Mamadou Sylla, el búfalo de agua en Ramadán

Mamadou Sylla, el búfalo de agua en Ramadán

Mamadou Sylla ha vuelto a España tras ser rechazado en su día por Barcelona y Espanyol. Está compitiendo en La Liga Smartbank por el ascenso a Primera con el Girona y junto a Cristhian Stuani, es la referencia ofensiva del conjunto catalán entrenado por Francisco. Ibrahima Kebe y el hispano-senegalés son los únicos musulmanes de la plantilla, por lo que han tenido que competir mientras cumplían con las restricciones del Ramadán durante 30 días.

 

De ser rechazado por Barça y Espanyol a brillar en Girona

Comenzó su carrera en las categorías inferiores del Barcelona hasta que en la 11/12, estando en el Juvenil B, se marchó al Mataró. En el mercado invernal de esa temporada firmó por el eterno rival de la ciudad condal, el Espanyol. Tras hacerlo bien en juveniles y estar dos campañas en el filial, tuvo una breve cesión de 3 meses al Racing para, a su regreso, ponerse a los órdenes del primer equipo, con Sergio González como entrenador.

Sin embargo, no funcionó y de nuevo se fue cedido, esta vez al KAS Eupen de la Segunda División de Bélgica con el que consiguió el ascenso a Primera, lo que llevó equipo belga a abonar 2,3 millones por el jugador. En cambio, Sylla no jugó en la primera división belga con el KAS EUPEN, si no con el KAA Gent, que pagó 3,8 millones de euros nada más hacerse   efectiva la opción de compra del préstamo.

No obstante, aunque llegaría a participar en dos partidos de Clasificación para la Europa League, tampoco brillaría, lo que le hizo encadenar tres cesiones seguidas, dos en Bélgica (Zulte Waregem y Sint-Truiden) y una a Rusia (Orenburg). Este verano el jugador quería volver a casa, a España, y tras sonar para varios equipos de La Liga Smartbank, sobre todo el Málaga, finalmente recaló en el Girona en los últimos días de mercado y firmó por dos temporadas, ya que Quique Cárcel, el director deportivo del conjunto catalán, hacía campañas que quería atarlo.

 

 

Stuani y Sylla, una dupla letal en busca del ascenso

Arrancó la temporada de forma espectacular, con 4 goles y 2 asistencias en sus primeros 7 partidos. Sin embargo, su impacto se vio reducido hasta el mes de marzo, donde de nuevo rindió a la perfección con 3 tantos y 2 pases de gol en 4 encuentros. Su impacto en el equipo es tan grande que cada vez que marca o asiste el Girona no pierde, es decir, Mamadou Sylla garantiza puntos si se le acerca al área rival.

Por ello es el segundo máximo goleador y también asistente del Girona, solo por detrás de Stuani y Gumbau respectivamente. La temporada del uruguayo ha estado marcada por las lesiones, pero con la ayuda de Sylla su ausencia se ha visto minimizada, además de ser dos perfiles de delanteros compatibles que pueden jugar juntos.

 

¿Cómo gestiona el Girona el Ramadán?

El el miércoles pasado terminó el Ramadán de 2021. Esta práctica religiosa condiciona a los futbolistas musulmanes del Girona, en concreto el propio Mamadou Sylla e Ibra Kébé. El nutricionista del equipo, Sergi Mateo, comentaba:

«Hay que tener en cuenta los cambios de humor, las alteraciones inmunológicas así como también la posible alteración del rendimiento deportivo. Nosotros pesamos a los jugadores cada día antes de los entrenamientos. También les preguntamos las comidas que han hecho porque no comen en el club. Hay que estar muy encima para que mantengan la composición corporal, ya que muchos se dan caprichos con dulces típicos de la cocina musulmana y eso hay que limitarlo”.

Otro de los problemas recurrentes es la deshidratación, por lo que en muchas ocasiones se opta por líquidos como bebidas isotónicas para romper el ayuno. Los hidratos de carbono como el arroz, la quinoa, la pasta o el cuscús son fundamentales, además de los plátanos, dátiles y copos de avena. También hay que tener cuidado con el estreñimiento. Por ello es muy necesario ingerir vegetales y fruta fresca cada día y realizar estudios para saber el color de la orina.

¿Cómo juega Mamadou Sylla?

Mamadou Sylla es uno de esos delanteros cuyo físico les permite dar un salto de nivel. Rápido, fuerte, potente y aunque no sea el delantero más alto, tiene una envergadura muy buena. Por ello se le ha colocado en banda en muchas ocasiones, aunque su mayor rendimiento se da en posiciones más centradas, con esos desmarques de ruptura en espacios cortos o a campo abierto.

Su capacidad para ver puerta cuando el partido se rompe y se producen más transiciones le convierten en un gran plan B, en un buen revulsivo, aunque sus buenos minutos y las bajas de Samu Sáiz o Stuani le han facilitado un hueco en el once. Sus toques con el balón no son finos, sus pases no son limpios y eso conlleva que tenga un mal porcentaje en esa faceta (tan solo un 62% de acierto).

Lo mismo le pasa con el regate, ya que siempre que supera a sus rivales lo hace en carrera o anticipando, nunca en parado, por lo que completa un 47%. En defensa no es un jugador sacrificado en la presión ni en el repliegue, otra de las pegas de situarlo en banda. En los balones largos prefiere correr que disputar un choque con el defensor, por lo que sus duelos tanto por arriba como en el suelo dejan que desear (45% ganados).

El delantero de origen africano será una de las principales bazas a nivel ofensivo del Girona para buscar el ascenso. Pasado el Ramadán intentará acabar con su mala racha goleadora y triunfar en el fútbol español.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad