Álex Berenguer, un nuevo león en San Mamés

Álex Berenguer, un nuevo león en San Mamés

Álex Berenguer ha sido el protagonista del mercado del Athletic Club, y su nombre ha sido el más escuchado desde el día de su fichaje hasta el día de su debut. El navarro llega al club bilbaíno con la misión de revivir esa delantera a la que tanto gol le hace falta.

Álex Berenguer en su etapa de “rojillo”

Su carrera comenzó en las categorías inferiores de los “rojillos, Álex vistió la camiseta de Osasuna desde juveniles, donde nunca destacó por su capacidad goleadora pero si por su chispa y su desborde. Siempre se ha desempeñado como interior izquierdo.

El salto al primer equipo rojillo llegó tras una gran temporada en el Osasuna Promesas, donde fue uno de los jugadores más participativos y llamativos de aquel plantel. Llegó a un Osasuna en Segunda División, con el objetivo de ascender, y el propio Álex Berenguer ayudó a lograrlo en la segunda temporada de las tres que disputó.

 

 

En su vuelta a Primera División, el Osasuna no fue capaz de mantener la categoría, pero lo más destacable de esa temporada fue el joven de Pamplona, ya que llamó la atención de varios clubes europeos, entre ellos el Torino.

El 17 de julio de 2017 Osasuna oficializaba la marcha de su canterano a “Il Toro” por una cantidad de 7 millones de €, donde el jugador rechazó el 15% de la cantidad que le correspondía del traspaso con tal de llegar a la Serie A.

Álex Berenguer aterriza en la Serie A

Llegó al Torino para estar a las órdenes de Walter Mazzarri, quien contó con él desde el primer momento. Su primera temporada fue un tanto discreta, un periodo de adaptación al que no ayudaron las dos lesiones que sufrió. Álex mostraba destellos de aquello que ofreció en Osasuna, rapidez y desparpajo por banda.

En su segunda campaña con Mazzarri al frente, consiguió desempeñarse aún mejor que en el club navarro, mostrando una madurez y una evolución en su juego, aunque no de manera continuada, ya que una de las características de su paso por el calcio italiano fue la irregularidad.

 

 

Su última temporada en Turín fue la más goleadora en su periplo en la Serie A, 6 goles y 4 asistencias en un Torino que acabó sufriendo para mantener la categoría. Los goles y las asistencias de Berenguer fueron claves para la salvación de “Il Toro”, donde demostró su enorme polivalencia, disputando la mayoría de partidos como mediapunta, no solo como interior izquierdo.

Tras tres temporadas en Turín, el Athletic Club oficializó su fichaje en el mercado estival de 2020 por 11’5 millones más variables.

¿La solución a los problemas del Athletic Club?

El navarro llega a un Athletic que no vive su mejor momento, un mal inicio de temporada y constantes problemas para sumar goles al casillero atormentan al club de San Mamés. Un Athletic sin una idea clara de juego, insistiendo constantemente en centros al área o en individualidades de jugadores como Muniain o Williams. La dinámica del club ha ido a peor, llegando a cuestionar desde jugadores clave al presidente tras el mal momento que vive el club de Bilbao. Tras únicamente sacar 6 puntos de los 15 disputados, el Athletic Club acudió al mercado en busca de un jugador diferencial. Y este era Álex Berenguer.

Los de Gaizka Garitano necesitaban a un jugador que diera un aire diferente al ataque del club bilbaíno, un jugador que fuera capaz de dinamitar un partido con velocidad y desparpajo, y Álex Berenguer cumple con todos los requisitos que necesita el ataque del club del “botxo”.

 

Un factor diferencial desde el principio

Berenguer marcó las diferencias desde el momento de su debut contra el Deportivo Alavés, un partido en el que jugó por banda derecha y sumó esa chispa y esa verticalidad que le faltaba al ataque del Athletic, a pesar de disputar tan solo 12 minutos. Contra el Levante jugó 84 minutos y se le vio con mucha más confianza que en su debut. El Athletic parecía otro equipo en ataque, y la verticalidad de Berenguer y Morcillo sumada a la creatividad de Iker Muniain llevaron a la línea ofensiva a una nueva dimensión.

El navarro cerró su primer partido oficial en San Mamés con broche de oro, marcando un gol y dejando detalles soberbios. Con su gol, consiguió unirse a la lista de cuatro jugadores que han conseguido marcar en su debut como rojiblancos en San Mamés, algo que lo convierte en uno de los mejores debutantes del club.

¿Cómo juega Álex Berenguer?

La clave del juego del navarro es la velocidad, muy acompañada de su físico y su estatura (1’75cm), aunque también es capaz de pelear balones en el cuerpo a cuerpo. También hay que destacar su capacidad de poner patas arriba un partido a base de constantes internadas por banda hacia la línea de fondo.

A sus 25 años al navarro le sobra personalidad y desparpajo, y no pone peros a la hora de ser el responsable de generar una jugada de ataque. Quizá uno de sus mayores defectos sea la finalización, algo en lo que no destaca especialmente. La irregularidad es algo que siempre ha acompañado al navarro, pero ha aterrizado en San Mamés a intentar encontrar esa regularidad que no fue capaz de mantener en Italia y que de momento sí parece haber encontrado en “los leones”.

La polivalencia es otra de sus grandes virtudes, es capaz de jugar por banda izquierda, por el centro y por banda derecha. No es un extremo que destaque por su capacidad goleadora, es más asiduo verle asistiendo o tirando diagonales hacia dentro para dar un pase al segundo palo.

Sin duda Álex Berenguer tiene papeletas para postularse a ser una de las piezas clave del Athletic Club esta temporada, un aire de esperanza que tanto necesita la afición “zurigorri” con el navarro corriendo por la banda de San Mamés.

 

Gio Zarfino, del barrio al cielo

Gio Zarfino, del barrio al cielo

Giovanni Zarfino es uno de los centrocampistas más en forma de La Liga Smartbank, pero su carrera no ha sido precisamente ”un camino de rosas”.

¿Quién es ”Gio” Zarfino?

Jorge Giovanni Zarfino-Calandria nace en 1991 en Montevideo, en el seno de una familia obrera. De ”pibe” comienza a jugar a fútbol, sin dejar a un lado el aspecto académico, en el que destacaba. Lo hizo en el Club Rocha, donde inició esta linda’ andadura.

En el 2011, recién terminada su adolescencia, dio el salto al fútbol profesional, fichando por Boston River. Por aquel entonces, la escuadra de Montevideo militaba en la Segunda División de Uruguay. No le costó mucho aclimatarse a la categoría, y se convirtió en imprescindible en los esquemas de Fernando Helo desde el primer entrenamiento.

Tras cuatro maravillosas temporadas en el conjunto del barrio Bolívar, el aguerrido centrocampista se comprometió con el Danubio FC, también de Montevideo, que competía en la máxima competición del país sudamericano. En su nuevo club, más de lo mismo: su mentalidad de hierro hizo que el escudo del cuatro veces campeón del país no le pesara, y pronto se adueñó de la medular de Los Jardines del Hipódromo. La gran labor de ”el chino” en su país no sería en vano, y pronto recibió llamadas de conjuntos de toda Europa. Finalmente, pondría rumbo a España, de la mano de la UD Extremadura.

Las intrahistorias de ”Gio” Zarfino: el fútbol como salvación

Zarfino, al igual que otros futbolistas sudamericanos que emigran a Europa, no tuvo una infancia fácil. Pese a no sufrir problemas familiares, el entorno en el que creció suponía un riesgo para su carrera.

Giovanni se crió en el barrio de Las Acacias, uno de los más peligrosos de la capital de Uruguay. Allí, la escasez económica provoca que la violencia, las drogas y los robos sean en ocasiones la única forma de sobrevivir. Por suerte, el prometedor pelotero supo ser fuerte. A pesar de meterse en alguna que otra pelea cuando era un adolescente y vivir escenas trágicas como el apuñalamiento de uno de sus amigos, salió a flote. Su pasión por el fútbol le hizo dejar la calle y alejarse del suburbio donde sus seres queridos siguen viviendo.

 

Gio Zarfino en Extremadura, de desconocido a héroe

Zarfino llegó a España como un completo desconocido. Al fin y al cabo, vienes de la liga uruguaya, y sería raro que a un señor de Almendralejo al que le gusta tomarse ”la cañita” viendo el fútbol le sonase siquiera tu nombre. Con la maleta bajo el brazo y el pasaporte aún en la mano, el ”pitbull” charrúa se plantó en Extremadura, dispuesto a dejar bien marcada en el barro su huella.

Para ello, repitió esa fórmula mágica que tantas alegrías le había dado en su tierra: trabajo y regularidad. ¿El resultado? Un ascenso a Segunda División en su primer año en el país. No fue fácil, pues para conseguirlo, los de Juan Sabas tuvieron que superar tres eliminatorias del Playoff de Ascenso. Durante la segunda, la figura de Giovanni Zarfino se erigió sobre la del resto. Con un tanto en cada mitad en Anduva, logró tumbar al Mirandés y condujo a los azulgranas a la eliminatoria final. El Cartagena sería el último escollo en el camino hacia La Liga Smartbank. Tras dos encuentros muy igualados, donde la tensión alcanzó niveles extremos, la UD Extremadura dejó en el dique seco al ”Efesé” y 15 años después regresó, por fin, al fútbol profesional.

 

La triste despedida de Gio Zarfino

La campaña siguiente, con ”el chino” ya como gran capitán, el Extremadura cumplió el objetivo de la salvación. Sin embargo, no sería capaz de repetir esa hazaña al año próximo. De esta forma, se hacía añicos el sueño de un pueblo. El mejor Extremadura de las dos últimas décadas se hundía, y su timonel decidió abandonar el barco.

El gladiador charrúa debía decir adiós a Almendralejo para emprender nuevos retos, para continuar trepando esa cuerda de cáñamo que le lleve a La Liga Santander. ”Gio”, dolido por dejar atrás su segunda casa, nadó a contracorriente para no sumergirse en la 2B, avistando a lo lejos tierra firme. Era la isla de Tenerife, un lugar idóneo para tripular un nuevo buque, esta vez pintado de azul y blanco. Una nueva oportunidad de seguir demostrando esa garra uruguaya en la categoría de plata del fútbol español.

 

View this post on Instagram

⚪️🔵

A post shared by Gio Zarfino (@giozarfino) on

¿Cómo juega Gio Zarfino?

Este uruguayo con cara de ”mala leche” ha destacado siempre por su gran capacidad para robar balones, así como por una agresividad que en ocasiones le perjudica (69 tarjetas amarillas y 9 rojas desde 2011). Aunque no es el más alto dentro de la cancha, es un martillo en el juego aéreo, tanto defensiva como ofensivamente.  Por esta razón, se ha venido desenvolviendo toda su carrera en la posición de mediocentro de corte defensivo, ya sea como único ”stopper” o acompañado de un jugador más técnico en un doble pivote, realizando este el trabajo sucio.

Sin embargo, el uruguayo parece haberse cansado de actuar en la sombra, y ha ido evolucionando hasta convertirse en un ”box to box”, adquiriendo un gran protagonismo en área rival. Durante estas temporadas en La Liga Smartbank, ha logrado ver puerta en 17 ocasiones, la última el fin de semana pasado frente al Sporting de Gijón. Esta reconversión le abre un amplio abanico de posibilidades al nuevo técnico de los ”chicharreros”, Fran Fernández, ya que podrá utilizarlo tanto en el doble pivote como en la segunda punta, siendo así una amenaza constante para los zagueros rivales.

 

Konoplyanka, el otro de los otros

Konoplyanka, el otro de los otros

Tras la retirada de Andriy Shevchenko en el año 2012, Konoplyanka venía a ser llamado como el nuevo emblema futbolístico del país. Sin embargo, hoy es uno de esos futbolistas ”olvidados”. ¿Qué ha pasado con el extremo ucraniano?

Yevhen Konoplyanka: ¿Por qué te suena este nombre?

Formado en las categorías inferiores del Dnipro, Yevhen no quiso esperar mucho, y pronto comenzó a jugar con ”los mayores”. En la temporada 07/08 debutaba ya con el primer equipo del conjunto ucraniano. Consciente de su talento, no le costó hacerse dueño y señor de la banda izquierda solo dos temporadas después. Tampoco le fue difícil convertirse en el líder del equipo las siguientes campañas, siendo aún de los futbolistas más jóvenes de la plantilla.

Aunque su mejor temporada vestido de azul en cuanto a datos se refiere fue la 13/14, en la que anotó 13 tantos y ”regaló” otros 7, su cúlmen llegaría en la 14/15. Durante esta última, Konoplyanka, ya instalado como insignia del conjunto de Dnipropetrovsk, condujo a los ucranianos a la final de la Uefa Europa League, donde se medirían al Sevilla FC. Pese a caer por 2-3 ante el cuadro hispalense, el partido de Yevhen asombró a locos y extraños. Son muchos los que cuentan haber visto a ”Monchi” frotarse los ojos para ver si ese torbellino que amenazaba una y otra vez a su equipo era real o se trataba de un sueño. Enamorado del ucraniano desde esa noche, el director deportivo del Sevilla se lo llevó a Nervión la campaña siguiente.

 

View this post on Instagram

Днепр сила 💪✊💙🔟

A post shared by Yevhen Konoplyanka 👦🏻⚽️🏆 (@konoplyanka.official) on

La historia de Konoplyanka fue bonita mientras duró

Sin embargo, todo lo bueno que había ofrecido el ucraniano en su país natal, se trató de un espejismo. Sus cabalgadas por banda, así como su potente golpeo, se esfumaron bajo el sol sevillano. Sin pena ni gloria, y tan solo una temporada después de coger ese avión rumbo a La Liga Santander, Yevhen debía hacer de nuevo las maletas.

Probó suerte en Alemania, concretamente en el Schalke 04, donde militó tres campañas  Sin embargo, ese tampoco era su lugar. Mucha piedra que picar en el Ruhr para un tipo al que no le gusta ensuciarse. Tras su aventura por Europa, Konoplyanka regresó hace dos años a su país, para enrolarse en las filas del mítico Shaktar Donetsk, donde tampoco ha recuperado su nivel, a excepción de algún partido suelto. Y así es la carrera de Yevhen Konoplyanka; un eterno interrogante, un maldito ojalá. Un vuelo Valencia-Ibiza, en el que antes de acomodarte en el asiento, ya estás aterrizando. Ese amigo que se va de la fiesta cuando mejor te lo estás pasando, esa chica que te sonríe en el metro y se baja en la siguiente estación.

 

Yevhen Konoplyanka, otro ”jugador de jueves”

Puede que le conozcas. Tal vez no. Quizás te suene su extraño apellido. No importa; si has jugado a fútbol, o si aún juegas, el tipo de jugador que ahora es Konoplyanka te resultará familiar. Y es que todos hemos tenido a un ”tío” así en la plantilla. Un chaval que llega en pretemporada y se ríe de ti con el balón, al que no se la quitas ni con agua ardiendo. Te hace sufrir, pero estás contento. Al fin y al cabo, es de tu equipo. ”Seguro que la romperá esta temporada”. Nada más lejos de la realidad; llega el primer partido del año, el míster da el once y todas las miradas están puestas en él. Estás confiado de la victoria y de la gran actuación del que, en los entrenamientos, era sin duda la estrella del equipo. Llegas al descanso, entras al vestuario, y sorprendentemente está ahí. Sorprendentemente porque en el campo no ha estado, o al menos nadie lo ha visto. Y así cada fin de semana.

Eso sí, los jueves continúa siendo el mejor. Uno de los misterios de este precioso deporte que es el balompié, y que a día de hoy continua sin resolverse. Ese es, o en eso se ha quedado nuestro protagonista de hoy. En un ”jugador de jueves”, en un poder y no querer del que rara vez volverás a oír hablar.

 

View this post on Instagram

@fcshakhtar ⚽️💪🏻⚒

A post shared by Yevhen Konoplyanka 👦🏻⚽️🏆 (@konoplyanka.official) on

¿Cómo jugaba el antiguo Konoplyanka?

Pese a su más que evidente bajón de forma, los aficionados más nostálgicos aún no olvidan  sus inicios en el Dnipro. Esos tiempos en los que compararle con los mejores e incluirlo en la lista de los atacantes ”top” del momento no era nada descabellado. ¡Cuántas jugadas mágicas! ¡Y qué decir de su clásica diagonal hacia dentro y su disparo de interior al palo largo!

Esos eslalons al más puro estilo Arjen Robben, así como su superioridad física respecto al resto, hacían de este un jugador incontenible: una verdadera desesperación para aquel al que le tocaba el ”marrón” de cubrir a aquella ”estrella fugaz”.

La conclusión, una vez más, es que la cabeza lo es todo en la élite futbolística, donde lo mental se impone en infinidad de ocasiones al talento natural, donde esas piernas que te hacían ser el mejor pueden llegar a no responder cuando más las necesitas.

 

Djuka, la potencia serbia del Molinón

Djuka, la potencia serbia del Molinón

Uros Djurjevic, más conocido en Gijóncomo “Djuka”, está siendo la sensación de La Liga Smartbank en este inicio de temporada anotando 4 goles en estos 5 primeros partidos y colocando a su equipo en la 2ª posición en la tabla de clasificación con 12 puntos.

El delantero serbio de 26 años está explotando esta temporada y, gracias a sus actuaciones, es el máximo goleador de La Liga Smartbank.

La aventura europea de Djuka

La aventura europea del serbio no se puede definir de mejor manera que con dicho sustantivo. Esto se debe a que ha pasado por nada más ni nada menos que 6 clubes distintos, pisando los países de Serbia, Holanda, Italia, Serbia, GreciaEspaña, respectivamente.

Fue dando tumbos de ciego en clubes como el Vitesse holandés o el Palermo italiano, pero realizó buenas campañas en Belgrado Grecia con el Partizán de Belgrado y Olympiacos, respectivamente.

Esas buenas actuaciones en ambos clubes, propició que el Sporting de Gijón desembolsara la cantidad de 2,5 millones de euros para obtener los servicios del serbioconvirtiéndose en el segundo fichaje más caro de la historia del club.

 

Djuka y su consagración en El Molinón

Con la llegada del serbio al equipo en la 18-19el Sporting daba un salto importante de calidad en la plantilla teniendo un jugador de referencia en ataque.

En dicha temporada sería un indiscutible en el once titular para José Alberto López, ya que disputó un total de 38 encuentros anotando 11 goles y otorgando 2 asistencias, además de ser el jugador con más minutos en la plantilla. Sería de lo mejor del equipo junto a Carlos Carmona Traver en ataque, consiguiendo un 9º puesto en la clasificación a pesar de aspirar al ascenso.

Visto lo visto en su primera temporada, Djuka, parecía que podía romperla en la temporada 19-20 por su buena actuación nada más aterrizar a tierras asturianas. Sin embargo, todo fue un espejismo, ya que el serbio solo anotó 6 goles, 5 menos que la temporada anterior, todo ello teniendo como entrenador a su compatriota Miroslav Dukić.

 

El Sporting puede soñar con el ascenso

La temporada 20-21 ha empezado como un tiro para los de David Gallego, que han conseguido 4 victorias y 1 derrota en estos 5 primeros partidos de La Liga Smartbank, colocándose en la 2ª posición a un solo punto del Espanyol.

La llegada de David Gallego al conjunto gijonense, ha propiciado que Djuka dé un paso adelante en el equipo y sea aún más trascendental.

El esquema utilizado por el técnico catalán en los 5 primeros partidos de liga es un 4-4-2 potenciando a los extremos Cumic y Manu García y a su vez, potenciando a los delanteros Djuka y Aitor García. Además, la solidez defensiva es clave en el conjunto asturiano ya que solo han encajado un gol en estos primeros encuentros.

Tras una temporada para olvidar (19-20) con una posición estrepitosa para los intereses asturianos (13ª), este año puede ser la consagración de un equipo que debe luchar por el ascenso, debido a la gran calidad de jugadores que tiene en su plantilla liderados, como no podría ser de otra forma, por Uros Djurjevic.

 

 

¿Cómo juega Djuka?

Uros Djurjevic, al igual que muchos otros serbios que han pasado por el club asturiano como Scepovic o Lekic, es un jugador potentísimo, que se caracteriza por su gran fortaleza física y su gran capacidad de correr a los espacios de la defensa rival.

Salvando las distancias, recuerda a su compatriota serbio Luka Jovic debido a la potencia física que tiene y su envergadura. Sin embargo, Djuka no tiende tanto a participar en el juego del equipo, sino que se sitúa arriba como una referencia fija aprovechando cualquier balón a la espalda o error de la defensa rival. 

Djuka es el encargado de marcar las diferencias en el conjunto asturiano, ya no solo por la gran calidad que tiene, sino por ser la apuesta del club tres temporadas atrás. Esto se vio reflejado desde el primer momento que llegó, ya que se echó el equipo a la espalda e hizo del Sporting uno de los equipos más duros de la categoría.

El serbio es uno de los jugadores con más nivel de toda La Liga Smartbank, además de ser un delantero referencia para su equipo. Esto, combinado con su gran capacidad física, envergadura, velocidad y lectura de juego, hacen de Djuka una constante amenaza para el equipo rival.

 

 

 

 

Quincy Promes, la máscara holandesa

Quincy Promes, la máscara holandesa

Quincy Promes, más conocido como el jugador de la máscara, está relanzando su carrera en el Ámsterdam, tras su difícil etapa en el Sevilla. Analizamos la historia y trayectoria de una de las piezas claves de la nueva selección neerlandesa y del Ajax de Erik Ten Hag.

La rebeldía del niño Promes

Quincy Promes nació en la ciudad de Ámsterdam aunque tiene su origen familiar en Surinam, país sudamericano que fue antigua colonia de los Países Bajos. Del mismo país salieron leyendas como Clarence Seedorf, Edgar Davids, Patrick Kluivert…

De padres inmigrantes, Promes vivía en el seno de una familia humilde con el sueño de seguir los pasos de su padre y convertirse en futbolista. La gran alegría para ellos fue cuando consiguió pasar las pruebas para formar parte de la academia del Ajax.

Como todo niño que se inicia en el mundo del fútbol, no solo cuenta el talento, sino que además se necesita trabajar muy duro para lograr los objetivos. En el caso de Promes, su mayor problema fue su mal comportamiento que provocó que el Ajax rescindiera su contrato. Abandonar el Ajax supuso un gran problema para Promes el cual, se planteó incluso abandonar el fútbol.

Una nueva oportunidad en el Twente

Tras tener que abandonar el Ajax, Promes terminó encontrando equipo para seguir creciendo como futbolista. Durante un año estuvo jugando en HFC Harlem para terminar uniéndose a la academia del FC Twente.

 

 

Con el Twente demostró una mayor madurez y esto le ayudó a seguir creciendo como jugador. Como futbolista de los Tukkers tuvo varias cesiones, coincidiendo en una de ellas con su actual entrenador en el Ajax, Erik Ten Hag.

Las buenas temporadas realizadas por Promes fueron recompensadas con la  llamada a la selección nacional. Además, despertó el interés del Spartak de Moscú.

Quincy Promes, un neerlandés en Rusia

Cuando decidió tomar la decisión de irse a Rusia para jugar en el Spartak de Moscú, fue muy criticado por la gran mayoría de aficionados del fútbol. Sin embargo, Promes tomó las críticas como una de sus principales fortalezas para tener éxito en esta nueva etapa.

Promes se convirtió en una verdadera estrella en la liga rusa, y durante cinco temporadas se mantuvo en el Spartak a un muy buen nivel. Con el conjunto rojiblanco logra ganar la Russian Champion y la Russian Super Cup.  A los títulos colectivos cabe añadir el premio a mejor jugador de la liga Rusia 2017 y máximo goleador de la liga rusa en la temporada 2017/18.

 

La gran apuesta del Sevilla

El paso de Promes por el Sevilla se podría catalogar como fugaz. La llegada del holandés en el verano de 2018, despertó la ilusión de la afición hispalens,e pero en su primera y única temporada en La Liga su rendimiento no fue el esperado. Es cierto que en muchos de los partidos Pablo Machín, colocó a Promes fuera de su posición natural, jugando incluso de carrilero y exigiéndole mucha más responsabilidad defensiva.

Al terminar la campaña 2018/2019, desde la directiva sevillista se analizó la situación del jugador holandés y viendo su salario/rendimiento le buscaron una salida, con tal de recuperar parte de la inversión que habían realizado un año atrás.

 

Promes regresa a casa

En el año 2019, después de una temporada en la que no había cumplido con las expectativas, volvía a la que fue su casa durante sus inicios. Aunque en su día tuvo que abandonar el Ajax, Quincy regresaba con la motivación de triunfar donde todo empezó, y de mostrar el gran jugador que siempre había llevado dentro.

Promes llegaba a un Ajax que venía de realizar un espectacular Champions League. Un reto muy ilusionante para el holandés, pero al mismo tiempo complicado, ya que el equipo había perdido a muchas de sus estrellas. En su regreso a casa volvía a reencontrarse con Ten Hag, con el que estuvo en la temporada 2012/13 en el G.A. Eagles.

 

La consagración de una estrella de la Eredivisie

Y el regreso acabó siendo el esperado. Tras haber pasado una etapa difícil en Nervión, Quincy volvía a su país natal con la responsabilidad de ser una de las estrellas del equipo, y así fue. Desde el primer momento, Promes asumió galones en el equipo y se convirtió en una de las referencias.

Antes de que la temporada de la Eredivisie fuera suspendida y no se declarase ningún campeón, el Ajax marchaba primero de la clasificación, y gran parte de la culpa la tuvo Quincy. 12 goles y 4 asistencias, que le situaron como uno de los máximos goleadores del campeonato, y como el jugador decisivo que venía a ser.

La temporada 2020/2021 vuelve a presentarse como un reto para Quincy. Ante la marcha de jugadores clave en el equipo como Donny Van De Beek (Manchester United) o Hakim Ziyech (Chelsea), Promes se convierte en la punta de lanza de un equipo histórico como es el Ajax. Este año comprobaremos si está preparado para asumir un rol tan importante, y de momento ya ha comenzado con muy bien pie.

 

¿Cómo juega Quincy Promes?

Entre las características técnicas de Quincy Promes destacamos principalmente su regate y velocidad. El jugador holandés es capaz de cambiar el ritmo en cuestión de segundos y deshacerse de sus rivales con facilidad. Otra de las cualidades con las que cuenta es  su gran olfato goleador. Es un jugador que traza muy bien los desmarques, y esto le permite marcar muchos de sus goles, aunque su especialidad es fabricárselos él mismo.

A todo ello, hay que sumarle su polivalencia para jugar en diferentes zonas del ataque, ya sea como mediapunta, extremo, segundo punta o delantero centro. Pese a las dudas generadas tras su paso por España, Quincy a sus 28 años, ya está mostrando el jugador que es. Capaz de tirar de todo un equipo, de sacrificarse en defensa, y de ser el verdadero líder en un vestuario joven como el del Ajax. Este es el verdadero Quincy Promes.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad