Cyriel Dessers, el ‘abogado’ de la mala suerte

Cyriel Dessers, el ‘abogado’ de la mala suerte

En enero, Cyriel Dessers, pichichi de la UEFA Conference League con 10 tantos, andaba triste. Confesó su descontento por no tener más oportunidades en la Eredivisie, a pesar de sus buenas cifras. Cedido por el Genk el pasado verano, el delantero de origen belga con corazón nigeriano se convierte en una de las bazas principales de un Feyenoord que puede levantar un título europeo 20 años después.

Tanteado por el Leganés hace un año, Cyriel Dessers se puede convertir en el héroe de Róterdam esta noche sin saber aún cuál va a ser su futuro. Eso sí, con el paso de los meses y con el pase de las eliminatorias gracias a sus goles y a una curiosa iniciativa de su afición, el máximo goleador del campeonato neerlandés en la 19/20 quiere quedarse en De Kuip. Por el momento, el único objetivo es emular a Pierre Van Hoijdoonk y John Dahl Tomasson, los goleadores de la final de aquella Copa de la UEFA 2001/02, conquistada ante el Borussia Dortmund.

 

Cyriel Dessers, de las leyes a los goles

Natural de Tongeren, cerca de Lieja, Cyriel Dessers imitaba en su infancia al mítico Nwankwo Kanu, el que es considerado por muchos como el mejor delantero nigeriano de la historia. Más tarde, en su adolescencia, siempre compraba a Obafemi Martins en el FIFA.  Como las volteretas que hacía el ex del Levante, la vida le podría haber llevado a otros derroteros, como por ejemplo, ser abogado, ya que estudió dos años la carrera de derecho.

El delantero que ejerce rotación con Bryan Linssen, se definió en una entrevista como ‘un joven que quería ver mundo y aprender mucho de otras personas y lugares‘. A sus 27 años, a pesar de solo haber jugado en Países Bajos y en Bélgica, Dessers ha estado en 7 equipos. Pero parece, que la justicia y el tiempo no han puesto en la palestra a este delantero salvo en las últimas semanas.

 

Abajo la frustración

Tras ser un ídolo en el NAC Breda o en el Heracles, el que fuera estudiante de derecho parecía que daba un salto cuando fichaba por el Genk, uno de los equipos punteros de Bélgica. Sin embargo, su compatriota Paul Onuachu  le eclipsó de forma contundente, superándole en goles y asistencias (7 y 1 contra 33 y 4, respectivamente). Esto le obligó a buscar una aventura, acabando en De Kuip.

 

 

¿Cómo sería el año de Cyriel Dessers de no ser por la Conference? Pues suplente en la Eredivisie y sin muchas oportunidades. La virgen competición europea ha sido un escaparate para un delantero que en el último mercado invernal se veía noqueado. Y no era para menos. Onuachu se ha marcado otro gran año en la Jupiler League Pro y para Arne Slot, el técnico del Feyenoord, casi nunca ha sido del punto de la partida.

 

Conference ‘Dessers’ League

Era impensable pensar que el Feyenoord fuera finalista de la competición y más aún que Dessers fuera el pichichi de la competición a estas alturas. Simplemente, porque el atacante solo disputó 240 de los 570 minutos de la primera fase. Es decir, ni la mitad de los mismos. En cambio, anotó 4 goles, todos ellos en la segunda vuelta, en los últimos tres partidos.

La eclosión se ha certificado con las eliminatorias. Dos goles al Partizán de Belgrado, doblete ante el Slavia de Praga y otro ante el Olympique de Marsella. Ojo al dato, es el único jugador que ha marcado en todas las fases finales de una competición europea esta temporada junto a Karim Benzema (10) y su rival en la final, el inglés Tammy Abraham (3).

Héroe de culto

Escuchando los consejos de Robin Van Persie (leyenda del club y actual entrenador de delanteros), Dessers se ha convertido en una leyenda del club y de Nigeria. Primero, porque ningún delantero en la historia del Feyenoord había marcado un gran número de goles en competición europea. Sí, algo que no pudieron hacer figuras históricas de De Kuip como el propio Van Persie, Dirk Kuyt, Harry Bild o Pierre Van Hooijdonk, entre otros. Segundo, porque se ha colado en el top-10 de jugadores nigerianos en torneos europeos (12), quedando a un gol de leyendas como Jay-Jay Okocha o Ayegbeni Yakubu y a dos de poder igualar a Shola Ameobi.

Este impacto ha provocado que los aficionados del Orgullo del Sur están dispuestos a poner el dinero necesario (4 millones) para ejercer la opción de compra. Como recordatorio, el Feyenoord está limitado económicamente y parece que pase lo que pase, no va a activar dicha opción. Por el momento, parte de la afición ya ha reunido 50.000 euros. Lamentablemente, la FIFA ha interrumpido todo sueño, aclarando que es una operación ilegal y con falta de validez fiscal. Para enroscar más el asunto, el multimillonario Dennis de Roo ha expresado su voluntad de asociarse con el club para que se pueda ejercer la operación.

 

 

Con todo en contra, Dessers ha luchado constantemente contra la adversidad. El estudiante de derecho está aportando las pruebas necesarias para ganar el juicio. A espera de la cita final, Róterdam sueña con tener otro trofeo europeo en sus vitrinas. Para ello, va a tener que superar el otro lado de la sala, protagonizada por un José Mourinho que quiere ser el primer entrenador con todos los títulos europeos del fútbol moderno y un Tammy Abraham que también quiere dejar la UEFA Conference League vista para sentencia.

 

Así juega Cyriel Dessers

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad