Nikola Vlasic, el oro de Moscú

Nikola Vlasic, el oro de Moscú

Nikola Vlasic lleva despuntando cierto tiempo pero en esta jornada de la UEFA Nations League se ha destapado como futbolista. El jugador de 23 años de la selección croata, está destinado a coger el relevo de leyendas como Luka Modric o Ivan Rakitic. Su gran papel en el combinado balcánico entrenado por Zlatko Dalic se junta con el que ofrece en el CSKA de Moscú, donde es el líder indiscutible junto a veteranos como el portero y capitán del equipo Igor Akinfeev, o jóvenes talentos como el delantero Fedor Chalov.

Ante Suecia y Francia, por fin Vlasic demostró un nivel regular, cogiendo el liderazgo de Croacia en muchos tramos de estos partidos. Ha anotado 2 goles y ha jugado en ambos los noventa minutos. Esto último indica claramente que es una pieza clave para el futuro de Croacia, actual subcampeona del mundo.

¿Pero de dónde salió Vlasic? Aunque parezca increíble, muchos lo pudieron sufrir hace dos temporadas en la máxima competición europea ante un equipo español. Es el momento de diseccionar al talento de los “Vatreni”.

El día que logró derrotar al Real Madrid

Vlasic se dio a conocer un 3 de octubre de 2019. El Real Madrid visitó el Estadio de Luznhiki en la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions League 2018/2019.

El equipo merengue entrenado por Julen Lopetegui cayó por 1-0 en aquel encuentro. Asimismo, ese gol llegó a los 65 segundos de partido. Un fallido pase atrás de Toni Kroos lo aprovechó el centrocampista croata, que supo leer la jugada, aguantar a Raphael Varane y acabar finalizando de manera sensacional para batir a Courtois.

El CSKA quedó último en el grupo, con 7 puntos y 6 de ellos logrados ante el Real Madrid. Pero el mediocentro ofensivo se lució en ambos encuentros, tanto en la ida como en la vuelta en el Santiago Bernabéu, donde el Real Madrid cayó por un contundente 0-3. Fue en ese momento cuando Vlasic dio un paso al frente y se mostró en el escaparate europeo.

Un jugador diferente a los líderes de Croacia

Algunas fuentes señalan que Luka Modric ha recomendado a Florentino Pérez que fiche a este jugador. Esta suposición ha dado sinónimos para que algunos scouts o el público generalista piensen que Vlasic es un perfil de futbolista parecido al del diez del conjunto, blanco pero para nada es así.

El jugador natural de Split destaca por ser un futbolista corpulento, veloz y vertical. No es un creador de juego o un organizador, aunque sí coincide con Modric en ser un mediapunta que tiene facilidad para dar el último pase. Además, si en algo supera al cuatro veces campeón de la Liga de Campeones es en la faceta goleadora. Es un llegador que llega bien desde la segunda línea y que cuenta con un gran disparo, aspecto que ha demostrado en esta última jornada de la UEFA Nations League.

“Nikola Vlasic es un gran futbolista y hará grandes cosas pero que marcara un gol al Real Madrid no es algo definitivo para que los dirigentes del fútbol español lo contraten, debe salir de la liga rusa si quiere tener más aspiraciones”, Yuri Nikíforov, ex jugador del Sporting de Gijón.

View this post on Instagram

🤛

A post shared by Nikola Vlašić (@niksivlasic_) on

El salto prematuro a la Premier League

Formado en la cantera del Hadjuk Split, el equipo más importante de Croacia por detrás del Dinamo de Zagreb y a la par con el Rijeka, recaló en el Everton en la 2017/2018. Los Toffees no pasaban por una buena época y su posición estaba cubierta por otros futbolistas de más renombre como el holandés Dayv Klaasen, el islandés Gylfi Sigurdsson o el retorno de la leyenda Wayne Rooney. 

No pudo brillar, y tan solo jugó unos 12 partidos en Goodison Park. Es entonces cuando aparece  la figura de Viktor Goncharenko, el entrenador que ha hecho renacer al talento croata.

“Debo de aprender de Luka Modric. Él tiene ojos en la nuca. Ve todo antes de que ocurra, piensa más rápido que los demás”, afirmó Vlasic en su primera concentración con Croacia.

El renacimiento de Vlasic en Rusia con el CSKA

Da igual en qué sistema le pongas. Desde que aterrizó en la capital rusa, Vlasic ha jugado en distintos esquemas. Primero con el 3-5-2 o el 3-3-3-1, en los que tuvo una gran adaptación. Pero su mejor versión llegó con el 4-2-3-1. Este sistema permitió a Vlasic ser un box to box, pero a su vez un 10 en el último pase.

Sin dudas, es el oro kilate de este equipo, con una aportación traducida en números importante. Sin ir más lejos, esta temporada lleva 4 goles y 3 asistencias en 8 partidos, además de su contribución en la selección en la UEFA Nations League (Con un acierto del 84% en el pase). La temporada pasada logró 13 goles y 6 asistencias, siendo uno de los máximos realizadores del equipo junto a Chalov.

 

View this post on Instagram

⚡️

A post shared by Nikola Vlašić (@niksivlasic_) on

¿Cómo juega Nikola Vlasic?

Su posición natural es la de mediapunta, llegando a ocupar toda la parcela que requiere un mediocentro ofensivo. Además, puede actuar como interior e incluso jugar en una banda, aunque en ese puesto pierde brillo salvo que juegue hacia dentro. Con calidad para asociarse en equipo, Vlasic tiene el último pase de aquel Modric mediapunta, el despliegue físico de Mateo Kovacic y una gran definición en el disparo, su arma más peligrosa.

La duda que queda con el hermano de la subcampeona olímpica en salto de altura (2004 y 2008), Blanka Vlasic, es si está para dar el salto a un equipo grande. Quizás esa falta de liderazgo en cuanto a organización de juego (como Modric o Rakitic) es la que hace que los grandes clubes de Europa no se decanten aún por el futuro “10” de Croacia. Si esta temporada consigue que el CSKA vuelva a recuperar el trono de la liga rusa, y realiza una gran Eurocopa 2021, puede que el año que viene le veamos con otra elástica de mayor calibre.

 

 

Alexander Sörloth, el otro ”killer” noruego

Alexander Sörloth, el otro ”killer” noruego

Todo el mundo se hace eco de dos nombres noruegos tras su grandísima temporada. Martin Odegaard y Erling Haaland están ocupando en Europa la bandera del país nórdico con creces. Pero hay otros jugadores que están destacando en la actual temporada y hay que proponer uno especialmente sobre la mesa. Ese es el de Alexander Sörloth.

¿Quién es Alexander Sörloth?

El jugador de 24 años creció en las categorías inferiores e inició su carrera profesional en el equipo más popular de Noruega, el Rosenborg BK. A pesar de su juventud, ya ha jugado en otras cinco ligas nacionales como son la neerlandesa (Groningen), la danesa (Midtjylland), la inglesa (Crystal Palace), la belga (KAA Gent) y en la turca (Trabzonspor).

Natural de Trondheim, su pasión por el deporte rey proviene de su padre Goran Sorloth, un delantero de la década de los ochenta y los noventa que destacó especialmente en la Eliteserien, pero que sus experiencias tanto en el Bursaspor como en el Borussia Monchengladbach pasaron inadvertidas.

“El Real Madrid necesita a mi hijo para superar al F.C. Barcelona”, Goran Sörloth.

La irregularidad es un aspecto que acompaña en la carrera de Sörloth. Muchos equipos en cortos periodos de tiempo y sin poder gozar de una continuidad deseable para lo que necesita un jugador joven.

Si bien realizó cifras decentes en las categorías inferiores de los ‘Troilongan’, en la primera plantilla no encontró su hueco. Recaló en el modesto Bodo/Glimt, donde anotó 13 goles en 26 partidos. Sus grandes actuaciones permitieron que le llegasen un montón de ofertas y la tentación de la Eredivisie hacía indicar que había escogido el campeonato correcto para progresar en su carrera. Sin embargo, tan solo anotó 5 goles en 41 partidos, dejando un mal sabor de boca en el club de Groninga.

View this post on Instagram

Snart superliga igjen🎉

A post shared by Alexander Sørloth (@asorloth) on

Es aquí cuando se viene otra etapa de subidas y bajadas. En el verano del 2017 ficha por el Midtjylland y ahí se destapó con creces como un gran rematador, gran llegador, y rindiendo mejor como único punta de referencia.

10 goles en en 19 partidos valieron para que el Crystal Palace se lo llevara a la Premier League en el mercado invernal de aquella campaña a cambio de 9 millones de euros. Todo parecía ir viento en popa pero no encontró su sitio en el esquema de Roy Hodgson, siendo suplente o quedando fuera de las convocatorias.

Un gigante haciendo gigante al Trabzonspor

Tras una cesión en la liga belga en la que pasó sin pena ni gloria, le llegó una segunda oportunidad en el Trabzonspor turco. Una decisión que tuvo influencia de su padre, conocedor del campeonato por su experiencia cuando era futbolista.

Como diría el tópico, los padres siempre llevan la razón, porque vaya rendimiento el de Alexander Sörloth. 29 goles entre todas las competiciones, siendo de momento el pichichi de la Superliga Turca, de la Copa y con opción de lograr el doblete nacional, algo que no consigue el Trabzonspor desde 1984. 

Los Bordo-Celestes fueron un equipo importante entre 1976 y 1984, cuando obtuvieron seis ligas y tres copas, con Senol Günes (actual seleccionador de la selección y uno de los mejores técnicos nacionales junto a Fatih Terim) como portero y alma del equipo.

View this post on Instagram

⚽️⚽️⚽️

A post shared by Alexander Sørloth (@asorloth) on

Precisamente, sus mejores actuaciones han sido frente a los tres grandes de Estambul. Titular indiscutible en el 4-2-3-1 planteado por Hüseyin Çimşir, el espárrago de 1,94 cm es la esperanza de los Tigres de Trebisonda. En el último partido ante el Galatasaray, anotó un doblete que le permitió colarse en la historia del club. Gracias a esos dos goles, superó la marca del georgiano Shota Arveladze como jugador que había marcado más goles en una temporada con la elástica del Trabzonspor. Además, también superó a la leyenda paraguaya Óscar Cardozo.

¿Cómo juega Alexander Sörloth?

Lógicamente, gracias a su altura, tiene un poderío aéreo considerable. Sabe fijarse entre los centrales, con capacidad para librarse de la marca y rematar muchos de sus goles con la testa o con la suficiente calidad para recibir, hacer un control y finalizar con éxito. Asimismo, posee una gran inteligencia para desmarcarse entre líneas, una de sus mayores virtudes.

Por otro lado, tiene otros elementos que hacen inevitable que se le compare con Haaland en cuánto a similitudes técnicas. Aparte de que coinciden en la estatura, los dos son zurdos, atacan bien en las jugadas con espacio y son muy hábiles en profundidad.

¿Qué pasará después de esta temporada?

El jugador pertenece actualmente al Crystal Palace, que parece que no repescará a Sörloth a pesar del gran rendimiento ofrecido.

El Trabzonspor está dispuesto a ejecutar la opción de compra, aunque hay varios equipos grandes al acecho que están siguiendo al gigante noruego, como el Real Madrid. El pasado mes de febrero, al anotar un doblete frente al Besiktas, reconoció que salió con un extra motivación a aquel partido porque se enteró del interés del conjunto de Concha Espina.

“He visto la noticia mientras estaba en el vestuario preparando el partido. Fue bonito entrar al campo con esa motivación. Me motiva bastante que me quiera el Real Madrid”

Es verdad que no ha conseguido una regularidad de forma continua pero el Crystal Palace debería reconsiderar su decisión ya que el noruego lleva los mismos goles que el conjunto del sur de Londres esta temporada (29).

Ahora bien, quizás para recalar en un equipo grande son palabras mayores. Sörloth pertenece a ese colectivo de futbolistas que necesitan confianza desde el primer minuto o puede ser un caso Luka Jovic en el Real Madrid. Pero quién sabe, el mundo está hecho para los ambiciosos y Alexander Sörloth lo es.

 

 

 

Lucas Ocampos, la irrupción argentina del Sevilla

Lucas Ocampos, la irrupción argentina del Sevilla

Con el Sevilla ocupando la cuarta posición en la Liga Santander, el delantero argentino se ha convertido en la principal referencia ofensiva del equipo de Lopetegui. Con 14 goles y 4 asistencias en la actual temporada, Ocampos ha conseguido situarse entre los principales delanteros de la competición española. Pero, ¿qué era de Lucas Ocampos antes de llegar a España? Repasamos su trayectoria y equipos.

Lucas Ocampos en la Ligue 1

El que fuera canterano de River Plate llegaría al Mónaco en la temporada 2012/2013. Tras varias temporadas cambiando de equipo e incluso llegando a jugar en la Serie A, el argentino conseguiría un puesto en las filas del Olympique de Marsella en el año 2015, temporada en la que jugaría un total de 28 partidos y anotaría 6 goles.

Sin embargo, sería dos años después, concretamente en la temporada 2017/2018, cuando daría definitivamente un salto de calidad. Terminaría la campaña con 16 goles y 4 asistencias en las filas del conjunto francés. Tras esta increíble temporada, y un año más discreto en el club, Lucas Ocampos pondría rumbo a la liga española.

La llegada del argentino al Sevilla F.C.

Pese a su difícil adaptación, Lucas Ocampos ha encajado a la perfección en los esquemas y exigencias de Julen Lopetegui. Y de qué manera, además.

Con sus 14 tantos y 4 asistencias repartidas, el astro argentino ha conseguido llevar al Sevilla hasta puestos de clasificación a Champions League. De mantenerse en esas posiciones en liga y aumentar sus estadísticas esta campaña, no sería nada raro que distintos equipos con un mayor ‘nombre’ pusieran sus ojos en el argentino de tan solo 25 años.

De hecho, equipos cercanos al Sevilla como lo es el Real Madrid, ya han coqueteado con el jugador y han dejado claro que se encuentra entre los posibles deseos del club blanco. Interés que, lejos de asustarle, parece gustar a Lucas Ocampos:

“¿Interés del Madrid? Se te infla el pecho con eso”

La evolución de Lucas Ocampos

La evolución del argentino ha sido espectacular en estos últimos años. Y ya no solo a nivel futbolístico, sino también en el aspecto económico.

En uno de los aspectos más alejados del ‘fútbol puro’, pero sin embargo uno de los más importantes a día de hoy, el crecimiento de Lucas Ocampos también puede verse claramente beneficiado. Hablamos del aspecto ofensivo y el valor de mercado de cada jugador.

En este apartado, el argentino ha visto como en tan solo un año jugado en la competición española, su valor de mercado ha pasado de 15 millones, hasta casi alcanzar los 40 millones a finales de esta temporada.

Lucas Ocampos, Sevilla Fútbol Club. El Otro Balón.

Lucas Ocampos, Sevilla Fútbol Club. El Otro Balón.

Desde su llegada a Sevilla, Ocampos ha crecido como jugador de una manera totalmente innegable. Pese a su cambio de posición con la llegada de Suso al conjunto andaluz, su rendimiento no se ha visto mermado. Al fin y al cabo la banda izquierda es una posición más que conocida para él durante su estancia en el Olympique de Marsella. Lucas Ocampos, y su extraordinaria polivalencia y juego ofensivo, parecen ser válidas para cualquier posición en los esquemas de Julen Lopetegui.

Su crecimiento parece no tener techo, veremos si los andaluces son capaces de mantener este talento y desparpajo en su equipo alguna temporada más. Lo que está claro, es que el nombre de Lucas Ocampos se encuentra presente en muchos de los planes de futuros de grandes clubes europeos, y eso es algo que podría alejarle de Sevilla.

 

Luka Romero, la pulga del Mallorca

Luka Romero, la pulga del Mallorca

El pasado 24 de junio debutó Luka Romero con la elástica del Mallorca, jugando siete minutos en la derrota frente al Real Madrid (2-0). El mexicano fue la anécdota del partido, ya que su participación en aquel encuentro le supuso ser el jugador más joven de la historia de LaLiga en debutar en Primera División con 15 años y 219 días.

Asimismo, derribó un récord que tenía una vigencia de 80 años en el campeonato español, cuando en 1939 Sansón debutó con el Celta de Vigo con 15 años y 255 días.

El impacto de su estreno liguero provocó una ola de reacciones en todo el mundo. En Argentina, fue portada del diario Olé, con el titular de ¡Otra pulga!, en referencia a la comparación que hacen los expertos con Leo Messi. Además, su debut causó un gran revuelo en las redes sociales. El jugador agradeció al Mallorca la oportunidad dada con una publicación muy emotiva:

“Ha sido un momento inolvidable. Gracias a todo el cuerpo técnico y al club por haberme dado esta oportunidad. Nunca olvidaré este día. Fue una lástima perder, pero seguimos creyendo”

 

El origen del “Messi mexicano”

Luka Romero nació en el 2004, en la ciudad de Durango, en México. Hijo del exfutbolista argentino Diego Romero, este nuevo talento lleva residiendo en España desde los tres años. Forma parte del conjunto bermellón desde el 2015.

Anteriormente tuvo una prueba en el F.C. Barcelona, a los siete años, cifra que le imposibilitó su fichaje por los culés, ya que La Masía no ficha a jugadores menores de diez años salvo que sus padres cambien sus trabajos y lugar de residencia para trasladarse a la Ciudad Condal. Esta circunstancia no se dio y por tanto la operación quedó paralizada.

Cuando firmó por el principal equipo de las Islas Baleares, firmó un contrato de ocho años. El Mallorca sabe que tiene a una joya en sus filas y es consciente de que además de los blaugranas, equipos como el Real Madrid, el Villarreal, el Sevilla, entre otros, llevan varios años siguiéndole la pista a la joven estrella.

México no, Argentina sí

Se podría decir que Luka Romero cuenta con una triple nacionalidad (mexicana, argentina y española) pero tiene claro que su sueño es jugar con la selección absoluta de la albiceleste. De hecho, ya ha destacado con Argentina Sub 15, en el último Campeonato Sudamericano de 2019 que se celebró el pasado mes de noviembre, en el que cayeron en la final frente a Brasil en la tanda de penaltis.

 “Él ha logrado algo inédito y ahora se debe de mantener en este nivel, que es el aspecto más difícil. Tiene los pies en el suelo, y tanto desde la familia como desde el club estamos haciendo todo lo posible para que no se desvíe”. Diego Romero, padre del futbolista.

Debido a su prometedor y temprano debut, la Tricolor está manejando varias estrategias para intentar convencer al adolescente. No va a ser tarea fácil y menos escuchando a figuras claves en la carrera del futbolista como es su padre o el segundo entrenador del Mallorca, Daniel Pedín. Hay que recordar que Romero nace en México porque su padre se encontraba en Los Alebrijes en una de sus últimas experiencias como profesional.

“No creo que se decida por la ‘Tricolor’. Él está en sintonía con la albiceleste, allí es muy feliz. Ojalá siga así la cosa”, declaró Diego Romero hace unos días en Radio Marca.

Vicente Moreno, clave en su progreso

El entrenador del Mallorca, junto a su segundo y a la gran humildad de su padre, están siendo el triángulo perfecto para que Luka Romero tenga los pies en el suelo. En la rueda de prensa posterior al partido ante el Real Madrid, Moreno contó lo que estaba viviendo en ese momento.

“Le toqué el corazón y le iba a 2.000 revoluciones”. “Está ahí porque tiene condiciones y se lo merece”.

 

Luka Romero, Mallorca (La Liga). El Otro Balón.

Luka Romero, Mallorca (La Liga). El Otro Balón.

Los estudios frenaron su ascenso al primer equipo

Su padre es otra pieza fundamental pero es precavido. Sabe que no es nada fácil gestionar estas emociones. De hecho, pidió al cuerpo técnico del Mallorca que hablaran lo menos posible sobre él. Como dato curioso, el club bermellón ha rechazado a distintos medios un centenar de peticiones para entrevistar a Romero.

“Él ha logrado algo inédito y ahora se debe de mantener en este nivel, que es el aspecto más difícil. Tiene los pies en el suelo, y tanto desde la familia como desde el club estamos haciendo todo lo posible para que no se desvíe”, afirmó su padre en Radio Marca.

Por su parte, Pendín asegura que Romero siempre ha ido un paso por delante, una categoría superior al resto.

“No vino antes al primer equipo porque nosotros entrenamos por las mañanas y él tenía que estudiar. Por tanto decidimos que priorizara los estudios”

Su estilo de juego y su comparación con Messi

Como jugador, es de esos futbolistas que el balón es un chicle que va a pegado a su bota. Su posición favorita es la de mediapunta por delante de los mediocentros pero también sabe arrancar desde las bandas, especialmente la derecha, a pierna cambiada, ya que es zurdo. Destaca por tener una conducción muy rápida, que al juntar recursos técnicos como el pase o la gambeta, se hace muy difícil para el rival quitarle la pelota.

Con facilidad para crear, adoptar la visión de juego del equipo o arrancar desde medio campo, hace que esas características se reflejen en sus movimientos corporales, en los que inevitablemente recuerda a Messi, por los rasgos que muestra, tanto físicos (altura o peinado) como técnicos (pierna, movimientos o la posición en el tapete). Ahora bien, esta comparación no es sana. Cierto es que hay elementos de guion de película como su prueba en el Barca, que es de sangre argentina, que Dani Alves jugó en la playa con él (fue el que le puso el mote del “nuevo Messi”) o que tienen al mismo agente en sus inicios, Horacio Gagglioli. Sin embargo, solo sus pasos en el terreno de juego y en su carrera en términos de traspasos, desvelarán si estamos ante una futura estrella mundial.

 

 

 

 

Camavinga, la perla francesa por la que suspira media Europa

Camavinga, la perla francesa por la que suspira media Europa

Eduardo Camavinga con apenas 17 años ya es indiscutible como centrocampista en el Rennes, donde tiene contrato hasta 2022. Es la última de las sensaciones francesas en aparecer en el panorama internacional y que tiene como ‘locos’ a los clubes de media Europa entre ellos Real Madrid o Borussia Dortmund.

¿Quién es Eduardo Camavinga?

Camavinga nació en Angola el 10 de noviembre de 2002pero reside desde los 2 años en Francia con su familia.  Su primer equipo fue el Drapeau-Fougères, donde permaneció cinco campañas, hasta que apareció la oportunidad de actuar en una fantástica cantera como la del Stade Rennais. Aquí empezaría su andadura por el fútbol profesional, en Enero de 2019 se uniría oficialmente a la filas del club francés.

Del Judo al Fútbol

De niño (es el tercero de seis hermanos), a Camavinga no le gustaba el fútbol. Le apasionaba el judo. Fue su madre la que le convenció para que apostara por el fútbol. ¿El motivo? Las continuas roturas de elementos decorativos de su casa. La familia Camavinga había cambiado Angola por Francia en busca de un futuro mejor. Primero se asentaron en Lille, para luego mudarse a Fougeres, una ciudad a unos 50 kilómetros al noreste de Rennes, en el oeste del país francés.

El Rennes descubrió a Camavinga, allí, a 50 kilómetros, en el AGL Drapeau Fougères. Allí fue donde empezó a hacerse un nombre en el deporte rey a los 11 años. Allí coincidiría con Nicolas Martinais, su primer mentor. y también con el ahora entrenador principal de su equipo (que en ese momento era el de la reserva) que fue el culpable de llevarlo al Rennes.

Pero no todo iba a ser fácil… con 11 años de edad, un incendio devoró su casa. En ese fuego se perdió toda la documentación de la familia, por lo que tuvo que empezar de nuevo los trámites administrativos. Eso retrasó que la selección francesa pudiese contar antes con sus servicios. Martinais recordaba que solicitó ayuda a los vecinos: muebles, ropa, etc. Cuando estaba haciendo el porte a la nueva casa de los Camavinga, recibió una llamada de Julien Stephan, su actual entrenador y por entonces responsable del equipo sub 19 del Rennes. Quería saber si podía contar con Eduardo para un torneo. Debido a su actuación se llevó un contrato como premio por su buen desarrollo.

Y llegó el Debut…

Cinco años más tarde, en diciembre de 2018, con 16 años recién cumplidos, firmó su primer contrato profesional con el Rennes, convirtiéndole en el futbolista más joven en firmar un contrato profesional con dicho equipo. El club francés que le incorporó en el año 2013 ya se ha aseguró al jugador hasta 2022.

Camavinga antes estaba en las inferiores del Rennes. Debería jugar con la sub 16, pero jugó toda la temporada con la sub 17, Julien Stéphan entrenaba al filial y le veía muy a menudo. Lo descubrió aquella campaña. Poco tardó en  convocarlo a sesiones de entrenamientos con el filial y la temporada siguiente lo puso de titular.

Jugó toda la primera fase y a principios de diciembre del 2018 nombraron a Julien Stéphen entrenador de los profesionales. Entonces el entrenador francés se lo llevó sin pensarlo a los entrenamientos porque había identificado muy rápidamente su enorme potencial.

Julien Stéphan, entrenador del Rennes fue el encargado de apostar por la promesa que para él ya era algo más que futuro.

“Hice debutar a Camavinga con 16 años y no me fijé en su edad porque sabía que iba a explotar”

6 de abril de 2019. Ese día, el joven centrocampista del Rennes debutó en la Ligue1. Fueron apenas un par de minutos en el encuentro que su equipo disputaba ante el Angers. El resultado (3-3) fue lo de menos: la irrupción del joven jugador conllevaba superar varios registros históricos.

Para empezar, gracias a esto se convirtió en el primer jugador de la generación 2002 en debutar en una de las cinco grandes ligas. Ansu Fati que es el otro gran referente de la generación, lo hizo algo después, con 16 años y 298 días. También se convirtió en el jugador más joven en lucir los colores del Rennes, superando a Frédéric Guimard, que lo hizo con 16 años, 11 meses y 17 días. Eduardo lo hizo con 16 años, cuatro meses y 27 días. Su salto a la fama ya se había producido. Y todo debido a su madre.

Una particularidad, que habla de lo extraño que es que un futbolista debute tan rápido es el extraordinario cambio físico del jugador. Desde su debut ha crecido ocho centímetros de altura; Cuando debutó medía 1,74 y ahora, con 1,82, parece otro jugador sobre el campo.

 

El nacimiento de una estrella

El fútbol francés y europeo no imaginaban ver otra cosa que una victoria del todopoderoso Paris Saint Germain pero el destino le tenía guardado al Rennes y a Camavinga una sorpresa aquel 18 de agosto del verano pasado.

Con 16 años protagonizó un recital de juego con su equipo, el Rennes, y nada menos que contra el Paris Saint-Germain (PSG), que perdió por 2-1 en el Roazhon Park en la 2ª jornada de la Ligue 1. Camavinga, cuya actuación rozó la perfección, dio la asistencia del gol del triunfo a Romain del Castillo. Al terminar el partido con la victoria del Rennes, nadie podía dar explicación a lo sucedido. Pero lo cierto fué que el equipo local estuvo más cerca del 3-1 que el conjunto parisino de empatar a dos el partido. Éste fue sin lugar a dudas el partido que mandó a Eduardo Camavinga a ocupar la portada de los principales diarios deportivos franceses e incluso internacionales.

Se convirtió en el jugador más joven en dar una asistencia en la competición francesa y fue galardonado con el premio a mejor jugador del encuentro.Los jugadores del PSG acabaron desquiciados con él y solo pudieron recurrir a entradas a ras de césped para poder frenar sus constantes internadas o intentar evitar que se diera la vuelta con el balón. Incluso provocó alguna amarilla.

Su despliegue se produce en todo el centro del campo. Capaz desacar el balón desde atráso de dar la asistencia en el momento correcto, como hizo en el gol de Del Castillo que supuso el 2-1 definitivo.

Es como un Rabiot más compacto que, gracias su menor altura, consigue moverse con más solvencia a la hora de esquivar a los jugadores rivales y, como tenía el ex del PSG en su día, un gran futuro por delante.Mientras su técnico, Julien Stéphan, dejó claro que a Camavinga“se le debe proteger, acompañarle en su evolución”.

Hatem ben Arfa, que fue su compañero la pasada temporada en el Rennes, le califica como:

“Técnica y físicamente, un monstruo”

Del Rennes salieron jugadores como el barcelonista Ousmane Dembélé o Tiemoué Bakayoko. Cifras en mano, de la actuación de Camavinga ante el PSG habla claro no solo la asistencia del tanto de la victoria, sino que dio hasta 41 pases, de ellos 40 bien.

Al joven centrocampista francés le esperan grandes emociones a lo largo de su carrera profesional. Uno de sus mayores objetivos será pelear un puesto en la selección francesa absoluta “Les Blues”. Que, por el momento, los vigentes campeones del mundo no van faltos de centrocampistas de altísmo nivel algunos como; Paul Pogba (Manchester United), N’golo Kanté (Chelsea FC), Nabil Fekir (Real Betis Balonpié), Tanguy Ndombélé (Tonttenham Hotspur)… Aunque ya haya disputado partidos con selecciones sub 19, no lo tendrá fácil. Pero desde el país galo también confían en que algún día pueda brillar con la elástica “Blue”.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad