semifinal frente a Paraguay, donde cayeron por los penales, un partido donde sin duda merecieron más los venezolanos. El final del partido fue muy famoso por el golpe de ‘Miku’ Fedor en la cara de un jugador paraguayo. Después de esto, volvió a estar muy cerca del Mundial, pero por una mala racha en los últimos tres partidos se quedó fuera.

El final de su carrera como jugador de la selección venezolana fue dolorosa, injusta y mala. Nunca recibió una despedida como se lo merecía, cosa que retrató una vez más a la corrupción y mala gestión de los directivos de la Federación Venezolana de Fútbol. Entre lágrimas, Juan se despidió de una hermosa historia.

¿Cómo jugaba Juan Arango?

‘The Special Juan’ es muy conocido pero en realidad, ¿Cómo era sobre el césped?. Como de costumbre para un zurdo, deslumbraba técnica y calidad en el campo. Era un centrocampista que destacaba por su gran pase lejano y visión extraordinaria, un jugador calmado pero que sabía el momento exacto para poner el balón al pie de su compañero. Entre líneas con un cambio de frente o con lo que se invente, Arango te iba a destrozar con tal pase. Su regate era otra cosa mágica, era verlo y quedar enamorado con todo lo que hacía.

Y no se puede dejar de mencionar sus especialidad: los golazos. De esto viene acompañado su facilidad para la pelota parada, de colocar cualquier tiro libre en el ángulo. Simplemente único.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad