El Liverpool de Jürgen Klopp es un equipo que lleva desfilando de forma brillante por las pasarelas más importantes del panorama futbolístico durante los últimos tres años. Su marca más prestigiosa es “el tridente de los 28”, la edad que componen la tripleta formada Mohamed Salah, Sadio Mané y Roberto Firmino.

Sin embargo, hay una parte de la crítica futbolera que alegan: “En Anfield no hay fondo de armario”. Negativo, los campeones de la Premier League llevan un gran trabajo en su cantera y tienen varios nombres sobre la mesa que saltarán a la palestra en los próximos años. Uno de ellos es Rhian Brewster, que está rindiendo a un nivel espectacular en el Swansea de Steve Cooper. 

¿Quién es Rhian Brewster?

Rhian Brewster, con nacionalidad inglesa y turca, nació el 01 de abril del 2000 en la ciudad de Chadwell Heath. Una localidad multicultural que se ve reflejada en la nacionalidad de los progenitores del atacante (su padre es de Barbados y su madre de origen chipriota con raíces turcas). Precisamente, su figura paterna, con el nombre de Ian Brewster, fue clave para el cambio de colores de su hijo. Desde los ocho años hasta los catorce estuvo en la Academia del Chelsea pero la pasión de Ian por los de Merseyside hizo que su hijo llegara al Liverpool en 2015.

Amo este deporte, nunca dejaré de hacerlo, pero si esto no sucediera sería aún mucho mejor. No tendría que preocuparme por lo que me van a llamar si marco un gol”, Rhian Brewster, en contra del racismo.

Allí se formó con leyendas como Steve McManaman o Steven Gerrard. De hecho, el entrenador del Rangers sigue muy de cerca a una de las promesas del fútbol inglés, que está interesado en llevárselo a la Premiership. El pasado verano estuvo muy cerca de cerrarse el acuerdo y en el mercado invernal volvieron a la carga, pero finalmente el talentoso Brewster acabó en las filas del Swansea.

El torneo que le puso en el foco

India fue el testigo del ascenso de una futura estrella. Fue entre el 6 y el 28 de octubre de 2017. En aquella Copa del Mundo Sub-17, Brewster fue pichichi del campeonato con 8 goles y logró el balón de bronce, por detrás del español Sergio Gómez (Plata) y de su compañero Phil Foden (Oro).

Aquella selección de Steve Cooper realizó un torneo de ensueño, con una primera fase sobresaliente, con unos octavos de final que fueron el punto de inflexión tras vencer a Japón en la tanda de penaltis. A partir de ahí, endosó un 4-1 a Estados Unidos en los cuartos de final y un 3-1 a Brasil en semifinales. En la final, llegaron a ir perdiendo 0-2 contra España pero el encuentro acabó con un escandaloso 5-2.

Inglaterra desplegó en el torneo un fútbol eléctrico, basado en el contraataque pero también con ciertos tramos de juego de posesión. Jugadores como el mencionado Foden, Jadon Sancho, Callum Hudson-Odoi o Angel Gomes, demostraron al mundo que Inglaterra estaba lista para volver a ser candidata a todo en las próximas décadas, comandados en el ataque por un Brewster colosal.

La cesión necesaria a Swansea

Lo intentó Klopp. Él quiere contar con Brewster y el chaval quiere triunfar en Liverpool. El nexo está y el objetivo de ambos es el mismo: Hacer ganar a los “reds”. Pero a veces se presentan contratiempos.

En enero de 2018, se fracturó el tobillo en un partido sub-23 ante el Manchester City. Esta lesión le tuvo alejado de los terrenos de juego durante 14 meses. Volvió a los focos del público en general cuando el Liverpool tuvo que afrontar el partido de vuelta de Champions League ante el F.C. Barcelona. Pero el técnico alemán ya avisó que estaba encantado con él y quiere que sea un jugador fundamental en el proyecto futuro del equipo de Anfield.

A principios de esta temporada acumuló numerosas lesiones y debido al buen rendimiento del Liverpool en la Premier League, Klopp no quería tocar más teclas de lo necesario. Además, la opción de Divock Origi como cuarto delantero le complicaba a la hora de tener alguna participación. En enero llegó el interés del Swansea, o más bien de Steve Cooper y Brewster no tuvo dudas en aceptar la oferta.

Rápidamente, se hizo con un puesto en el once titular, jugando como único punta o acompañando al ghanés André Ayew. Entre los dos, suman 25 goles, clave para que el Swansea haya disputado el playoff ante el Brentford, cayendo en el global por un 3-2, quedándose a un paso para disputar la final en Wembley para conseguir el ascenso en la Premier League.

Sus números tras el parón han sido escalofriantes: 8 goles en 11 partidos, que muestran el gran nivel del delantero.

Una voz activa contra el racismo

Desde 2017, Brewster se abrió a los medios de comunicación ingleses para explicar los casos de racismo que ha sufrido desde los 12 años. Tuvo dudas en si debería denunciar estos actos pero el apoyo que recibió por parte de Klopp y Gerrard fue clave para no echarse atrás. Contó dos casos que vivió personalmente en la UEFA Youth League, cuando dos jugadores (uno del Sevilla y otro del Spartak de Moscú) le llamaron ‘negro’. Lo que más le indigna es la falta de mano dura de organismos como la UEFA, la FIFA o la Federación Inglesa ante esta tipología de episodios.

“Amo este deporte, nunca dejaré de hacerlo, pero si esto no sucediera sería aún mucho mejor. No tendría que preocuparme por lo que me van a llamar si marco un gol”, confesó cuando se corrió un fuerte rumor de que podría dejar el fútbol por un tiempo. Asimismo, lanzó un dardo a la UEFA: Creo que no se lo toman en serio, bueno, en realidad no les importan solucionar estos asuntos”

¿Cómo juega Rhian Brewster? ¿El Mbappé inglés?

Por supuesto, de momento no llega a la calidad del francés. Pero su físico, sus movimientos y algunas de sus habilidades recuerdan a las del astro del PSG.

Su velocidad o su portentoso sprint, por ejemplo, aunque no es la faceta más reseñable. Gran delantero centro, se mueve de escándalo dentro del área. Se adapta por igual de bien tanto si juega de único punta como si tiene que acompañar a un compañero en el ataque. Su polivalencia es uno de sus pilares, ya que también puede jugar por banda o jugar de mediapunta. Esta última es más habitual, ya que baja mucho a asociarse con los jugadores del centro del campo. Posee una diestra muy potente, que le sirve para realizar disparos lejanos de bastante calidad.

Veremos como acaba la temporada pero desde el entorno de Klopp aseguran que Brewster volverá al Liverpool para tener bastantes minutos (y más con la más probable salida de Origi). Cualidades tiene pero la duda que queda en el tintero es: ¿Puede dar el salto con la tripleta que tiene delante o si consigue ascender con el Swansea, es mejor que permanezca en el equipo galés una temporada más? Lo que sí sabemos a ciencia cierta, es que condiciones tiene, y de sobra, para hacerse con un hueco entre los grandes.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad