Edgar Badía, el gato ilicitano

Edgar Badía, el gato ilicitano

El pasado agosto, tras una temporada convulsa, el Elche consiguió el ascenso a Primera cinco años después. Un lustro que se caracterizó por años de inestabilidad administrativa y deportiva. Lo que nadie esperaba es que tras la salida de José Rojo Martín ‘Pacheta’, el equipo ilicitano fuera bien en su retorno a la máxima categoría del fútbol español. Tanto con el burgalés como con Jorge Almirón, una de las figuras claves se encuentra en la portería. Edgar Badía está realizando intervenciones de mérito para que el Elche se encuentre respirando tranquilamente en la mitad de la tabla.

Un perico campeón de Europa

Con 28 años, natural de Barcelona e iniciado en los benjamines de La Masía, fue formado en la cantera del UE Cornella. Posteriormente, recaló en el juvenil del RCD Espanyol, donde estuvo durante tres campañas. En esa estancia, fue convocado por la Sub-19, siendo campeón en la Eurocopa de 2011. Edgar Badía fue titular y jugó junto a nombres reconocibles como son los de Dani Carvajal, Álvaro Morata, Pablo Sarabia u otros menos conocidos pero que fueron y son de igual importancia como José Campaña o Álex Fernández, este último, mejor jugador de aquel torneo.

Sin oportunidades en el Espanyol

Tras la conquista de ese Europeo, todo parecía indicar que sería el futuro portero de los pericos. De hecho, fue convocado bastantes veces por el primer equipo y llegó a debutar en la Copa del Rey. Sin embargo, el club apostó por un portero de más altura y corpulencia, como fue el caso de Pau López. Ante tal situación, Badía se sintió frustrado y por ello, tomó una decisión precipitada, como confesó él mismo en Sphera Sports. El guardameta reconoció que su marcha al filial del Granada fue equivocada, donde coincidió con el actual arquero del Rayo Vallecano, Stole Dimitrievski.

Tragicomedia en Reus

La etapa en Reus fue la experiencia de su vida. Con falta de oportunidades, descartado muchas veces por su altura (1,80 cm) y con la moral mermada, el equipo entrenado por Sergi Parés acude al rescate de Badía. El conjunto catalán se encontraba en Segunda B pero por suerte, consiguieron a la primera el objetivo de ascender a Segunda. Cuando la toalla parecía estar levantada para la rendición, se cayó a la lona de un plumazo. En la 2016-2017, fue uno de los mejores porteros de la categoría de plata, siendo varias veces incluido en el once ideal, quedándose a un pasito de conseguir el Zamora aquel año, superado por Raúl Fernández, del Levante.

Cuando todo parecía que finalmente había encontrado estabilidad, aparecen de nuevo los problemas. Tras tres años mágicos, el Reus fue castigado con descenso administrativo a Segunda B. Una sentencia que estuvo precedida por una campaña llena de impagos a los jugadores, al cuerpo técnico y a los empleados.

“Cuando aparece el Reus yo estaba en un momento complicado en mi carrera, porque venías de una proyección muy buena, te vas a un filial y no juegas… Para mí, Sergi Parés ha sido muy importante en mi carrera. Sin esa oportunidad en el Reus, probablemente no lo hubiera logrado”, Edgar Badía, en una entrevista en Sphera Sports.

2020: Un año mágico para Edgar Badía

Si a Edgar Badía le dicen nada más llegar al Elche lo que viviría en la 2019/2020, probablemente le entraría una sensación de perplejidad. El portero había encontrado la felicidad en el equipo ilicitano y prueba de ello fue su renovación hasta 2022. El Elche ofreció un gran nivel pero asomó la pandemia  y todo se paralizó. Tras la reanudación, el conjunto de Pacheta mantuvo una lucha infernal junto al Rayo Vallecano y el Fuenlabrada por ocupar la última posición que daba acceso a los playoffs de ascenso a Primera División. Tras el escándalo provocado por el caso del ‘Deportivo-Fuenlabrada’ y con la incertidumbre de estar quince días sin competir, finalmente el Elche jugaría la promoción.

Edgar Badía, una vez más, fue un elemento clave en los cuatro encuentros. Su actuación le hizo convertirse en el primer portero en no encajar un gol en el Playoff, superando la actuación de Mariano Barbosa con Las Palmas en la temporada 2013/2014, que dejó su portería a cero pero jugando un partido menos. Destacó especialmente en las semifinales ante el Real Zaragoza, haciendo paradas importantes, como el penalti detenido en los minutos finales en el choque disputado en La Romareda.

 

“Mi rendimiento no se ha valorado suficiente por mi altura o algunas condiciones físicas. Hay directores deportivos que me han descartado por este motivo, que es respetable. Aún así, he rendido a un gran nivel, siendo trabajador y constante pero con lo que no depende de mí, no puedo hacer nada”.

En el ‘Top 3’ de LaLiga

En el Joan Gamper, demostró ante el F.C Barcelona su gran estado de forma. Una muestra que se ha convertido en una evidencia tras la disputa de siete jornadas. Además, su buen rendimiento lo demuestran las estadísticas.

Según la web de La Liga, Badía es el segundo portero del campeonato con más paradas, con un total de 28. Solo le supera Jaume Doménech, del Valencia, con dos partidos más respecto al arquero del Elche.

Con un 4% de media, es el portero con mejor porcentaje de atajadas actualmente en Primera División. Además, hasta la fecha ha conseguido dejar la portería a cero en 3 ocasiones, y jugando en un equipo recién ascendido. La Liga Santander tiene un nuevo porterazo llamado Edgar Badía.

 

¿Cómo juega Edgar Badía?

Badía es un portero que tiene una composición física a arqueros del fútbol sudamericano, como pueden ser Keylor Navas o Wuilker Faríñez. Con 1,80 cm de altura, es un guardameta caracteriza por tener un estilo marcado por la acrobacia y la agilidad. Con mucha seguridad, suele despejar los tiros hacia fuera, utilizando el pie de apoyo como elemento de impulso y fuerza. Asimismo, saca más brillo en la parada al tiro raso, con capacidad suficiente para leer el disparo del delantero con gran facilidad. Por si fuera poco, también es muy efectivo a la hora de parar penaltis.

Con 28 años, Badía ha llegado a la élite de forma tardía pero ya en su currículum apuntaba maneras. La falta de confianza y de oportunidades han retrasado su aparición pero tras las buenas experiencias del Reus y en el Elche, quién sabe si el portero catalán puede ocupar la portería de un equipo grande la próxima temporada e incluso, la de la selección española.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad