Rodrigo De Paul, la estrella del Udinese

Rodrigo De Paul, la estrella del Udinese

Si hay un país en el mundo que vive el fútbol al máximo ese es Argentina. Desde bien pequeños los niños sueñan en convertirse en jugadores profesionales y llegar a vestir la albiceleste. Uno de esos niños fue Rodrigo De Paul. Una carrera muy peculiar, desde su aparición en la cantera de Racing hasta su gran éxito en Italia pasando por su difícil aventura en La Liga. La confianza ofrecida por parte del equipo Italiano ha sido clave para ver la mejor versión de De Paul.

Argentina respira a fútbol

Desde bien pequeño Rodrigo ya era un enamorado del balón y no tardó en ligarse al mundo del fútbol. Con tan solo 5 años vestía por primera vez la camiseta de Racing de Avellaneda. En las categorías inferiores de la academia inició su formación como enganche.

Con 19 años, Luís Zubeldía daba la oportunidad a De Paul en el primer equipo. A pesar de su corta edad demostró un gran talento aprovechando a la perfección su oportunidad. Además, demostró una gran valentía solicitando el dorsal 10 que estaba libre tras la salida de Giovanni Moreno.

El difícil paso de Rodrigo De Paul por el Valencia

El Valencia se adelantó a varios equipos europeos y terminó fichando a De Paul por 4 millones. El argentino debutó en La Liga en el Ramón Sánchez Pizjuán frente al Sevilla. Su estreno fue desastroso y terminó expulsado con una sanción de cuatro partidos por golpear de forma involuntaria a un rival. La expulsión de De Paul fue la más rápida de un debutante en la historia de La Liga.

En la temporada 2015/16 terminó saliendo del Valencia, donde apenas jugó 43 partidos oficiales. Su aventura en España no salió como se esperaba y en busca de tener mayor regularidad salió cedido de vuelta a casa.

 

La llegada al calcio italiano

En Argentina no consiguió ganarse la confianza del técnico y no obtuvo demasiados minutos. En su vuelta al Valencia, no entraba en los planes del nuevo entrenador y por ello desde el club le buscaron una salida.  Finalmente, de todas las ofertas De Paul decidió jugar en Italia.

En el año 2016 firmaba un contrato con Udinese para las próximas cinco temporadas. Llegaba al club italiano con el objetivo de tener minutos y cumplir su sueño de jugar con la selección argentina.

”La prioridad en mi carrera es ponerme la camiseta de la selección”

En sus dos últimas temporadas defendiendo la camiseta bianconeri ha demostrado ser toda una estrella en el conjunto italiano, convirtiéndose en uno de los grandes jugadores de la Serie A.

¿Por qué Rodrigo De Paul se ha convertido en una estrella?

En Udinese ha contado con la confianza de los diferentes técnicos que han pasado por el equipo. Esto ayudado a que De Paul haya podido demostrar su mejor versión.

El argentino ha dado un paso adelante convirtiéndose en pieza fundamental. Es el líder del equipo, el encargado de dirigir el juego y crear las ocasiones más importantes para los friulani. El fútbol realizado por Udinese beneficia sus mejores cualidades. El equipo italiano se caracteriza por jugar al contragolpe donde De Paul es el encargado de filtrar los pases hacia los delanteros.

 

 

Su mayor actuación como jugador bianconeri fue la temporada pasada en el partido frente a la Juventus. Partido de gran nivel en el que De Paul demostró ser un jugador diferencial. Con 90 minutos disputados, completó 46 de 51 entregas, 2 ocasiones, éxito en todos los pases largos, 10 de 14 duelos ganados, 4 intercepciones y 9 recuperaciones. Todo ello jugando en el centro, clave en la victoria de Udinese.

En cuanto a la selección argentina, fue por primera vez convocado por Scaloni en el año 2018. Desde su debut en la selección se ha convertido en parte clave del cambio generacional. La Copa América de 2019 fue su gran aparición. Aunque inició en la banda derecha, Scaloni optó por alinearlo como pivote. En la posición de 5 nada habitual para él, demostró un gran sacrificio sirviendo de ayuda a su compañero Leandro Paredes.

 

 

Su gran nivel no ha pasado desapercibido y grandes equipos de la Serie A como Juventus, Napoli e Inter, han mostrado interés en el futbolista argentino. Además, este último mercado todos los rumores apuntaban a que podía convertirse en nuevo jugador del Leeds United de Marcelo Bielsa, aunque finalmente se acabó quedando en Udinese.

¿Cómo juega Rodrigo De Paul? 

Rodrigo De Paul ya no es aquel chico que llegó a España como una joven promesa que destacaba por jugar pegado a la banda. Con el paso de los años el argentino ha ido evolucionando en su juego hasta convertirse en un jugador importante.

En la actualidad , su posición se ha visto retrasada hasta el centro del campo, pero para nada ha perdido las ganas de sumarse al ataque. Se trata de un mediocentro muy ofensivo, con una capacidad increíble para sumarse al ataque desde segunda línea y generar peligro con su espectacular disparo.

Aunque cuenta con un gran olfato goleador, también se le ha podido ver otra de sus mejores cualidades, la visión de juego para filtrar pases entre líneas a sus compañeros. A ello hay que añadirle que es todo un especialista en el balón parado. De Paul es el encargado de ejecutar las faltas y los lanzamientos de penalti del Udinese.

 

 

Konoplyanka, el otro de los otros

Konoplyanka, el otro de los otros

Tras la retirada de Andriy Shevchenko en el año 2012, Konoplyanka venía a ser llamado como el nuevo emblema futbolístico del país. Sin embargo, hoy es uno de esos futbolistas ”olvidados”. ¿Qué ha pasado con el extremo ucraniano?

Yevhen Konoplyanka: ¿Por qué te suena este nombre?

Formado en las categorías inferiores del Dnipro, Yevhen no quiso esperar mucho, y pronto comenzó a jugar con ”los mayores”. En la temporada 07/08 debutaba ya con el primer equipo del conjunto ucraniano. Consciente de su talento, no le costó hacerse dueño y señor de la banda izquierda solo dos temporadas después. Tampoco le fue difícil convertirse en el líder del equipo las siguientes campañas, siendo aún de los futbolistas más jóvenes de la plantilla.

Aunque su mejor temporada vestido de azul en cuanto a datos se refiere fue la 13/14, en la que anotó 13 tantos y ”regaló” otros 7, su cúlmen llegaría en la 14/15. Durante esta última, Konoplyanka, ya instalado como insignia del conjunto de Dnipropetrovsk, condujo a los ucranianos a la final de la Uefa Europa League, donde se medirían al Sevilla FC. Pese a caer por 2-3 ante el cuadro hispalense, el partido de Yevhen asombró a locos y extraños. Son muchos los que cuentan haber visto a ”Monchi” frotarse los ojos para ver si ese torbellino que amenazaba una y otra vez a su equipo era real o se trataba de un sueño. Enamorado del ucraniano desde esa noche, el director deportivo del Sevilla se lo llevó a Nervión la campaña siguiente.

 

View this post on Instagram

Днепр сила 💪✊💙🔟

A post shared by Yevhen Konoplyanka 👦🏻⚽️🏆 (@konoplyanka.official) on

La historia de Konoplyanka fue bonita mientras duró

Sin embargo, todo lo bueno que había ofrecido el ucraniano en su país natal, se trató de un espejismo. Sus cabalgadas por banda, así como su potente golpeo, se esfumaron bajo el sol sevillano. Sin pena ni gloria, y tan solo una temporada después de coger ese avión rumbo a La Liga Santander, Yevhen debía hacer de nuevo las maletas.

Probó suerte en Alemania, concretamente en el Schalke 04, donde militó tres campañas  Sin embargo, ese tampoco era su lugar. Mucha piedra que picar en el Ruhr para un tipo al que no le gusta ensuciarse. Tras su aventura por Europa, Konoplyanka regresó hace dos años a su país, para enrolarse en las filas del mítico Shaktar Donetsk, donde tampoco ha recuperado su nivel, a excepción de algún partido suelto. Y así es la carrera de Yevhen Konoplyanka; un eterno interrogante, un maldito ojalá. Un vuelo Valencia-Ibiza, en el que antes de acomodarte en el asiento, ya estás aterrizando. Ese amigo que se va de la fiesta cuando mejor te lo estás pasando, esa chica que te sonríe en el metro y se baja en la siguiente estación.

 

Yevhen Konoplyanka, otro ”jugador de jueves”

Puede que le conozcas. Tal vez no. Quizás te suene su extraño apellido. No importa; si has jugado a fútbol, o si aún juegas, el tipo de jugador que ahora es Konoplyanka te resultará familiar. Y es que todos hemos tenido a un ”tío” así en la plantilla. Un chaval que llega en pretemporada y se ríe de ti con el balón, al que no se la quitas ni con agua ardiendo. Te hace sufrir, pero estás contento. Al fin y al cabo, es de tu equipo. ”Seguro que la romperá esta temporada”. Nada más lejos de la realidad; llega el primer partido del año, el míster da el once y todas las miradas están puestas en él. Estás confiado de la victoria y de la gran actuación del que, en los entrenamientos, era sin duda la estrella del equipo. Llegas al descanso, entras al vestuario, y sorprendentemente está ahí. Sorprendentemente porque en el campo no ha estado, o al menos nadie lo ha visto. Y así cada fin de semana.

Eso sí, los jueves continúa siendo el mejor. Uno de los misterios de este precioso deporte que es el balompié, y que a día de hoy continua sin resolverse. Ese es, o en eso se ha quedado nuestro protagonista de hoy. En un ”jugador de jueves”, en un poder y no querer del que rara vez volverás a oír hablar.

 

View this post on Instagram

@fcshakhtar ⚽️💪🏻⚒

A post shared by Yevhen Konoplyanka 👦🏻⚽️🏆 (@konoplyanka.official) on

¿Cómo jugaba el antiguo Konoplyanka?

Pese a su más que evidente bajón de forma, los aficionados más nostálgicos aún no olvidan  sus inicios en el Dnipro. Esos tiempos en los que compararle con los mejores e incluirlo en la lista de los atacantes ”top” del momento no era nada descabellado. ¡Cuántas jugadas mágicas! ¡Y qué decir de su clásica diagonal hacia dentro y su disparo de interior al palo largo!

Esos eslalons al más puro estilo Arjen Robben, así como su superioridad física respecto al resto, hacían de este un jugador incontenible: una verdadera desesperación para aquel al que le tocaba el ”marrón” de cubrir a aquella ”estrella fugaz”.

La conclusión, una vez más, es que la cabeza lo es todo en la élite futbolística, donde lo mental se impone en infinidad de ocasiones al talento natural, donde esas piernas que te hacían ser el mejor pueden llegar a no responder cuando más las necesitas.

 

Quincy Promes, la máscara holandesa

Quincy Promes, la máscara holandesa

Quincy Promes, más conocido como el jugador de la máscara, está relanzando su carrera en el Ámsterdam, tras su difícil etapa en el Sevilla. Analizamos la historia y trayectoria de una de las piezas claves de la nueva selección neerlandesa y del Ajax de Erik Ten Hag.

La rebeldía del niño Promes

Quincy Promes nació en la ciudad de Ámsterdam aunque tiene su origen familiar en Surinam, país sudamericano que fue antigua colonia de los Países Bajos. Del mismo país salieron leyendas como Clarence Seedorf, Edgar Davids, Patrick Kluivert…

De padres inmigrantes, Promes vivía en el seno de una familia humilde con el sueño de seguir los pasos de su padre y convertirse en futbolista. La gran alegría para ellos fue cuando consiguió pasar las pruebas para formar parte de la academia del Ajax.

Como todo niño que se inicia en el mundo del fútbol, no solo cuenta el talento, sino que además se necesita trabajar muy duro para lograr los objetivos. En el caso de Promes, su mayor problema fue su mal comportamiento que provocó que el Ajax rescindiera su contrato. Abandonar el Ajax supuso un gran problema para Promes el cual, se planteó incluso abandonar el fútbol.

Una nueva oportunidad en el Twente

Tras tener que abandonar el Ajax, Promes terminó encontrando equipo para seguir creciendo como futbolista. Durante un año estuvo jugando en HFC Harlem para terminar uniéndose a la academia del FC Twente.

 

 

Con el Twente demostró una mayor madurez y esto le ayudó a seguir creciendo como jugador. Como futbolista de los Tukkers tuvo varias cesiones, coincidiendo en una de ellas con su actual entrenador en el Ajax, Erik Ten Hag.

Las buenas temporadas realizadas por Promes fueron recompensadas con la  llamada a la selección nacional. Además, despertó el interés del Spartak de Moscú.

Quincy Promes, un neerlandés en Rusia

Cuando decidió tomar la decisión de irse a Rusia para jugar en el Spartak de Moscú, fue muy criticado por la gran mayoría de aficionados del fútbol. Sin embargo, Promes tomó las críticas como una de sus principales fortalezas para tener éxito en esta nueva etapa.

Promes se convirtió en una verdadera estrella en la liga rusa, y durante cinco temporadas se mantuvo en el Spartak a un muy buen nivel. Con el conjunto rojiblanco logra ganar la Russian Champion y la Russian Super Cup.  A los títulos colectivos cabe añadir el premio a mejor jugador de la liga Rusia 2017 y máximo goleador de la liga rusa en la temporada 2017/18.

 

La gran apuesta del Sevilla

El paso de Promes por el Sevilla se podría catalogar como fugaz. La llegada del holandés en el verano de 2018, despertó la ilusión de la afición hispalens,e pero en su primera y única temporada en La Liga su rendimiento no fue el esperado. Es cierto que en muchos de los partidos Pablo Machín, colocó a Promes fuera de su posición natural, jugando incluso de carrilero y exigiéndole mucha más responsabilidad defensiva.

Al terminar la campaña 2018/2019, desde la directiva sevillista se analizó la situación del jugador holandés y viendo su salario/rendimiento le buscaron una salida, con tal de recuperar parte de la inversión que habían realizado un año atrás.

 

Promes regresa a casa

En el año 2019, después de una temporada en la que no había cumplido con las expectativas, volvía a la que fue su casa durante sus inicios. Aunque en su día tuvo que abandonar el Ajax, Quincy regresaba con la motivación de triunfar donde todo empezó, y de mostrar el gran jugador que siempre había llevado dentro.

Promes llegaba a un Ajax que venía de realizar un espectacular Champions League. Un reto muy ilusionante para el holandés, pero al mismo tiempo complicado, ya que el equipo había perdido a muchas de sus estrellas. En su regreso a casa volvía a reencontrarse con Ten Hag, con el que estuvo en la temporada 2012/13 en el G.A. Eagles.

 

La consagración de una estrella de la Eredivisie

Y el regreso acabó siendo el esperado. Tras haber pasado una etapa difícil en Nervión, Quincy volvía a su país natal con la responsabilidad de ser una de las estrellas del equipo, y así fue. Desde el primer momento, Promes asumió galones en el equipo y se convirtió en una de las referencias.

Antes de que la temporada de la Eredivisie fuera suspendida y no se declarase ningún campeón, el Ajax marchaba primero de la clasificación, y gran parte de la culpa la tuvo Quincy. 12 goles y 4 asistencias, que le situaron como uno de los máximos goleadores del campeonato, y como el jugador decisivo que venía a ser.

La temporada 2020/2021 vuelve a presentarse como un reto para Quincy. Ante la marcha de jugadores clave en el equipo como Donny Van De Beek (Manchester United) o Hakim Ziyech (Chelsea), Promes se convierte en la punta de lanza de un equipo histórico como es el Ajax. Este año comprobaremos si está preparado para asumir un rol tan importante, y de momento ya ha comenzado con muy bien pie.

 

¿Cómo juega Quincy Promes?

Entre las características técnicas de Quincy Promes destacamos principalmente su regate y velocidad. El jugador holandés es capaz de cambiar el ritmo en cuestión de segundos y deshacerse de sus rivales con facilidad. Otra de las cualidades con las que cuenta es  su gran olfato goleador. Es un jugador que traza muy bien los desmarques, y esto le permite marcar muchos de sus goles, aunque su especialidad es fabricárselos él mismo.

A todo ello, hay que sumarle su polivalencia para jugar en diferentes zonas del ataque, ya sea como mediapunta, extremo, segundo punta o delantero centro. Pese a las dudas generadas tras su paso por España, Quincy a sus 28 años, ya está mostrando el jugador que es. Capaz de tirar de todo un equipo, de sacrificarse en defensa, y de ser el verdadero líder en un vestuario joven como el del Ajax. Este es el verdadero Quincy Promes.

 

Diego Martínez, el chamán de La Alhambra

Diego Martínez, el chamán de La Alhambra

El ex-futbolista vigués, que con tan solo veinte años colgó las botas para observar el fútbol desde los banquillos, se ha convertido en uno de los entrenadores de moda del fútbol español.

Diego Martínez, entrenador por vocación

Nacido en Vigo, Diego Martínez se traslada a Cádiz siendo un adolescente. Allí, a miles de kilómetros de su hogar, compagina los estudios con el fútbol, formando parte de las categorías inferiores del Cádiz CF. Pese a su amor por el deporte rey, Diego sentía que le faltaba algo, que la pelota no acababa de hacerle disfrutar todo lo que debería. Tenía una explicación: ”El chamán” no estaba en este mundo para ser un mero alumno, para observar la pizarra embobado esperando a que por fin termine esa maldita clase. Diego quería enseñar, transmitir sus conocimientos a otras personas, a los futbolistas.

Su sitio eran los terrenos de juego, sí, pero no vestido de corto, sino con traje y pizarra en mano. El gallego era míster por vocación, y con solo veinte años se puso manos a la obra para así ejercer el trabajo de sus sueños.

Andalucía, tierra de oportunidades

Pese a ser del norte, Diego Martínez Penas encontró su zona de confort en el sur, donde lleva viviendo gran parte de su vida. Nuestro protagonista comenzó desde abajo, haciéndose cargo del juvenil del Arenas de Armilla. Poco después, se puso a los mandos del primer equipo. Más tarde, subió otro peldaño más en su pendiente particular, cuando recibió la llamada del Motril, de Tercera División. En esta etapa, estuvo a punto de conseguir su primer ascenso, aunque finalmente su equipo cayó derrotado en el Play-Off a Segunda División B.

Sin embargo, lo que a priori parecía una derrota, sería la primera piedra de la carrera del inexperto Diego. Su labor no había sido en vano, pues el mítico ”Monchi” tenía preparadas ya sus redes para echarlas sobre el joven técnico vigués. Así, en el año 2009 puso rumbo al Sevilla FC, donde pasó por distintos estamentos del club hasta sentarse en sus banquillos en el año 2014, cuando tomó las riendas de un filial que dos años más tarde ascendería a La Liga Smartbank, con Carlos Fernández como gran estrella.

 

Granada CF, llegar y besar el santo

Tras una temporada discreta dirigiendo a CA Osasuna, Diego retornó a su amada Granada. Allí, se encontraría ante su gran desafío hasta la fecha: conseguir devolver a los andaluces a La Liga Santander. Y vaya si lo consiguió. Además, de forma directa, quedando en segundo puesto, solo por detrás de Osasuna. En su vuelta a la máxima categoría nacional, los nazaríes ya demostraron desde el primer partido que serían un hueso duro de roer, empatando a cuatro en su visita a el antiguo Madrigal.

En marzo, los de Los Cármenes llegaron al confinamiento en mitad de la tabla, a cuatro puntos de un Valencia que marcaba la zona ”Euro” y con la permanencia prácticamente certificada. Tras el parón, los chicos de ”el chamán” no solo alcanzaron el objetivo de permanecer un año más en Primera División, sino que consiguieron lo inimaginable: conseguir un billete para la Uefa Europa League. Una absoluta locura. ¡Cuatro a cero frente al Athletic Club y séptima plaza marchando para el Granada!

 

Diego Martínez, un cirujano táctico

En el Granada CF, este estratega nos ha mostrado su repertorio táctico y su gran capacidad para intervenir en los encuentros. El entrenador gallego no es de esos que se queda mirando la vida pasar. Le gusta analizar, participar y sacar el bisturí para sorprender al rival.

El sistema habitual que utiliza es el de 4-2-3-1, con un mediapunta talentoso, como ocurría con Carlos Fernández el curso pasado, o bien con un mediocentro más llegador, tal como Yangel Herrera.

No obstante, le hemos visto variar su formación en varias ocasiones, como ocurrió en la semifinal de Copa del Rey ante el Athletic Club, donde optó por jugar con un 3-5-2, dándole mucha importancia a los carrileros y poniendo contra las cuerdas a Gaizka Garitano. Aunque suele emplear el mismo dibujo, le gusta introducir variantes a su equipo, pero sin renunciar a su estilo, sea quien sea su rival. La escuadra de La Alhambra se caracteriza por ser un bloque compacto, con buena presión tras pérdida. Sus contragolpes, con jugadores veloces como Darwin Machís, son el plato principal de su ”menú”. Aunque esa es su seña de identidad, los nazaríes también saben poner la pausa y hacerse con el control del partido, por lo que dominan muchísimos registros.

Ese alumno que abandonó su pupitre para ser él quien cogiese la tiza, es hoy ya, con apenas 40 años, todo un magistrado. Un profesor experimentado al que todos sus pupilos observan con atención, y en cuyas clases nadie bosteza.

 

José Campaña, premio a la constancia

José Campaña, premio a la constancia

“La vida es una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar”, decía por entonces el actor Tom Hanks interpretando a Forrest Gump en 1994. Una frase que se puede aplicar a la carrera profesional de José Gómez Campaña, recientemente convocado por Luis Enrique para los próximos partidos de la selección española y que debutó ayer ante Portugal en un amistoso.

Su calidad y su rendimiento han sido claves para que el Levante sea equipo de Primera División año tras año. Tal es su progresión, que el Atlético de Madrid quiere hacerse con sus servicios tras la salida de Thomas Partey al Arsenal.

Un trotamundos del fútbol europeo

Curtido en la cantera del Sevilla, hizo su debut en el primer equipo gracias a Marcelino García Toral. Sin embargo, no encontró la estabilidad necesaria y a partir de aquí, intentó buscarse la vida en otras ligas. Probó suerte en el Crystal Palace pero no gozó de la confianza necesaria. Posteriormente, recaló en el Nuremberg en forma de cesión.

Todo parecía que tras un breve periplo por la Sampdoria, tendría sitio en el Porto de Julen Lopetegui. Primero, por el tema de la nacionalidad y segundo, porque coincidieron en las categorías Sub-20 y Sub-21, donde Campaña actuó como pivote. De hecho, también se ha rumoreado que el Sevilla quiere hacerse con sus servicios, ya que es del gusto del técnico vasco y de Monchi, el director deportivo del conjunto hispalense. Por último, llegó a la capital de España para hacer una gran campaña con el Alcorcón antes de dar el salto al Levante en la 2016/2017.

Con 27 años, está viviendo su edad de oro. Un buen rendimiento y de forma regular, es una de las piezas claves del Levante y que cuenta con ofertas de equipos grandes.

Si tuviéramos que definir a Campaña sería con el concepto de la constancia. Esos futbolistas que por una razón u otra, no pudieron encontrar la fortuna de establecerse de manera fija en un equipo. Pero el sevillano, como hiciera Forrest Gump, decidió correr y no rendirse. Sin dudas, un claro ejemplo de “los otros”.

La influencia del Levante de Paco López

Si bien es cierto que Campaña fue fundamental en el ascenso de la temporada 2016/2017, jugando de pivote junto a Jefferson Lerma, su madurez futbolística llegaría a partir del despido de Juan Ramón López Muñiz. La llegada de Paco López, que acumula tres temporadas en el Ciutat de Valencia, ha sido vital para que Campaña encontrase estabilidad y progresión en su carrera deportiva.

La estrategia del 4-4-2 transformado en un 4-2-2-2 hizo que el Levante se convirtiera en un equipo alegre dotado de fútbol ofensivo, con el riesgo de encajar muchos goles. Sin usar extremos puros, Campaña se asentó en la banda izquierda de manera majestuosa. Y tiene sentido para jugadores como él o Enis Bardhi. Volantes que se posicionan y que acaban jugando por dentro, algo que favorece a este tipo de jugadores creativos, con inteligencia y con buen golpeo de balón.

Probablemente, la gran virtud de Campaña haya sido la de escuchar a su actual entrenador. Su juego se define en la siguiente cita del actual técnico del Levante:

En el fútbol, la jugada más importante es la siguiente a la que se está produciendo en ese momento, por ello es fundamental que cada jugador esté anticipando el juego, por si recibe el balón tener claro cual es su mejor opción.

Con experiencia en la selección española

Campaña ya sabe que es vestir la elástica de “La Roja”. No con la absoluta (hasta el día de ayer), pero si participó en las Eurocopas Sub 19 de 2011 y 2012, en las que el combinado nacional se hizo con el torneo en ambas ediciones. En la primera de ellas, partió como suplente pero en la recta final del campeonato ganó un puesto en el once. En la segunda, fue el capitán y una figura importante junto a otros jugadores como Jesé Rodríguez (bota de oro del torneo), Paco Alcácer o Gerard Deulofeu (máximos asistentes).

Luis Enrique ha resaltado su capacidad de juego con el balón, afirmando que España es el mejor equipo en cuanto a centrocampistas. Espera de él que sin balón también pueda lucirse, faceta que cumple en el Levante con creces.

“Ponerte la camiseta de la absoluta es muy emocionante. Es un sueño cumplido.”

¿Cómo juega José Campaña?

El 24 del Levante no se define por una especialidad posicional en su labor como centrocampista. Es lo que se conoce como un jugador comodín, un soldado que todo entrenador querría por su amplia polivalencia en el mediocampo. Asimismo, no solo es un “box to box” a la hora de luchar por balones divididos o desgastarse por el equipo cuando lo necesita.

Campaña también aporta una calidad sobresaliente, con una clara visión de juego y un golpeo de balón exquisito. Además, tiene la virtud de poseer tintes camaleónicos que le hace adaptarse a cualquier posición y a cualquier rincón del tapete de juego.

Al andaluz se le conoce como un mediocentro, pero para nada es lo habitual. En su carrera profesional se ha desenvuelto especialmente como pivote y alguna vez de mediapunta, pero en el conjunto granota ha caído en el interior izquierdo, siendo un organizador de banda.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad