Torino FC, el toro cae en picado

Torino FC, el toro cae en picado

El Torino, club histórico en Italia, atraviesa uno de los momentos más complicados en su historia reciente. El equipo liderado por Andrea Belotti, ve como los “toros” caen en picado en dirección a la Serie B después de haber estado varias temporadas rozando la competición europea.

 

“Los otros” de Turín

Turín es la capital de la región de Piamonte, conocida por guardar una rivalidad histórica entre Juventus Torino. Fundados en 1897 y 1906 respectivamente, en la capital de los Alpes se respira fútbol de verdad, histórico, y donde se encuentra el Derby della molle.

El Torino es uno de los equipos más laureados de toda Italia pese a su situación actual y compartir provincia con La Vecchia Signora. Con 5 Scudettos ganados de forma consecutiva entre 1942 y 1949, el equipo readquirido por el empresario Ferruccio Novo, dotó de identidad propia a un club que llevaba 8 años sin ganar el trofeo de campeón de ligaestando a la sombra del Bolonia. Con fichajes históricos que dejaron mucho de que hablar por la cantidad de libras invertidas, con un contexto de Segunda Guerra Mundial determinado por el ascenso fascista, a un año de la tragedia de Superga, el Torino, en ese cúmulo de historias de pena y nostalgia, dominaba el fútbol italiano.

Sin embargo, para pena de muchos y alegría de otros por ver como un histórico se hunde, il Toro ya no es ese equipo dominador en Italia, ni mucho menos. Con un cambio de 3 entrenadores en menos de 2 años, el histórico de Turín está en caída libre y a solo un punto del descenso.

 

De Europa a la mediocridad

Deambulando entre la Serie A y Serie B a partir de la década de los noventa, tras haber conseguido su último título internacional (MitropaCup) en 1991, y su última Coppa Italia en 1993, los toros certificaron su último ascenso a la máxima competición italiana en la temporada 11-12, consolidándose hasta el día de hoy.

El equipo que volvía a la Serie A, no era aquel histórico que dominó el fútbol italiano, ni tampoco pretendía serlo. El Torino, teniendo en su nombre la figura de un grande, aceptó su situación y pasó a ser un equipo de media tabla, que no podía luchar contra los presupuestos de los colosos que lideraban la liga, y que su existencia actual se limitaba a no pasar apuros para no descender.

Pese a la situación que dotaba tranquilidad al club, el equipo, a partir de su segunda temporada en el campeonato, comenzó a tener una serie de resultados que hicieron volver a soñar a los seguidores de los toros. Dirigidos por Gian Piero Ventura, artífice del último ascenso, vio como su plantilla pasó de no descender la temporada anterior a quedarse a las puertas de posiciones europeas. Esa gran temporada, la 13-14, parecía una ilusión, ya que no es normal que un recién ascendido se cuele en tan solo un año en la élite.

Sin embargo, las temporadas siguientes, hasta la 19-20, el equipo parecía no tener techo y sus aspiraciones crecían al compás de los goles de Andrea Belotti, pero, como todo en la vida, un golpe de realidad pondría a la directiva y jugadores los pies en la tierra.

 

 

El golpe de realidad del Torino

Los toros se acomodaron en su nueva vida de europeos. Con una plantilla que no envidiaba a nadie, que el único valor con peso económico era Andrea Belotti, y donde la solidez defensiva era su estandarte, vivían en la tranquilidad de la tabla. Sin embargo, la llegada de la pandemia y los malos resultados, provocaron que la realidad superara la ficticia situación del Torino, sumergiéndose en una espiral de decadencia que llega hasta el día de hoy.

Walter Materazzi se puso a las órdenes del equipo en la 16-17, después de que Mihajlovic dejara al equipo en una buena dinámica. El italiano condujo al equipo a la hazaña europea, después de que el Milan renunciara a la competición por una posible sanción. La realidad se dividió con esta nueva etapa del equipo piamontés: nueva temporada con la ilusión de jugar la Europa League y conseguir algo histórico, o jugar tres competiciones con una plantilla poco experimentada que puede verse afectada por acusar el cansancio de tal esfuerzo.

El equipo afrontaba la 19-20 con el sueño europeo que aumentaba con las victorias en el campeonato. Llegaron los Wolves y los limpió del mapa en la ronda de clasificación, teniéndose que centrar en la Serie A. Resultados irregulares al comienzo, acomodaron a los toros hasta que, a partir de un resultado y el posterior parón por la pandemia, se vieron amenazados por el abismo del descenso.

Un 0-7 ante la Atalanta cayó como bomba de relojería en las oficinas del Torino. Con cinco derrotas consecutivas, el fútbol quedó en un segundo plano por el confinamiento, algo que serviría para reflotar la situación del club y volver a ser ese equipo fuerte y temido que no se achantaba ante nadie. Pero no fue así.

 

 

¿Hacia dónde camina este Torino?

Desde aquel encuentro pre-pandemia, el Torino no es el mismo. Esta temporada, los toros llevan una racha de 4 victorias, 12 empates y 12 derrotas en 28 partidos disputados de la Serie A. Es evidente que el equipo ha perdido su esencia: ya no es el Torino reconocible por no conceder ocasiones y marcar las que tenga, sino todo lo contrario. La base del equipo se ha partido y van a tener que remar a contracorriente para mantenerse en la categoría.

Un equipo que tiene un jugador como Andrea Belotti, no puede permitirse caer tan bajo en la clasificación. Además, cuando realizan un partido serio contra equipos grandes (Juventus, Inter, Nápoles), pierden la concentración y se les acaba escapando el resultado, síntoma claro de que algo no funciona bien.

A falta de 9 jornadas para finalizar el campeonato, el Torino parece un barco a la deriva y ningún viento le es favorable. Asentados en la categoría desde hace 8 años, ven como el toro se hunde, en picado, sin paracaídas, y con la sensación de que si se va hacia abajo, les va a costar mucho volver a la cima del fútbol italiano. 

 

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad