Hace tiempo que el sol no brilla en Argentina. Desde 1986, la hinchada albiceleste desea ansiosa la conquista de otra Copa del Mundo y más, después de aquella final perdida ante Alemania en 2014 en el Estadio de Maracaná, sin mencionar la de 1990 antes el mismo rival en el Olímpico de Roma. Con grandes de sus estrellas en la recta final de sus carreras, ha aparecido una figura ofensiva que es el nuevo rayo de luz para el futuro de Argentina. Un rayo llamado Nico González, que vislumbra en la Bundesliga en el Sttutgart de Pellegrino Matarazzo y en el futuro proyecto de Lionel Scaloni en la selección.

 

¿Quién es Nico González?

Nicolás González es un joven atacante de 22 años nacido en el nordeste de Buenos Aires, en la ciudad de Belén de Escobar. Con 6 goles y 2 asistencias, es una de las piezas fundamentales del Sttutgart, realizando actuaciones de escándalo ante los equipos referentes del fútbol alemán, como el Borussia Dortmund o el Borussia Monchengladbach. Pero… su historia no ha sido fácil.

 

El pequeño Nico al que no prestaban atención

Con tan solo 5 años, ya destacaba en los equipos de su ciudad, como el Sportiva Escobar y el Club Belén. Tal fue su impacto, que más adelante, River Plate se hizo con sus servicios pero no apostaron fuerte por él, relegándolo a los campeonatos infantiles o indoors. Su madurez para observar el entorno que le rodea y su impulsividad, le llevó a abandonar la disciplina de los millonarios.

“No me prestaban atención, se me quitaron las ganas de ir. Más tarde estuve en Platense y pasó lo mismo”, aseguró Nico González en una entrevista en La Nación.

 

El momento en el que Nico González casi deja el fútbol

Es entonces cuando se presenta la oportunidad de Argentinos Juniors. Actualmente, Nicolás mide 1,80 m pero su altura en la adolescencia era más baja y muchas veces, era descartado por este motivo. En “El Bicho de La Paternal” no le pusieron impedimento. Sin embargo, surgió otro problema: abandonar el fútbol. ¿El motivo? Viajar casi tres horas en transporte público porque al seguir viviendo con sus padres, se tenía que desplazar desde Escobar hasta Buenos Aires.

 

 

Y sumado a esto, con 14 años siempre partía desde el banquillo de suplentes, otro condicionante para que la moral de ‘Turbo’ estuviese por los suelos. Pero el actual seleccionador de la sub 20 y sub 23 argentina, Fernando Batista apareció como figura clave en su decisión final de quedarse en Argentinos.

 

Gabriel Heinze, su mentor

El mítico central fue el hombre clave para el despegue de Nicolás como futbolista profesional. El “Gringo”, ex defensa del Manchester United o el Real Madrid, le dio la polivalencia que tiene hoy como futbolista. Le probó de delantero, de extremo, de carrilero y en el sector izquierdo de la defensa.

“Es el mejor entrenador que he tenido, un día me agarró y me dijo: “Ya tendrás tiempo para ir de tiendas, salir a bailar o conocer a la chica de tus sueños, primero dedícate al fútbol, que te va a dar mucha satisfacción”, relató Nico en una charla con TyCSports.

 

 

Tal flechazo tuvo esa relación, que Nico marcó 11 goles en 47 partidos, llamando la atención a equipos potentes de Europa. La puja se la llevó el Sttutgart, que con 8 millones y medio de euros certificaron la llegada a la Bundesliga de una de las promesas más esperadas del fútbol argentino.

 

Nico González, ampliando los ritmos latinos

Nico aceptó el desafío y aterrizó en un club que en sus últimas décadas, ha tenido grandes futbolistas latinos, como los mexicanos Pavel Pardo y Ricardo Osorio o el hispano-alemán Mario Gómez. En su primera campaña, el VfB Sttutgart descendió y Nico, a pesar de jugar 32 partidos, no pudo demostrar su nivel. En cambio, “Los Suabos” solo estuvieron un año en la Segunda División y en parte, fue gracias al argentino. 14 goles y 3 asistencias fueron claves para el retorno de “Los Rojos” a la Bundesliga.

“Mi proceso de adaptación fue difícil por el idioma. Pero mis compañeros Santiago Ascacíbar y Emiliano Insúa me ayudaron mucho en este aspecto. Ahora, tengo a Mateo Klimowicz, que es una gran fuente de ánimo para mí y más cuando su padre jugó en equipos como el Wolfsburgo,  el Borussia Dortmund o el Bochum”, reconoció Nico

En la presente temporada, tras perderse las primeras jornadas de Bundesliga por una lesión en la cadera, ha encontrado un estado de forma óptimo. Lo demuestran sus cifras y su impacto en el liderazgo ofensivo del VfB Sttutgart.

 

 

¿Cómo juega Nico González?

Su posición natural es la de extremo izquierdo pero con una polivalencia completa, hasta de delantero centro. Nico se presenta como ese futbolista que en el plano ofensivo agita la coctelera de forma brillante, con una chispa que es rodeada por su calidad y su electricidad, destacando sus arrancadas desde la línea de banda. Además, es inteligente en los desmarques y muy activo a la hora de ofrecerse para recibir la pelota en todas las zonas de ataque. De hecho, es el jugador que más dispara de la plantilla, con una media de 3,2 disparos por partido.

Por otro lado, cuando el Sttutgart juega en fase defensiva, Matarazzo emplea el 3-5-2. En este sistema,  Nico es posicionado como carrilero, aspecto que se pudo ver en los últimos partidos de Argentina, ante Paraguay y Perú, en los que anotó 2 goles.

Caracterizado por su impulsividad, necesita madurar su concentración para evolucionar como futbolista. Ese carácter emocional hace que sea a un atacante que puede revolucionar un partido o que se desconecte por completo.

En definitiva, Nicolás González se mueve por su exquisitez en el campo y sus precipitaciones en los despachos. Eléctrico en ambas facetas, será importante que tenga un entrenador que confíe en él para que muestre su mejor versión. Ya quiso abandonar el VfB Sttutgart en verano (tiene contrato hasta 2024) y el Tottenham ha iniciado conversaciones con él. Mientras, “Speedy González” (su primer apodo) sigue mostrando una galería de detalles interesantes en uno de los equipos más atractivos de ver en la Bundesliga y por eso, es protagonista en El Otro Balón.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad