Emile Smith-Rowe, “Kev” despierta por fin al Arsenal

Emile Smith-Rowe, “Kev” despierta por fin al Arsenal

Emile Smith-Rowe es la sorpresa de este Arsenal hasta el momento. La polémica decisión de no darle ficha en Premier League a Mesut Özil y la falta de creación se han visto paliadas con la irrupción de “Kev”. Así le llaman sus compañeros de vestuario, ya que lo asemejan a Kevin De Bruyne.

 

Sangre y alma “gunner”

A sus 20 años Emile Smith-Rowe ya ha pasado por dos cesiones, una en el RB Leipzig y otra en el Huddersfield. La experiencia en Alemania no fue buena, ya que no gozó de oportunidades y volvió a los cinco meses a la academia gunner.

Tras varias buenas actuaciones en la academia del Arsenal, en la cual llevaba destacando desde las categorías juveniles, salió cedido a un club nacional. El Huddersfield Town de la EFL Championship le daría la oportunidad de curtirse para llegar a ser importante en el equipo de Mikel Arteta.

En los terriers el centrocampista gozaría de minutos, el préstamo de seis meses resultaría fructífero. 19 partidos en los que jugó de mediocentro, anotando 2 goles y repartiendo 3 asistencias. Pero lo importante no fue la estadística, su forma de generar ocasiones y repartir juego enamoró a los aficionados del John Smith’s Stadium.

 

 

Tras dos cesiones y su constante buen nivel en la academia, Mikel Arteta le echó el ojo para suplir la ausencia de Mesut Özil. El alemán no había sido inscrito en la Premier League por el club londinense, y la falta de creación se estaba empezando a notar. Al equipo de Arteta le faltaba ese jugador que enganchara el centro del campo y la delantera, y Emile Smith-Rowe cuando recibió la oportunidad sorprendió a todos haciéndolo de maravilla.

 

El Arsenal de Mikel Arteta

El Arsenal de Arteta acostumbra a ser un equipo muy irregular, llevando años alejado del “big-six” de la Premier League. Actualmente se encuentra undécimo en la tabla, y culpa de ello tienen tanto la poca fiabilidad defensiva como las pocas ocasiones que crean.

El Arsenal centra su juego en la posesión, amasando mucho balón tanto en la defensa como en el centro del campo. De esta manera consiguen que el rival salte a la presión muy arriba y así crear peligro desde las bandas con la velocidad de Saka, Bellerín, Willian, Aubameyang…

Esta temporada el técnico vasco ha utilizado dos sistemas, la 3-4-3 y la 4-2-3-1. Ambas han sido utilizadas ocho veces por Arteta, y en ambas la idea de juego es la misma, buscar la posesión en el bloque medio-bajo para lanzar el ataque en velocidad.

 

 

La faceta goleadora es uno de los grandes deberes de este equipo. La temporada de Aubameyang no está siendo del todo buena y no hay nadie de garantías que pueda cubrir la tasa goleadora del gabonés. Aunque Alexandre Lacazette haya dado el paso, marcando 7 goles en lo que llevamos de competición, los goles que marca el Arsenal parecen no ser suficientes para escalar en la clasificación y colarse en puestos europeos.

La defensa y los fichajes son otro quebradero de cabeza para el Arsenal. No hay ningún jugador que dé esa seguridad al equipo, aunque con Mikel Arteta el nivel defensivo ha mejorado. Y en cuanto a los fichajes, la historia de jugadores que llegan por muchos millones y no acaban de rendir es una constante en este club, como Saliba, Pépé, Willian…

Entre tanta incertidumbre, un canterano llamado Emile Smith-Rowe ha llamado a la puerta de la titularidad y se ha hecho con un hueco en el once en la mediapunta. Hasta la fecha, ha jugado 13 partidos marcando 2 goles y repartiendo 4 asistencias en competiciones nacionales y europeas.

 

¿Cómo juega Emile Smith-Rowe?

Emile Smith-Rowe se entiende muy bien con sus compañeros y la transición desde el centro del campo a la delantera la gestiona de manera brillante, un jugador de 20 años con la experiencia de un veterano.

Otra de sus grandes virtudes es la facilidad para regatear, domina los tiempos a las mil maravillas, y cuando es necesario gambetear al rival no lo duda dos veces. Como buen “10”, se le dan bien todo tipo de pases, pero los que mejor domina son los pases al espacio. Una de las jugadas que mejor lo define es un gol ante el Fulham que inicia él mismo con un pase al espacio que conlleva a una combinación rápida acabada en gol por Bukayo Saka.

Quizá deba mejorar su contribución defensiva, pero cuenta con la ventaja de que Arteta no exige mucho a sus jugadores de ataque. Sin duda. El inglés ha sido un soplo de aire fresco tanto para Arteta como para los aficionados, que poco a poco van viendo como la ausencia de Mesut Özil va siendo paliada por un joven de la casa.

Hale End vuelve a sacar otro diamante en bruto para el primer equipo y se une a los nombres de Ashley Cole, Tony Adams, Andy Cole, Wojciech Szczesny… El futuro está servido en el Emirates Stadium.

 

 

 

 

 

Sheffield United, crónica de una muerte anunciada

Sheffield United, crónica de una muerte anunciada

El Sheffield United, equipo revelación de la Premier League la campaña pasada, se encuentra al borde del abismo. La marcha de Dean Henderson, sumada a las lesiones de jugadores como O’Conell o Fleck, han propiciado que los de Bramall Lane aún no hayan sido capaces de ganar un solo encuentro en lo que va de curso.

 

El sueño de Bramall Lane

Christopher John Wilder. Actual entrenador del Sheffield United y ex-jugador de los rojiblancos entre los 80 y los 90. Cuatro temporadas y media le han bastado al bueno de ”Chris” para convertirse en una leyenda viva de Bramall Lane. El de Stocksbridge cogió las riendas del equipo en el 2016. En ese momento, los ”magos rojiblancos” competían en la League One, la tercera división del fútbol inglés. En esa misma campaña, el Sheffield Utd. sumó 100 puntos con Wilder en el banquillo y ascendió a la EFL Championship.

”Los Blades”, lejos de conformarse con este hito, fueron a por más. Y así fue, pues en la 18/19, certificaron su retorno a la Premier League, categoría que no pisaban desde el año 2006. Cabe destacar que la década más gloriosa de los de Bramall Lane fue la de los 90, en la que eran uno de los fijos en la máxima competición nacional. Posteriormente, y obviando la mencionada campaña del 2006, el Sheffield ha alternado siempre Championship con League One.

La temporada 19/20 fue una auténtica bendición para el Sheffield United. Ansiosos por volver a codearse con los más grandes del país británico y sin absolutamente nada que perder, equipo y afición se pusieron manos a la obra en una de las temporadas más ilusionantes en la historia de los ingleses. Los del condado de Yorkshire del Sur, un contrincante (a priori) de peso ligero, se convirtieron en uno de los platos fuertes de las veladas de Premier League. A base de letales golpes que dejaron ”KO”  a pesos pesados como el Arsenal, el Tottenham o el Chelsea, estos se ganaron rápidamente la atención del respetable y terminaron el curso en una más que meritoria novena posición.

 

 

El Sheffield United y las lesiones: el principio del fin

Aunque toda la plantilla rindió a su máximo nivel ese año, hay nombres que sobresalieron por encima del resto. El primero fue el de su guardameta, Dean Henderson. El joven arquero, cedido por el Manchester United, rayó la perfección en su segunda estancia en Sheffield y se coronó como la estrella del equipo. En la línea defensiva, el gran capitán, Jack William O’Connell, se dejaba la piel para que nadie osara hacerle gol al primero. Un poco más arriba, el escocés John Fleck hacía temblar los cimientos de Bramall Lane con sus fuertes tackles, y también con sus goles (5 en 38 choques).

Tras ponerle el punto y final a esa inolvidable etapa, se venía un verano movido en la ciudad de Sheffield. La temporada de Henderson no había pasado desapercibida, y Solskjaer quiso recuperarlo para hacerle competencia a David De Gea. Primera vértebra dañada. Para colmo, O’Connell sufrió una lesión de rodilla nada más comenzar el nuevo curso y aún no ha podido colocarse el brazalete de capitán en su brazo. Fleck, aún resintiéndose de unos problemas de espalda que le alejaron un tiempo de los terrenos de juego, no es ni la sombra del jugador que era. En unos pocos meses, la columna vertebral del Sheffield United se había despedazado, y las secuelas se empezarían a padecer pronto.

 

 

”Los Blades”, con uno de los presupuestos más bajos de la liga, no encontraron recambios de garantías para sus mejores hombres. El puesto de Dean Henderson lo ocupó Ramsdale, procedente del Bournemouth. Pese a no ser un mal guardameta, este no ha sido capaz de hacer olvidar al ahora jugador de los Diablos Rojos”. En defensa, aterrizó Ampadu, cedido por el Chelsea, y para la parcela ofensiva se contrataron a peloteros como Burke y Brewster. Todos estos tienen algo en común: son buenos jugadores, pero ninguno de ellos tiene experiencia. Y eso es algo que el Sheffield Utd. necesitaba para luchar por la salvación.

 

Demasiado castigo para el Sheffield United

Es cierto que cuando llevas 2 puntos de 51 posibles, pocas excusas hay. Pero también lo es que el Sheffield United está sufriendo un castigo demasiado severo. De los 17 partidos disputados hasta la fecha, los de Chris Wilder han sucumbido ante sus rivales por tan solo un gol en 11 de ellos. Además, en muchos de estos envites, la balanza se ha decantado hacia el lado rival cuando el pitido final estaba a punto de sonar. Claros ejemplos son las derrotas ante Leicester o Everton, escuadras que encabezan la clasificación actual, o el empate en el Amex Stadium ante el Brighton, cuando un gol de Danny Welbeck evitó que los tres puntos volasen dirección norte por primera vez.

A día de hoy, y con un Chris Wilder a punto de tirar la toalla para que dejen de golpear a su pupilo, el combate parece llegar a su final. A 12 puntos de la salvación y con el árbitro a punto de contar diez, todo apunta a que este ”boxeador caído” no será capaz de levantarse del tapín. Sin embargo, hablamos de fútbol y no de boxeo, y en el deporte rey todo es posible. Porque sobre el verde, los milagros a veces ocurren.

 

 

 

Tomas Soucek, un checo “hammer” en la Premier League

Tomas Soucek, un checo “hammer” en la Premier League

Tomas Soucek está siendo uno de los centrocampistas más eficientes de esta Premier League, a pesar de ser un fichaje cuestionado tras su llegada desde el Slavia Praga. Una cesión con opción de compra por uno de los pilares del equipo checo, que el West Ham no tardaría en ejecutar.

 

El mejor jugador de la República Checa

Tomas Soucek comenzó su carrera en el equipo de la capital de la República Checa, aunque no siempre contó para sus entrenadores. Tuvo un inicio de carrera marcado por las cesiones, la primera fue al Viktoria Zizkov. En el club de segunda tan solo disputó 14 partidos, una temporada difícil para el checo.

Volvió al Slavia Praga media temporada, donde jugó 10 partidos de liga y su equipo se alzó con el título de campeón de liga. Pero Tomas no viviría este momento ya que pasó media temporada cedido en el Slovan Liberec, donde disfrutó de los minutos que necesitaba para desarrollarse y ser importante en el Slavia Praga.

Tras esta cesión comenzaría a ser importante en los planes del club de la capital, y se hizo fue titular indiscutible. Jugó un total de 39 partidos entre competiciones nacionales y Europa League. Precisamente, en esta competición, Tomas Soucek se mostró en el escaparate europeo ofreciendo un rendimiento notable. Además, la campaña la cerraron con broche de oro al alzarse con el título de copa.

El año 2019 sería el de de Tomas Soucek. Como pivote defensivo titular ganaría la liga y la copa de la República Checa. Se descubrió como un box to box, rompiendo el papel de pivote que le habían encomendado. Fue su temporada más goleadora, marcando en 49 partidos 18 goles y dando 9 asistencias, y fue elegido como mejor jugador del año en la liga checa.

 

 

Tras esta magnífica temporada, Tomas Soucek recibió el brazalete de capitán, cumpliendo el sueño de todo niño en Praga. Sin embargo, poco le duraría, ya que en el mercado de invierno el West Ham lo ficharía cedido con opción de compra.

 

Un checo despuntando en la Premier League

Llegó en el mercado invernal a Londres cuando el West Ham necesitaba cemento en el centro del campo, y Tomas Soucek era el candidato perfecto para el puesto. Su primer partido lo jugó de mediapunta,aunque no volvió a jugar en esa posición en lo que quedó de temporada.

Tuvo una adaptación rápida, ya que cumplía con el cometido de cortar balones y ser un centrocampista destructor de juego, incluso aportando 3 goles. Una carta de presentación idónea ante su nueva afición, que sirvió para que el West Ham ejecutara la opción de compra, por 16 millones de €.

 

 

En la temporada actual se está viendo aquel Tomas Soucek de la 2018/19, volviendo a ser el box to box y no el centrocampista defensivo. 17 partidos y 5 goles son sus estadísticas hasta la fecha, pero el trabajo no vistoso que hace es mucho más importante que los goles. Promedia 1,5 intercepciones y 1,8 entradas exitosas por partido. En definitiva, el ancla que sostiene a este West Ham.

 

El West Ham de David Moyes

El rol que tiene Tomas Soucek en este West Ham cambia dependiendo de la situación del partido.  Dos versiones, una pudiendo centrarse únicamente en ser el centrocampista defensivo o desempeñando la función de box to box. Junto a Declan Rice, coge las riendas de Mark Noble.

Tras el año pasado, que fue para olvidar, el West Ham United ha retomado el vuelo y actualmente marcha décimo en Premier League. Los de Moyes se caracterizan por jugar un fútbol ofensivo que se centra principalmente en la profundidad de sus laterales. Arthur Masuaku o Aaron Cresswell y Vladimir Coufal son muy importantes y sus centros al área le valen puntos a los “hammers”.

 

 

También cabe destacar la facilidad que tienen para jugar por dentro, con la distribución de Declan Rice y Pablo Fornals, los balones llegan al pie de las puntas de lanza. Jarrod Bowen, Michail Antonio y Sebastien Haller son los encargados de transformar todas las oportunidades en goles, a base de velocidad, físico y remate, respectivamente.

No obstante, donde más peligro crean los de Moyes es en los balones aéreos, con los centímetros de Tomas Soucek, Angelo Ogbonna, Declan Rice, Sebastien Haller y Fabián Balbuena cualquier equipo tiene miedo de conceder un córner ante el West Ham. Hasta la fecha ya suman 7 goles a balón parado en liga.

 

¿Cómo juega Tomas Soucek?

Como una navaja multiusos, Tomas Soucek puede hacer de todo, y cumplir con creces. Si le toca hacer la tarea más puramente defensiva lo hace, y si tiene que recorrerse el campo de arriba a abajo y pisar área contraria lo hace aún mejor. El checo domina el juego aéreo y el cuerpeo con los defensas a las mil maravillas.

4 de sus 5 goles han servido al West Ham para puntuar en Premier League, por tanto es muy decisivo para su equipo. Su evolución tanto defensiva como ofensivamente ha sido clave para mantener la regularidad de este West Ham. Desde que llegó a Londres está siendo fundamental para David Moyes. Además, su nombre ya está en la historia de la Premier League, siendo el primer goleador de la competición en 2021.

 

Che Adams, el “fox in the box” de Southampton

Che Adams, el “fox in the box” de Southampton

Che Adams es uno de los ejemplos de superación actuales de la Premier League, tras ser despedido por la academia del Coventry City no se rindió y luchó por llegar a donde está hoy en día. El inglés ha pasado de jugar en las divisiones inferiores de Inglaterra a ser una pieza clave del Southampton de Ralph Hasenhüttl.

 

La importancia de no rendirse

El futbolista nacido en Leicester tuvo comienzos difíciles en su andadura futbolística. Entró en las categorías inferiores del Coventry City y tras varios años allí, lo despidieron. En el intento de seguir en el mundo del fútbol consiguió un graduado escolar en Ilkeston, dándole acceso al club del fútbol del mismo nombre.

Finalmente, tras varios años destacando en el club de la National League, el Sheffield United decidió ficharlo. La temporada 2014/15 fue la primera en el fútbol profesional, un año de transición y de adaptación a lo que exigía la EFL League One. Tan solo disputó 13 partidos en los que marcó 3 goles.

Después de una temporada complicada con el Sheffield United comenzó a ser más importante en los “blades”. En su segunda campaña consiguió ser la pieza central de un Sheffield que vagaba por la EFL League One. Como resultado de la confianza que le brindaron, él respondió con 12 goles y 5 asistencias en 41 partidos.

En consecuencia a una gran temporada, el Birmingham City de EFL Championship llamaría a la puerta de Che Adams. Y este no dudó en abrirla de par en par.

 

El nacimiento de un goleador en Championship

Tras haber pagado 2’2 millones de € por Che Adams la afición del Birmingham City tenía las esperanzas puestas en su nuevo “scorer”, había llegado a la segunda división inglesa tras superar todos los varapalos que le habían dado antaño.

Cómo ya demostró en Sheffield, es un jugador al que le cuesta adaptarse. La historia no cambió en Birmingham. El salto de calidad de una división a otra era un peso difícil de gestionar, tan solo 7 goles y 6 asistencias en 41 partidos en su primer año en el St Andrew’s Stadium. En Birmingham se dieron cuenta de que quizá no era simplemente un delantero goleador, ya que sus números en asistencias eran muy altos para un killer. Por esa razón, Garry Monk lo probó en diferentes posiciones para comprobar su rendimiento.

En su segundo año jugó en todas las posiciones de ataque, pero donde mejor se desempeñaba seguía siendo en punta. Disputó 33 partidos, donde sumó 9 goles y bajó el número de asistencias a 2. Su irregularidad no gustaba en Birmingham y se perdió varios partidos por decisión técnica.

 

 

Garry Monk fue destituido tras los pobres resultados, y Pep Clotet sería su sucesor de cara a la temporada 2018/19. El español entendió perfectamente el tipo de jugador que era Che Adams, y el resultado fue su explosión definitiva.

Fue su mejor campaña,  siendo decisivo y cada vez más importante para los “blues”. A sus 22 años fue nombrado mejor jugador del año del Birmingham City. Sus 22 goles y 5 asistencias le abrieron las puertas de la Premier League.

 

Che Adams y el Southampton de Ralph Hasenhüttl

Che Adams llegó a un Southampton que bajo el mando de Ralph Hasenhüttl aún no tenía un estilo de juego propio. Debido a esto y a su dificultad para adaptarse, tan solo logró anotar 5 goles en 36 partidos. Tras pagar 16’7 millones de € por él, la afición de los “saints” se empezaba a preguntar si el gasto en el inglés mereció la pena. Che tardó 33 jornadas en marcar su primer gol.

Sin embargo, el Southampton de Hasenhüttl ha encontrado su estilo en la presente campaña. El equipo está siendo muy ofensivo y juega de manera directa. La 4-4-2 está funcionando a las mil maravillas, y actualmente marchan séptimos en Premier League. Su estilo de juego se basa en la posesión del balón, con creadores de la talla de James Ward-Prowse, Stuart Armstrong y Oriol Romeu el balón no quema en los pies en el St Mary’s Stadium.

 

 

Su ataque se centra en la banda izquierda, donde la velocidad y descaro de Ryan Bertrand y Moussa Djenepo son claves para nutrir de balones al hueco a los dos de arriba. Otra de las características de este Southampton es el peligro que suponen a balón parado, si la falta es cercana a la portería aparece el especialista James Ward-Prowse, ya con 4 dianas de libre directo.

Si el balón se cuelga a la olla, ahí están las torres Vestergaard y Bednarek, que rematan con su cabeza como si de una bola de demolición se tratara. De la faceta goleadora se encargan el incansable Danny Ings, Theo Walcott y el “fox in the box” Che Adams. Al último esta campaña le está sirviendo para ratificarse como el delantero que prometía ser, sumando ya 4 goles y 4 asistencias en 14 partidos.

 

¿Cómo juega Che Adams?

Su juego se basa en velocidad acompañada de potencia física. Es un delantero al que le beneficia jugar acompañado, ya que la capacidad asociativa es una de sus mejores virtudes.

Posee lectura de juego es brillante para un jugador de tan solo de 24 años. Che sabe donde debe posicionarse en cada momento, ya sea para finalizar una segunda jugada o para pasar el balón a un compañero. Un ratón de área de manual.

Es un excelente finalizador, al que no le tiembla el pulso en el uno para uno contra el portero. Y además, tiene un gran disparo de larga distancia donde combina la colocación y la potencia a la perfección. Su gol desde medio campo al Manchester City es prueba de ello.

El esfuerzo de Che Adams está teniendo su recompensa de la mano de Ralph Hassenhüttl, que con su ayuda lo está haciendo madurar para ser un delantero a tener en cuenta para el futuro.

 

Escocia, el retorno de los guerreros del tartán

Escocia, el retorno de los guerreros del tartán

La selección escocesa de fútbol volverá a disputar una Eurocopa 25 años después. Se han necesitado una pandemia mundial y una agónica tanda de penaltis para conseguirlo, pero los Guerreros del Tartán por fin están de vuelta.

 

Escocia, el abuelo al que nadie prestaba atención

Cuando eres viejo, te encanta contar historias de tu juventud, de cómo pasabas el tiempo cuando eras un chaval. Al principio, estas resultan muy interesantes para todo el que las escucha. Después, tras repetir una y mil veces las mismas ”batallitas” tu público comienza a perder el interés. No es que ya no te respeten, pero del pasado no se puede vivir. Lo que importa de verdad es el presente, y la memoria, sobre todo en el fútbol, es muy pero que muy frágil.

Algo así le pasaba a la selección escocesa de fútbol hasta hace bien poco. Para empezar, cabe recordar que el fútbol no podría entenderse sin la existencia de este combinado. Corría el año 1872 cuando a escoceses e ingleses se les ocurrió la brillante idea de disputar un partido de fútbol. Tuvo lugar en el Hamilton Crescent, un pequeño recinto en la ciudad de Glasgow. Aunque el resultado del encuentro fue a gafas, este fue registrado oficialmente como el primer partido de la historia del balompié. ¡Benditos británicos!

La selección del ”país valiente”, a diferencia de su gran rival desde aquel día, Inglaterra, no ha obtenido ningún título a nivel internacional y su palmarés se resume en algún torneo amistoso o de carácter regional. Es por esto que los escoceses, pese a ser uno de los dos precursores del balón, han pasado sin pena ni gloria en lo que al fútbol se refiere. Escocia es ese abuelo al que todos quieren, pero al que nadie presta atención. Aunque quizás esto cambie pronto, pues este viejo se ha cansado de las historietas y quiere disfrutar del presente como un adolescente.

 

Faldas a cuadros, gaitas y un billete para la Eurocopa 2021

25 años. Para muchos, toda una vida. Eso ha tardado ”El ejército del tartán” en volver a clasificarse para una fase final de Eurocopa. Se ha necesitado un cambio de siglo, varias guerras y una pandemia mundial para que las faldas de cuadros y las gaitas retornen por fin al escenario europeo. El pasado 12 de noviembre, tras superar a Serbia en una fatídica tanda de penaltis, los escoceses atraparon de una vez por todas ese billete que les garantiza estar en la siguiente edición de la Eurocopa, la cual se celebrará el año próximo en estadios de todo el continente.

Con Steve Clarke como técnico y una nueva remesa de jugadores como Andrew Robertson, Kieran Tierney o Scott McTominay, el crecimiento de los ”Guerreros Celtas” parece no tener retorno. Pese a la resaca por la histórica clasificación, los de Hampden Park también dejaron buenas sensaciones en la Liga de las Naciones de la Uefa, en la que estuvieron a punto de ser primeros de grupo. Todo esto les ha servido para auparse en el Ránking FIFA, en el que ya ocupan la posición 49. El cuadro escocés, lejos de ser un mito como el del Monstruo del Lago Ness, es ya una realidad. Una realidad en la que las gaitas rompen el silencio de los estadios vacíos y en la que las faldas de cuadros vuelven a estar a la moda.

 

¿Qué propone la Escocia de Steve Clarke?

Escocia ha vuelto. Qué duda cabe. Pero, ¿cuál ha sido su secreto? ¿Qué conjuro ha utilizado Clarke para dejar atrás la maldición? El ex-futbolista de St.Mirren y Chelsea FC coge al equipo hace apenas un año. Las cosas no iban demasiado bien con el antiguo seleccionador, Alex McLeish. Con el de Glasgow no se practicaba un mal fútbol, pero la ternura defensiva hacía de los del tartán un ejército poco temible. Derrotas ante Rusia o Bélgica, ambas por 4-0, terminaron por destruir la confianza que se había depositado en el técnico escocés.

Con la llegada del actual entrenador, se enmendaron muchas de esas debilidades. El equipo, con Andrew Robertson como máximo escudero y Kieran Tierney mostrando su mejor nivel, solidificó su defensa. A ello se sumó el buen momento de Liam Cooper, central del Leeds United que le otorgó a la zaga escocesa la veteranía necesaria. Así, el combinado nacional no solo aprendió a defender mejor, sino también más arriba, convirtiéndose así en un equipo muy correoso.

Aunque en un inicio se decantó por un 4-3-3, Steve Clarke ha conseguido exprimir al máximo a sus pupilos a partir de la implantación del 5-3-2, en el que el jugador del Manchester United Scott McTominay retrasa su posición a la defensa central para aportar metros por alto y también una purificada salida de balón. En el centro del campo, cemento armado; McGregor y Ryan Jack, de Celtic y Rangers respectivamente, actúan como elementos de contención, sin tener un gran protagonismo con balón. De esta forma, le dan la libertad suficiente a un Mcginn que pica como una abeja en la mediapunta.

 

 

No obstante, el gran beneficiado de este sistema no podría ser otro que Robertson, estrella del equipo y uno de los mejores laterales del momento. Actuando como carrilero, el incansable defensa del Liverpool no cesa en su empeño de poner centros envenenados al área para que delanteros de gran envergadura como Dykes puedan acabar haciendo gol.

En resumen, Steve Clarke ha hecho de estos una tropa muy organizada. Un ejército en el que todos curran a destajo y en el que nadie se relaja ni un solo instante. Los guerreros del tartán vuelven a batallar, y esta vez con más armas que nunca.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad