Pedro Tanasú “Tana” , un canario herido que voló a Albacete

Pedro Tanasú “Tana” , un canario herido que voló a Albacete

La carrera de Pedro Tanausú “Tana” ha estado marcada por una serie de malas decisiones extradeportivas que no le han permitido rendir en el campo de forma continuada. A día de hoy no ha vuelto a recuperar su mejor nivel en La Liga Smartbank a pesar de que todavía tiene 30 años.

 

Tana y Las Palmas, viviendo un sueño

Uno de los mejores momentos que Tana ha vivido como futbolista fue el ascenso a La Liga Santander con Las Palmas. El equipo venía de perder una final histórica de play off contra el Córdoba. La invasión de campo de los aficionados canarios con el partido casi sentenciado provocó que el cuadro andaluz anotara gol y ascendiera. Los jugadores buscaban revancha y lo consiguieron en una nueva final de play off.

Las temporadas más notables de Las Palmas en esos años en Primera fueron la 15/16 y la 16/17 con Quique Setién al mando. El entrenador cántabro consiguió sacarle todo el jugo al canario. El equipo alcanzó las posiciones 11 y 14 respectivamente, con Tana siendo un hombre importante en el funcionamiento del juego.

Sin embargo, la salida de Setién rumbo al Betis en la 17/18 supuso el descenso del conjunto canario. A pesar de ello, Tana renovó hasta 2023 en la siguiente temporada, la primera en la nueva etapa en La Liga Smartbank. Desde entonces, su rendimiento fue bajando en picado y acabó con una cesión al Zhejiang Energy Greentown de la segunda división china en el mercado de invierno de la 18/19.

 

 

Problemas extradeportivos y separación de Las Palmas

Desde su vuelta de China en el mercado de invierno del curso pasado, el paso de Tana por Las Palmas se ha visto envuelto en episodios extradeportivos. Según varios medios, al poco tiempo de regresar, fue mandado a casa tras sentirse indispuesto en un entrenamiento indicando tener problemas estomacales, llegando incluso a vomitar, por lo que el club amarillo le abrió un nuevo expediente informativo.

Durante un mes, Las Palmas contrató a un espía profesional para seguir al futbolista en su día a día, con el objetivo de encontrar alguna conducta inadecuada. Esto se debía a que en el contrato del canario, que acababa en 2023, habían varias cláusulas que contemplaban la rescisión del contrato en caso de tener problemas extradeportivos.

En primer lugar, circular a gran velocidad por varias calles de la ciudad. Otro motivo, su vida nocturna. El mediapunta fue cazado a altas horas de la noche en un local consumiendo shishas, teniendo incluso que entrenar al día siguiente por la mañana. Además, el jugador entrenó cuatro semanas en un centro privado sin conocimiento del club estando supuestamente lesionado. El cuarto motivo dio lugar mientras su equipo jugaba. Tana, no convocado por lesión, se encontró con un grupo de amigos sin distancia social ni mascarilla. De hecho, se subió a un barco sin dolencias aparentes.

Un cóctel de infortunios que finalizó con la rescisión de su contrato y con una batalla en los juzgados que sigue vigente a día de hoy. Hasta que no se conozca la sentencia no se sabrá quién es el culpable. A pesar de ello, Tana se ha ganado la antipatía de una gran parte de la afición, por lo que parece imposible que vuelvan a reencontrarse en el futuro.

 

 

Tana, es busca de reencontrarse a sí mismo en Albacete

Tras salir de las Palmas y tener varias ofertas sobre la mesa, Tana decidió irse al Albacete. Su objetivo era seguir compitiendo en España, como el mismo confesó en su presentación. El propio jugador cree puede aportar experiencia al equipo a pesar de estar peleando en posiciones de abajo. De hecho, él ya vivió el descenso con Las Palmas de La Liga Santander a La Liga Smartbank.

“Tana es un jugador que busca su oportunidad en el fútbol. Estuvo en China y por circunstancias del fútbol no sigue en Las Palmas. Nosotros ganamos un gran jugador con cualidades determinantes en los últimos metros. Sabe manejar los tiempos, es capaz de hacer mejorar el porcentaje de gol.”, Alejandro Menéndez, su entrenador actual.

El mediapunta ha debido esperar casi un mes desde su llegada para debutar. Las dificultades del Albacete para inscribirle y su poco ritmo de competición han sido los causantes. Su estreno se produjo hace dos semanas cuando salió en el minuto 67 en la victoria 1-0 frente al Real Zaragoza. De hecho, aunque no ha contado con muchos minutos, ha participado en los últimos partidos en los que el Albacete ha conseguido 10 de 12 puntos posibles.

 

 

¿Cómo juega Tana?

La mejor temporada de Tana fue la 16/17 a las órdenes de Quique Setién en Las Palmas. Jugó sobre todo de segundo interior en un 4-1-4-1. En esa posición, escoltado por Roque Mesa y Vicente Gómez, tenía libertad. Podía asociarse con Jonathan Viera en el sector izquierdo del ataque, además de Kevin-Prince Boateng que actuaba como falso nueve. Tana se mostró como un jugador exquisito. Por algo se ganó el honor de ser el ídolo de Pedri, actual jugador del FC Barcelona.

Fue determinante en el último tercio del campo anotando 4 goles y repartiendo 4 asistencias, dando un total de 1,4 pases clave por partido. Se mostró como unas de las fuentes principales del buen juego del equipo. Era un gran generador de juego, completando un total de 86% de pases por partido, con un 80% en campo rival. A pesar de estar cerca de defensores rivales era capaz de sortearlos y generar ventajas para sus compañeros.

Otra manera de sacar provecho de su fútbol era el regate. Completaba un 64% de los que intentaba, cifra bastante alta para un jugador que disputaba su segunda temporada en La Liga Santander. En cambio, en defensa no era un jugador sacrificado. A que a pesar de que en esa temporada estuvo más centrado, tan solo ganó un 40% de los duelos que disputaba, sufriendo sobre todo en el juego aéreo.

En los últimos años ha ido perdiendo potencia y ha seguido siendo un jugador poco trabajador en defensa, pero sigue conservando su calidad y talento. Por ello, el Albacete le ha querido dar una oportunidad para que vuelva a mostrar una buena versión en La Liga Smartbank.

 

Pedro Díaz, un pianista en El Molinón

Pedro Díaz, un pianista en El Molinón

Pedro Díaz es uno de los últimos proyectos del Sporting de Gijón y está destacando con creces en La Liga Smartbank. El canterano está liderando a su equipo con tan solo 22 años y es uno de los responsables del gran momento del equipo asturiano. Seguramente pronto se le vea en La Liga Santander, ya sea de la mano del Sporting de David Gallego o en otro equipo.

 

Ilusionando desde Mareo hasta el Molinón

El futbolista asturiano es un producto de Mareo desde pequeño. El de Siero comienza a entrar en dinámica del filial en la 14/15, donde disputa 5 partidos en Segunda B en las últimas jornadas con 18 años.

Los minutos que disputa van creciendo de manera progresiva hasta que en la 17/18 termina de explotar con el Sporting B, lo que le permite debutar con el primer equipo en Copa del Rey ante el Reus. A partir de la temporada pasada se asienta en La Liga Smartbank y se convierte en un titular habitual en el centro del campo junto a Javi Fuego, ocupando el puesto dejado por Nacho Méndez, otro canterano que venía de hacerlo bien el curso anterior pero que había bajado el rendimiento.

A pesar del cambio de entrenador y la situación complicada que vivía el equipo, que aspiraba a más que la mitad de tabla con el regreso de canteranos como Manu García, Pedro Díaz es capaz de sobreponerse y ser una de las revelaciones del curso. Es cierto que el asturiano viene prometiendo mucho desde categorías inferiores y ya ha estado en alguna prelista de la selección española sub 21, pero su explosión definitiva se está produciendo ahora.

 

 

Pedro Díaz, jugando en un parque llamado El Molinón

La campaña anterior Pedro Díaz era un centrocampista un tanto incompleto, como era normal por su corta edad. Sabía hacer muchas cosas pero casi ninguna de forma brillante, no destacaba en por nada especialmente. Lo que ha sorprendido más es que este curso ha dado el paso definitivo para convertirse no solo en el jugador referencia del Sporting de David Gallego, sino en uno de los mejores centrocampistas de La Liga Smartbank. De hecho, el Sporting ya trabaja en su renovación, ya que su contrato acaba en 2022.

Pedro Díaz tiene el talento en la sangre. Aunque no tiene una familia con pasado futbolístico como otros jugadores, su padre es José Díaz, un reconocido fotógrafo que estrenó un documental en Netflix llamado “100 días de soledad” en el que se puede ver brevemente al propio Pedro. Quizás por ello no le den vergüenza las cámaras y sea uno de los habituales en las ruedas de prensa del equipo, muestra también de su madera de capitán.

 

 

¿Cuál es su encaje en el Sporting en su lucha por el ascenso?

David Gallego suele apostar por un 4-2-3-1, donde Pedro Díaz puede ocupar dos posiciones. Lo más normal sería que jugara de acompañante del pivote como ya ha hecho en otras temporadas y donde tiene más margen de crecimiento, pero ante la ausencia de Manu García en algunos partidos o la irregularidad de los jugadores de banda, Pedro Díaz ha jugado en la mediapunta por detrás de Djuka, que con su agresividad en el desmarque le limpia muchas zonas cercanas al área para luego romper desde segunda línea.

Normalmente el español está acompañado de jugadores rápidos en banda o de enganches como Manu García, por lo que le da sentido al juego del equipo en posiciones interiores. El gran momento individual del asturiano también se refleja en el equipo de David Gallego, que está 5º, es decir, en play-off de ascenso.

 

¿Cómo juega Pedro Díaz?

Pedro Díaz es un centrocampistas total. No es solo un box to box, es mucho más completo. Su llegada al área se traduce más en asistencias (5) que en goles (1), lo que le ha llevado a convertirse en el máximo asistente del equipo, además de dar 1,3 pases clave por partido.

Con el balón es los pies no es un especialista a la hora de organizar, pero como buen centrocampista español, ha tenido una formación enfocada a eso y completa un 80% de los pases que intenta. Además es un futbolista muy inteligente en cualquier faceta del juego, tanto en defensa como en ataque, e incluso no es proclive a las tarjetas amarrillas, ya que tan solo le han sacado 3 este curso.

Es sacrificado en defensa y roba casi todos sus balones por anticipación o insistencia, no por ser un especialista, lo que muestra que de pivote se le desaprovecharía, aunque pueda jugar ahí de forma puntual. El canterano brilla más en el regate, ya que completa un 71% por partido, una de los mayores porcentajes de la categoría siendo centrocampista, aunque es cierto que solo promedia uno por partido, es decir, no es un futbolista enfocado continuamente al regate y al desborde aunque genere ventajas por dentro, ya sea en conducción o dejando a sus compañeros en posiciones favorables.

Pedro Díaz es el pianista del Sporting, todo el equipo va al son de su música, y si quieren seguir soñando deben de seguir dejándose llevar por el canterano. Pronto podrá verse su estreno en La Liga Santander, y David Gallego hará todo lo posible para que sea con el Sporting.

 

Mickael Malsa, “le poulpe” granota

Mickael Malsa, “le poulpe” granota

El Levante ha encontrado el equilibrio necesario gracias a un protagonista que nadie esperaba: Mickael Malsa. El pivote defensivo francés se ha ganado a la afición gracias a sus grandes actuaciones en los últimos partidos y es una pieza clave en el esquema de Paco López.

 

Mickael Malsa, de “los otros” desde siempre

Natural de París, comenzó su carrera como futbolista profesional en las categorías inferiores del F.C. Sochaux donde terminaría debutando en la Ligue 1 durante la temporada 13-14. Tras no cuajar en su país natal, llegó al Royal Amberes belga donde disputó dos temporadas sin tener tampoco demasiado protagonismo.

Sería en su siguiente destino, el Avranches francés, donde su peso en el equipo fue algo más decente, realizando mejores actuaciones que en sus clubes anteriores y propiciando su fichaje al Fortuna Sittard holandés. Sin embargo, fue cedido al Platanias griego durante media temporada hasta regresar de vuelta al equipo holandés.

Parecía que su carrera se iba a estancar como la de aquellos jugadores que van de cesión en cesión, sin embargo, le llegaría la oportunidad de resarcirse y demostrar a la gente lo capacitado que estaba para triunfar en el fútbol cuando aterrizó en el Albacete C.F durante la temporada 18-19 y jugar en La Liga Smartbank.

 

 

La revolución Malsa en la Copa del Rey

Fichaje mediático el del Albacete en la temporada 18-19 de Mickael Malsa, que llegaba para reforzar el mediocampo y ser indiscutible en el equipo. No solo fue titular jugando un total de 32 partidos, sino que el equipo llegó a quedarse 4º clasificado, disputando los play-off de ascenso sin ser uno de los favoritos para intentar llegar a Primera División.

Tras esta grandísima temporada, el Mirandés conseguiría hacerse con los servicios del francés para la 19-20 y su impacto en el equipo fue inmediato.

El equipo logró realizar una gran campaña gracias al joven mediocentro recuperando balones de forma insaciable en cada partido. Sin embargo, sería en la Copa del Rey cuando se dio a conocer gracias a sus actuaciones y al papel del equipo en la competición, logrando llegar a las semifinales.

Partidos ante Celta de Vigo, Sevilla, Villarreal y Real Sociedad sirvieron como carta de presentación de un auténtico pulpo capaz de destruir la generación de juego de equipos bastante superiores, para hacerse con el dominio del balón y sirviendo como base para poner contra las cuerdas a jugadores de primer nivel.

Esta gran temporada sumada a sus actuaciones en copa, desembocó en que el Levante fichara al francés para las próximas cuatro temporadas.

 

 

Mickael Malsa y su importancia en el Levante

Con la llegada del Malsa al equipo, aparecían diferentes variantes para el once de Paco López de cara a la nueva temporada con una plantilla plagada de mediocentros.

El francés no comenzó de titular nada más llegar, sino que a base de esfuerzo y aprovechando las oportunidades, lograría hacerse un hueco y contar con la confianza del entrenador.

Tras debutar en la jornada 2 ante Osasuna, no ha parado de disputar partidos y Paco López le ha confiado el centro del campo del equipo, siendo el 4º jugador que más minutos ha jugado con la elástica granota.

Su despliegue, intensidad y valía en cada partido, han hecho que se gane a pulso su titularidad y es indiscutible en el centro del campo levantinista. Ya sea acompañado de otro pivote como Vukcevic Radoja, o con un jugador más creativo como Rochina o Campaña, es imprescindible para los intereses del Levante y lo está demostrando.

“Para mí la cosa más importante es trabajar. Cada partido es una final tanto si estoy en el once inicial como si empiezo el partido en el banquillo” – Mickael Malsa.

 

 

¿Cómo juega Mickael Malsa?

Característico por tener un físico descomunal, Mickael Malsa es un jugador sin miedo, que disputa cualquier batalla en el centro del campo y que es capaz de abarcar muchísimo terreno, siendo indispensable a la hora de hacer coberturas defensivas a sus compañeros.

Ya en Mirandés Albacete demostró ese despliegue físico poderoso que lo caracteriza, y esta temporada lo está reafirmando. Con su 1,79 m de altura, demuestra esa cualidad de disputar y recuperar cualquier balón que se encuentre por su zona, además de ser tremendamente regular en cada partido independientemente del rival.

Además, esta campaña ha conseguido dar ese salto técnico que es tan difícil para la mayoría de jugadores que llegan de categorías inferiores. A pesar de ser un pivote defensivo, tiene cualidades técnicas aceptables y tanto para sacar el balón, como para distribuir el juego, es más que válido.

Promedia 1.5 intercepciones por partido junto a un 88% de pases completados en campo propio (vía sofascore), dos cualidades que ejemplifican el tipo de jugador que es Mickael Malsa: un recuperador nato de balones, pero buen tacto con el balón en los pies.

En el poco tiempo que llevamos de liga, Mickael Malsa es uno de los jugadores más importantes del Levante, ya que han encontrado en él el equilibrio que tanto buscaba el equipo. La regularidad levantinista pasa por el acierto de francés y si este logra mantenerla durante gran parte de la temporada, los granotas van a ser un hueso duro de roer.

 

 

 

José Pozo, el timón del barco bukanero

José Pozo, el timón del barco bukanero

José Pozo está siendo uno de los mejores jugadores de La Liga Smartbank. El mediapunta español tiene calidad a raudales, pero también algunos problemas para darle continuidad a su buen juego. Si el Rayo quiere volver a La Liga Santander, el ascenso pasa en gran parte por sus botas, ya que es el jugador que eleva a otra dimensión el juego de los de Iraola.

 

Del Manchester City al Almería

El futbolista malagueño fichó en la 11/12 por el Manchester City procedente del Real Madrid con tan solo 15 años. Nuevo país y cultura a una edad muy temprana que iba a condicionarle en su carrera. Esto podría influirle para bien o para mal. Al final se adapta y tras tres temporadas y un anuncio de Colacao junto a Pablo Maffeo que muchos recuerdan, ficha por el Almería.

En esa primera temporada en segunda el equipo se salva por la mínima y Pozo es titular habitual, sobre todo en la segunda vuelta. Desde entonces su progresión fue en aumento. Durante esos años cosechó cada vez mejores cifras, a pesar de que el club solía estar en esa parte media-baja de la tabla.

En la 18/19 ficha por el Rayo Vallecano, que acababa de ascender a La Liga Santander. En la primera mitad de curso entraba y salía de las alineaciones, quedándose fuera de algunas convocatorias incluso. En el último tramo de temporada encontró la continuidad necesaria con Paco Jémez, ya con Míchel destituido. Encadenó una serie de partidos muy buenos , siendo una de las piezas más importantes del equipo junto a Raúl de Tomás. El Rayo descendió, pero estaba claro que Pozo debía ser clave en el regreso a Primera, al igual que había sido en las categorías inferiores de España o en el Almería.

 

 

José Pozo, y su importancia en el Rayo Vallecano

En estas dos temporadas en La Liga Smartbank ha dejado a deber. El curso anterior se perdió toda la segunda vuelta por estar lesionado y no terminó de encontrar continuidad en su juego cuando estuvo disponible.

Esta campaña con el cambio de entrenador, se esperaba que volviera a mostrar todas sus cualidades. Con Iraola está siendo habitual en el once y ha cuajado muy buenos partidos puntualmente, aunque es el cambio preferido del técnico vasco. El único encuentro que ha disputado completo ha sido el de este fin de semana contra el Alcorcón, que se decidió a favor del Rayo en los minutos finales.

A nadie se le escapa que si Pozo sonríe, los aficionados y el equipo en general también. La cuestión es la regularidad con que lo hace, la continuidad de esa brillantez que muchas veces se queda en destellos. Iraola debe potenciarle a través del sistema. El curso anterior en el Mirandés apostó por Antonio Sánchez en el 4-2-3-1 habitual del técnico vasco, un perfil box to box completamente distinto. Es decir, la cuestión no es la posición que ocupe, ya se le está dejando ese espacio de enganche para él, sino el rol que se le otorgue en el sistema.

 

 

¿Cuál es su encaje en el Rayo en su lucha por el ascenso?

Iraola varía mucho de sistema aunque siempre tiene como base el 4-2-2. Luego puede derivar en esquemas parecidos dependiendo del rol o los perfiles de los futbolistas, por lo que suele acabar en un 4-2-3-1 con Pozo en esa posición de “10”. El centro del campo cuenta con muchos perfiles y todos de gran nivel, pero el malagueño es sin duda el mejor en tres cuartos de campo, ya que Trejo o Comesaña, que pueden ocupar también esa zona, rinden mejor un poco más atrás.

Normalmente el español está acompañado de jugadores rápidos en banda, de uno contra uno y verticales, lo que le facilita la creación de espacios en el último tercio. En punta es donde más variantes hay. Iraola está apostando por segundas puntas más móviles para ir al espacio o un nombre más fijo como Yacine Qasmi para poner de cara a los demás. Sea cual sea el compañero, Pozo se ve beneficiado y eso es lo más importante.

 

¿Cómo juega José Pozo?

José Pozo es un centrocampista español de perfil creativo, aspecto clave para entender su fútbol. A diferencia de otros mediapuntas, sí es perfectamente adaptable a la posición de interior. No es un finalizador a pesar de jugar bastante adelantado, sino que es un generador de juego constante. De hecho el gol es una de sus asignaturas pendientes. A pesar de anotar 2 esta temporada, ha fallado varias ocasiones claras. Por ello tiene otras virtudes,  ya que sabe jugar de espaldas muy bien y girar sobre sí mismo, saltando presiones en salida de balón o siendo muy útil ante defensas cerradas. En total completa un 74 % de regates que intenta por partido, una auténtica barbaridad.

Es sacrificado en defensa y esa es otra de las razones por las que puede jugar algo más retrasado. Gana un 56 % de los duelos en el suelo que disputa. En cambio, por arriba sufre bastante como es normal por su físico. Su 1,70 solo le permite ganar un 32% de disputas por arriba. Es un jugador muy limpio, ya que aún no le han sacado ninguna tarjeta. Suele robar balones sin falta, algo muy importante para lanzar transiciones, siendo además un gran pasador, sobre todo en corto. Siempre suele acumular bastantes asistencias, aunque este curso no se ha estrenado todavía.

El malagueño es el motor del Rayo Vallecano, el timón de un barco que tiene algunas averías por los problemas económicos del club, pero que puede salir a flote si asciende a La Liga Santander. De hecho, él mismo y otros futbolistas se han manifestado públicamente criticando la gestión. Es el capitán que busca desesperado alguna isla para embarcar y terminar de explotar, e Iraola puede ser el guía, el mapa que le ayude a conseguirlo.

 

Nico Melamed, perico en extinción

Nico Melamed, perico en extinción

Nico Melamed ha pasado de ser una promesa del Espanyol y de La Liga Smartbank a convertirse en una realidad. El club catalán destaca por tener una de las mejores canteras de España, y el mediapunta hispano-argentino es muestra de ello. Su irrupción en el primer equipo y su renovación hasta 2024 auguran una buena carrera para él en La Liga Santander, aunque todo dependerá del protagonismo y los galones que le vaya dando Vicente Moreno.

 

La esperanza de un Espanyol en horas bajas

Desde infantiles ha destacado en las categorías inferiores llamando la atención de grandes de Europa. Es nieto por parte de madre de Felipe Ribaudo. La leyenda de Estudiantes de La Plata compartió vestuario con Carlos Bilardo y Juan Ramón Verón, padre de “La Brujita”. Por tanto, Nico Melamed viene de un entorno favorable, en el que se sabe de qué va el fútbol, de la profesionalidad que implica, siendo su padre uno de sus principales apoyos.

Su experiencia fuera del fútbol formativo empieza en la 18/19. El filial comienza a contar con él en la segunda vuelta a sus 17 años. Se hace un habitual ya sea entrando desde el banquillo o de titular. El equipo entrenado por David Gallego, queda quinto a las puertas del play off. Sin embargo, es en la temporada pasada donde se produce la irrupción de Nico Melamed, haciéndose indiscutible. Anota 7 goles con el B y empieza a participar con el primer equipo, a pesar de la mala situación, llegando incluso a debutar en Europa League.

 

 

Nico Melamed revoluciona el Espanyol 

Debido a su rendimiento, el club le ha renovado hasta 2024, aumentando su cláusula de rescisión de 8 a 15 millones, casi 25 en caso de ascenso a La Liga Santander. Su impacto ya está empezando a notarse con “los pericos”. Ha sido decisivo contra el Sabadell y el Cartagena. Frente los catalanes anotó el primer y único gol del partido. En el Cartagonova fue clave en la remontada. El partido iba 1-0, y Nico anotó el gol del empate y forzó el penalti para que Raúl de Tomás anotara el segundo gol, y el equipo ganara 1-3.

El gran problema que tiene Nico Melamed para acumular minutos es la enorme competencia que existe en plantilla. En la posición de mediapunta o segundo interior tiene como principales rivales a Darder y Melendo. Los dos son polivalentes, pero normalmente juegan en esa zona. Otros jugadores como Álex López o Pol Lozano también pueden ocupar esa posición, pero ambos canteranos no han contado con tanta participación.

En banda izquierda también hay una gran competencia. Wu Lei comenzó la temporada como titular, pero no ha convencido. Álvaro Vadillo cedido por el Celta, que no ha rendido debido a las lesiones. Monito Vargas, que parecía partir como indiscutible teniendo en cuenta el precio que se pagó por él, sigue dejando dudas. El que mejor está sabiendo aprovechar sus oportunidades es Javi Puado.

 

 

¿Cuál es su encaje en el Espanyol en su lucha por el ascenso?

El Espanyol suele jugar con un 4-2-3-1 con un total dominio del juego. Normalmente tiene la línea defensiva adelantada y debe llevar la iniciativa ante defensas cerradas. Ahí el papel de Nico Melamed es clave a la hora de desatascar partidos. Tal es su importancia que con él en el campo, el Espanyol solo ha perdido un partido en toda la temporada.

Fue contra el Rayo Vallecano, donde Melamed salió en el descanso e Isi Palazón marcó en el minuto 88 el 1-0. Esto muestra que normalmente disputa minutos residuales y a su vez la importancia que tiene para dar la vuelta al marcador cuando las cosas se complican. A pesar de tan solo disputar 38 minutos de media por partido, se ha convertido en el revulsivo más eficiente para Vicente Moreno.

 

¿Cómo juega Nico Melamed?

Nico Melamed es un mediapunta natural. Ese perfil de futbolista que se está perdiendo, en extinción, con la camiseta metida por dentro, que debe reciclarse en otras posiciones como la de interior o la de extremo, normalmente a pierna cambiada. Por ello la posición es una de las principales incógnitas para llegar a definirle como futbolista.

A día de hoy parece ser más adaptable a la banda que al interior, algo similar a lo que ocurría con Pedri en Las Palmas la temporada pasada. Esto se debe a un tema físico y defensivo, y sobre todo una cuestión de mentalidad del jugador. Es decir, a la hora de elegir qué hacer con la pelota y cómo hacer daño al rival. En otras palabras, su naturaleza. La parte positiva es que el Espanyol puede ocupar perfectamente los espacios de tal forma que la zona de la mediapunta quede para él.

Por ser un suplente habitual hasta la fecha, las estadísticas de producción goleadora se han visto mermadas. Aún así, ha anotado 2 goles y dado 1 asistencia. Es un jugador enfocado a los metros finales, donde es igual de determinante o incluso más que muchos jugadores de la categoría de plata. Está sabiendo juntar al equipo arriba, en parte gracias a su alto porcentaje de pase en campo rival (78%). Otra virtud que influye en este aspecto es su regate, ya que completa un 59% por partido. Juntando estas dos características se erige como un incordio continuo para las defensas rivales.

Nico Melamed está siendo el futbolista capaz de aunar las virtudes de un centrocampista y un delantero, convirtiéndose en el complemento ideal para Melendo, un mediapunta con más alma de centrocampista, además de la dupla Embarba – RDT, que tantas alegrías está dando a la afición.

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad