Torino FC, el toro cae en picado

Torino FC, el toro cae en picado

El Torino, club histórico en Italia, atraviesa uno de los momentos más complicados en su historia reciente. El equipo liderado por Andrea Belotti, ve como los “toros” caen en picado en dirección a la Serie B después de haber estado varias temporadas rozando la competición europea.

 

“Los otros” de Turín

Turín es la capital de la región de Piamonte, conocida por guardar una rivalidad histórica entre Juventus Torino. Fundados en 1897 y 1906 respectivamente, en la capital de los Alpes se respira fútbol de verdad, histórico, y donde se encuentra el Derby della molle.

El Torino es uno de los equipos más laureados de toda Italia pese a su situación actual y compartir provincia con La Vecchia Signora. Con 5 Scudettos ganados de forma consecutiva entre 1942 y 1949, el equipo readquirido por el empresario Ferruccio Novo, dotó de identidad propia a un club que llevaba 8 años sin ganar el trofeo de campeón de ligaestando a la sombra del Bolonia. Con fichajes históricos que dejaron mucho de que hablar por la cantidad de libras invertidas, con un contexto de Segunda Guerra Mundial determinado por el ascenso fascista, a un año de la tragedia de Superga, el Torino, en ese cúmulo de historias de pena y nostalgia, dominaba el fútbol italiano.

Sin embargo, para pena de muchos y alegría de otros por ver como un histórico se hunde, il Toro ya no es ese equipo dominador en Italia, ni mucho menos. Con un cambio de 3 entrenadores en menos de 2 años, el histórico de Turín está en caída libre y a solo un punto del descenso.

 

De Europa a la mediocridad

Deambulando entre la Serie A y Serie B a partir de la década de los noventa, tras haber conseguido su último título internacional (MitropaCup) en 1991, y su última Coppa Italia en 1993, los toros certificaron su último ascenso a la máxima competición italiana en la temporada 11-12, consolidándose hasta el día de hoy.

El equipo que volvía a la Serie A, no era aquel histórico que dominó el fútbol italiano, ni tampoco pretendía serlo. El Torino, teniendo en su nombre la figura de un grande, aceptó su situación y pasó a ser un equipo de media tabla, que no podía luchar contra los presupuestos de los colosos que lideraban la liga, y que su existencia actual se limitaba a no pasar apuros para no descender.

Pese a la situación que dotaba tranquilidad al club, el equipo, a partir de su segunda temporada en el campeonato, comenzó a tener una serie de resultados que hicieron volver a soñar a los seguidores de los toros. Dirigidos por Gian Piero Ventura, artífice del último ascenso, vio como su plantilla pasó de no descender la temporada anterior a quedarse a las puertas de posiciones europeas. Esa gran temporada, la 13-14, parecía una ilusión, ya que no es normal que un recién ascendido se cuele en tan solo un año en la élite.

Sin embargo, las temporadas siguientes, hasta la 19-20, el equipo parecía no tener techo y sus aspiraciones crecían al compás de los goles de Andrea Belotti, pero, como todo en la vida, un golpe de realidad pondría a la directiva y jugadores los pies en la tierra.

 

 

El golpe de realidad del Torino

Los toros se acomodaron en su nueva vida de europeos. Con una plantilla que no envidiaba a nadie, que el único valor con peso económico era Andrea Belotti, y donde la solidez defensiva era su estandarte, vivían en la tranquilidad de la tabla. Sin embargo, la llegada de la pandemia y los malos resultados, provocaron que la realidad superara la ficticia situación del Torino, sumergiéndose en una espiral de decadencia que llega hasta el día de hoy.

Walter Materazzi se puso a las órdenes del equipo en la 16-17, después de que Mihajlovic dejara al equipo en una buena dinámica. El italiano condujo al equipo a la hazaña europea, después de que el Milan renunciara a la competición por una posible sanción. La realidad se dividió con esta nueva etapa del equipo piamontés: nueva temporada con la ilusión de jugar la Europa League y conseguir algo histórico, o jugar tres competiciones con una plantilla poco experimentada que puede verse afectada por acusar el cansancio de tal esfuerzo.

El equipo afrontaba la 19-20 con el sueño europeo que aumentaba con las victorias en el campeonato. Llegaron los Wolves y los limpió del mapa en la ronda de clasificación, teniéndose que centrar en la Serie A. Resultados irregulares al comienzo, acomodaron a los toros hasta que, a partir de un resultado y el posterior parón por la pandemia, se vieron amenazados por el abismo del descenso.

Un 0-7 ante la Atalanta cayó como bomba de relojería en las oficinas del Torino. Con cinco derrotas consecutivas, el fútbol quedó en un segundo plano por el confinamiento, algo que serviría para reflotar la situación del club y volver a ser ese equipo fuerte y temido que no se achantaba ante nadie. Pero no fue así.

 

 

¿Hacia dónde camina este Torino?

Desde aquel encuentro pre-pandemia, el Torino no es el mismo. Esta temporada, los toros llevan una racha de 4 victorias, 12 empates y 12 derrotas en 28 partidos disputados de la Serie A. Es evidente que el equipo ha perdido su esencia: ya no es el Torino reconocible por no conceder ocasiones y marcar las que tenga, sino todo lo contrario. La base del equipo se ha partido y van a tener que remar a contracorriente para mantenerse en la categoría.

Un equipo que tiene un jugador como Andrea Belotti, no puede permitirse caer tan bajo en la clasificación. Además, cuando realizan un partido serio contra equipos grandes (Juventus, Inter, Nápoles), pierden la concentración y se les acaba escapando el resultado, síntoma claro de que algo no funciona bien.

A falta de 9 jornadas para finalizar el campeonato, el Torino parece un barco a la deriva y ningún viento le es favorable. Asentados en la categoría desde hace 8 años, ven como el toro se hunde, en picado, sin paracaídas, y con la sensación de que si se va hacia abajo, les va a costar mucho volver a la cima del fútbol italiano. 

 

 

 

Adolfo Gaich, il carro armato del Calcio

Adolfo Gaich, il carro armato del Calcio

Seguir al Benevento es saber aceptar que van a pasar brujerías sobre el terreno de juego. Para todo amante del Calcio, sabe que los ‘Stregoni’ son capaces de lo mejor y de lo peor. Prueba de ello es mirar el balance de este 2021, con 2 victorias, 5 empates y 7 derrotas. Tocados por la mala suerte en numerosas ocasiones, la bruja que vuela sobre el escudo de los ‘Giallorossi’ fabricó el conjuro perfecto para romper una racha de 11 encuentros sin ganar. En el día menos esperado, el Benevento consiguió una victoria histórica en el Allianz Stadium ante la Juventus que sentenció prácticamente a los de Andrea Pirlo en la lucha por el Scudetto. El gol de Adolfo Gaich, que llegó en el mercado invernal, supuso un respiro de alivio para los de Filippo Inzaghi, que parten con una ventaja de siete puntos sobre la zona de descenso.

Cuando todo parecía que a los ‘Sanniti’ se les acababa la energía para la recta final de la Serie A, el “Tanque” de Bengolea ha irrumpido en el once titular aprovechando las oportunidades que no ha tenido en otros lugares. Y para el Benevento, el segundo equipo menos goleador del campeonato, es un comodín de última hora para llevarse el premio: Mantenerse en la máxima categoría del Calcio tras ascender por segunda vez en su historia la pasada campaña.

 

¿Quién es Adolfo Gaich?

Adolfo Gaich es un delantero argentino de 22 años que destaca por su altura (1,94 cm).  A pesar de esto, el ariete muestra una técnica inusual para su estatura, y los expertos, le comparan con Martín Palermo o Robert Lewandoski, aunque él sueña ser un matador como Gabriel Batistuta.

“Por mi edad, no tuve la suerte de verlo, pero fue uno de los mejores 9 que tuvo Argentina en su historia. Ojalá me pueda parecer a él en un futuro”.

 

El “Ciclón” rescató al gigante

Nacido en Bengolea, un pueblo de 1.200 habitantes en el sur de Córdoba, fue rechazado más que un adolescente enamoradizo. Tras un comienzo en el Club Unión de Bengolea y competir en la Liga Beccar Varela (una de las ligas del fútbol regional argentino), decidió probar suerte en los equipos punteros del país albiceleste. Sin recibir una contestación por parte de River Plate, probó fortuna en Lanús pero tampoco la encontró.

Finalmente, el San Lorenzo de Almagro se hizo con sus servicios en 2014, formándose durante cuatro años en el ‘Ciclón’. Curiosamente, acabó en el equipo que siempre deseó su padre, ya que es hincha de los “Cuervos”

 

Adolfo Gaich, sinónimo de lucha

En San Lorenzo, a pesar de debutar en el equipo reserva y en la Primera División de la mano de Claudio Biaggio, no gozó de las suficientes oportunidades que hubiera deseado. En dos temporadas en la primera plantilla, solo disputó 28 partidos, marcando una cifra de 8 goles.

“El hincha se quedó con ganas de verme hacer más goles con San Lorenzo”.

Por tanto, sus mejores actuaciones llegaron con la elástica albiceleste. Primero, destacando en el torneo sub-20 de juveniles L’Alcudia, convirtiendo 3 goles y con Argentina campeona. Posteriormente, sigue su progresión en el Campeonato Sudamericano sub-20, anotando un hat-trick ante Venezuela, quedando como subcampeona. Por último, confirmó su regularidad en este tipo de torneos en el Mundial sub-20 de Polonia, donde en 4 partidos, consigue 3 tantos. Mención aparte es su aparición en la selección olímpica, que realizó 7 anotaciones en 10 encuentros, contribuyendo a dos medallas de oro en los juegos Panamericanos de 2019 y el Torneo Preolímpico Sudamericano de 2020.

Mr. Increíble llega a Europa

Apodado como Míster Increíble por su sonrisa juvenil que recuerda al mítico personaje de Disney, aterrizó en la capital rusa para fichar por el CSKA de Moscú en el verano de 2020 por un coste de 8,5 millones de euros y por 5 años. Sin embargo, no logró la titularidad, en parte por el sistema del CSKA, que juega con un punta y por el delantero titular, el prometedor atacante Fedor Chalov, que actualmente se encuentra disputando el Europeo sub-21.Eso sí, este último perdió su sitio en el once a cambio de la irrupción del veterano Salomón Rondón, el venezolano que militó en el Málaga hace una década.

 

Gaich, el Rambo de Benevento

Cuando todo parecía que tenía que pasar frío en el banquillo el resto de la temporada, apareció la cesión del Benevento. El CM del conjunto italiano anunció su llegada de forma original con una caricatura animada vestido de soldado, combinada con la camiseta giallorossi y una cinta del mismo color colocándosela en el pelo.

En su primer día a las órdenes de Inzaghi, leyenda del AC Milan y de la Champions League por sus registros goleadores cuando fue futbolista, confesó que le reconoció que se podría equivocar fichando defensas pero no delanteros. Palabra de una leyenda.

Y parece que su integración está siendo un éxito. De momento, ha encajado bien en el 3-5-2 del Pippo, haciendo dupla con el peruano Gianluca Lapadula. Cuando Gaich marca, el Benevento no pierde y este dato es de vital importancia para un equipo modesto que necesita goles en este último tramo del campeonato.

 

¿Cómo juega Adolfo Gaich?

Es un delantero atípico para la altura que tiene. Los delanteros altos suelen quedarse por la zona central del ataque, luchando balones aéreos con los centros o siendo una referencia fija dentro del área. Sin embargo, Gaich destaca por romper este prototipo. Suele caer a ambas bandas aunque se desenvuelve mejor en el flanco izquierdo, donde aprovecha mejor el manejo del exterior para encarar al defensor y regatearle con éxito. Este detalle es su esencia, aspecto que se pudo ver en su primer gol en el empate a uno ante el Spezia.

Es una evidencia decir que con 1,94 cm le gusta ganar duelos aéreos. Elemento que necesitaba el Benevento, ya que Lapadula es uno de los delanteros que menos duelos gana por aire en la Serie A. Asimismo, Gaich destaca por tener una gran habilidad para el regate, además de ser un gran finalizador. Por otro lado, sabe estar en el momento adecuado, es un delantero que huele los errores, como el de Arthur el otro día en el partido ante la Juventus.

Por último, debe mejorar su potencial físico. Gaich siempre ha denunciado que en las academias juveniles no le enseñaron a trabajar esto. Por ello, debe mejorar los “timings” a la hora de poner el cuerpo, en el salto y en el remate de cabeza. Para mejorar esto, tiene a Inzaghi como entrenador, que ha sido como una bendición para el argentino.

Atrás quedaron los tiempos cuando la gente se mofaba de él en redes sociales por su aspecto y su nombre de Adolfo, comparándolo con la raza área, llamándole Adolf o el Führer. Quién sabe si en un futuro se cumple su sueño de jugar en la Premier League. A los 7 años pidió a su madre estudiar inglés porque era fan del fútbol inglés. Si cumple las expectativas; quién sabe si su próximo destino es el Leeds United de Marcelo Bielsa, equipo que por cierto, le quiso el pasado verano. Sea como sea, ¡Bienvenido Tanque!

 

AC Monza, vivir a la sombra del Milan

AC Monza, vivir a la sombra del Milan

Un fin de semana al año el nombre de Monza retumba en los oídos de los aficionados al deporte. El Autodromo Nazionale de la misma ciudad acoge el llamado por todos Gran Premio más mítico del automovilismo. Pero aquí no estamos para hablar de coches, sino de fútbol. A apenas 5 kilómetros de la pista se encuentra el Estadio Brianteo, casa del AC Monza, conjunto de la ciudad.

La historia de la Associazione Calcio Monza es una historia convulsa. No es sencillo vivir a la afueras de Milán y no ser del Inter o del AC Milan. Por ello el Monza ha sufrido mucho durante su existencia para poder sobrevivir.

Fundado en 1912 tras la fusión de dos clubes, el equipo ha vagado normalmente en la Serie B, segunda categoría del fútbol italiano. En su palmarés figuran trofeos como la Copa Anglo-Italiana o 4 copas de la Serie B, siendo el máximo ganador de este trofeo.  A priori, el equipo no tiene una historia curiosa, pues es un equipo humilde de Italia, pero desde 2018, esta historia cambió radicalmente.

 

La aparición de Berlusconi y Galiani

Ese mismo año se hace oficial la compra del club por Silvio Berlusconi, ex presidente de Italia y del AC Milan. Por aquel entonces el conjunto lombardo militaba en la Serie C, pero a base de una fuerte inversión el conjunto ha conseguido ascender y pelear por los puestos de ascenso a Serie A.  Pero este no fue solo. Junto a él colocó a Adriano Galiani como director general, mismo puesto que realizaba en el Milan.

Pese a que todo suena muy bonito lo que realmente importa es lo que hay sobre el campo. Y la verdad es que hay mucho y muy bueno.

 

Las estrellas del Monza

Desde la portería encontramos a Di Gregorio. El ex internacional sub 17 con la selección italiana se ha consolidado en la portería del Monza. Y es que el jugador cedido por el Inter es un felino bajo palos y está demostrando que está más que preparado para jugar en Serie A.

Como pareja de centrales tenemos experiencia a raudales, pues Paletta y Bellusci son dos veteranos que conocen el fútbol como nadie. El primero fue un jugador importante en el Milan antes de acabar en China, de donde ha llegado al Monza. Su compañero en la zaga ya ascendió con el Monza y se complementa perfectamente con Paletta.

Los laterales son para Carlos Augusto y Donati. El brasileño llegó a Monza por la escalofriante cifra de 5 millones de euros y está demostrando que es un gran prospecto de lateral izquierdo con mucho recorrido. En la otra banda tenemos a Donati, jugador conocedor del fútbol italiano y que además de ayudar en defensa es muy activo en zonas de ataque.

Cristian Brocchi, el entrenador, suele usar un esquema ofensivo, un 4-3-3. Para ello, utiliza 3 mediocentros de mucha calidad.

 

 

Como pivote defensivo encontramos a Matteo Scozzarella. El ya veterano mediocentro entró en el esquema titular de Brocci ya entrada la temporada, pero tras una gran actuación frente al Chievo Verona (rival directo), se asentó en el 11 titular.

Junto a él pivotan Fratessi y Barillá, la perfecta combinación de juventud y experiencia. Fratessi es un mediocentro cedido por el Sassuolo que está realizando una gran temporada. En 25 partidos acumula un total de 4 goles y 1 asistencia.  Mientras, su compañero Barillá es un veterano también ex Serie A que pone el equilibrio en la línea del medio del campo.

Los goles van a cargo de jugadores como Christian Gytkjaer, Dany Mota o Mario Balotelli. Sí, han leído bien, Mario Balotelli juega en el Monza.  Pero el delantero italiano no es la única “estrella” del fútbol que forma parte de esta plantilla. En ella también forma parte Kevin Prince Boateng, quien tiene su pasado en el FC Barcelona y la ACF Fiorentina entre otros.

Pese a tener mucha pólvora en la zona de ataque, el máximo goleador del equipo es Davide Diaw. El extremo italiano parece haber encontrado su lugar en la banda derecha del Brianteo y está demostrando a Brocchi que tiene nivel para poder entrar en el 11 titular del equipo.

 

¿Es posible el ascenso a Serie A?

El nivel de Serie B ha subido exponencialmente en los últimos años. Rivales como Chievo Verona, Frosinone, Empoli o Spal incrementan este el baremo futbolístico. Entre ellos se ha colado el Venezia, quien arrancó la temporada de manera dubitativa y ha encontrado su buena forma desde que arrancó el año.

Pero si algo deja claro el mundo del fútbol es que un ascenso hay que pelearlo hasta el último minuto. Más tratándose de fútbol italiano, uno de los más competitivos del mundo.

En caso de ascender a Serie A, el reto será mayúsculo, pero la inversión, también. Con músculo económico detrás, el Monza está preparando para lo que venga. Se nota que el proyecto de Berlusconi y Galiani es ambicioso, pues actualmente están en posiciones de ascenso a Serie A. Pero la gran incógnita es: ¿Podrán aguantar y mantener el ritmo para conseguir finalmente el objetivo?

 

Jens Petter Hauge, amor a primera vista de Maldini

Jens Petter Hauge, amor a primera vista de Maldini

La cuna de talentos que está surgiendo desde Noruega en los últimos tiempos ha provocado que el país nórdico sea un continuo exportador de futbolistas con destino a las grandes ligas del fútbol europeo. A los conocidos Erling Haaland, Alexander Sorloth o Martin Odegaard, ahora se suma a la lista Jens Petter Hauge. El extremo izquierdo está aprovechando sus oportunidades como revulsivo en el AC Milan, tanto en la Serie A como en la UEFA Europa League. El fútbol vertical de Stefano Pioli favorece sus condiciones y por esto, la progresión del noruego está creciendo a pasos agigantados.

 

Jens Petter Hauge, el prodigio de Bodo

Su calidad innata es incuestionable. El jugador de 21 años ha vivido la mejor época de un club modesto como el Bodo/Glimt, donde ha aportado la cifra de 26 goles en 51 partidos. Subcampeones la temporada pasada y actuales campeones de la Eliteserien, el conjunto de la región Nord-Norge (la que está situada más al norte del país) volvió a disputar la fase previa de una competición UEFA tras 16 años sin hacerlo.

Tras doblegar a los combinados lituanos Kauno Zalgiris y al Zalgiris, se enfrentó en la penúltima ronda al AC Milan, cayendo por 3-2 en un partido donde brilló Hauge.

 

Un amor a primera vista para el AC Milan

Con el dorsal 11, Hauge volvió loco en aquel partido a Davide Calabria por el carril izquierdo. Una asistencia suya provocó el primer tanto del partido. El Bodo/Glimt, tras ser remontado, no se rindió con el 3-1 en contra y el extremo sacó una latigazo desde la frontal para hacer soñar al equipo noruego recortando distancias en el marcador. Finalmente, cayeron eliminados pero su actuación llamó la atención de Paolo Maldini, director deportivo de la entidad milanesa y uno de los mejores defensas de la historia del fútbol.

 

 

“Sabíamos que Hauge nos iba a complicar las cosas. Es un gran extremo, que entra bien por dentro y con el objetivo en la portería. Sin dudas, es un jugador que tiene todas las condiciones para jugar en un club europeo de renombre”, Stefano Pioli, tras la exhibición de Hauge con el Bodo.

Tal fue su impacto aquella noche en San Siro, que Maldini bajó al vestuario para convencer al extremo de que fichase por el conjunto rossonero. Una semana después, el traspaso se cerró por 5 millones de euros y Hauge superó el reconocimiento en La Clínica La Madonnina.

“No puedo esperar a jugar con Zlatan Ibrahimovic. Siempre le he admirado y estoy deseando estar con él para aprender al máximo”, afirmó Hauge, tras fichar por el AC Milan.

 

Jens Hauge, fetiche para la Europa League

Sin dudas, la UEFA Europa League es su competición. Después de deslumbrar en uno de los templos del fútbol europeo y tras disputar 20 minutos ante el Spezia en la Serie A, su debut con la elástica rossonera en Europa se produjo en Celtic Park. Tan solo pudo disputar el último cuarto de hora pero le valió para marcar su primer gol.

Por el momento, Hauge tiene la función de revulsivo. Salvo dos partidos en la Europa League en los que ha partido como titular, el joven de 21 años siempre sale desde el banquillo, especialmente para matar los partidos gracias a su velocidad, desborde y capacidad de asistente y goleador. Esto se pudo ver en el partido en Escocia o ante el Nápoles.

 

 

Sin embargo, la irregularidad de Brahim Díaz, que vive luces en Europa pero sombras en el campeonato nacional, y la veteranía de Ante Rebic, son causas para que el noruego se pueda hacer con un puesto fijo en el once si sigue rindiendo a este nivel. Tanto Pioli como Daniele Bonera están contentos con la progresión del joven jugador natural de Bodo.

Su mejor partido hasta la fecha fue la semana pasada ante el Celtic, esta vez, en el partido de vuelta. El noruego marcó un gol y dio una asistencia, siendo un artífice principal para la remontada (4-2) y que a su vez, este resultado confirmó el pase del AC Milan a los dieciseisavos de final.

 

¿Cómo juega Jens Hauge?

En su etapa en el Bodo/Glimt, se caracterizó por ser un jugador de banda, especialmente por el carril izquierdo, jugando de extremo a pierna cambiada, ya que él es diestro. Se aprovecha de su técnica y velocidad para sacar la suficiente ventaja a los rivales. Asimismo, cuenta con un poderoso disparo preciso con su diestra, destacando como sus tiros favoritos la rosca y potentes disparos pegándola desde fuera del área.

“Me está dejando muy buena impresión. Es un chico muy atento e inteligente. Está encajando bien en nuestro fútbol vertical porque tiene velocidad y técnica. Además, ya ha aprendido el idioma”, Pioli, sobre sus primeras impresiones sobre Hauge.

Ya en este breve periodo con el Milan, Hauge se destaca en la misma posición pero también le gusta ir hacia dentro, cogiendo la batuta para ser el organizador del equipo. Además, por su estilo de juego, el pupilo de Maldini cuenta con más opciones de hacerse con el puesto titular en una carrera de fondo que Brahim y Rebic, ya que el primero es más extremo puro y el croata es un delantero reconvertido a caer en banda.

Sea lo que sea, Hauge ha ido al proyecto indicado. Por estilo, objetivos y porque su gran capacidad de asociación hace que tenga un rol que prácticamente ningún otro jugador del AC Milan tiene. Con calma pero el chico está destinado a ser “el diferente” de los hombres de Pioli.

 

 

 

 

 

 

 

Ismael Bennacer, el equilibrio del AC Milan

Ismael Bennacer, el equilibrio del AC Milan

El AC Milan es líder de la Serie A tras la disputa de ocho jornadas. Nadie se esperaba que el equipo rossonero de Stefano Pioli ocupara la primera plaza, con seis victorias y dos empates. El público empieza a ver a este conjunto con tintes de campeón, ya que ha ganado a rivales directos como al Nápoles o el Derby della Madonnina  frente al Inter de Milán. Si bien es cierto que el mérito está cayendo (merecidamente) al rendimiento de Zlatan Ibrahimovic, que aporta el 50% de los goles, hay otros nombres que están aportando consistencia y haciendo el trabajo sucio para el progreso ascendente e imparable de los de San Siro. Ese es el argelino Ismael Bennacer, que debido a su gran rendimiento, está destinado a derribar la puerta de los equipos tops de Europa.

¿Quién es Ismael Bennacer?

Bennacer, que cumplirá 23 años el próximo 1 de diciembre, es de sangre argelina pero como muchos otros, nació en Francia, en la localidad de Arlés, en el sur del país. De hecho, se formó en la cantera del equipo local, el Arles-Avignon. Fue tal su impacto en la Ligue 2, que solo le hizo falta una temporada, la 2014-2015, para que el Arsenal, o mejor dicho, Arsène Wenger, lo fichase para los Gunners.

Su estancia en Londres duró dos años, primero con una formación en la cantera. Posteriormente, llegó a debutar con el primer equipo en la EFL Cup en un partido contra el Sheffield Wednesday. Sin embargo, el técnico francés aseguró que no había hueco en el medio campo y tuvo que salir cedido al Tours.

Un delirio en La Toscana

Su próximo destino fue el Empoli. Aterrizó para jugar en la Serie B y se destapó como una de las sensaciones de la temporada. A las órdenes de Aurelio Andreazzoli, se adaptó a todas las posiciones en lo que se refiere a centrocampista y demostró un gran nivel que prosiguió en la siguiente campaña, en la máxima categoría del Calcio. A pesar de la inestabilidad que tuvo el club de Florencia en la 2018/2019, Bennacer contó tanto para Andreazzoli, tanto en el inicio como en su regreso, como para el temporal Giuseppe Ianchini.

Bennacer llega a un AC Milan en horas bajas

El 2019 que tuvo Bennacer jamás lo olvidará. Cierto que vivió un descenso dramático que duró hasta la última jornada pero su gran papel le permitió recibir numerosas ofertas en el mercado de fichajes. Durante el verano, disputó la Copa Africana de Naciones de Egipto, donde Argelia se consagró como campeón y el pivote se hizo con el galardón a mejor jugador del torneo. No hay que olvidar que el híbrido ‘5’ jugó en las categorías inferiores de Francia pero su elección por Argelia fue fundamental para su progresión.

 

 

Este campeonato permitió situar a Bennacer en la primera línea del escaparate. Desde primera hora, en la cristalera, el AC Milan se presentó como el cliente más deseoso por hacerse con sus servicios. Con 21 años, aterrizó en San Siro tras hacerse oficial su traspaso por una cifra de 18 millones de euros.

“Estoy feliz porque estoy jugando y estoy aprendiendo mucho. Si miramos lo que ocurría hace un año, yo era un jugador diferente y ahora soy otro. Ibra me hace mejor jugador, siempre pide mucha profesionalidad”, afirmó Ismael Bennacer, tras disputar el partido ante el Nápoles.

La explosión de Ismael Bennacer

Su incidencia en el proyecto de Pioli ha ido de menos a más.Algo que se ha visto favorecido por dos factores. El primero de ellos, el cambio de sistema. La temporada pasada el Milan empezó con un 4-3-3 pero después evolucionó al 4-2-3-1 actual. Si bien es cierto que el punto de partida en ese doble pivote era con Franck Kessie y con Lucas Biglia, las lesiones y la salida definitiva de este último de San Siro en septiembre, ha provocado que Bennacer tenga la absoluta libertad para ser titular indiscutible, aspecto que adquirió la temporada pasada, disputando 31 partidos y ganando la posición al argentino.

El argelino aporta un equilibrio esencial. En un sistema en el que predominan la incidencia de los laterales, especialmente en el carril izquierdo, con Theo Hernández, aporta también una polivalencia de recursos que hace que sea vital tanto en el desarrollo del juego ofensivo como en el defensivo.

 

 

En el último partido disputado ante el Nápoles, Bennacer dio una asistencia de gol, completó 36/40 pases acertados, un 100% de efectividad en el regate y ganó 7/9 duelos ganados desde el suelo. (Datos de SoyCalcio).

“¿Mi cláusula de rescisión? No pienso en ello. Estoy muy bien en el Milan, no es mi trabajo pensar en esas cosas”

¿Cómo juega Ismael Bennacer? Un 4×4 en Milán

Si hay una palabra que define al argelino, esa es la de todoterreno. Con 1,75 cm de altura, destaca por su inteligencia posicional, su lectura táctica y su movilidad. Esto último, mezclado con su estatura, permite que Bennacer sea un especialista en el giro y en saber proteger la pelota. Es activo pero paciente, recupera el balón con facilidad y sabe tener la pausa necesaria para iniciar la jugada.

Por otro lado, ha sabido adaptar su vocación de origen ofensiva a la posición de pivote. Es un jugador de pura raza, agresivo y lleno de intensidad. Esto lo demuestra sus tarjetas amarillas la temporada pasada, recibiendo un total de 14, liderando el ranking de las grandes ligas como el futbolista más amonestado de la temporada pasada, según la fuente de datos Opta.

En definitiva, Ismael Bennacer es un jugador muy completo, que tiene buen regate, visión de juego, gran facilidad para interceptar balones del adversario y con una gran eficacia a la hora de hacer entradas. Salvo en el Arsenal, donde no gozó de oportunidades,  siempre ha sido pieza clave en todos sus equipos, y esto es un aval indiscutible para un jugador de su edad. Bennacer se presenta como el sostén rossonero que puede hacer junto a sus compañeros de nuevo grande al AC Milan, tras una década sin conquistar el Scudetto.

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad