The New Saints, fútbol entre países

The New Saints, fútbol entre países

Gales, un país eclipsado e ignorado por Inglaterra. Un país de tierras verdes, gente auténtica y fútbol, buen fútbol.

Swansea y Cardiff suenan en todo el mundo, pues pese a ser equipos de Gales, disputan las competiciones inglesas. Lleva siendo así desde mucho tiempo atrás y no parece que vaya a cambiar.

Sin embargo, en el país también existe una liga, aunque es de entidad menor. La llamada JD Cymru Premier fue la última en llegar dentro del conglomerado británico, pues su primera temporada data del año 1992.  Actualmente la disputan un total de 12 equipos y el equipo con mayor palmarés es el The New Saints, que cuenta con 13 entorchados y que es el protagonista de este artículo. 

Una historia casi de película

TNS es la abreviatura de The New Saints of Oswestry Town and Llansantffraid Football Club. Anteriormente este equipo fue llamado Llansantffraid FC, en referencia a la pequeña ciudad en la que disputaba sus partidos. 

Poco a poco el equipo fue ascendiendo, lo que llamó la atención de la empresa de telecomunicaciones Total Network Solutions. Tras esta adquisición, el equipo pasó a llamarse Total Network Solutions FC, por ello su diminutivo TNS.  Gracias a dicha empresa, el equipo comenzó a profesionalizarse, lo que le permitió pagar mejores contratos a tiempo completo, convirtiéndose en el primer equipo profesional de la Liga de Gales. 

En la temporada 1999/2000 ganó su primera Liga de Gales y la temporada siguiente disputó su primera Liga de Campeones. En la primera ronda previa fue eliminado por el Levadia de Tallin.

Un equipo entre Gales e Inglaterra

Al ser una ciudad fronteriza entre Gales e Inglaterra, el equipo tuvo la gran ventaja de poder reclutar a los mejores jugadores de la zona de su vecina. Fruto de esto, el equipo decidió absorber el Owestry FC, disputando sus partidos a la vez en Gales e Inglaterra y ganando de forma consecutiva las Ligas de Gales de los años 2005, 2006 y 2007. 

 

 

En el año 2006, BT, una gigante empresa de telecomunicaciones británica, compró Total Network Solutions. Tras ello, los aficionados decidieron cambiar el nombre del equipo, y tras llegar a un consenso decidieron mantener el apodo de TNS y renombrar al equipo como The New Saints. 

Pero esto tan solo es la historia del club, que detrás esconde muchas cosas más. Actualmente son líderes de la Premier League de Gales, invictos y con una forma descomunal. Además, estuvieron a punto de hacer historia en Europa, pues tras eliminar al Zilina lituano en primera ronda de eliminación de la UEL, cayeron derrotados en la tanda de penaltis frente al B36 de las Islas Feroe.

Durante los últimos años el equipo ha mejorado de manera ostensible su cantera, dando buenos frutos y llegando a debutar varios canteranos en competiciones europeas. 

Louis Robles, un español en el The New Saints

En su plantilla juega Louis Robles, un británico-español con pasado en las categorías inferiores del Liverpool y que también jugó en equipos como el Wigan o el Atlético Baleares. 

Louis es un chico humilde. Según se describe él, un chico normal. “Soy un chico normal, que nació en Liverpool con el padre español. Tengo 24 años y llevo toda la vida jugando al fútbol.”

 

 

Antes de dar su salto al fútbol profesional, pasó por la prolífica cantera del Liverpool. Esta fue su experiencia: 

“El Liverpool me firmó en 2005 (sub9) y jugué 9/10 temporadas ahí hasta juveniles. La competencia cada año en una cantera tan grande es lo que es más difícil. En los primeros años, traen muchos chicos de ciudades como Liverpool y Manchester de prueba y tienes que mostrar siempre que eres mejor que los niños de fuera. Pero cuando llegas a sub 15 más o menos, ahí es cuando empieza todo porque ahora traen gente de diferentes países y otros clubes grandes en el país, y ahora está compitiendo con chicos que han sido comprados por mucho. Pero la verdad es que me encantó mi tiempo ahí, y tuve muchos éxitos. Aprendí un montón y formé mi fuerza mental.”

 

Una de las cosas que todo el mundo quiere saber a la hora de abrirse al fútbol internacional es que diferencia hay del juego de España al resto de países. Tras pasar por EEUU, España, Inglaterra y Gales,  Louis lo tiene claro:

“Gente de afuera siempre dicen que el fútbol en España es técnicamente mucho mejor que los demás, pero para mí jugando en 4 países, el fútbol en España es muy táctico, los españoles (entrenadores y jugadores) son muy muy listos en el campo, y saben ganar. La estrategia es muy importante, y la forma de defender y no conceder goles es básico, en mi experiencia allí. En Inglaterra, Gales y EEUU ponen mucho más interés en lo físico, el fitness, y la capacidad de correr todo el partido. Pero en mi experiencia, yo sentí que hay más libertad en el ataque y oportunidades para expresarse.”

 

Tras un paso por España decide volverse a las islas británicas para encontrar nuevos retos, ahí se encuentra con el Bala:

“Volviendo de jugar en el San Roque De Lepe decido que quiero volver a casa, y encontrar algo cerca. Tenía un muy buen amigo en el Bala, y él hablo con el entrenador y así es como paso. El Bala los últimos años siempre ha sido uno de los equipos más fuertes en la liga Galesa y muchas veces juegan en Europa, entonces estaba muy contento de ir ahí”

 

Una buena temporada en el Bala Town le sirve para firmar por el The New Saints, el equipo más laureado del país, donde juega actualmente:

“Después de un año bueno, hace poco firmé con el TNS que es el mejor equipo en la liga galesa, y estoy muy contento de estar en un club tan fuerte. El objetivo personal es jugar en Europa, meter goles y ayudar a mi equipo. El objetivo grupal es ganar unos partidos en Europa, y ganar todo domésticamente, la liga, y las copas. Durante esta temporada el equipo está muy motivado, y estamos muy metidos en lo que tenemos que hacer este año.” 

Este es el TNS, un curioso equipo que está creciendo y que posiblemente, dentro de poco, veamos disputar competiciones europeas.

 

Brentford, juventud y talento

Brentford, juventud y talento

Londres es la ciudad futbolera europea por antonomasia. Quién no conoce a equipos como Chelsea, Tottenham o Arsenal. Pero en los últimos años equipos más modestos como el Crystal Palace o el Fulham han ido asomando la cabeza en la máxima competición del fútbol inglés.

Brentford es un barrio típico de la capital británica. Casas bajas, teterías y fútbol, mucho fútbol. El equipo local, el Brentford Football Club juega a escasos metros de sus casas, lo que hace una simbiosis entre vida corriente y balompié.

Brentford, toda una vida alejado de Premier League

El club fue fundado como motivo de recreo para un club de remeros del mismo barrio, hasta que con el paso de los años fue asomando la cabeza en el profesionalismo. De hecho, el club siempre ha sido un equipo mal llamado “ascensor”, pues nunca había sido capaz de asentarse en una categoría por un tiempo constante.

Fruto de ello, el club pasó por un mal momento económico y fue cuando apareció Greg Dyke, antiguo director de la cadena BBC para sanear las cuentas del club y hacerlo un conjunto competitivo. Bajo su mandato consiguió dos ascensos consecutivos: de League Two a League One y de League One a Championship, quedándose a las puertas del ascenso a Premier League.

 

Un “Moneyball” llevado a la vida real

La forma de captación del Brentford es curiosa. En todos los clubes de fútbol es habitual la presencia de un director de fútbol, pero los “bees” tienen dos. Y nada de ojeadores ni informes, sino estadísticas. Sus categorías inferiores están llenas de jugadores nórdicos, algo relativamente curioso para un club de Championship. Al más puro estilo Billy Beane y sus Oakland Athletics, el Brentford hace uso de las “stats” para conformar su equipo.

Y es que el Brentford ficha mediante estadística. Los directores de fútbol pasan horas y horas delante de televisores ojeando jugadores y filtrando según el número de centros al área bien puestos, goles por partido o duelos ganados.

A priori en todos los equipos deberían filtrar la información así, pero la mayoría prefiere ver presencialmente a los jugadores. Porque quién no quiere tener en su equipo al mejor centrador, para que sus balones sean rematados por el jugador que mejor lo hace. Algo similar hizo el Liverpool con Downing y Carroll, pero a estos últimos el experimento no les salió tan bien.

Si miramos un XI tipo, solo 4 jugadores superan la cantidad de 25 años, lo que nos hace ver el rejuvenecimiento que ha llevado el equipo entrenado por Thomas Frank, uno de los grandes artífices de este equipo. Un técnico que llega al club londinense como segundo técnico, pero poco a poco se ha consolidado en el banquillo de Griffin Park colocando al equipo en tercera posición en la clasificación.

 

 

Ollie Watkins, el gran depredador de Brentford

Brentford siempre ha sido casa de grandes delanteros. El año pasado se caracteriza por la explosión de Neal Maupay, que acabó fichando por el Brighton, mientras que es Watkins quien este año sobresale por encima de los demás.

Natural de Torquay, el delantero ficha por el Exeter City a la edad de 11 años, y va quemando etapas de manera fugaz en edad juvenil. Su debut profesional se remonta a la última jornada de la League Two de la temporada 2013-2014 frente al Hartlepool United.

Sabedores del talento del joven, el Exeter lo cedió al Weston Super Mare donde destacó sobremanera, anotando 10 goles en un total de 25 partidos. Watkins jugaría dos temporadas más en Exeter antes de recibir la llamada del Brentford.

Esta temporada ha sido la de su explosión, alcanzando los 25 goles, y demostrando un olfato goleador más que notable para un posible salto a Premier League.

 

 

Jonás Gutiérrez, el salvador de Newcastle

Jonás Gutiérrez, el salvador de Newcastle

Newcastle upon Tyne podría ser denominada como la típica ciudad inglesa. Gris, triste y con más días de niebla que de sol. Su localización al norte hace que su clima sea odiado por muchos, pero su vez querido por otros tantos. La gente de la ciudad son trabajadores, que proceden en su mayoría de familias de clase media y cuyo estilo de vida no se va más lejos de lo meramente habitual. Y si algo es habitual en el estilo de vida inglés es la pasión por el fútbol.

Sobre los edificios céntricos de la ciudad emerge St James Park, un estadio magnífico el cual sirve de ejemplo sobre la dimensión de la afición del Newcastle United, el equipo de la ciudad. 52.000 personas que cada dos fines de semana animan a su equipo con fervor.

Las urracas tuvieron en los 90 sus momentos más exitosos, pues un tal Alan Shearer deleitaba a los aficionados con sus goles. Tanto es así que ha pasado a convertirse en leyenda. También pasaron por St James Park jugadores de la talla de David Ginola, Kevin Keegan o Michael Owen. Nosotros nos vamos a centrar en el siglo XXI, más concretamente en el año 2013.

Trabajo y fuerza de superación como ley de vida

 

Jonás Gutierrez venia siendo uno de los jugadores clave durante esa temporada en el Newcastle United hasta que, tras unas pruebas médicas, se confirma el peor diagnóstico posible.

El jugador argentino fue diagnosticado con cáncer testicular. Para que la recuperación fuera efectiva, “el galgo” tuvo que estar fuera del verde por el tiempo de un año.

 

View this post on Instagram

Pasaron ya 5 años de aquel día en ST James Park cuando me tocó regresar a la actividad tras superar mi enfermedad. El rival casualidad o causalidad fue el mismo con el que debuté en Premier League allá por 2008, el Manchester United. Una noche plagada de emociones que recordaré y llevaré en mi corazón por siempre! Gracias simpatizantes y compañeros por el apoyo. #nufc #manutd #tbt 🔙🔜⚫️⚪️⚫️⚽️ 5 years have flown by since THAT day at St. James’ when I made my comeback after cancer. I’m not sure if it was a coincidence or not but it was against Man United, the same team I made my debut against in 2008. It was a night full emotion and will be something that I shall never forget. I will always cherish the overwhelming support I received that evening not just from the Newcastle faithful but the Man United fans too. #nufc #manutd #tbt 🔙🔜⚫️⚪️⚫️⚽️

A post shared by Jonas Gutierrez (@galgojonas) on

 

No es nada desconocido que la quimioterapia es uno de los tratamientos más agresivos de la medicina. Jonás tuvo que afrontarla. Fue operado, tratado y tras un año consiguió, posiblemente, la victoria más importante de su carrera deportiva. El valiente jugador argentino consiguió vencer al cáncer. Tras jugar varios partidos con el sub 23 de las urracas, por fin llego el momento de su segunda victoria más importante.

Corría el minuto 18 en el marcador de St James Park, cuando Jonás se volvía a enfundar la casaca blanca y negra. Todo el estadio se puso de pie para recibir al argentino sobre el verde. Lamentablemente no pudo cambiar el resultado del encuentro, pues el Manchester United se impusó por 0-1 con gol de Ashley Young.

A partir de ahí, volvió a la dinámica normal del equipo y lucharía con el equipo en busca del objetivo de la salvación.

 

Un gol que significó una salvación

 

Esa temporada el equipo sufrió más de lo esperado y a falta de un minuto se encontraba muy cerca de la zona de descenso. En la última jornada tocaría recibir al West Ham United, quien no tenía nada por lo que luchar.

La clasificación pedía al Newcastle un único resultado, los 3 puntos. Jonás, que poco a poco fue entrando en los once de Carver, tendría guardado un momento para la historia para él y para el club.

El Newcastle se adelantó por medio de Moussa Sissoko, pero tras el tanto se dejó llevar, llegando incluso a sufrir claras ocasiones por parte del West Ham que estuvo a punto de poner el empate en el marcador en unas cuantas ocasiones.

Llegó el momento de Jonás. Tras un balón trastabillado el jugador argentino sacó un disparo ajustado al palo al cual no pudo llegar Adrián, llevando el delirio a la parroquia local. Semejante fue el momento para Jonás que tras una dedicatoria a la junta directiva llevándose las manos a las orejas, rompió en lágrimas sacando a relucir todo lo que había sufrido.

Tras ser ninguneado por la directiva de su propio club y salir el solo adelante, Jonás Gutiérrez salvó al Newcastle de un descenso más que probable.

 

 

 

Sorpresas en la Copa de Europa (Parte 1)

Sorpresas en la Copa de Europa (Parte 1)

La Copa de Europa es el trofeo que todo club quiere ganar. Los mejores equipos del continente se enfrentan entre sí buscando ser campeón sobre los campeones.

Todo el mundo conoce al Real Madrid, ganador en 13 ocasiones o al AC Milan, que levantó al cielo la orejona nada menos que en 7 ocasiones, pero hay otros clubes no tan grandes que también consiguieron vencer en la competición.

Este artículo va dedicado a ellos, los que consiguieron sobreponerse ante los grandes para conseguir hacer vibrar a todo un país.

Un Celtic de Escocia y para Escocia (1967)

Muchos conocen a los grandes ganadores del fútbol inglés. Manchester United, Liverpool, Manchester City… pero seguro que poca gente sabe que el primer equipo de las islas que ganó un titulo europeo fue el Celtic de Glasgow.

Allá por el año 1967, un grupo de jugadores nacido a menos de 30 km de Parkhead, antiguo estadio del Celtic. Si bien es cierto que su camino a la final fue sencillo (Eliminó a Zurich, Nantes y Vojvodina) la gran final la disputó frente al Inter de Milán de Helenio Herrera.

Con Jock Stein a los mandos, los escoceses tiraron de garra y fuerza para llevarse el partido en la prórroga haciendo historia por primera vez en el fútbol británico

Celtic de Glasgow, campeón de Europa. El Otro Balón. Foto: elfutbolesinjunto.es

Celtic de Glasgow, campeón de Europa (1967). El Otro Balón. Foto: elfutbolesinjunto.es

El orgullo de Rumanía (1986): Steaua de Bucarest

Puede sonar raro que un equipo que haya desaparecido, se haya refundado y actualmente no juegue competición europea haya sido campeón de Europa. Este es el caso del Steaua de Bucarest.

El equipo del ejercito allí en Rumanía siempre ha sido un club exitoso, pero mayoritariamente a nivel nacional. Tras varios años sin conseguir el título nacional de su país, en el año 1986 el Steaua adquirió por fin el titulo liguéro. Mediante un equipo 100% nacional se plantó en la final de la Copa de Europa tras vencer al Velje danés, al Honved hungaro, al Kuusysi y al Anderletch belga para medirse en la final al FC Barcelona.

El equipo de Emerich Jenei llevó el partido a su territorio, la tanda de penaltis. Allí esperaría Duckadam, el gran héroe de esa Copa de Europa. El guardameta rumano atrapó todos los penaltis que tiró el FC Barcelona, proclamando al Steaua campeón de Europa contra todo pronóstico. Historias maravillosas de la Copa de Europa.

 

El último título yugoslavo (1991)

Yugoslavia fue uno de los grandes países durante todo el siglo XX. Su fútbol también fue maravilloso. Equipos como el Partizan de Belgrado, el Dinamo de Zagreb o el Estrella Roja fueron grandes clubes que siempre dan una buena imagen en Europa.

De este último es del que vamos a hablar. El equipo serbio era un equipo muy potente técnicamente, pues tenía jugadores de la talla de Sinisa Mihajlovic o Robert Prosinecki. Tras superar a equipos como Rangers, Dinamo Dresden y Bayern de Múnich, los serbios se plantaron en la final contra otro equipo que venía sorprendiendo, el Olympique de Marsella.

Estrella Roja, campeón de Europa. El Otro Balón. Foto: foxdeportes

Estrella Roja, campeón de Europa (1991). El Otro Balón. Foto: foxdeportes

Aquel equipo francés venía jugando un muy buen fútbol, poniendo los cimientos de la victoria que conseguirían años después. El partido fue bronco, nada digno de la calidad de ambos equipos. Tanto fue así que el encuentro se alargó hasta el lanzamiento desde los 11 metros.

Allí, un único fallo de Amoros en el primer penalti para el OM, hizo que, tras no fallar los serbios ningún lanzamiento, levantaran al cielo de Bari su única Copa de Europa.

 

Olympique de Marsella: sueño francés

Parece raro que el único equipo francés en ganar la Copa de Europa no sean equipos como el París Saint-Germain o el Olympique de Lyon. Pues bien, el equipo marsellés es equipo que tiene el orgullo de ser el único representante del país galo en levantar la orejona.

Con la llegada de Bernard Tapie el equipo dio un salto de calidad. Pero no todo fue instantáneo, pues tardaron 2 años en conseguir títulos. Eso sí, consiguieron la liga y la copa de Francia después de varios años. Pero la ambición del equipo no paro de crecer y querían sobresalir por encima de los demás.

Esa oportunidad llegó en el año 1993, cuando el Marsella llegó a la final en una edición de la Champions League algo extraña, pues los dos finalistas se definieron mediante una fase de grupos previa. Los equipos que llegaron a la final fueron el Olympique de Marsella y el AC Milan.

Con jugadores de la talla de Barthez, Desailly o Rudi Voller, el Marsella consiguió vencer en la final disputada en Múnich gracias a un gol de Basile Boli. El OM llegaba a la gloria en Europa.

 

 

 

 

 

 

La Liga SmartBank, regreso de una competición maravillosa

La Liga SmartBank, regreso de una competición maravillosa

Que el fútbol es bonito es algo que nadie puede negar. Esa comunión entre equipo y afición, ese sentimiento cuando tu equipo anota un gol… Es algo inexplicable. Si a todo esto le añadimos una categoría disputada nos queda La Liga SmartBank

Una liga en la cual un partido te hace puede hacer soñar con entrar en playoff de ascenso o coquetear con el fantasma del descenso. Y es que eso es lo mejor de la categoría, su maravillosa competitividad, en la cual cualquier equipo puede ganar. Lo que vendría siendo una categoría impredecible.

La Liga SmartBank, un descenso que se vende caro

Si un descenso duele, en este caso ese dolor se multiplica por dos. Uno por el mero hecho de descender y otro por el de abandonar el fútbol profesional con sus consecuencias tanto económicas como en materia de repercusión.

Racing Club de Santander

Antes del parón obligado por la pandemia, el Racing ocupaba el farolillo rojo. El equipo cántabro comenzó la temporada a los mandos de Iván Ania, con quien consiguió el ascenso de categoría el año pasado. Las cosas comenzaron a ir mal y una pésima planificación previa hicieron que el equipo tocara fondo durante la primera mitad de la temporada.

El técnico asturiano fue destituido siendo reemplazado por Cristobal Parralo, quien tampoco supo reconducir el rumbo del equipo. Al final fue José Luis Oltra quien tomo el reto de salvar al equipo. Sus números desde que está en el banquillo del Sardinero no son nada desechables, pues ha conseguido empates contra equipos como el Real Zaragoza y victorias de mucho mérito como la cosechada en el Juegos de los Mediterráneos de Almería.

Extremadura UD

Extremadura es experto en sufrir. Los de Almendralejo afrontan un final de temporada en el cual el abismo está muy cerca. Manuel Mosquera será el encargado de reeditar la hazaña de la temporada anterior. Junto a los fichajes del mercado invernal, Almendralejo luchará para que la UD Extremadura continúe una temporada más en el fútbol profesional.

Club Deportivo Lugo

Lugo deberá usar su muralla como si de una invasión se tratara. Los luceneses ocupan actualmente los puestos de descenso y desde la llegada de Curro Torres al banquillo del Anxo Carro los resultados y sensaciones no acompañan. Si a esto le sumamos un calendario más que complejo, el CD Lugo deberá remar Miño arriba con el único cometido de la salvación.

Real Club Deportivo

Quien le iba a decir al RC Deportivo tras empezar el siglo que 20 años después lucharía por no descender del fútbol profesional. Tras un fracasado intento de ascenso el equipo gallego se dispuso a realizar una restructuración que no les ha salido del todo bien.

Juan Antonio Anquela se ponía al mando del equipo deportivista contratando para sus filas a jugadores como Aketxe o Shibashaki. Pero alguna pieza faltaba de encajar en el puzle. El equipo encadenó una mala racha que lo relegó a puestos de descenso, lo que provocó la destitución de Anquela.

Para salvar aquel barco fue Fernando Vázquez (previo paso de César Sampedro por el banquillo de Riazor) quien se puso la gorra de capitán con el único objetivo de salvar al conjunto coruñés. Poco a poco está haciendo que el gigante asome la cabeza. Veremos si será suficiente para reposar una temporada más en el fútbol profesional.

De reojo deben mirar la zona de descenso equipos como el Real Oviedo, el Albacete o CD Numancia, pues están cercano a la zona de quema.

Equipos que pelearán por evitar el descenso en La Liga SmartBank. El Otro Balón.

Equipos que pelearán por evitar el descenso en La Liga SmartBank. El Otro Balón.

Playoff de ascenso de La Liga SmartBank

UD Almería

Todo pintaba de forma maravillosa para la UD Almería al comienzo de la temporada. Capital árabe entraba en el equipo indálico y junto a el llegaban fichajes de renombre como Darwin Núñez o Ante Coric.

Pintaban rosas en tierras andaluzas. Además, para el banquillo, Guti, aquel jugador que maravilló en el Real Madrid. Con muchas dudas de juego y resultados, el equipo almeriense está obligado a ascender en la presente temporada. Puede sonar a tópico, pero debido a la inversión, recursos y plantilla, así debería de ser.

Darwin Núñez (Almería)

Darwin Núñez (Almería).

Girona FC

Si hablamos de la UD Almería y una buena plantilla, nos tenemos que ir hasta tierras catalanas para visitar Montilivi. El Girona regresaba este año tras un puñado de temporadas en la máxima categoría de nuestro fútbol. Para ellos fue una decepción este descenso y por ello pusieron la primera y mas valiosa piedra para regresar lo antes posible, la renovación de Cristhian Stuani.

El uruguayo se está saliendo, demostrando que la categoría se le queda pequeña. Pero sin embargo se les antoja un reto difícil a los gerundenses, pues el objetivo del ascenso directo cada día se pone mas caro.

SD Huesca

Situación similar vive la SD Huesca. Los altoaragoneses disfrutaron del año en Primera División, pero terminaron descendiendo no sin dejar de reblar. Mismo objetivo para los de Michel, regresar a Primera División lo antes posible.

Elche CF

La ciudad de Elche fue privada de la Primera División debido a una mala gestión económica. Ahora, y tras paso previo por Segunda B, han vuelto para regresar a la categoría de la que fue repelido. Con Pacheta como profeta y con la zurda de Fidel Chaves como guía, quieren dar, por lo menos, guerra.

¿Posibles sorpresas?

Esperando su momento estarán Mirandés, Rayo Vallecano, Sporting, Ponferradina, y Alcorcón, con posibilidad de ascenso de cada uno de ellos. La lucha por las últimas plazas tiene un precio muy alto, y cualquiera de estos equipos podría optar con una de ellas.

Puestos de ascenso directo de La Liga SmartBank

Cádiz y Zaragoza son dos ciudades preciosas a su manera. La ciudad andaluza encandila a propios y extraños con sus playas, sus carnavales y su gente. Zaragoza, sin embargo, nos embauca con la Basílica del Pilar, el paseo a orillas del Ebro y su casco histórico.

Pelear por el ascenso nunca es materia sencilla. Mucho menos cuando llevas años sin pisar la Primera División. Los gaditanos desde 2006,  el Real Zaragoza ya suma 7 años hundido en la Liga Smartbank.

Cádiz CF

Al inicio de la temporada el Cádiz parecía imparable. El equipo de Álvaro Cervera ejecutaba su plan a la perfección, ahogando al rival y asentando el golpe cuando lo tenía agazapado. Esa primera vuelta le hizo disfrutar de las maravillosas vistas desde la punta del castillo.

Real Zaragoza

Lo que no sabían en Cádiz es que en Zaragoza un tal Victor Fernández remontaría el vuelo de un equipo herido. El entrenador aragonés ha resucitado al equipo blanquillo y gracias a los goles de Luis Suárez y la magia de Eguaras han conseguido llamar a la puerta del castillo.

La batalla del ascenso se antoja interesante, pues tanto los equipos de playoff como los dos primeros clasificados deberán sudar de lo lindo para conseguir el sueño de batirse entre los grandes.

 

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad