Pacheta, el hombre que resucitó al Huesca

Pacheta, el hombre que resucitó al Huesca

José Rojo Martín, alias Pacheta, ha revivido a un equipo que estaba con pie y medio en Segunda División. Con dos victorias consecutivas, en la jornada 30, el Huesca está fuera del descenso y es uno de los mayores candidatos a mantenerse en Primera División.

 

Los valores como seña de identidad

Nacido en Salas de los Infantes, Burgos, José Rojo Martín recibió los valores de sus padres, agricultor y molinera, que cautivan a cualquier aficionado del fútbol. Tesón, responsabilidad, lucha… definen la trayectoria de Pacheta tanto dentro como fuera del campo, cualidad que ejemplifica cómo es el actual entrenador del conjunto oscense y por qué es querido allá donde va.

Pacheta fue un futbolista profesional, característico por transmitir los valores que ahora impregna desde el banquillo. Empezó su carrera a principios de los años noventa, en el Racing Lermeño, donde estuvo dos temporadas. Pasando una temporada por el Numancia, estuvo también en el Burgos, equipo de su ciudad, Atlético de Marbella después, y Mérida hasta 1994.

Son dos los clubes por los que el actual entrenador del Huesca ha dejado mayor huella y más se le quiere por lo que transmitía en el campo. Tras salir del Mérida, el burgalés fichó por el Espanyol en 1994, donde estuvo cinco años. Coincidió con leyendas del fútbol como Camacho y Bielsa, debutando en Primera División. Se marchó por la puerta grande en 1999, siendo muy querido por la afición periquita, para volver a Los Pajaritos y finalizar su trayectoria deportiva en 2003. Allí se despidió con más de 200 partidos oficiales en total en Primera División, abandonando el equipo como una leyenda y augurándole un futuro como entrenador muy prometedor.

 

¿Qué hacía Pacheta entrenando en Tailandia?

Se antojaba difícil que Pachetano diera el salto que hacen la mayoría de jugadores para sentarse en los banquillos. Su actitud y forma de entender el fútbol, han propiciado que el burgalés tenga en su haber una carrera extensa como entrenador, contrastada y exitosa a la vez. El trabajo es su estandarte, y siempre encuentra la forma de motivar a sus jugadores y cautivar al aficionado del equipo que entrene.

Comenzó como adjunto al director deportivo del Numancia. Consiguió ascender al equipo juvenil del club a la División de Honor, máxima categoría de los juveniles, éxito que le auguraba un gran futuro por delante. Pasó discretamente por Oviedo y Cartagena después, hasta aventurarse a Polonia y comenzar un recital de éxito sin precedentes.

Se hizo cargo del Korona Kielce, que se encontraba en el último puesto cuando aterrizó. 34 partidos después, logró la permanencia 10 puntos por encima del descenso, siendo su primera gran hazaña como entrenador en una liga profesional. Fichó por el Hércules la temporada siguiente, donde no consiguió asentarse, para después volver a aventurarse al extranjero. Fue el Ratchaburi FC, de la liga de Tailandia, el equipo al que dirigió el burgalés en 2016, donde, en un total de 3 temporadas, logró dejarlos en una posición cómoda de la tabla.

Tras la aventura tailandesa, Pacheta fichó por el Elche en 2018, con el reto de conseguir el ascenso a Segunda División. Y como dice su himno: para la Virgen un altar, y para Pacheta otro por todo lo que consiguió.

 

 

Tras Elche, Pacheta puede repetir milagro con el Huesca

Pacheta aterrizaba a tierras ilicitanas en 2018, con el equipo en Segunda División B y en puestos de play off de ascenso. Consiguió el ascenso a Segunda División a falta de 10 partidos para terminar la temporada, devolviendo a un histórico más cerca de la máxima categoría del fútbol español. Una segunda temporada para asentarse, sirvió como previa para que en la siguiente lograra el milagro del ascenso a la La Liga Santander. Colándose en el sexto puesto de la tabla ganó todos sus partidos, y con un gol en el último minuto ante el Girona, se produjo el milagro de Pacheta. Con la llegada del Elche a la Primera División, el club prescindió de sus servicios, dejando al técnico sin equipo.

El Huesca se encontraba último en la jornada 18 del campeonato, con sensaciones de impotencia por los puntos obtenidos y de estar hundiéndose en el abismo del descenso. Con la llegada de Pachetael 12 de enero de este mismo año, algo cambió en los jugadores del conjunto oscense. Ya en la rueda de prensa se veía la pasión en las expresiones del burgalés, convencido de que su equipo lograría mantenerse en la categoría y que nadie les podía dar por muertos.

 

https://twitter.com/elkunso/status/1380624816340926468

 

La clave del éxito del Huesca

Primer partido y primera novedad del Huesca que acompaña al equipo hasta el día de hoy: 3-5-2. Tres centrales para blindar la defensa por la facilidad que tenían los rivales para encajar goles, fue la primera piedra que puso Pacheta en territorio oscense. Luego, dos laterales muy ofensivos y profundos, como son Galán y Maffeo, acompañarían a 3 centrocampistas: un teórico pivote (Mosquera o Doumbia) y dos interiores con buen pie (Seoane, Ferreiro o Mikel Rico). Y arriba, la pólvora con Rafa Mir acompañado de otra referencia, normalmente, Sandro.

Esas fueron las claves de Pacheta: un equipo que ya no deseaba tanto la posesión del balón, que se blindaba en defensa para recibir la menor cantidad de goles posible, y que necesitaba los goles de los de arriba para materializar las ocasiones que tuvieran. Y la receta de Pacheta no ha podido salir mejor.

Desde la portería a la delantera todos rinden, y la confianza que tienen en sí mismos y en su entrenador es infinita. Han sabido sacar a relucir sus virtudes y esconder sus debilidades. Además, el nivel de algunos jugadores como Javi Galán, Jaime Seoane o Rafa Mir es sobresaliente, y gran parte del éxito del Huesca pasa por la regularidad de estos, todo fruto de la mano de Pacheta.

Ahora, con 27 puntos en la tabla y con dos victorias consecutivas, el Huesca se encuentra fuera del descenso por primera vez esta temporada. Y es que está claro que si el mesías Pacheta no hubiera llegado en el momento que llegó, muy probablemente este Huesca no sería el principal candidato en salir de la zona del descenso y mantenerse en Primera División.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad