Pascal Gross, ingeniería alemana para Potter

Pascal Gross, ingeniería alemana para Potter

La ingeniería alemana es una de las más avanzadas y perfeccionadas del mundo, y algunos futbolistas reafirman esta teoría. Un ejemplo de ello es Pascal Gross, un jugador que lleva varias temporadas siendo una de las grandes sensaciones de los seagulls en la Premier League. El centrocampista alemán es el verdadero creador de juego en el Brighton, y su diestra ha dado muchísimas alegrías a los aficionados del Amex Stadium.

 

La formación de la maquinaria alemana

El histórico club alemán acogió al bueno de Pascal Gross en sus filas tras una etapa desastrosa en las inferiores del Hoffenheim. El centrocampista llegaba a uno de los clubes que había formado parte de la primera Bundesliga allá por el año 1963.

Tan solo dos temporadas le bastaron para darse a conocer en Alemania, su periplo en el Karlsruher se vio envuelto en la lucha por la permanencia en la 2. Bundesliga y por el ascenso desde la Regionalliga Sud. Tan solo pudo disputar 28 partidos, en los que marcó 4 goles y dio 2 asistencias. Tras acabar su contrato con el equipo de Baden-Wurtemberg, llegó libre al Ingolstadt, donde se convertiría en un icono del club.

 

Ídolo de “los otros” de Baviera

Su llegada a Ingolstadt fue vista con buenos ojos por toda la afición, un jugador nacional que necesitaba acabar de explotar ese talento que no había terminado de exponer en Karlsruher.

Sus primeras tres campañas en el club de Baviera fueron bastante discretas, su talento no acababa de explotar y los aficionados empezaban a perder la paciencia con él. Pero en la cuarta llegó la tan esperada explosión, algo que sirvió para que el Ingolstadt lograra el deseado ascenso a la Bundesliga. Su año 2014/15 fue brillante, 34 partidos en los que marcó 7 goles y repartió la friolera de 23 asistencias. Tras esta temporada varios clubes llamaron a su puerta, pero él decidió renovar con el club que le había llevado hasta donde se encontraba en ese momento.

Dos temporadas en la máxima categoría alemana le sirvieron para terminar de darse a conocer, y entonces la Premier League tocó su puerta. El Brighton necesitaba un organizador y 3 millones de € eran la razón para que el bueno de Pascal Gross cambiara de aires.

Tras 165 partidos en el Ingolstadt, llegando como “underdog” desde el Karslruher, se iba como icono del club que le hizo grande.

 

 

Pascal Gross explota en la Premier League

Pascal Gross llegó al Brighton y su impacto fue instantáneo, coronando su primer año en los “seagulls” llevándose el premio a mejor jugador del club. Fue clave en la salvación del equipo de la costa inglesa, con su gran labor en la creación de juego y su regularidad. Su momento cumbre fue el gol de cabeza en la victoria ante el Manchester United, un tanto certificaba la permanencia.

Su adaptación a las islas fue rápida, con 7 goles y 8 asistencias. Una etapa, que hasta el momento es la mejor del alemán estadísticamente, aunque su juego más allá de los números demuestra mucho más.

Tras esa gran carta de presentación, siguió siendo un jugador clave para Graham Potter, el cambio de entrenador no afectó en sus minutos de juego. Hoy en día Gross sigue demostrando que es tan preciso como la ingeniería germana, domina el arte del pase, algo que generalmente suele valorarse poco.

La regularidad de Pascal Gross ha sido clave para mantenerse siendo un titular indiscutible en las filas de Potter, e incluso rumoreando con un posible salto más en su carrera, al “Big Six” de la Premier League. Tal es su labor organizativa que esta campaña es el segundo jugador que más ocasiones crea cada 90 minutos de toda la Premier League con 3,02, únicamente lo supera Jack Grealish con 3,58.

 

 

¿Cómo juega Pascal Gross?

La labor de Pascal Gross en el centro del campo del Brighton es clara y concisa: Crear y distribuir el juego. Algo que cumple a la perfección, ya que en toda su etapa en el equipo suma un total de 19 asistencias.

Una de sus grandes virtudes es la ejecución del balón parado, haciendo delicias con su diestra. Su estilo de juego se asemeja mucho al de Mesut Özil, de hecho, varios medios lo comparan con la versión gunner de su compatriota. Ambos comparten esa capacidad de moverse entre líneas y de dar un pase que nadie más ve.

En la campaña actual se ha desenvuelto abarcando todo el centro del campo del Brighton, desde pivote defensivo a mediapunta puro, y ha cumplido en todas las posiciones. Aunque parezca que no destaca por su físico, todo lo contrario, Gross es un experto en aguantar el balón de espaldas a la defensa.

El presente del centro del campo del Brighton está asegurado con la presencia de Pascal Gross. Un jugador que llegó para ser clave en la lucha por no descender y su papel ha evolucionado para ayudar a su club a dar ese pasito adelante.

 

Schalke 04, tragedia minera en Gelsenkirchen

Schalke 04, tragedia minera en Gelsenkirchen

El FC Schalke 04, uno de los emblemas del fútbol alemán, se encuentra al borde de la desaparición y se ha convertido en uno de los peores equipos de Europa esta temporada.

 

Schalke y minería, juntos de la mano

La época dorada del conjunto del FC Schalke 04 coincide con la del esplendor de la minería. Al mismo tiempo, su popularidad también se vio acrecentada con la instauración del nazismo en Alemania en 1933. Desde ese año hasta el 1942, Los Mineros se colaron en nada menos que 14 finales nacionales, hito que les hizo convertirse en el equipo más popular del país.

A medida que el carbón entintaba la economía de Gelsenkirchen, los mineros del Schalke 04 continuaban picando en la mina del triunfo; allí donde los visitantes salían intoxicados y sin el mineral más preciado, la victoria, cada vez que descendían a Glückauf-Kampfbahn, galería primigenia del Schalke. Tanto es así, que el primer doblete oficial en el país teutón lo cosecharon los azules. Ocurrió en la 36/37, cuando bajo a la atenta mirada del Fürher, que curiosamente era hincha de los de Rin-Ruhr, el Schalke se hizo tanto con la liga como con la copa.

Sin embargo, a medida que la hulla empezó a escasear en los pozos de Gelsenkirchen, el club se fue debilitando, como si ambos dos constituyesen un ente único. Entre los 50 y 60 del siglo pasado, el sector minero del país teutón se vio afectado por una mayúscula crisis que desembocó en el cierre de casi la totalidad de las minas de la región. En los 80, solo cinco minas resistían en pie en Gelsenkirchen. Simultáneamente, el Schalke se sumergía en una depresión económica sin precedentes que le haría ausentarse de la Bundesliga tres veces en diez años.

 

 

Esto sí es una crisis: ¿El fin del Schalke?

Es frecuente hablar de crisis en el mundo del fútbol; en cuanto un equipo encadena una mala racha de de juego y resultados, los periódicos ya llenan sus hojas con esta fea palabra. Pero, ¿qué es realmente una crisis? El Schalke, con un par de ellas a sus espaldas te lo puede mostrar, y a su vez demostrar, que lo de tu equipo no es una crisis, sino un resbalón o un simple descuido.

En el 1998, se ”derrumbaba” el último pozo minero en Gelsenkirchen. Schalke y ciudad, lejos de sollozar bajo los escombros de carbón, buscaron reinventarse. La defunción de la minería trajo consigo una profunda modernización del sector servicios en la Cuenca del Ruhr, y el arte y la cultura se erigieron como soportes principales de la economía local. Fue precisamente en el 98 cuando, a modo de tirita, el Veltins Arena (Arena AufSchalke en esos momentos) abría su telón.

Tras décadas de bienestar, la segunda de estas recesiones estaba al caer. El ”Crack del 2020” comenzó en mayo, en aquel Derbi del Ruhr post-confinamiento en el que los mineros se llevaron un duro correctivo y en el que todo el planeta fútbol miraba a aquel césped en busca de recuperar la ilusión perdida. Antes de esta cita, en diciembre del 19, el Schalke era quinto con 30 puntos, y solo se encontraba a tres del que después fuera campeón, el Bayern de Múnich.

Si bien es cierto que los problemas económicos del Schalke ya asomaban la cabeza por aquel entonces, con unas deudas que rozaban los 200 millones de euros, la espléndida situación del equipo cegaba a los hinchas, inmersos en esa buena racha. Sin embargo, con la llegada de la pandemia y la vuelta a a los desangelados terrenos de juego, ese cebo en forma de buenos resultados se esfumó, saliendo todos los escándalos económicos a la luz.

 

¿Qué le espera al Schalke?

”El Schalke se encuentra en una encrucijada”, declaraba Alexander Jobst, miembro del consejo de administración del club, hace solo unos meses. Este añadió que tras la dimisión de Clemens Tönnies, ex-presidente del equipo, deberían prepararse para realizar grandes ahorros y reconsiderar los objetivos deportivos. Este aviso fue emitido en verano, y ya hacía presagiar la hecatombe. Hoy, el FC Schalke 04 bate récords, aunque negativos; 9 puntos en 22 jornadas, tres victorias si juntamos Liga y Copa y un reconocimiento jamás antes alcanzado por la institución: ser el peor equipo del continente. Además, el runrún de la desaparición empieza a resonar por toda Europa.

David Wagner, el que fuera entrenador de los azules durante el descalabro, fue relevado por Manuel Baum en octubre, aunque de nada sirvió. Huub Estevens cogió el testigo, pero antes de aclimatarse, ya estaba haciendo las maletas. Con toda la fe del mundo llegó Christian Gross, que es el que ha conseguido los fugaces triunfos mencionados anteriormente.

”When it rains, it poors”. Lo que en español viene a ser algo así como ”cuando algo va mal, siempre puede ir a peor”. A la fiesta de las dimisiones y las deudas, también se quisieron apuntar las lesiones. Lesiones de estandartes como Salif Sané o Nabil Bentaleb que  hurgaron aún más en la herida. Se intentó revertir la situación con el regreso de Mustafi, Kolasinac  o el ”inagotable” cazador Klaas-Jan Huntelaar , aunque la sensación es la de que aunque sea Leo Messi el que arribe en Gelsenkirchen, el Schalke no saldrá del pozo. Pues es muy probable que un hilo rojo no te una a nada ni a nadie, mas cuando la sangre minera corre por tus venas, no habrá aguja capaz de sacártela. La codependencia Schalke 04-hulla es infinita, y si uno se hunde, así lo hará el otro.

 

Óscar Sielva, templario defendiendo El Toralín

Óscar Sielva, templario defendiendo El Toralín

Óscar Sielva es uno de los jugadores más infravalorados de La Liga Smartbank. El centrocampista catalán ha encontrado en la Ponferradina una segunda casa. Sin hacer mucho ruido sigue rindiendo a buen nivel año tras año y se ha convertido en uno de los ídolos de la afición, además de uno de los capitanes y hombres más importantes dentro del vestuario de la Deportiva.

 

Óscar Sielva y la Ponferradina, juntos hacia un objetivo

El centrocampista se formó en las categorías inferiores del Espanyol, llegando hasta el filial, donde estuvo varias temporadas al margen de una breve cesión en el Cartagena. En la 11/12 fichó por el Atlético Malagueño con 20 años y tras varias campañas fuera de casa, donde llegó a jugar en el Swansea sub 23, decide volver a Segunda B de la mano del Olot, el equipo de su ciudad. En la 16/17 hace una gran temporada en el Marbella jugando prácticamente todos los minutos. A pesar de ello, se queda sin equipo durante la primera vuelta de la siguiente campaña.

En los siguientes años pasa por otros equipos de la categoría de bronce como Somozas, donde llegó a descender o Rápido de Bouzas. De hecho, en el conjunto vigués coincidió con jugadores como Pablo Trigueros o Kaxe. Tras esa temporada, los tres acabarían siendo fichados por la Ponferradina, lo que cambiaría sus carreras para siempre. En su primera temporada en la Deportiva se hace un fijo en las alineaciones y disputa 3170 minutos. En los play off vuelve a ser un indiscutible y consigue el ascenso a La Liga Smartbank. Además, anota gol en el partido de vuelta de la final contra el Hércules, aunque en la ida ya habían ganado 1-3.

 

 

Óscar Sielva y su gran madurez futbolística

En su primera temporada en La Liga Smartbank Óscar Sielva demuestra la madurez por la cual había sido tan importante el curso anterior. Consigue mantener su gran nivel en una categoría superior, al igual que muchos de sus compañeros. Esto les permitió ser uno de los equipos revelación y no sufrir prácticamente nada para salvarse gracias a su gran primera vuelta. Bolo conformó un equipo dinámico, con mucha inteligencia a la hora de leer los momentos del partido, siendo Sielva el metrónomo del equipo.

En esta campaña se debía producir una confirmación. La salidas de Isi Palazón en invierno o Son libre en verano suponían una pérdida de parte de la columna vertebral del equipo. Además, la salida de Bolo se había rumoreado durante todo el mercado estival, pero finalmente se quedó. Llegaron varios futbolistas en verano, la mayoría de Segunda B. Por ello, Óscar Sielva ha dado un paso adelante en otras facetas y ha evolucionado aún más como futbolista, permitiendo a su equipo no depender tanto de los goles de Yuri para salvarse.

 

¿Por qué es pieza clave en la Ponferradina?

Jon Pérez Bolo apuesta normalmente por un 4-4-2, con un segunda punta por detrás de Yuri que vaya bien al espacio, ya sea Dani Romera o anteriormente Kaxe. Óscar Sielva se dedica a dar equilibrio al centro del campo. La temporada pasada tenía más responsabilidades defensivas cuando jugaba con Pablo Larrea o Saúl Crespo. En cambio, en esta campaña está teniendo más libertad para llegar debido a que le acompaña normalmente Erik Morán, otro jugador enfocado al robo y a dar estabilidad. El de Portugalete ha permitido que Sielva juegue unos metros por delante, como hacía en otros equipos en los inicios de su carrera.

 

 

En los últimos mercados de fichaje el Girona ha estado muy interesado en él, pero Sielva tiene claro que quiere permanecer en la Ponferradina. Se ha estabilizado en La Liga Smartbank y en la ciudad, es un ídolo de la afición y el equipo va en línea ascendente una temporada tras otra. Todos estos motivos concluyen en un sentimiento de pertenencia y una tranquilidad a nivel familiar y deportivo. Por tanto, es muy complicado que el de Olot pueda salir próximamente, más aún con la última renovación hasta 2022 y el logro de alcanzar los 100 partidos con la Deportiva.

 

¿Cómo juega Óscar Sielva?

Óscar Sielva es un centrocampista muy completo que lucha por y para sus compañeros, un caballero templario defendiendo “El Toralín”. Quizás un espectador neutral que ve un partido de la Ponferradina no se fija mucho en él, pero cuando no está el equipo lo nota. En defensa destaca por su capacidad posicional y su lectura del juego. A pesar de tener ciertas limitaciones en el apartado físico, como su altura o corpulencia, intercepta 1,5 balones por partido. Además es un futbolista competitivo en las disputas, ya que realiza con éxito un 1,5 de entradas y gana un 58% de los duelos.

Es uno de los mediocentros más goleadores de La Liga Smartbank con 6 tantos, todos ellos con el pie derecho a excepción de uno de cabeza, gracias a su golpeo desde fuera del área tanto a balón parado como llegando desde atrás. De hecho, tiene una efectividad del 75% en los libres directos. No destaca por ser brillante en el pase, pero tiene una salida de balón limpia, en parte por su buena conducción. Completa un 79% de pases por partido y no ha asistido aún en esta temporada, lo que demuestra que no está enfocado a ello.

No es un futbolista propenso a las entradas a destiempo, protestas o la falta de concentración. Es cierto que en este curso un error suyo fue la causa de un gol en contra, pero no es lo habitual. Por ello, tan solo le han amonestado una vez en toda la temporada con una amarilla. También se ayuda de esto para realizar labores de capitán dentro del terreno de juego.

El catalán se ha convertido en uno de los referentes de la Ponferradina en esta nueva etapa en La Liga Smartbank, por lo que si sigue rindiendo a este nivel y permanece en el club, pasará a ser una de las leyendas de la Deportiva en los próximos años.

 

Robert Sánchez, entre España e Inglaterra

Robert Sánchez, entre España e Inglaterra

El Brighton lleva cuatro temporadas consecutivas en la Premier League y parece que va al camino del lustro. Desde la llegada de Graham Potter en 2019, las gaviotas se han convertido en uno de los equipos más atractivos de ver por el espectador en Inglaterra, gracias a su fútbol de posesión. Un estilo que le está sirviendo para estar ocho puntos por encima del descenso. Además, no hay que olvidar que una pieza clave de este equipo estaba siendo el australiano Mathew Ryan hasta su salida en el mercado invernal hacia Londres para jugar en el Arsenal. Un problema que ha sido solucionado gracias a Robert Sánchez, el portero español que está siendo el guardián de los “Seagulls”.

 

¿Quién es Robert Sánchez?

Robert Sánchez es un portero de 23 años natural de Cartagena. Formado en el submarino albinegro y en la cantera del Levante, un ojeador del equipo de la costa inglesa se fijó en el guardameta en 2014 para llevárselo a tierras anglosajonas. Tras pasar por los juveniles, el U18 y el U23, Robert tuvo que buscar oportunidades a través de cesiones al Forest Green y al Rochdale.

“Mi tío fue portero y su influencia me marcó, por eso desde los cuatro años estoy jugando en esta posición”, comentó en Onda Cero.

 

El día que se muestra al mundo

En la tercera ronda de la Carabao Cup 2019/2020, Robert Sánchez mostró al mundo el gran portero que puede ser. Sus grandes intervenciones hicieron que el modesto Rochdale, de la League One, plantara cara al Manchester United, llegando a la disputa de la tanda de penaltis tras un empate a 1-1 agónico en Old Trafford. El meta español estuvo a punto de detener dos penaltis a Fred y a Daniel James pero finalmente, los Reds Devils se hicieron con el pase por 5-3 desde los 11 metros.

 

Robert Sánchez, espectador en el conflicto Ryan-Brighton

El ex del Valencia, el australiano Ryan, fue sin dudas uno de los elementos fundamentales para la estabilidad del Brighton en las últimas temporadas en la Premier League. Sin embargo, un mal estado de forma, reconocido por el propio portero, y sus posibles negociaciones con otros equipos, hicieron que Graham Potter le desconvocara de las convocatorias y le estableciese en el cuarto portero de la plantilla.

“He entrenado duro para tener esta oportunidad aunque el resultado no haya sido el deseado. No te voy a engañar, aún así, estoy muy feliz. No he tenido muchos nervios, porque sé que trabajando como trabajo, tarde o temprano iba a llegar mi debut”, declaró Robert Sánchez a la TV de la Premier en el post partido.

Ante tal situación, Robert Sánchez debutó en Premier League ante el Tottenham el 1 de noviembre del 2020, en el que a pesar de la derrota por dos goles a uno, el español cuajó una gran actuación, siendo el “Man of the match” de su equipo y el jugador escogido por parte de la prensa para prestar declaraciones post-partido.

 

 

Clave en la mejoría de los “Seagulls”

A pesar de que Ryan recuperó la titularidad, ésta duró cinco partidos. A partir de aquí, el cartagenero se hizo con la portería del Falmer Stadium. Desde aquel empate con resultado gafas en un Brighton-Fulham a principios de año, Robert Sánchez ha disputado 12 partidos consecutivos. Antes de su inclusión en el once, el conjunto de Potter había encajado una cifra de 21 goles en contra en 12 encuentros. A partir de la inclusión de Sánchez, la cifra ha disminuido a 9 goles, gracias a las paradas meritorias de Sánchez, convirtiendo a las gaviotas en el equipo menos goleado de la zona baja (del undécimo puesto al último) y en el top 3 en las últimas jornadas, tras Ederson y Emiliano Martínez.

Además, esta mejoría en la portería del Brighton ha venido a costa de conseguir grandes resultados ante equipos top del campeonato inglés, como el Liverpool de Jurgen Klopp o el Tottenham de José Mourinho.  A pesar de jugar la mitad de partidos que los guardametas más destacados de la Premier, Robert Sánchez (78% de efectividad) está a un ritmo espectacular de paradas, igualando e incluso mejorando los registros de otros compañeros como Hugo Lloris (78%), Kasper Schmeichel (72.5%) o Alphonse Areola (77,1%). Datos de la web-base de datos ‘FBREF’.

 

 

¿Cómo juega Robert Sánchez?

Con una altura de 1,97 cm, aprovecha bien sus dimensiones para tapar la portería en el uno contra uno. Al estilo de Jan Oblak, no se pone nervioso cuando el rival penetra en el área o ejecuta su disparo. Parece de una mentalidad fuerte, concentrado siempre en su posición bajo palos, ya que le no gusta salir de la línea de cal.

Muy ágil de reflejos, como se pudo ver en su debut ante los Spurs, es un guardameta que siempre despeja los tiros con estiradas que parecen imposibles. Su juego de pies es aceptable, adaptándose bien al estilo de Potter, además de usarlos como recursos para ejecutar paradas por bajo.

“Siempre me tiró el Real Madrid por Íker Casillas, que para mí fue un ídolo”, reconoció en una entrevista en Onda Cero

Como a mejorar, quizás es el juego aéreo en el balón parado o atrapar más balones, en los que muestra un poco de inseguridad. Lo bueno de esto es que se ve de forma esporádica, como pudo ser en el partido ante los Wolves.

El público lo denuncia, lo pide y alza la voz. A falta de público, los espectadores avisan a través de las redes sociales que Robert Sánchez está siendo una de las relevaciones de esta temporada. Tanto España como Inglaterra, están pendientes de la evolución de esta torre que ha pasado de ser el cuarto portero a ser titular indiscutible. ¿Qué selección le conviene más? ¿Tiene hueco en el combinado nacional de Luis Enrique? Son numerosas preguntas pero por el momento, hay escasas respuestas. Hasta que se sepan, de lo que no hay duda por el momento es que Robert Sánchez es un muro que ya está dejando su firma en los palos de las porterías del Falmer Stadium.

 

Joan Jordán, el nervio de Nervión

Joan Jordán, el nervio de Nervión

Joan Jordán es la representación perfecta de un todocampista capaz de desemplear cualquier función en la zona medular. A sus 26 años está a un nivel sobresaliente siendo titular indiscutible en el Sevilla y tirando la puerta abajo de la selección española.

 

El infravalorado Joan Jordán

A los 17 años, un jovencísimo Joan Jordán procedente de Girona ingresaba en las filas del Espanyol para desarrollarse como futbolista en la cantera del equipo. Destacó en Segunda División B en la 12/13 y 13/14 donde disputó bastantes partidos de forma regular siendo importante.

A pesar de contar con muchos minutos en las categorías inferiores, no convencía a los entrenadores del primer equipo por aquel entonces, algo que se demuestra en los números: 17 partidos en 7 temporadas. Este hecho propició su primera salida al Valladolid en forma de cesión.

Su primera toma de contacto con el fútbol profesional en Segunda División no fue nada mal ya que, a las órdenes de Paco Herrera, contó con 35 partidos, aportando 3 goles y 3 asistencias y acumulando un total de 3142 minutos, siendo el tercer jugador con más minutos de la plantilla.

Tras esa buena temporada, fue rechazado por el Espanyol, y el Eibar se hizo con el gato al agua fichando al catalán por 1 millón de euros, una incorporación de categoría para las filas de Mendilibar.

 

SD Eibar: conversión de un jugador de Primera División

Joan Jordán fichó por el Eibar el 13 de julio de 2017 para ponerse a las órdenes de José Luis Mendilibar. Sería una prueba de fuego para él después de haber sido rechazado por el Espanyol y de tener un primer contacto con La Liga Smartbank

“Llegar al Eibar me hizo jugador de Primera División”, declaró Joan Jordán en una entrevista en El País.

En una temporada espectacular tanto a nivel personal como colectivo, el catalán terminó con 6 goles y 4 asistencias en su primer contacto con el fútbol de élite, quedando además el equipo en el 9º lugar, siendo su mejor posición en toda la historia del club en La Liga Santander.

 

 

Mostrando un despliegue impresionante impropio de un futbolista recién llegado a la máxima categoría del fútbol español, Joan Jordán disfrutaba en el terreno de juego, se sentía libre y manejaba el juego del equipo. Acompañado de Dani García en el pivote, el catalán estaba liberado y se asomaba por zonas ofensivas, filtrando pases, marcando o poniendo centros. Además, era el especialista a balón parado y pateaba todas las faltas o córners del equipo.

Al año siguiente, que acabó con 4 goles y 4 asistencias en 36 partidos, con victorias ante el Real Madrid, Valencia, Betis o Real Sociedad, ficharía por el Sevilla, quien se hizo con los servicios del jugador por 12 millones de euros, siendo la venta más cara en toda la historia del Eibar y toda una ganga para el equipo hispalense.

 

Joan Jordán, el centrocampista total de Julen Lopetegui

Con la llegada de Julen Lopetegui al conjunto hispalense en la temporada 19/20, Joan Jordán tuvo un impacto y crecimiento brutal gracias al esquema que empleaba el técnico. Acompañado de un pivote (Fernando) y otro interior (Banega hasta su marcha), el catalán maduró como futbolista de manera exponencial, potenciando los recursos que ya ofrecía en el Eibar.

El Sevilla es sinónimo de éxito en España, pero sobre todo, en la Europa League. Después de conquistar el trofeo por última vez en la 15/16,el conjunto hispalense estaba dispuesto a conseguirlo de nuevo por la grandiosa plantilla que tenía. Eliminatorias durísimas ante la Roma, Wolves, Manchester United y la final contra el Inter, no pudieron con la ambición de un equipo que se llevó la competición gracias al trabajo en la sombra de jugadores como el catalán.

Más allá de la competición europea, el equipo, y en especial Joan Jordán, realizó una temporada espectacular en La Liga Santander. Fue el segundo mediocentro que más jugó en el Sevilla, muestra de su importancia en el equipo. Partidos ante el Betis, Valencia, Real Sociedad o Getafe mostraron la calidad que atesoraban las botas del catalán quien colaboró directamente a una racha de 14 partidos sin perder.

Esta presente temporada no puede ir mejor y el de Regencós goza de un equipo y entrenador que confían plenamente en él, algo que está demostrando en su juego por la brillantez y soltura que muestra en cada partido independientemente del rival.

 

 

¿Cómo juega Joan Jordán?

Como si de un jugador de la Premier League se tratara, Joan Jordán es el sinónimo perfecto de box to box: aquel jugador que es capaz de llegar tanto a posiciones ofensivas como defensivas con una soltura que parece fácil gracias al físico prodigioso que atesora.

Más allá de comparaciones, el catalán es un mediocentro total, capaz de ofrecer soluciones en diferentes situaciones del juego que requieren de su presencia. Con un exquisito trato del balón en los pies, se caracteriza por sacar el balón jugado desde atrás, con libertad de mover al equipo, habiendo dado un paso al frente tras la marcha de Éver Banega. Los datos hablan por sí solos y promedia un 93% de pases completados por partido, junto a 5 asistencias (vía sofascore), uno de los mejores del campeonato en su posición.

También se desempeña intensamente en la faceta defensiva del juego. Pese a su gran aptitud con el cuero, el catalán impone una intensidad altísima que muy pocos jugadores de tanta calidad tienen, un rasgo que aumenta aún más su figura como futbolista y que le viene de perlas al conjunto hispalense. Este, se activa para presionar cuando el equipo no tiene el balón, va a las disputas como si le fuera la vida en ello y termina los partidos habiéndolo dejado todo en el campo.

En definitiva, Joan Jordán es un jugador capital para un Sevilla que si quiere volver a levantar un título como la temporada pasada, lo necesita a su máximo nivel, un nivel que le puede llevar a la llamada de la selección española.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad