Unión Berlín, la quinta Revolución Industrial

Unión Berlín, la quinta Revolución Industrial

El Unión Berlín, equipo obrero de la capital alemana, está siendo la revelación de la Bundesliga. El conjunto metalúrgico,  que fue salvado hace unas décadas de la desaparición por sus propios fans, parece estar devolviéndoles el favor en forma de goles y triunfos.

 

”El muro debe irse”: Los preámbulos del Unión Berlín

”El muro debe irse”. Este era uno de los cánticos que hacían retumbar el Alte Försterei los días de partido años antes de la Reunificación Alemana. Ocupadas en un principio por trabajadores metalúrgicos del barrio berlinés de Oberschöneweide, las gradas fueron acogiendo a miembros de diferentes subculturas con el paso del tiempo. Los mencionados obreros fueron dejándole un pequeño hueco en sus asientos a los punks y a los skinheads, conformando una de las aficiones más variopintas del panorama fútbol. Todos estos, tan dispares a priori, unieron sus fuerzas con un propósito común: evadirse de una fragmentada realidad y alentar al 1.FC Unión Berlín.

Sin embargo, la historia del conjunto obrero no comienza aquí. En 1933, con la llegada de un tal Hitler al poder, el por aquel entonces Unión Oberschöneweide pasó a participar en una de las 16 divisiones instauradas por los nazis. Gauligen era el nombre que recibían estos campeonatos, donde ”los del hierro” levantaron un título y consumaron dos descensos. ”Una de cal y dos de arena”.

Con la llegada de la posguerra, muchos jugadores tuvieron que huir al Oeste, donde fundaron el Sportclub Union 06 Berlin. Los que permanecieron en el Este continuaron pateando para el Unión Oberschöneweide. Estos últimos, tras varios cambios de nombre, pasaron a llamarse 1.FC Unión Berlín en 1966. Los obreros, perjudicados continuamente por una política elitista que favorecía a otros equipos de la ciudad como el Dynamo Berlín, perdían categorías con la misma facilidad que las recuperaban solo unas campañas más tarde. Esta prueba de resistencia obtuvo su recompensa en el 68, con la consecución de la Copa de Alemania del Este.

 

 

“Sangre, sudor y lágrimas”

Olvidemos un poco el III Reich y volvamos a los punks, los skinheads y a esa Alemania a punto de decir basta y derribar el muro. Con la Reunificación a la vuelta de la esquina, club y aficionados seguían desarrollándose y confeccionando así una máquina que a largo plazo revolucionaría la industria.

Tras la caída del muro en el 89, el Unión Berlín, al igual que todo el país teutón, prosperó. Los ”proletarios” continuaban siendo un club ”ascensor”, es cierto. Sin embargo, la estructura de los de Oberschöneweide era cada vez más sólida y el proyecto parecía gozar de un gran futuro. Al menos hasta el 2004, cuando la ‘fábrica metalúrgica estuvo a punto de derrumbarse de igual manera que lo había hecho la hoy grafiteada pared que dividía Berlín en dos partes.

”Sangre, sudor y lágrimas”. Este famoso dicho fue llevado a su máxima expresión por los fans del Unión Berlín para socorrer a su amado equipo. Con el fin de evitar la ruina económica, los hinchas llevaron a cabo numerosas iniciativas benéficas. Entre ellas se incluyeron conciertos, partidos amistosos y alguna que otra donación de insignes como el alcalde de la Ciudad Creativa. No obstante, la fórmula estrella para salvar de las brasas al Unión fue Bluten für Union, una campaña de recaudación de sangre que obtuvo un beneficio de un millón y medio de euros.

 

 

Una rave en tiempos de pandemia: Así baila el Unión Berlín

La música electrónica no entiende de planes. Fluir, bailar, sentirse vivo, dejar a un lado los problemas por unos instantes… Aún sabiendo que volver al mundo real horas después podrá deprimirte. El Unión Berlín, como ha podido comprobarse a lo largo de estas líneas, ha sido utilizado desde sus orígenes como elemento de fuga para unos pocos.

A sus jugadores parece haberles gustado este ideal, este estilo de vida. Hasta las cejas de confianza, estos se olvidan de la pandemia cuando el balón echa a rodar. Por un momento, se sienten libres, como se sintieron los jóvenes berlineses meneando sus caderas en aquellos búnkers de guerra transformados en templos del techno.

Como ”DJ”, Urs Fischer, natural de Suiza y residente desde el 2018. Antes de ser el encargado de poner la música, también disfrutó de las pistas como jugador del FC Zürich. Con el suizo en la cabina, la ”Unión del Hierro” fue consiguiendo acceso a decorados de mayor prestigio, y ascendió a la Bundesliga por primera vez en su historia. En su estreno en el mayor de los festivales del fútbol alemán, los de Fischer se hicieron con el objetivo: poder asistir a este, al menos, un año más.

Los obreros, ansiosos por dejar unos buenos pasos de baile en la nueva edición de la Bundesliga, practicaron mucho durante la pretemporada. Urs Fischer, aunque contento por su maravillosa ”performance” en su debut en Bundesliga, era sabedor de que su música podía sonar mejor. Para ello tenía que darle unos retoques, aunque no muchos. La base era de calidad, pero le faltaba cierto punch. Para ello, se contrataron, entre otros, al guardameta Andreas Luthe, el central Robin Knoche y los atacantes Max Kruse y Taiwo Awoniyi.

El arquero y el defensor han dotado a los de la capital de un vigor defensivo del que carecían. Los otros dos, ex’s de Fenerbahçe y Mainz 05 respectivamente, el gol que una plantilla que quiere luchar por Europa necesita. El alemán encabeza la lista de goleadores del equipo con 6 dianas, seguido muy de cerca por el nigeriano, con una anotación menos. Estas incorporaciones, alineadas en un 11 que permuta el 4-2-3-1 con el 5-3-2, eran los matices que le faltaban a un tema que hoy se encuentra en el ”Top 5” de la lista de éxitos.

 

Susaeta y Beñat, “los Bulls” del Macarthur FC

Susaeta y Beñat, “los Bulls” del Macarthur FC

Mientras el Athletic Club se ha proclamado campeón de la Supercopa de España por tercera vez en su historia, viejas leyendas de los “leones” marcan registros fuera de nuestras fronteras. Es el caso de Markel Susaeta y de Beñat Etxebarría, que el pasado mes de noviembre firmaron por el Macarthur FC, un equipo de Australia que se ha estrenado este año en la A-League.

 

¿Cómo nace el Macarthur FC?

Fundado en marzo de 2017, el Macarthur Football Club tiene su corazón en Sydney, en el estado de Nueva Gales del Sur. Su nacimiento reside en la fusión de dos entidades deportivas como lo eran el United for Macarthur y el South West Sydney. Apodados como “The Bulls”, el esfuerzo de los propietarios Roy Mammone y Michael Gerace en 2018 provocaron que la Federación de Fútbol de Australia diese el visto bueno  para que pudieran disputar la temporada 2020-2021 en la máxima categoría profesional del fútbol australiano.

Una historia que no ha sido fácil de gestionar, ya que hasta esta temporada, ha habido contextos de dificultad para el viaje inicial del equipo que entrena Ante Milicic. Especialmente, el año pasado, cuando el 2020 empezó con incendios importantes en el país oceánico y con la irrupción de la pandemia.

Con una cartera de patrocinios de negocios locales, una política de captación escolar de fans en los centros educativos de Campbell Town, Camden, Wollondily y Southern Highlands y de conseguir adeptos procedentes de la población extranjera de la zona, el Macarthur crece poco a poco, en una época en la que el fútbol no puede disfrutar del elemento espectador a nivel global aunque sí está presente en la A-League.

Aunque el poder de decisión lo tienen el presidente Gino Marra y Sam Krslovic, dos empresarios locales y fanáticos del deporte rey. Su hogar, el Estadio Campbelltown, un recinto multiusos que tiene la capacidad de 20.000 aficionados. Además, un estudio reciente el club, afirma que ya tienen una media de 6.000 y esperan aumentar los números de fans con el desarrollo de la temporada.

 

 

Beñat y Susaeta, los leones manejando la manada en Australia

“¡Es hora de correr con la manada!”, es el lema de bienvenida en la web del FC Macarthur. Y como no, los líderes de esta estampida son Beñat y Susaeta. Dos jugadores que son amigos desde que coincidieron en las categorías inferiores del Athletic en Lezama.

Dos fichajes que son vitales no solo para este club novel, sino también para la expansión de la A-League. De hecho, Milicic calificó la doble incorporación como un “golpe de efecto” para el equipo, destacando la habilidad y la experiencia que demuestran los currículums de ambos jugadores.

Para Susaeta, no es su primera experiencia en la liga australiana, ya que la temporada pasada disputó 10 partidos con el Melbourne City. Él ha sido clave para la llegada de Beñat, que buscaba una primera experiencia fuera de España.

“Al principio, quizás estaba un poco asustado. Es normal, ya que es una nueva experiencia para él, pero estuvimos en contacto y finalmente ambos estamos aquí”, afirmó Susaeta al hablar sobre las dudas de Beñat.

Este aspecto lo ha destacó el propio Beñat, que buscaba un país que le aportara no solo una nueva aventura, sino también un lugar de estabilidad para su familia, y Susaeta tuvo mucho que ver para la decisión final del ex del Real Betis y del Athletic Club.

 

 

Dos españoles en la historia del Macarthur FC

No pudo haber mejor estreno para el FC Macarthur en la A-League. Derbi ante el Western Sydney Wanderers y victoria por 0-1 el pasado 30 de diciembre. El equipo de Milicic fue superior al campeón de la Champions de Asia en 2014 pero el desenlace del partido no llegó hasta la segunda parte.

Susaeta y Beñat entraron desde el banco, aspecto que permitió desequilibrar la balanza del encuentro. En un balón parado, Beñat sacó su diestra. Una falta que no iba con exceso peligro pero que tropezó en su compañero y capitán Mark Milligan, acabando el balón dentro de la portería local, significando el primer gol de la historia del FC Macarthur. Una acción que permitió los primeros 3 puntos para “Los Bulls” en su estreno en la A-League. Precisamente, estos dos conjuntos comparten el liderato tras cuatro jornadas, empatados en la tabla con un una puntuación de 7.

“En la A-League no hemos visto pase en condiciones hasta la llegada de Beñat”, afirmó Mirra, presidente del FC Macarthur.

Además, los españoles se han hecho con la titularidad con el paso de las fechas. En el partido ante el Wellington Phoenix, la conexión vasca fabricó su primer gol juntos. Un gran pase en largo al espacio de Beñat permitió a Susaeta avanzar con la pelota para empatar el encuentro.

Dos amigos que se han unido a un viaje que pretende ser una aventura y posiblemente, la última parada de las carreras futbolísticas de Beñat y Susaeta. Ahora, el canguro queda como animal defenestrado. El Macarthur, con una mezcla de toros y leones, busca romper la hegemonía dual que tienen el Melbourne Victory (2) y el Sydney FC (3), que se han repartido las últimas cinco ligas con permiso de una que se llevó el Adelaide United.

 

 

 

Thiago Almada, de pibe de plaza a pibe de oro

Thiago Almada, de pibe de plaza a pibe de oro

Argentina, una de las mayores cunas de talento del fútbol mundial históricamente, está viviendo el surgimiento de un joven que puede devolver la ilusión a toda la hinchada del país. Thiago Almada, jugador de Vélez Sarsfield, está siendo la sensación del fútbol argentino con apenas 19 años. Un pibe sencillo de Fuerte Apache, que soñó con gambetear a los zagueros en Argentina y llevar el nombre de su barrio a lo más alto. Hoy, gracias a él en parte, Vélez vuelve a clasificarse para la próxima edición de la Copa Libertadores 2021.

 

Fuerte Apache y las canchas de tierra: Los inicios de Thiago

Thiago Almada nace y crece en uno de los barrios más poblados de Buenos Aires, Fuerte Apache. Un barrio que ha vivido numerosos conflictos y momentos de pobreza, pero que también ha tenido algunas alegrías. La principal de ellas siempre será la aparición de Carlos Tévez, un futbolista que llevó el nombre del barrio por todo el mundo.

“Tévez me dijo que tratase de sacar a mi familia del barrio”, Thiago Almada en una entrevista para TyC Sports.

El crecimiento del pequeño Thiago, siempre estuvo ligado al balón. Desde sus inicios en las canchas de tierra de Fuerte Apache y su formación en el Club de Fútbol Santa Clara, hasta que parte hacia la cantera del equipo al que pese a ser de otro barrio, siempre animó: Vélez Sarsfield. En el club del Fortín supieron desde el primer momento que tenían un talento muy especial en sus filas, y su ascenso fue casi meteórico.

 

Thiago Almada, el pibe de Vélez que emamora al Fortín

Tras haber destacado en las categorías inferiores de Vélez y de la selección de Argentina, llega el esperado debut. Gabriel Heinze, por entonces entrenador del equipo, ya había confirmado en rueda de prensa que estaba cerca de llegar porque lo veía preparado.

El 5 de noviembre de 2018 siempre será una fecha recordada por Thiago. Aquel día debuta con Vélez y anota 2 goles frente a Defensa y Justicia, aunque el equipo termina perdiendo 3-2. Pese a la derrota, los “fortineros” estaban de festejo porque habían encontrado una nueva ilusión a la que aferrarse para el futuro.

A partir de ese momento, va creciendo su importancia en los planes de Heinze, pero todavía sin asentarse del todo como indiscutible. Incluso pese a ello, firma 8 goles y 2 asistencias en la 19/20.

 

 

Vélez vuelve a la Copa Libertadores

Vélez Sarsfield es un club histórico de Argentina, uno de los más laureados a nivel de títulos de todo el país. Sin embargo, desde la Supercopa Argentina de 2013 el equipo no ha conseguido levantar ningún trofeo. A todo esto debemos sumar la nula participación en Copa Libertadores, una competición de la que también fue campeón en 1994.

Pero por fin todo parece estar volviendo a su cauce. En una temporada 2020/2021 atípica, en la que Vélez había destituido a Gabriel Heinze y nombra a Mauricio Pellegrino como técnico, nadie hubiera imaginado lo que podían conseguir.

Tras la eliminación de la Copa Sudamericana frente a Lanús, las oportunidades se reducían. Sin embargo, los del barrio de Liniers mediante la posición en la ya extinta Copa de la Superliga Argentina, y de la mano de jugadores como Ricky Centurión, y el propio Thiago Almada, Vélez logra por fin la clasificación para la próxima Copa Libertadores 2021.

Ahora sí, la hinchada fortinera podrá volver a llevar el lema de Vélez “el primero en ser un gran club” por toda Sudamérica.

 

¿Cómo juega Thiago Almada?

Thiago Almada es un enganche clásico argentino, una posición que recuerda a algunos de los mayores genios de su país. Su característica principal evidentemente es el regate. Almada es un gambeteador puro, que conduce con el balón pegado al pie derecho y hace un gran uso del desborde en corto. Amague y cambio de ritmo, cambio de ritmo y amague. Una combinación perfecta que le hace ser un jugador imprevisible para el contrario.

En Vélez es el encargado de recibir el balón entre líneas en la zona de mediapunta y a partir de ahí mejorar la jugada. Por sus botas pasan una gran parte de las decisiones del ataque de su equipo, demostrando una jerarquía y un desparpajo impropios para un chico de 19 años.

Precisamente en esa zona de la mediapunta es donde más daño provoca, ya no solo a través del regate, sino filtrando pases entre líneas para sus compañeros demostrando la gran visión de juego que tiene. El argentino es además, un jugador rápido con el balón y rápido mentalmente. Una concepción del juego que también le permite desempeñarse en banda izquierda o banda derecha como extremo. 

Uno de los aspectos que más ha mejorado esta última temporada es la definición. Si bien es cierto que al principio era una de sus debilidades, ahora ya es historia. Thiago ha demostrado ser un gran definidor sorprendiendo a la defensa llegando desde segunda línea, e incluso con disparos desde fuera del área que acaban en gol.

 

 

El futuro de Thiago Almada, lejos de Argentina

Pese al gran éxito de la clasificación para la próxima Copa Libertadores, la hinchada de Vélez tiene una gran preocupación: la posible marcha de Thiago Almada. Una posibilidad, que no sería una sorpresa, ya que ya ha sido vinculado a diferentes clubes europeos como Leeds United, Manchester City, Manchester United, FC Barcelona, Atlético de Madrid…

 “Mis amigos me comentaron el interés de Leeds, no me llegó nada concreto. Me gustaría ser dirigido por Bielsa por todo lo que representa”, Thiago Almada en una entrevista para TyC Sports.

Actualmente Thiago Almada tiene una cláusula de 25 millones de euros,  y el propio presidente de Vélez ya ha admitido que podría ser desembolsada tarde o temprano. No obstante, existe algo que puede jugar en contra del de Fuerte Apache. Thiago es un jugador que necesita un contexto específico para brillar y demostrar todo su fútbol. Es decir, necesita que si un club europeo decide ficharle le dé la confianza, los galones y el contexto ideal para desarrollarse. De lo contrario, su progresión podría frenarse, y sería algo imperdonable para la hinchada de Vélez.

Thiago Almada ya está preparado para dar el salto a Europa y seguir los pasos de su amigo y ejemplo Carlos Tévez. Independientemente del club en el que acabe, su desarrollo será fundamental en las aspiraciones de Argentina, que puede haber encontrado en este pibe el futuro de la selección.

 

 

 

Emile Smith-Rowe, “Kev” despierta por fin al Arsenal

Emile Smith-Rowe, “Kev” despierta por fin al Arsenal

Emile Smith-Rowe es la sorpresa de este Arsenal hasta el momento. La polémica decisión de no darle ficha en Premier League a Mesut Özil y la falta de creación se han visto paliadas con la irrupción de “Kev”. Así le llaman sus compañeros de vestuario, ya que lo asemejan a Kevin De Bruyne.

 

Sangre y alma “gunner”

A sus 20 años Emile Smith-Rowe ya ha pasado por dos cesiones, una en el RB Leipzig y otra en el Huddersfield. La experiencia en Alemania no fue buena, ya que no gozó de oportunidades y volvió a los cinco meses a la academia gunner.

Tras varias buenas actuaciones en la academia del Arsenal, en la cual llevaba destacando desde las categorías juveniles, salió cedido a un club nacional. El Huddersfield Town de la EFL Championship le daría la oportunidad de curtirse para llegar a ser importante en el equipo de Mikel Arteta.

En los terriers el centrocampista gozaría de minutos, el préstamo de seis meses resultaría fructífero. 19 partidos en los que jugó de mediocentro, anotando 2 goles y repartiendo 3 asistencias. Pero lo importante no fue la estadística, su forma de generar ocasiones y repartir juego enamoró a los aficionados del John Smith’s Stadium.

 

 

Tras dos cesiones y su constante buen nivel en la academia, Mikel Arteta le echó el ojo para suplir la ausencia de Mesut Özil. El alemán no había sido inscrito en la Premier League por el club londinense, y la falta de creación se estaba empezando a notar. Al equipo de Arteta le faltaba ese jugador que enganchara el centro del campo y la delantera, y Emile Smith-Rowe cuando recibió la oportunidad sorprendió a todos haciéndolo de maravilla.

 

El Arsenal de Mikel Arteta

El Arsenal de Arteta acostumbra a ser un equipo muy irregular, llevando años alejado del “big-six” de la Premier League. Actualmente se encuentra undécimo en la tabla, y culpa de ello tienen tanto la poca fiabilidad defensiva como las pocas ocasiones que crean.

El Arsenal centra su juego en la posesión, amasando mucho balón tanto en la defensa como en el centro del campo. De esta manera consiguen que el rival salte a la presión muy arriba y así crear peligro desde las bandas con la velocidad de Saka, Bellerín, Willian, Aubameyang…

Esta temporada el técnico vasco ha utilizado dos sistemas, la 3-4-3 y la 4-2-3-1. Ambas han sido utilizadas ocho veces por Arteta, y en ambas la idea de juego es la misma, buscar la posesión en el bloque medio-bajo para lanzar el ataque en velocidad.

 

 

La faceta goleadora es uno de los grandes deberes de este equipo. La temporada de Aubameyang no está siendo del todo buena y no hay nadie de garantías que pueda cubrir la tasa goleadora del gabonés. Aunque Alexandre Lacazette haya dado el paso, marcando 7 goles en lo que llevamos de competición, los goles que marca el Arsenal parecen no ser suficientes para escalar en la clasificación y colarse en puestos europeos.

La defensa y los fichajes son otro quebradero de cabeza para el Arsenal. No hay ningún jugador que dé esa seguridad al equipo, aunque con Mikel Arteta el nivel defensivo ha mejorado. Y en cuanto a los fichajes, la historia de jugadores que llegan por muchos millones y no acaban de rendir es una constante en este club, como Saliba, Pépé, Willian…

Entre tanta incertidumbre, un canterano llamado Emile Smith-Rowe ha llamado a la puerta de la titularidad y se ha hecho con un hueco en el once en la mediapunta. Hasta la fecha, ha jugado 13 partidos marcando 2 goles y repartiendo 4 asistencias en competiciones nacionales y europeas.

 

¿Cómo juega Emile Smith-Rowe?

Emile Smith-Rowe se entiende muy bien con sus compañeros y la transición desde el centro del campo a la delantera la gestiona de manera brillante, un jugador de 20 años con la experiencia de un veterano.

Otra de sus grandes virtudes es la facilidad para regatear, domina los tiempos a las mil maravillas, y cuando es necesario gambetear al rival no lo duda dos veces. Como buen “10”, se le dan bien todo tipo de pases, pero los que mejor domina son los pases al espacio. Una de las jugadas que mejor lo define es un gol ante el Fulham que inicia él mismo con un pase al espacio que conlleva a una combinación rápida acabada en gol por Bukayo Saka.

Quizá deba mejorar su contribución defensiva, pero cuenta con la ventaja de que Arteta no exige mucho a sus jugadores de ataque. Sin duda. El inglés ha sido un soplo de aire fresco tanto para Arteta como para los aficionados, que poco a poco van viendo como la ausencia de Mesut Özil va siendo paliada por un joven de la casa.

Hale End vuelve a sacar otro diamante en bruto para el primer equipo y se une a los nombres de Ashley Cole, Tony Adams, Andy Cole, Wojciech Szczesny… El futuro está servido en el Emirates Stadium.

 

 

 

 

 

Palmeiras, larga vida al Campeoníssimo

Palmeiras, larga vida al Campeoníssimo

La Sociedade Esportiva Palmeiras, uno de los clubes más laureados de Brasil, volverá a disputar una final de Copa Libertadores veinte años después. Lo ha logrado tras dejar en la estacada a River Plate, campeón hace solo dos temporadas.

 

Palmeiras, un brasileño con sangre italiana

Corría el 1914 en la que ahora es la ciudad más poblada de Brasil cuando cuatro italianos decidieron ”dar a luz” al Palmeiras. Sin embargo, no se le registró con el nombre que actualmente lo identifica. De hecho, sus colores y su escudo tampoco eran los de ahora. Su nombre era el de Palestra Italia, y sus colores eran el verde, el blanco y el rojo, como la bandera del país de nacimiento de sus progenitores.

Con estos distintivos, la escuadra de São Paulo disputó su primer encuentro, en el que batió al Savóia por dos tantos a cero (24 de enero de 1915). Tras hacerse dueño y señor del fútbol amateur, el Campeoníssimo se enroló en la Primera División de São Paulo, un campeonato profesional de carácter regional en el que se consagró como primer bicampeón.

En 1939 la Segunda Guerra Mundial puso en vilo a todo el planeta. Esta contienda, la cual derivó en el colapso de la Alemania Nazi o la Creación de las Naciones Unidas, también trajo consigo importantes consecuencias a nivel deportivo. Con una duración de seis largos años, esta enfrentó a los Aliados con los Países del Eje. Brasil, ”mamá” de aquel joven club de fútbol, apoyó a los primeros. Italia, nación de los ”padres” del Palestra Italia, combatía para los segundos. El resultado, como era lógico, fue el divorcio de aquella bonita pareja ”italobrasileira”. Una separación en la que la madre ganó el juicio y se hizo con la custodia de ese muchacho brasileño con sangre italiana que desde entonces pasaría a llamarse Palmeiras.

 

 

Madurez, trofeos y enemistades en Brasil

Desde su ingreso en el fútbol profesional en el 1933, Palmeiras ha aniquilado a todo aquel que pretendía meterse en su camino y se ha convertido en una máquina de ganar títulos. A nivel estatal, cuenta en sus vitrinas con 46 trofeos, entre los que resaltan sus 23 Campeonatos Paulistas. Después de conquistar la ciudad que le vio hacerse adulto, el ya maduro Palmeiras fue ganando más y más adeptos y comenzó a cosechar sus primeros éxitos nacionales. En 1960 se hizo con su primer Brasileirão, al que seguirían otros nueve. El último de estos lo levantó en el año 2018, coronándose como el club que más veces ha alzado esta copa.

Más longevas aún son sus rivalidades. La más feroz, sin lugar a dudas, es la que comparte con el Corinthians, con el que batalla  desde el 1917 en el famoso Derby Paulista. El ”Verdão” le endosó al ”Equipo del pueblo” la derrota más abultada de su historia (8-0) allá por el 1933, lo que acrecentó esta enemistad. Desde entonces, se han visto las caras en 355 envites, ganando cada uno 127 choques y empatando en 109. Estas cifras hacen del Derby Paulista no solo uno de los enfrentamientos más antiguos de la historia del balompié, sino también uno de los más apasionantes.

Si hay algo que ”La Torcida” de Palmeiras puede reprocharle a su equipo es su desempeño en el marco internacional. El Campeoníssimo no ha podido darle sentido a su apodo en sus travesías por Sudamérica. Con un título de Copa Libertadores en el año 1999 y otros tres subcampeonatos, los del Allianz Parque sufren en exceso cuando salen de Brasil. Aunque quizás sea más apropiado hablar en pretérito, pues los de Abel Ferreira acaban de superar las semifinales de la Libertadores y estarán en la gran final dos décadas más tarde.

 

 

Palmeiras, a un paso de la ”Gloria Eterna” de América

La campaña pasada podría resumirse en un ”casi” para Palmeiras. Con el ex-técnico del Real Madrid, Vanderlai Luxemburgo, sentado en su banquillo, los de São Paulo fueron terceros en Liga y llegaron a cuartos de final de Copa y Copa Libertadores. Además, se llevaron su 23º Campeonato Paulista antes del inicio de estas competiciones.

Sin embargo, si tu apelativo es el de Campeoníssimo, nunca puedes conformarte con esto. Por ello, en verano se optó por un cambio, una pequeña actualización para el sistema de los brasileños. Luxemburgo, de casi 70 años, fue reemplazado por Abel Ferreira, de 42. La llegada del portugués desde el PAOK supuso una limpieza de la idea de juego del equipo, la cual contaba con alguna que otra telaraña. De esta forma, con un fútbol más divertido y ofensivo, Palmeiras es a día de hoy un deleite para el espectador. Los de Ferreira son sextos en liga, a solo seis puntos del segundo, y flamantes finalistas de la Copa Libertadores tras pulverizar a River Plate, tetracampeón de la competición.

Si una Final de Libertadores ya es morbosa de por sí, imaginen si en ella se desafían dos clubes de la misma ciudad. Pues en esta edición 2021 será precisamente así. El Campeoníssimo se las verá con el Santos, uno de sus máximos rivales, el día 30 de enero en Maracaná. Duelo idílico entre dos conjuntos ”paulistas” donde lo espiritual decantará el choque para uno u otro lado. El Cristo Redentor, avizor desde el Cerro del Corcovado, será el que dicte sentencia.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad