Tomas Soucek, un checo “hammer” en la Premier League

Tomas Soucek, un checo “hammer” en la Premier League

Tomas Soucek está siendo uno de los centrocampistas más eficientes de esta Premier League, a pesar de ser un fichaje cuestionado tras su llegada desde el Slavia Praga. Una cesión con opción de compra por uno de los pilares del equipo checo, que el West Ham no tardaría en ejecutar.

 

El mejor jugador de la República Checa

Tomas Soucek comenzó su carrera en el equipo de la capital de la República Checa, aunque no siempre contó para sus entrenadores. Tuvo un inicio de carrera marcado por las cesiones, la primera fue al Viktoria Zizkov. En el club de segunda tan solo disputó 14 partidos, una temporada difícil para el checo.

Volvió al Slavia Praga media temporada, donde jugó 10 partidos de liga y su equipo se alzó con el título de campeón de liga. Pero Tomas no viviría este momento ya que pasó media temporada cedido en el Slovan Liberec, donde disfrutó de los minutos que necesitaba para desarrollarse y ser importante en el Slavia Praga.

Tras esta cesión comenzaría a ser importante en los planes del club de la capital, y se hizo fue titular indiscutible. Jugó un total de 39 partidos entre competiciones nacionales y Europa League. Precisamente, en esta competición, Tomas Soucek se mostró en el escaparate europeo ofreciendo un rendimiento notable. Además, la campaña la cerraron con broche de oro al alzarse con el título de copa.

El año 2019 sería el de de Tomas Soucek. Como pivote defensivo titular ganaría la liga y la copa de la República Checa. Se descubrió como un box to box, rompiendo el papel de pivote que le habían encomendado. Fue su temporada más goleadora, marcando en 49 partidos 18 goles y dando 9 asistencias, y fue elegido como mejor jugador del año en la liga checa.

 

 

Tras esta magnífica temporada, Tomas Soucek recibió el brazalete de capitán, cumpliendo el sueño de todo niño en Praga. Sin embargo, poco le duraría, ya que en el mercado de invierno el West Ham lo ficharía cedido con opción de compra.

 

Un checo despuntando en la Premier League

Llegó en el mercado invernal a Londres cuando el West Ham necesitaba cemento en el centro del campo, y Tomas Soucek era el candidato perfecto para el puesto. Su primer partido lo jugó de mediapunta,aunque no volvió a jugar en esa posición en lo que quedó de temporada.

Tuvo una adaptación rápida, ya que cumplía con el cometido de cortar balones y ser un centrocampista destructor de juego, incluso aportando 3 goles. Una carta de presentación idónea ante su nueva afición, que sirvió para que el West Ham ejecutara la opción de compra, por 16 millones de €.

 

 

En la temporada actual se está viendo aquel Tomas Soucek de la 2018/19, volviendo a ser el box to box y no el centrocampista defensivo. 17 partidos y 5 goles son sus estadísticas hasta la fecha, pero el trabajo no vistoso que hace es mucho más importante que los goles. Promedia 1,5 intercepciones y 1,8 entradas exitosas por partido. En definitiva, el ancla que sostiene a este West Ham.

 

El West Ham de David Moyes

El rol que tiene Tomas Soucek en este West Ham cambia dependiendo de la situación del partido.  Dos versiones, una pudiendo centrarse únicamente en ser el centrocampista defensivo o desempeñando la función de box to box. Junto a Declan Rice, coge las riendas de Mark Noble.

Tras el año pasado, que fue para olvidar, el West Ham United ha retomado el vuelo y actualmente marcha décimo en Premier League. Los de Moyes se caracterizan por jugar un fútbol ofensivo que se centra principalmente en la profundidad de sus laterales. Arthur Masuaku o Aaron Cresswell y Vladimir Coufal son muy importantes y sus centros al área le valen puntos a los “hammers”.

 

 

También cabe destacar la facilidad que tienen para jugar por dentro, con la distribución de Declan Rice y Pablo Fornals, los balones llegan al pie de las puntas de lanza. Jarrod Bowen, Michail Antonio y Sebastien Haller son los encargados de transformar todas las oportunidades en goles, a base de velocidad, físico y remate, respectivamente.

No obstante, donde más peligro crean los de Moyes es en los balones aéreos, con los centímetros de Tomas Soucek, Angelo Ogbonna, Declan Rice, Sebastien Haller y Fabián Balbuena cualquier equipo tiene miedo de conceder un córner ante el West Ham. Hasta la fecha ya suman 7 goles a balón parado en liga.

 

¿Cómo juega Tomas Soucek?

Como una navaja multiusos, Tomas Soucek puede hacer de todo, y cumplir con creces. Si le toca hacer la tarea más puramente defensiva lo hace, y si tiene que recorrerse el campo de arriba a abajo y pisar área contraria lo hace aún mejor. El checo domina el juego aéreo y el cuerpeo con los defensas a las mil maravillas.

4 de sus 5 goles han servido al West Ham para puntuar en Premier League, por tanto es muy decisivo para su equipo. Su evolución tanto defensiva como ofensivamente ha sido clave para mantener la regularidad de este West Ham. Desde que llegó a Londres está siendo fundamental para David Moyes. Además, su nombre ya está en la historia de la Premier League, siendo el primer goleador de la competición en 2021.

 

Escocia, el retorno de los guerreros del tartán

Escocia, el retorno de los guerreros del tartán

La selección escocesa de fútbol volverá a disputar una Eurocopa 25 años después. Se han necesitado una pandemia mundial y una agónica tanda de penaltis para conseguirlo, pero los Guerreros del Tartán por fin están de vuelta.

 

Escocia, el abuelo al que nadie prestaba atención

Cuando eres viejo, te encanta contar historias de tu juventud, de cómo pasabas el tiempo cuando eras un chaval. Al principio, estas resultan muy interesantes para todo el que las escucha. Después, tras repetir una y mil veces las mismas ”batallitas” tu público comienza a perder el interés. No es que ya no te respeten, pero del pasado no se puede vivir. Lo que importa de verdad es el presente, y la memoria, sobre todo en el fútbol, es muy pero que muy frágil.

Algo así le pasaba a la selección escocesa de fútbol hasta hace bien poco. Para empezar, cabe recordar que el fútbol no podría entenderse sin la existencia de este combinado. Corría el año 1872 cuando a escoceses e ingleses se les ocurrió la brillante idea de disputar un partido de fútbol. Tuvo lugar en el Hamilton Crescent, un pequeño recinto en la ciudad de Glasgow. Aunque el resultado del encuentro fue a gafas, este fue registrado oficialmente como el primer partido de la historia del balompié. ¡Benditos británicos!

La selección del ”país valiente”, a diferencia de su gran rival desde aquel día, Inglaterra, no ha obtenido ningún título a nivel internacional y su palmarés se resume en algún torneo amistoso o de carácter regional. Es por esto que los escoceses, pese a ser uno de los dos precursores del balón, han pasado sin pena ni gloria en lo que al fútbol se refiere. Escocia es ese abuelo al que todos quieren, pero al que nadie presta atención. Aunque quizás esto cambie pronto, pues este viejo se ha cansado de las historietas y quiere disfrutar del presente como un adolescente.

 

Faldas a cuadros, gaitas y un billete para la Eurocopa 2021

25 años. Para muchos, toda una vida. Eso ha tardado ”El ejército del tartán” en volver a clasificarse para una fase final de Eurocopa. Se ha necesitado un cambio de siglo, varias guerras y una pandemia mundial para que las faldas de cuadros y las gaitas retornen por fin al escenario europeo. El pasado 12 de noviembre, tras superar a Serbia en una fatídica tanda de penaltis, los escoceses atraparon de una vez por todas ese billete que les garantiza estar en la siguiente edición de la Eurocopa, la cual se celebrará el año próximo en estadios de todo el continente.

Con Steve Clarke como técnico y una nueva remesa de jugadores como Andrew Robertson, Kieran Tierney o Scott McTominay, el crecimiento de los ”Guerreros Celtas” parece no tener retorno. Pese a la resaca por la histórica clasificación, los de Hampden Park también dejaron buenas sensaciones en la Liga de las Naciones de la Uefa, en la que estuvieron a punto de ser primeros de grupo. Todo esto les ha servido para auparse en el Ránking FIFA, en el que ya ocupan la posición 49. El cuadro escocés, lejos de ser un mito como el del Monstruo del Lago Ness, es ya una realidad. Una realidad en la que las gaitas rompen el silencio de los estadios vacíos y en la que las faldas de cuadros vuelven a estar a la moda.

 

¿Qué propone la Escocia de Steve Clarke?

Escocia ha vuelto. Qué duda cabe. Pero, ¿cuál ha sido su secreto? ¿Qué conjuro ha utilizado Clarke para dejar atrás la maldición? El ex-futbolista de St.Mirren y Chelsea FC coge al equipo hace apenas un año. Las cosas no iban demasiado bien con el antiguo seleccionador, Alex McLeish. Con el de Glasgow no se practicaba un mal fútbol, pero la ternura defensiva hacía de los del tartán un ejército poco temible. Derrotas ante Rusia o Bélgica, ambas por 4-0, terminaron por destruir la confianza que se había depositado en el técnico escocés.

Con la llegada del actual entrenador, se enmendaron muchas de esas debilidades. El equipo, con Andrew Robertson como máximo escudero y Kieran Tierney mostrando su mejor nivel, solidificó su defensa. A ello se sumó el buen momento de Liam Cooper, central del Leeds United que le otorgó a la zaga escocesa la veteranía necesaria. Así, el combinado nacional no solo aprendió a defender mejor, sino también más arriba, convirtiéndose así en un equipo muy correoso.

Aunque en un inicio se decantó por un 4-3-3, Steve Clarke ha conseguido exprimir al máximo a sus pupilos a partir de la implantación del 5-3-2, en el que el jugador del Manchester United Scott McTominay retrasa su posición a la defensa central para aportar metros por alto y también una purificada salida de balón. En el centro del campo, cemento armado; McGregor y Ryan Jack, de Celtic y Rangers respectivamente, actúan como elementos de contención, sin tener un gran protagonismo con balón. De esta forma, le dan la libertad suficiente a un Mcginn que pica como una abeja en la mediapunta.

 

 

No obstante, el gran beneficiado de este sistema no podría ser otro que Robertson, estrella del equipo y uno de los mejores laterales del momento. Actuando como carrilero, el incansable defensa del Liverpool no cesa en su empeño de poner centros envenenados al área para que delanteros de gran envergadura como Dykes puedan acabar haciendo gol.

En resumen, Steve Clarke ha hecho de estos una tropa muy organizada. Un ejército en el que todos curran a destajo y en el que nadie se relaja ni un solo instante. Los guerreros del tartán vuelven a batallar, y esta vez con más armas que nunca.

 

Tino Kadewere, “Le Guerrier” del Olympique de Lyon

Tino Kadewere, “Le Guerrier” del Olympique de Lyon

Esta temporada 2020/2021 de la Ligue 1, está marcada por la igualdad de sus competidores. El PSG, eterno favorito para ganar la competición, está sufriendo más de lo esperado debido al calendario frenético y las continuas lesiones de sus estrellas. Asimismo, el Lille de Christophe Galtier, actual líder, se está destapando como un equipo rocoso en lo defensivo y pragmático en lo ofensivo, destacando por su regularidad competitiva. Por otro lado, el Olympique de Lyon de Rudi García, que empezó la campaña con dudas e incluso se rumoreó con la destitución de su técnico, se encuentra colíder. Con un estilo de fútbol más que cuestionado, uno de los semifinalistas de la pasada Champions League acumula una racha de 13 partidos sin perder ( con 8 victorias y 5 empates). 

Esto tiene mucho que ver con el estado de forma de la tripleta ofensiva, formada por Memphis Depay, Karl Toko Ekambi y Tino Kadewere. Este último está siendo de descubrimiento para muchos pero ya avisó en la Ligue 2 de su potencial en la 2019/2020.

 

¿Quién es Tino Kadewere?

Natural de Harare, la capital de Zimbabue, el joven diestro de 24 años empezó su carrera en el Djurgarden de la Allsvenkan. En Suecia se formó y empezó a desarrollar su carrera profesional. Allí estuvo cuatro años antes de recalar en la Ligue 2, en el Le Havre. Dos temporadas fueron suficientes para demostrar su potencial. Especialmente, se salió el año pasado, donde llegó a marcar 20 goles en 24 partidos, una competición que fue suspendida y en su consecuencia, no se reanudó por decisión del Gobierno francés.

“Me enamoré de su talento a primera vista. No me ha sorprendido su rápida adaptación a la máxima competición. Es cierto que su punto débil estaba en la fuerza pero esta debilidad la está potenciando con creces y quién sabe si la convertirá en fortaleza”, declaró Dean Oswald Tanchot en Eurosport, ex entrenador del Le Havre y actual técnico del Amiens.

 

La tragedia familiar y la dedicatoria del Olympique de Lyon

Las buenas noticias asomaron en el entorno profesional de Kadewere. A principios de año se confirmó su fichaje por el Olympique de Lyon por unos 12 millones de euros. Sin embargo, en el ámbito personal recibió un duro golpe. En agosto murió su hermano Prince, de 40 años, a causa de un paro cardíaco. Unas fechas en las que el equipo galo estaba concentrado en la eliminatoria frente al Manchester City en la Champions League. En el calentamiento de dicho encuentro, toda la plantilla llevó unas zapatillas con el mensaje ‘Rest in heaven Prince Kadewere’. El Lyon, no se sabe si motivado por esta situación, dio la sorpresa del torneo eliminando al conjunto de Pep Guardiola.

Un gesto que fue respondido por el futbolista el pasado mes de noviembre en el derbi del Ródano ante el Saint-Etienne. Kadewere ingresó en el campo en el minuto 60 y en media hora anotó un doblete que supuso una victoria vital para los chicos de Rudi García. Después del partido, el futbolista se emocionó por el trato de sus compañeros y del club ante su situación personal vivida durante este año.

“Nunca olvidaré el gesto tanto del Lyon como de mis compañeros cuando mi hermano falleció. Aún recuerdo esa noche de agosto cuando vencieron al Manchester City, fueron muy grandes. Pero lo que me marcó fue que todos llevaran una camiseta de apoyo hacia mí y a mi familia.”, afirmó Kadewere en el post partido ante el Saint Etienne.

 

 

Kadewere, en la tripleta del momento

Y desde aquel partido, su faceta goleadora ha explotado. Ya lleva 6 goles, más uno que logró con su selección ante Argelia. Su gran entendimiento con Depay y Ekambi, que va creciendo de forma progresiva, hace que crezca su nivel individual pero también los tres colectivamente. El holandés acumula 8 tantos y 4 asistencias, el ex del Villarreal alcanza los mismos registros y Kadewere, además de sus 6 goles, ha contribuido con 2 pases de gol.

Además de su actuación estelar en el derbi del Ródano, Kadewere marcó el gol vital en la histórica victoria en el Parque de los Príncipes ante el PSG, estadio en el que no ganaban desde 2007. Su última víctima, el Niza, en el que fue hasta ahora su mejor partido con la elástica del Lyon. En resumen, la DEK acumula 22 goles y 10 asistencias.

 

 

¿Cómo juega Tino Kadewere?

Kadewere se presenta como jugador espárrago, con ganas de hacer sonreír con su fútbol. Su fuerza no es su punto positivo pero es un aspecto que lo está mejorando, y eso hace que se esté adaptando bien a la máxima competición del fútbol francés, una de las más exigentes en cuanto a nivel físico.

Su posición natural es la de delantero centro aunque en numerosas ocasiones, cae a la banda izquierda. Desde ahí, aprovecha para adornarse e irse del rival con su velocidad. Con movimientos similares a los de su compañero Ekambi, siempre que parte desde la banda, piensa en el gol o en asistir, como en aquella icónica jugada en el encuentro ante el Saint Etienne. 

Además, tiene esa habilidad para ser ratón de área, sabiendo en qué momento tiene que estar posicionado en las segundas jugadas. Un atacante que define bien y que también cae a veces a banda derecha aunque todavía no tiene la misma confianza de desborde que en la izquierda.

Kadewere, o como se llaman a los suyos en Zimbabue, es un guerrero. Un luchador que ha tenido un año difícil como muchos pero que se está sobreponiendo de la mejor forma. Nadie le vende como estrella, tampoco se presenta él como tal, pero sabe que va a tener que rendir más de lo actual si finalmente Depay acaba saliendo en el mercado invernal. Rudi García sentenció al banquillo a Moussa Dembelé por sus intenciones de abandonar el equipo y Kadewere lo está aprovechando con creces. Para Rudi, es “Le Guerrier”, el espejo donde deben mirarse muchos futbolistas.

 

Tom Cairney, capitaneando la eterna lucha “cottager”

Tom Cairney, capitaneando la eterna lucha “cottager”

Tom Cairney es uno de los jugadores más emblemáticos del Fulham en su regreso a la Premier League. El escocés capitanea a un equipo que busca la estabilidad en la categoría más alta del fútbol inglés tras años coqueteando con ascensos y descensos. Pero la carrera del de Nottingham no ha sido un camino de rosas, y gracias a ello hoy en día ya es un jugador maduro y experimentado.

 

El camino hasta Fulham

Su trayecto hacia Fulham comenzó en las categorías inferiores del Leeds United, donde duró muy poco ya que pronto ficharía por el Hull City. Los aficionados del Hull serían los primeros testigos del nacimiento de un jugador que más adelante sería considerado una estrella.

Con los “tigers” llegó a jugar un total de 80 partidos, en los que fue clave en el centro del campo del equipo y aportaría un total de 5 goles y 11 asistencias. Tras tres temporadas en el KCOM Stadium, Tom Cairney es traspasado al histórico Blackburn Rovers.

Su carrera en Blackburn comenzó de la mejor manera posible, siendo el centrocampista titular en 37 ocasiones. Sus grandes actuaciones tuvieron premio, ya que sus 6 goles y 9 asistencias le sirvieron para ser nombrado el mejor jugador del Blackburn. Con los “riversiders” la tónica seguiría siendo la misma, fue la primera opción para el centro del campo en su segunda temporada y su rendimiento no bajaba, iba en línea ascendente. Otra campaña brillante del escocés, en la que atraería el interés de varios clubes, entre ellos el Fulham.

Tras 85 partidos, 9 goles y 16 asistencias, el escocés cierra su etapa en Ewood Park para comenzar una nueva en Craven Cottage.

 

 

Tom Cairney, un ídolo en Craven Cottage

El escocés llega a su nueva casa después de que el Fulham pagará 4’2 millones por él, un jugador contrastado en la EFL Championship que llegaba para ayudar al club a conseguir el ascenso. La primera temporada no iba a ser la deseada por ningún jugador, los de Slavisa Jokanovic acabaron en la pomada, salvándose del descenso. Una campaña muy decepcionante para un Fulham con jugadores del calibre de Moussa Dembélé, Fernando Amorebieta, etc.

En su segunda campaña, el carácter y el desparpajo que desprendía sobre el césped recordaba al del capitán en aquel momento, Scott Parker. Vivió una dulce etapa en Championship, ya que el Fulham resurgió del mal año anterior y acabó sexto en la clasificación. Todo ello en la última campaña de Scott Parker en Fulham. En este preciso momento Tom Cairney pasaría a ser el ídolo de Craven Cottage.

Scott Parker le cedió el brazalete de capitán a partir de la 2016/17, y desde ese momento el escocés guiaría al Fulham al ascenso, tal y como William Wallace lideró a Escocia hacia la independencia. Llegaría la 2017/18, donde tuvo un rol clave para que los “cottagers” ascendieran a la Premier League. Con 6 goles, 5 asistencias y un juego brillante, el escocés fue nombrado mejor jugador del año en la EFL Championship.

 

 

El 1 de julio de 2020 Tom Cairney entraría en la historia del Fulham, jugaría su partido número 200 y además bajo la batuta de quien le cedió el brazalete de capitán, Scott Parker. Un logro histórico acompañado de un nuevo ascenso con su amado Fulham, devolviendo a los “cottagers” a la categoría dorada en Inglaterra.

 

El Fulham de Scott Parker como entrenador

El club londinense se ha caracterizado por su racha de ascensos y descensos, con un estilo de juego muy peculiar. En la temporada actual los “cottagers” marchan 17os tras haberse disputado diez partidos. El balance es negativo, y con 7 derrotas y 19 goles en contra, son el equipo más goleado de la competición.

Uno de los mayores deberes que tienen los de Parker es el aspecto defensivo, algo que brilla por su ausencia. Se ha reforzado la zona con fichajes como Joachim Andersen y Tosin Adarabioyo, pero la fragilidad de la zaga sigue siendo la misma.

De la defensa para arriba el juego mejora, ya que las ideas son claras y tienen jugadores para ejecutarlas. La formación utilizada habitualmente es la 4-2-3-1, permitiendo al equipo utilizar las bandas para atacar. De esta manera aprovechan la velocidad que aportan jugadores como Ademola Lookman, Bobby Decordova-Reid, Ivan Cavaleiro o Antonee Robinson. A esto hay que sumarle que el Fulham es un equipo al que le gusta amasar la posesión en el campo rival, y con ello consigue embotellar al contrario y bombardear el área ya sea con disparos lejanos o centros a la olla. Además, gracias al portento físico que domina el centro del campo con Zambo-Anguissa y Mario Lemina, los jugadores de ataque tienen más libertad y menos responsabilidades en defensa.

 

 

La clave del salto de calidad que aún debe dar el Fulham pasa por las botas de dos jugadores, Tom Cairney y Aleksandar Mitrovic. Las dos estrellas del club londinense son las encargadas de llevar a este equipo a una época de regularidad y tranquilidad en la Premier League, y por ellos pasa el futuro próximo del Fulham.

 

¿Cómo juega Tom Cairney?

Al escocés siempre se le ha comparado con jugadores como Mesut Özil, ya que comparte muchas cualidades con el alemán. Un diez de porte clásico, elegante y preciso como un buen reloj suizo. El 10 del Fulham basa su forma de jugar en el pase, distribuir el juego siempre ha sido su fuerte y su mejor arma. Aunque sea un jugador que se desenvuelva en la mediapunta, también es capaz de cubrir las posiciones de mediocentro e interior derecho dando buen rendimiento.

Domina todo tipo de pases y los tiempos de los mismos. Su mayor virtud es el timing para dar pases recisos capaces de cambiar el rumbo del partido en una sola jugada. Una sorprendente estadística es que en la presente temporada de la Premier League, su acierto tanto en pases largos y cortos es de más del 93% (vía Sofascore).

Otra de las grandes virtudes de Tom Cairney es el fetiche que tiene con los disparos lejanos, dejando varios goles para la historia con su zurda. El más destacado lo marcó allá por 2016 ante los Wolves, un golpeo que le sirvió para ganar el premio a mejor gol de la temporada en la EFL Championship.

Sin duda Tom Cairney ya es un jugador que figura en la historia del Fulham, pero la leyenda del escocés sigue activa en Craven Cottage. Ya saben, la pelota siempre al 10.

 

Yves Bissouma, el gorrión que guía a las gaviotas

Yves Bissouma, el gorrión que guía a las gaviotas

Yves Bissouma, centrocampista de 24 años del Brighton & Hove Albion, es uno de los nombres propios en esta nueva entrega de la Premier League. El de Mali, con su vistoso y dinámico juego, se ha convertido en la brújula de los del sur de Inglaterra.

 

Yves Bissouma, desde Mali con amor

”Un pueblo, una meta, una fe”. Así comienza este nuevo relato, con el lema de Mali, país de procedencia del ”intérprete” del mismo. Aunque nace en la ciudad costa-marfileña de Issia, Yves Bissouma pasa toda su vida en Mali, República africana con capital en Bamako. Primera premisa, el pueblo, cumplida. El pequeño Bissouma no tardaría demasiado en tener clara la segunda; su meta era ser futbolista, como sus compatriotas Mahamadou Diarra, Seydou Keita o Frédéric Kanouté. Comenzaría a intentarlo del mismo modo que hicieron estos: golpeando bolas de trapo bajo el incesante calor del Sahara. En cuanto a la fe…no le hizo falta tener demasiada.

Rápidamente se vio que Yves era diferente, que en sus agrietados pies se almacenaban grandes tardes de fútbol. El joven marfileño-maliense continuó mirándose en el espejo de sus paisanos, y en el 2016 cambió Mali por Francia, donde el LOSC Lille ya le aguardaba. ”Un pueblo, una meta, una fe”, consigna grabada a fuego por todo maliense de bien.

Adiós Ligue 1, hola Premier League

El estreno de Yves Bissouma como ”Mastín” fue bastante agridulce: mes de julio, Previa de Uefa Europa League ante un equipo azerbaiyano, el Gabala FK, y para colmo, eliminación. El debut soñado para todo futbolista. Esa temporada, la 16/17, se quedó más bien en un ensayo para el bueno de Bissouma. El Lille, instalado en la mediocridad durante todo el curso y con hasta tres entrenadores distintos, no pudo alejarse del pelotón clasificatorio y tuvo que conformarse con una insípida undécima posición.

La campaña siguiente, con el equipo coqueteando con el descenso, el descaro del maliense fue una de las pocas cosas rescatables del Tricampeón de Ligue 1. Sin embargo, a la conclusión de esta, el tierno centrocampista africano, que había sido de partida en 20 de los 30 choques disputados por ”Los Dogos”, creyó que era el momento de emprender el vuelo.

Cansado de la inestabilidad de los barrotes que sujetaban su nido en el Estadio Pierre-Mauroy, el ”Gorrión del Sahara” aleteó intensamente y llegó al Brighton Pier. Allí le aguardaban ”las gaviotas”, sabedoras de que ese nuevo “pájaro” sería su guía a partir de ese preciso instante.

 

Brighton & Hove Albion: Graham Potter y el peligro de sus ”hechizos”

A pesar de no ser el director ”seagull’‘ cuando Bissouma llegó al sur de Inglaterra, Graham Steven Potter es el máximo valedor del malí. El ex-futbolista y actual preparador del Brighton & Hove Albion ha depositado su confianza en él en 37 de los 44 envites en los que ha podido utilizarlo, y el centrocampista ha querido agradecerle esta fe a través de esas grandes tardes de fútbol ya vaticinadas en sus preámbulos desérticos.

Ver jugar al Brighton mola. Los de Potter, al igual que ocurría con el Sassuolo en la Serie A, son uno de los grandes agitadores del campeonato doméstico inglés. Amigos del balón y enemigos de las siestas viendo el fútbol, estos son un atisbo de luz en las tinieblas tácticas del fútbol contemporáneo. Pero claro, jugar bien siendo un equipo modesto conlleva sus riesgos.

 

 

El conjunto inglés se caracteriza por ser muy atrevido con balón, acumular muchos hombres en campo contrario y presionar muy alto, ignorando el tipo de contrincante al que le toque medirse. El esquema empleado por Graham Potter es un 5-3-2, que puede variar a un 5-2-3 (eliminando a un interior e incorporando a un extremo para jugar más por fuera) o a un 5-2-1-2, similar al primero pero con un doble pivote más consistente y un mediapunta al uso, como el flamante fichaje Adam Lallana.

En salida de cuero, dos posibles escenarios: el primero, con dos mediocentros en la base de la jugada. En el segundo de estos, será un único pivote el encargado de sacar la pelota: Yves Bissouma. Por delante de este, dos interiores, dos mediapuntas y el punta, con el objetivo de acumular muchos efectivos por dentro para atraer y posteriormente hacer daño por los costados con velocistas como Tariq Lamptey. Este último decorado puede recordar en cierto punto a la forma de atacar del Girona de Pablo Machín.

En el caso de ejecutarse, es un buen plan, qué duda cabe. Sin embargo, y como es natural, este tiene sus defectos. La excesiva relajación defensiva, así como los numerosos errores en salida de balón, han propiciado que los puntos volasen lejos del The Amex en más de una ocasión. ¿A qué precio sale jugar bien en este ”nuevo fútbol? ¿Desembocarán los hechizos del ”mago” Potter en artes oscuras?

 

¿Cómo juega Yves Bissouma?

Tan solo unos segundos. Eso se necesita para ver a Bissouma danzar sobre el verde y frío césped británico y reparar en el ”bicho” que puede llegar a ser. También para percatarse en que se aleja, y mucho, del estereotipo de ”mediocentro africano y fuerte”. Yves es mucho más que eso, pues las pelotas de trapo que pateaba al comienzo de este relato le dotaron de una técnica envidiable con el esférico. Esta virtud, sumada a su dinamismo y su generosidad a la hora de repetir esfuerzos, le auguran un mayúsculo porvenir.

Aunque aún no se ha desmadrado en ataque, la estabilidad que este le da a ”las gaviotas” tanto con balón (85% de precisión en pases) como sin él (0,9 intercepciones p/p y 3,2 tackles) han contribuido a que los de Potter sean la excusa perfecta para abonarse al fútbol de pago y evadirse así de esta nueva y desaborida realidad.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad