Aston Villa, ¿Tiene Gerrard la solución?

Aston Villa, ¿Tiene Gerrard la solución?

El Aston Villa no pasa por su mejor momento. Los resultados en las últimas jornadas han hecho que el conjunto de Birmingham tome la decisión de destituir a Dean Smith con la finalidad de lograr un cambio de rumbo. Lo cierto es que el mal momento de los villanos va más allá de la figura del técnico.

La salida de Jack Grealish rumbo al Manchester City ha perjudicado a la idea de juego del Villa. ¿Qué ha cambiado para que uno de los equipos más atractivos de ver en la temporada 2020/21 esté solo dos puntos por encima del descenso? Y, lo más importante, ¿qué panorama se encuentra el nuevo entrenador, Steven Gerrard?

Mismo dinero, diferente resultado: ¿Qué ha pasado?

El panorama que se vive en Villa Park ha cambiado en los últimos 365 días. A estas alturas, en la temporada pasada, el equipo luchaba por los puestos europeos. Hoy día suma diez puntos y está tan solo dos por encima de los puestos de Championship, con balance goleador negativo y con una importante falta de liderazgo.

La salida de Jack Grealish dejó las arcas llenas, pero las incorporaciones que han llegado con dicho montante no están alcanzando las expectativas. Emi Buendía llegó al Aston Villa para ser el recambio natural de SuperJack, heredando su posición y su número en el equipo. Además, Danny Ings dejó St. Mary’s para recalar en Birmingham junto a Bailey, extremo de un perfil diferente a lo existente en el club. Finalmente, el hijo pródigo Ashley Young dejaba Milán para volver a casa. Nombres ilusionantes que no han acabado encajando en el esquema burdeos.

A nivel ofensivo, el equipo cumple con los parámetros mínimos exigidos según la calidad de su juego. Danny Ings acumula un total de 3 goles en Liga y 2 asistencias en los minutos que ha jugado esta temporada en Premier League. Es decir, anota un tanto cada 254 minutos. Según sus expected goals, supera los parámetros según la calidad de las ocasiones que ha gozado (2.02 xG). No es este el caso de su compañero en la punta del ataque Ollie Watkins. El ex del Brentford ha perforado la meta rival en 2 ocasiones, cuando según sus expected goals debería haber anotado algún tanto más (3.41 xG). Además, lidera la estadística de grandes ocasiones de gol falladas con tres.

El problema del Aston Villa no es solo la falta de gol

El problema del Aston Villa va más allá de meter goles. De hecho, cumple con los parámetros mínimos de anotación. El problema va más allá. No existe un líder sobre el terreno de juego capaz de pedir el balón y guiar a sus compañeros. Emi Buendía, llamado a desarrollar este rol, promedia 1.7 pases clave por partido, muy lejos de la estadística de su antecesor Grealish (3.1).

Además, el pasado año, los jugadores que más pases promediaban por partido eran Douglas Luiz, Mings y Matt Targett. Aunque dos de ellos sean defensas, el juego del Villa estaba volcado hacia la parte izquierda del campo, de ahí la incidencia de su central zurdo (vía de salida de pelota jugada), su lateral zurdo (percutía por la banda como un carrilero por la caída hacia dentro de su extremo) y el pivote que abarcaba esta zona del campo (eje central para la triangulación o devolución de la pared para sacar el balón jugado desde atrás).

Este año, los jugadores que más pases promedian por partido son Mings, Konsa y Tuanzebe. Defensas centrales que aseguran el balón atrás, tocando, pero sin dar pases verticales que rompan líneas de presión. Este es uno de los grandes problemas del Villa. Además del rendimiento de sus porteros. Emiliano Martínez lleva 17 goles encajados, y Steer 3. Una veintena que está lejos de los 16 goles que deberían haber concedido según la calidad de los ataques rivales.

Steven Gerrard llega para enderezar el rumbo

La salida del técnico Dean Smith dejó el interrogante sobre el banquillo de Villa Park. El cargo de entrenador lo desarrolló Craig Shakespeare, segundo de Dean Smith desde el pasado verano. Anteriormente, se hizo cargo del banquillo del Leicester campeón de Premier tras la salida de Claudio Ranieri. Sin embargo, el Aston Villa ha hecho oficial en la mañana de hoy la contratación de Steven Gerrard como nuevo entrenador.

Steven Gerrard llega procedente del Glasgow Rangers escocés, tras abonarse una compensación económica de 3 millones de libras al actual campeón de Escocia. Será su primera experiencia en la máxima categoría del fútbol inglés como entrenador, ya que tras pasar por las categorías inferiores del Liverpool recaló en el equipo protestante.

Allí, tras 192 encuentros al mando de la nave azul y promediando 2.15 puntos por partido, hizo historia al devolver al Rangers a la primera plaza del campeonato. El equipo fue campeón de liga superando la barrera de los 100 puntos (sumó 102 en total) y aventajando en 25 al perseguidor, su eterno rival el Celtic de Glasgow. Una victoria histórica sobre su enemigo íntimo y que suponía el regreso definitivo del Rangers tras su refundación y descenso hasta la cuarta división escocesa por motivos económicos en los últimos años.

¿Será Steven Gerrard la solución? Habrá que esperar. Lo cierto es que los villanos, uno de los miembros selectos del club de Los Otros por la consecución de la Champions League del año 1982, no pasan por un buen momento futbolístico y deberán buscar las herramientas para revertir una situación que empieza a ser comprometida y que no corresponde ni con la calidad ni con la inversión de un club que comenzó la temporada con el objetivo de, por qué no, clasificarse para volver a sacar a relucir su estrella de campeón por el Viejo Continente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad