Sheffield United, crónica de una muerte anunciada

Sheffield United, crónica de una muerte anunciada

El Sheffield United, equipo revelación de la Premier League la campaña pasada, se encuentra al borde del abismo. La marcha de Dean Henderson, sumada a las lesiones de jugadores como O’Conell o Fleck, han propiciado que los de Bramall Lane aún no hayan sido capaces de ganar un solo encuentro en lo que va de curso.

 

El sueño de Bramall Lane

Christopher John Wilder. Actual entrenador del Sheffield United y ex-jugador de los rojiblancos entre los 80 y los 90. Cuatro temporadas y media le han bastado al bueno de ”Chris” para convertirse en una leyenda viva de Bramall Lane. El de Stocksbridge cogió las riendas del equipo en el 2016. En ese momento, los ”magos rojiblancos” competían en la League One, la tercera división del fútbol inglés. En esa misma campaña, el Sheffield Utd. sumó 100 puntos con Wilder en el banquillo y ascendió a la EFL Championship.

”Los Blades”, lejos de conformarse con este hito, fueron a por más. Y así fue, pues en la 18/19, certificaron su retorno a la Premier League, categoría que no pisaban desde el año 2006. Cabe destacar que la década más gloriosa de los de Bramall Lane fue la de los 90, en la que eran uno de los fijos en la máxima competición nacional. Posteriormente, y obviando la mencionada campaña del 2006, el Sheffield ha alternado siempre Championship con League One.

La temporada 19/20 fue una auténtica bendición para el Sheffield United. Ansiosos por volver a codearse con los más grandes del país británico y sin absolutamente nada que perder, equipo y afición se pusieron manos a la obra en una de las temporadas más ilusionantes en la historia de los ingleses. Los del condado de Yorkshire del Sur, un contrincante (a priori) de peso ligero, se convirtieron en uno de los platos fuertes de las veladas de Premier League. A base de letales golpes que dejaron ”KO”  a pesos pesados como el Arsenal, el Tottenham o el Chelsea, estos se ganaron rápidamente la atención del respetable y terminaron el curso en una más que meritoria novena posición.

 

 

El Sheffield United y las lesiones: el principio del fin

Aunque toda la plantilla rindió a su máximo nivel ese año, hay nombres que sobresalieron por encima del resto. El primero fue el de su guardameta, Dean Henderson. El joven arquero, cedido por el Manchester United, rayó la perfección en su segunda estancia en Sheffield y se coronó como la estrella del equipo. En la línea defensiva, el gran capitán, Jack William O’Connell, se dejaba la piel para que nadie osara hacerle gol al primero. Un poco más arriba, el escocés John Fleck hacía temblar los cimientos de Bramall Lane con sus fuertes tackles, y también con sus goles (5 en 38 choques).

Tras ponerle el punto y final a esa inolvidable etapa, se venía un verano movido en la ciudad de Sheffield. La temporada de Henderson no había pasado desapercibida, y Solskjaer quiso recuperarlo para hacerle competencia a David De Gea. Primera vértebra dañada. Para colmo, O’Connell sufrió una lesión de rodilla nada más comenzar el nuevo curso y aún no ha podido colocarse el brazalete de capitán en su brazo. Fleck, aún resintiéndose de unos problemas de espalda que le alejaron un tiempo de los terrenos de juego, no es ni la sombra del jugador que era. En unos pocos meses, la columna vertebral del Sheffield United se había despedazado, y las secuelas se empezarían a padecer pronto.

 

 

”Los Blades”, con uno de los presupuestos más bajos de la liga, no encontraron recambios de garantías para sus mejores hombres. El puesto de Dean Henderson lo ocupó Ramsdale, procedente del Bournemouth. Pese a no ser un mal guardameta, este no ha sido capaz de hacer olvidar al ahora jugador de los Diablos Rojos”. En defensa, aterrizó Ampadu, cedido por el Chelsea, y para la parcela ofensiva se contrataron a peloteros como Burke y Brewster. Todos estos tienen algo en común: son buenos jugadores, pero ninguno de ellos tiene experiencia. Y eso es algo que el Sheffield Utd. necesitaba para luchar por la salvación.

 

Demasiado castigo para el Sheffield United

Es cierto que cuando llevas 2 puntos de 51 posibles, pocas excusas hay. Pero también lo es que el Sheffield United está sufriendo un castigo demasiado severo. De los 17 partidos disputados hasta la fecha, los de Chris Wilder han sucumbido ante sus rivales por tan solo un gol en 11 de ellos. Además, en muchos de estos envites, la balanza se ha decantado hacia el lado rival cuando el pitido final estaba a punto de sonar. Claros ejemplos son las derrotas ante Leicester o Everton, escuadras que encabezan la clasificación actual, o el empate en el Amex Stadium ante el Brighton, cuando un gol de Danny Welbeck evitó que los tres puntos volasen dirección norte por primera vez.

A día de hoy, y con un Chris Wilder a punto de tirar la toalla para que dejen de golpear a su pupilo, el combate parece llegar a su final. A 12 puntos de la salvación y con el árbitro a punto de contar diez, todo apunta a que este ”boxeador caído” no será capaz de levantarse del tapín. Sin embargo, hablamos de fútbol y no de boxeo, y en el deporte rey todo es posible. Porque sobre el verde, los milagros a veces ocurren.

 

 

 

Escocia, el retorno de los guerreros del tartán

Escocia, el retorno de los guerreros del tartán

La selección escocesa de fútbol volverá a disputar una Eurocopa 25 años después. Se han necesitado una pandemia mundial y una agónica tanda de penaltis para conseguirlo, pero los Guerreros del Tartán por fin están de vuelta.

 

Escocia, el abuelo al que nadie prestaba atención

Cuando eres viejo, te encanta contar historias de tu juventud, de cómo pasabas el tiempo cuando eras un chaval. Al principio, estas resultan muy interesantes para todo el que las escucha. Después, tras repetir una y mil veces las mismas ”batallitas” tu público comienza a perder el interés. No es que ya no te respeten, pero del pasado no se puede vivir. Lo que importa de verdad es el presente, y la memoria, sobre todo en el fútbol, es muy pero que muy frágil.

Algo así le pasaba a la selección escocesa de fútbol hasta hace bien poco. Para empezar, cabe recordar que el fútbol no podría entenderse sin la existencia de este combinado. Corría el año 1872 cuando a escoceses e ingleses se les ocurrió la brillante idea de disputar un partido de fútbol. Tuvo lugar en el Hamilton Crescent, un pequeño recinto en la ciudad de Glasgow. Aunque el resultado del encuentro fue a gafas, este fue registrado oficialmente como el primer partido de la historia del balompié. ¡Benditos británicos!

La selección del ”país valiente”, a diferencia de su gran rival desde aquel día, Inglaterra, no ha obtenido ningún título a nivel internacional y su palmarés se resume en algún torneo amistoso o de carácter regional. Es por esto que los escoceses, pese a ser uno de los dos precursores del balón, han pasado sin pena ni gloria en lo que al fútbol se refiere. Escocia es ese abuelo al que todos quieren, pero al que nadie presta atención. Aunque quizás esto cambie pronto, pues este viejo se ha cansado de las historietas y quiere disfrutar del presente como un adolescente.

 

Faldas a cuadros, gaitas y un billete para la Eurocopa 2021

25 años. Para muchos, toda una vida. Eso ha tardado ”El ejército del tartán” en volver a clasificarse para una fase final de Eurocopa. Se ha necesitado un cambio de siglo, varias guerras y una pandemia mundial para que las faldas de cuadros y las gaitas retornen por fin al escenario europeo. El pasado 12 de noviembre, tras superar a Serbia en una fatídica tanda de penaltis, los escoceses atraparon de una vez por todas ese billete que les garantiza estar en la siguiente edición de la Eurocopa, la cual se celebrará el año próximo en estadios de todo el continente.

Con Steve Clarke como técnico y una nueva remesa de jugadores como Andrew Robertson, Kieran Tierney o Scott McTominay, el crecimiento de los ”Guerreros Celtas” parece no tener retorno. Pese a la resaca por la histórica clasificación, los de Hampden Park también dejaron buenas sensaciones en la Liga de las Naciones de la Uefa, en la que estuvieron a punto de ser primeros de grupo. Todo esto les ha servido para auparse en el Ránking FIFA, en el que ya ocupan la posición 49. El cuadro escocés, lejos de ser un mito como el del Monstruo del Lago Ness, es ya una realidad. Una realidad en la que las gaitas rompen el silencio de los estadios vacíos y en la que las faldas de cuadros vuelven a estar a la moda.

 

¿Qué propone la Escocia de Steve Clarke?

Escocia ha vuelto. Qué duda cabe. Pero, ¿cuál ha sido su secreto? ¿Qué conjuro ha utilizado Clarke para dejar atrás la maldición? El ex-futbolista de St.Mirren y Chelsea FC coge al equipo hace apenas un año. Las cosas no iban demasiado bien con el antiguo seleccionador, Alex McLeish. Con el de Glasgow no se practicaba un mal fútbol, pero la ternura defensiva hacía de los del tartán un ejército poco temible. Derrotas ante Rusia o Bélgica, ambas por 4-0, terminaron por destruir la confianza que se había depositado en el técnico escocés.

Con la llegada del actual entrenador, se enmendaron muchas de esas debilidades. El equipo, con Andrew Robertson como máximo escudero y Kieran Tierney mostrando su mejor nivel, solidificó su defensa. A ello se sumó el buen momento de Liam Cooper, central del Leeds United que le otorgó a la zaga escocesa la veteranía necesaria. Así, el combinado nacional no solo aprendió a defender mejor, sino también más arriba, convirtiéndose así en un equipo muy correoso.

Aunque en un inicio se decantó por un 4-3-3, Steve Clarke ha conseguido exprimir al máximo a sus pupilos a partir de la implantación del 5-3-2, en el que el jugador del Manchester United Scott McTominay retrasa su posición a la defensa central para aportar metros por alto y también una purificada salida de balón. En el centro del campo, cemento armado; McGregor y Ryan Jack, de Celtic y Rangers respectivamente, actúan como elementos de contención, sin tener un gran protagonismo con balón. De esta forma, le dan la libertad suficiente a un Mcginn que pica como una abeja en la mediapunta.

 

 

No obstante, el gran beneficiado de este sistema no podría ser otro que Robertson, estrella del equipo y uno de los mejores laterales del momento. Actuando como carrilero, el incansable defensa del Liverpool no cesa en su empeño de poner centros envenenados al área para que delanteros de gran envergadura como Dykes puedan acabar haciendo gol.

En resumen, Steve Clarke ha hecho de estos una tropa muy organizada. Un ejército en el que todos curran a destajo y en el que nadie se relaja ni un solo instante. Los guerreros del tartán vuelven a batallar, y esta vez con más armas que nunca.

 

Leeds United, el retorno de un histórico

Leeds United, el retorno de un histórico

Todos conocemos de sobra que el Leeds United es uno de los equipos más históricos, no solo de la Premier League, sino del fútbol internacional. Sin embargo, lo que no muchos saben, es la gran historia que se esconde detrás del hoy equipo de Marcelo Bielsa.

Por ello, hoy repasaremos los orígenes hasta la actualidad, la trayectoria que ha tenido el equipo inglés para ser uno de los mejores equipos de todos los tiempos en la primera división inglesa.

Los orígenes del Leeds United

El Leeds United fue creado en 1919 a raíz de la desaparición del Leeds City Football Club en Yorkshire. Comenzó participando en la Football League One, hasta que en la temporada 1922-23, logró ascender a la Football League Championship.

Sin embargo, ‘The Whites, no consiguieron grandes actuaciones en aquella época y fueron alternando ascensos con descensos ,pasando sin pena ni gloria por la máxima categoría inglesa en aquella época. Sería ya en la temporada 1949-50 cuando lograron cuajar una gran temporada consiguiendo un quinto puesto junto con los cuartos de final de la FA Cup.

Sin embargo, el equipo no lograba mantener una regularidad durante estas décadas e intercalaba ascensos y buenas temporadas en la Football League Championship, junto con descensos y temporadas pésimas.

Sería ya en la época de 1960, con la llegada de Don Revie, cuando el equipo tuvo un lavado de cara y comenzó a sembrar el miedo entre sus rivales del campeonato inglés, siendo conocidos por el apodo de ‘Dirty Leeds’.

 

 

“The Dirty Leeds” , la época dorada del club

Don Revie llegó al equipo del Leeds en marzo de 1961 a petición de la directiva. Allí, lo convencieron para que fuera jugador-entrenador y formara un equipo competitivo de cara a la siguiente temporada. Y así lo hizo, formó una plantilla dura y competitiva a raíz de jugadores experimentados y de su confianza, tomando decisiones más allá de lo futbolístico.

Una anécdota curiosa fue una petición a la directiva en la que solicitaba el cambio de uniforme de azul y amarillo al color blanco ya que se inspiró en el club que más títulos ganaba en Europa en aquella época, el Real Madrid.

Desde la llegada de Revie, el Dirty Leeds’ lograron la etapa más exitosa del club en cuanto a títulos y palmarés, a pesar de muchas críticas por parte de jugadores y prensa debido a su juego duro. Los títulos que ganaron con Revie al mando fueron: la League Cup en 1968, la Community Shield en 1971, la FA Cup en 1972 y otra League Cup en 1973. Además, también lograron llegar tres veces a la final de la FA Cup y a la final de la antigua Copa de Europa.

 

El Leeds después de Revie

Tras la salida de Don Revie en 1973, el equipo de Yorskshire comenzó a sufrir un gran declive a raíz de la alternancia de entrenadores que no lograron tener una continuidad en el club ni asentar las bases en el equipo. A pesar de ello, desde la salida de Revie en 1973 hasta 1980, el equipo lograba clasificarse para competiciones europeas, pero comenzaba a bajar puestos en la clasificación de la liga inglesa.

Ya en los años 80, comenzaría, en menor medida, el declive del club con el descenso en la 1981-1982 ocupando el último lugar en la clasificación. Tuvo que esperar ocho años en la segunda división inglesa para volver a primera en la década de los 90.

Esta última década, sería una nueva época exitosa, aunque no tanto como la de Don Revie. El club, con Wilkinson en el banquillo, logró ganar su tercera League Cup superando al Manchester United. Esto se debió al talento joven que tenía la plantilla con Cantona, Chapman, etc.

En el resto de temporadas el Leeds United cuajó buenas actuaciones en liga, quedando entre los 5 primeros y llegando a rondas avanzadas de la Copa de la UEFA.

Con el comienzo de la temporada de 1999-2000, el Leeds se clasificó para la nueva copa europea, la Champions League. En ella tuvo lugar una de las temporadas más exitosas de la historia del club, con un equipo formado por grandes jugadores como Rio Ferdinand, Woodgate, Keane…

 

 

La peor época de “The Whites”

El Leeds, tras lograr buenas actuaciones en liga y copa durante las últimas 2 décadas, tuvo que declararse en quiebra en 2004 tras tener unas deudas de casi 80 millones de dólares por culpa de una pésima gestión económica.

Además, ese mismo año, tuvieron que vender el estadio Elland Road para poder hacer frente a las deudas y salir del paso.

En el tema deportivo, el club descendió, por primera vez, a la tercera categoría del fútbol inglés en la temporada 2006-2007. A pesar de la penuria del club, lograron vencer a su mayor rival, el Manchester United de Alex Fergusson en 2010 en la FA Cup.

El Leeds de Bielsa, vuelta a la ilusión

Marcelo Bielsa llegó la temporada 18-19 al conjunto de Yorkshire tras dirigir al Lille. El Leeds se encontraba en la Championship, y ya en su primera campaña logró dejar al equipo en la 3ª posición, cayendo en la fase de play off ante el Derby County.

El “loco” Bielsa hizo cambios tácticos en el equipo, tratando de dominar el balón, atacar por las bandas y ser superior en campo rival. También se notó su mano a la hora de presionar arriba y hacer del Leeds un equipo agresivo y muy letal de cara a puerta.

Sin embargo, el Leeds no logró ascender en la 2018/2019 debido a los fallos en defensa en el último tramo de la campaña.

La siguiente temporada comenzó aún mejor que la anterior y consiguió que el equipo encajara 25 goles menos que la pasada. Jugadores importantes como Bamford como el mayor goleador del equipo, Pablo Hernández, Jack Harrison, Klich, etc. Una clara mejoría en el equipo que se vio reflejada en los resultados. El equipo terminó el año como primer clasificado de Championship, logrando el ascenso directo tras cosechar la friolera de 93 puntos. Un dominio absoluto de la categoría, que tras muchos años, ya se les había quedado pequeña.

 

 

De esta forma, Bielsa ha logrado devolver a un club histórico como el Leeds donde se merece, a la Premier League. Estaremos atentos de los fichajes y movimientos del equipo este año y de si logran realizar una buena temporada en la competición inglesa después de estar 16 años sin competir en ella.

 

Gaetano Castrovilli, el prodigio de Florencia

Gaetano Castrovilli, el prodigio de Florencia

En los últimos años, las categorías inferiores de la selección italiana, han sido el escaparate ideal para muchos jóvenes jugadores que buscan mostrarse y atraer la atención de los grandes clubes de la Serie A e internacionales. Uno de esos jóvenes talentos producidos en el país es Gaetano Castrovilli.

 

¿Quién es Gaetano Castrovilli?

Gaetano Castrovilli nació en Canosa di Puglia un 17 de febrero de 1997. Gaetano dio sus primeros pasos en el mundo del futbol en el ASD Minervino, donde jugó hasta 2008, cuando fue descubierto por los ojeadores del SS Bari, quienes tras algunas sesiones de prueba, decidieron ofrecerle un contrato juvenil en sus divisiones inferiores.

Sus primeros pasos en el fútbol

Con los biancorossi jugó en sus inferiores juveniles antes de subir al primer equipo a los 18 años. El 22 de mayo de 2015 debutó en la segunda máxima división italiana en la derrota por 0-1 ante el Spezia Calcio. Desde su debut hasta 2017, fue alternando partidos con el primer equipo y con el equipo Primavera. En invierno de ese mismo año, la Fiorentina se fijó en él, pidiendo su cesión por una temporada, con opción de compra, para su equipo juvenil y para cederlo.

Una perla del fútbol italiano

Las buenas sensaciones de Gaetano Castrovilli en el equipo sub-19 hicieron que la Fiorentina ejecutara la opción de compra la siguiente temporada, por algo más de 1 millón de euros. Tras esto, el club decidió cederlo por dos temporadas al Cremonese de la Serie B. A pesar de una primera temporada muy irregular, marcada por un mal arranque pero que con el paso del tiempo fue tomando cada vez más importancia, ya que se consolidó como titular y terminó la temporada con un gol y cuatro asistencias en 26 partidos de Liga.

Gaetano anotó cuatro goles y dio 4 asistencias en 26 partidos de liga esa temporada. Fue nominado al Premio de Mejor Joven de la Serie B 2018/2019, pero finalmente ocupa el segundo lugar, por detrás de Sandro Tonali de Brescia.

 

View this post on Instagram

+3… #squad 💪🏼❤️ #8

A post shared by Gaetano Castrovilli (@elcastro10) on

Castrovilli, la vuelta del hijo pródigo a Florencia

Debido a sus buenas actuaciones en Serie B, Castrovilli terminó convenciendo al entrenador Vincenzo Montella, que lo mantuvo en plantilla para la temporada 2019/20 en la Fiorentina. Debutó en la Serie A el 24 de agosto de 2019, a los 22 años, en la derrota por 3-4 contra el Napoli, dando también una asistencia de gol para su compañero Kevin Prince Boateng.

Con la “viola” se consagró como titular habitual desde el primer momento. Anotó su primer gol en la máxima división italiana en la victoria por 3-1 ante el AC Milan el 29 de septiembre de 2019. Una temporada en la que cambia al mítico número 10, portado por jugadores como Rui Costa en su etapa en la Toscana.

Pese a sumar solo una temporada en la élite del fútbol italiano, Castrovilli ya deja numerosas muestras del jugador que puede llegar a ser. Un futuro y un presente brillantes, que afrontará esta segunda campaña con la motivación de asentarse como pieza clave en el equipo, y ayudarlo en la lucha por los puestos europeos.

 

View this post on Instagram

💜

A post shared by Gaetano Castrovilli (@elcastro10) on

¿Cómo juega Gaetano Castrovilli?

Gaetano Castrovilli, como buen centrocampista ofensivo italiano, es muy habilidoso en el regate y sabe ubicarse muy bien en el campo para generar espacios, junto con su dinamismo y su rapidez, que le permite jugar como mediapunta o en banda pero haciendo diagonales hacia el centro del campo.

Una de sus aptitudes en las que más destaca es su visión de pase, que le permite comprender el juego de gran manera, para leer entre líneas o para hacer un pase clave que deje solo a sus compañeros. Muchas veces, la Fiorentina lo utiliza como base de la jugada, saliendo desde atrás sin complicaciones y con un muy pase frontal.

En la parcela defensiva, aunque si bien es verdad que aún debe mejorar un poco, sobre todo en la anticipación para marcar o para cortar, destaca mucho en las ayudas defensivas, llegando a las zonas de peligro en su propio campo, para marcar al rival. También destaca mucho en la presión tras pérdida, recuperando muchos balones en zona contraria, a base de intensidad y rapidez.

El proyecto de la Fiorentina y el futuro de Castrovilli

Si bien la Serie A cada vez se pone más interesante, con muchos clubes intentando pelear con la Juventus por el Scudetto o buscando hacerse con una de las plazas de acceso directo para la Champions League, en el caso de Gaetano Castrovilli, no se encuentra en un contexto a futuro, debido a su incesante inestabilidad futbolística y sus malos resultados, lo cual ha llevado a varios cambios de entrenadores y una racha de ausencia en competiciones europeas.

Pese a este panorama, en los últimos años la directiva de la Fiorentina ha adoptado un nuevo enfoque en el ámbito de los fichajes, adquiriendo jóvenes interesantes del escenario europeo, como Christian Kouamé, Nikola Milenkovic o el canterano y estrella del equipo, Federico Chiesa. En definitiva, Gaetano deberá tomar una decisión compleja, sobre si confiar el nuevo proyecto de su Fiorentina o buscar su puesto en algún otro equipo europeo con más pretensiones, como bien ya se ha rumoreado el interés de algunos clubes como el Inter de Milán, Juventus, Napoli, Roma, Manchester United o Liverpool, entre otros.

 

Dean Henderson, entre Mánchester y Londres

Dean Henderson, entre Mánchester y Londres

A pesar de que tras el parón el Sheffield United ha dado un bajón considerable, hay que reconocer el mérito del equipo de Chris Wilder (ascendido esta temporada), que sin dudas, ha sido una de las sensaciones de esta Premier League. Un conjunto rocoso que ha tenido un muro en su portería llamado Dean Henderson, que salvo sorpresa considerable, será inevitable que ocupe el lugar de David De Gea en el Manchester United, o de Kepa Arrizabalaga en el Chelsea la próxima campaña.

Sheffield United, al nivel de los grandes

No hay que olvidar que los “Blades” tienen uno de los presupuestos más bajos del campeonato inglés, y aún así, se han mantenido a un gran nivel competitivo. Antes de la paralización de la liga inglesa, Dean Henderson era el tercer portero que menos goles había encajado (30), solo superado por Allison Becker (19) y Ederson Moraes (28). Además, es el cuarto guardameta que más salva respecto a las veces que la disparan.

Firmar este contrato es un momento muy orgulloso para mí y mi familia; he trabajado muy duro para llegar a este punto y quiero hacer todo lo posible para devolver la fe que el club ha depositado en mí

Tras la reanudación, el Sheffield United se ha venido abajo, como el Getafe, por hacer un paralelismo con La Liga. Sin embargo, Dean Henderson ha seguido realizando grandes actuaciones. Es una pieza fundamental y tanto es así, que los de Wilder tienen opciones de quedar como el segundo equipo menos goleado tras el Manchester City.

View this post on Instagram

Back soon🙏🏻🔜🔛🔝

A post shared by Dean Henderson (@deanhenderson) on

Guerra entre Manchester United y Chelsea

Henderson es propiedad de los “Red Devils”. De hecho, pertenece a la academia del United desde el 2014, siendo uno de los canteranos con más proyección.

Ha acumulado varias cesiones (Stockport, Grimsby, Shrewsbury y Sheffield) que le han permitido progresar individualmente evolucionando notablemente año tras año. El verano pasado, en su retorno tras su primera cesión en los Blades, amplió su contrato hasta 2022. Pero lo mismo es 2022 o 2021, o quién sabe si este verano.

Las últimas actuaciones de De Gea, especialmente en las semifinales de la FA Cup ante el Chelsea, han provocado un debate sobre si es el fin de ciclo del guardameta español en Old Trafford. El panorama de sustituir a una leyenda por el joven Henderson provoca una situación difícil en el United y lo saben ciertos testigos. Primero, el propio Sheffield, que sigue queriendo tenerle en sus filas, aunque son conscientes de que el portero quiera dar un salto de calidad. Segundo, el Chelsea, que aunque Kepa haya recuperado el puesto de titular, no acaba de convencer a Frank Lampard, que ha expresado su deseo de contar con Henderson. Eso sí, para tener al arquero inglés habría que vender primero al ex del Athletic.

La situación es favorable para el Manchester United. Básicamente, porque es propietario del jugador y en caso de querer venderlo, sacarían una gran cantidad por él. Pero esto último es improbable. El vicepresidente de los Red Devils, Ed Woodward, vería como una buena operación el relevo de la portería, tanto por motivos deportivos como por económicos.

 

View this post on Instagram

Premier league ready 🔜🔛🔝

A post shared by Dean Henderson (@deanhenderson) on

¿Puede Henderson ocupar estas plazas?

Es complicado dar una respuesta pero por nivel, proyección y habilidades, sin dudas. Lo que parece claro es que si va al Manchester United, tendrá que competir por el puesto con De Gea. Ole Gunnar Solskjaer no vería con malos ojos que haya competitividad en el puesto. Esta situación sería nueva para Henderson y nunca se sabe como reaccionaría el prometedor guardameta inglés. En cambio, tanto en el Sheffield como en el Chelsea o al menos a priori,  tendría el puesto de titular ganado. 

¿Cómo juega Dean Henderson?

Un arquero con un estilo muy definido. Destaca por ser hábil y con una gran capacidad en los reflejos. Suele realizar paradas muy espectaculares, gracias a su físico acrobático y su gran velocidad mental. Asimismo, es muy seguro en el uno contra uno, en el que también destaca sus paradas con los pies. Además, tiene un gran potencial para despejar los disparos potentes de los rivales, siempre hacia afuera y no hacia dentro, es decir, no permite que haya segundas ocasiones en la misma jugada.

Pase lo que pase, Henderson protagonizará uno de los culebrones del verano. Año clave para él, ya que puede dar un salto de calidad considerable y ser un jugador indiscutible en dos grandes que están viviendo horas bajas en los últimos años. Además, se le presenta la ocasión de ser titular con Inglaterra en la Eurocopa 2021. Es cierto que ya ha sido convocado, pero en principio Jordan Pickford y Nick Pope parten con ventaja para el combinado de Gareth Southgate.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad