Maxence Caqueret, la perla de “Les Gones”

Maxence Caqueret, la perla de “Les Gones”

Maxence Caqueret. El nombre del jugador llamado a tener la batuta del mediocampo en Lyon durante muchos años. Su irrupción en el once de Rudi García ha ido in crescendo desde la marcha de Lucas Tousart al Hertha de Berlín. Sin embargo, hasta hora poco se sabe de esta joven perla francesa. ¿Cómo ha llegado hasta ahí?

La irrupción en el primer equipo

Maxence Caqueret es un jugador con el que Rudi García lleva tiempo contando. Asciende desde el filial en la temporada 18/19 debido a sus buenas actuaciones, y a la baja forma de jugadores como Thiago Mendes o el propio Lucas Tousart.

En la presente temporada, Caqueret ha alternado el filial con el primer equipo, y su rendimiento ha sido excelente en ambos. Es un jugador que no necesita de estadísticas para destacar, como se dice en el argot futbolístico, un jugador vistoso.

En el filial del Lyon ha jugado 19 partidos en liga y 8 en la Uefa Youth League, sumando entre ambas competiciones 5 goles y 3 asistencias. Con el primer equipo ya ha jugado cuatro competiciones, la Ligue 1, la Coupe de France, la Coupe de la Ligue y en la que más ha brillado, la Champions League. Con el primer equipo ya suma un total de 18 partidos, 1 gol y 1 asistencia. Nada mal para un jugador tan joven.

El nacido en Vénissieux ya ha enamorado a toda la afición de “Les Gones” tras su gran papel en la Champions League, donde el Olympique de Lyon ha dado la sorpresa y se ha plantado en semifinales. Un líder del centro del campo con tan solo 20 años.

 

View this post on Instagram

🔥

A post shared by Maxence Caqueret (@m.caqueret) on

¿Cómo juega Maxence Caqueret?

Caqueret es un centrocampista puro, de los que les gusta tener el balón en los pies y crear juego. Puede desempeñarse también como pivote, pero donde mejor juega es un poco más adelantado. Destaca por su capacidad física, aguanta muy bien el contacto, y aún más cuando tiene el balón en los pies, con la ayuda su estatura (1’74m) y su tren superior.

Con Rudi García se le ha visto como el centrocampista más atrasado, acompañando a Aouar y Guimaraes. El francés se ha encargado de darle equilibrio a ese centro del campo tan ofensivo, quizá en el papel que menos le favorece, pero cumpliendo con creces. Destaca también por su salida de balón y por buscar siempre el pase idóneo, incluso previendo el siguiente que puede realizar el compañero. Una visión de juego al alcance de muy pocos.

Su partido más destacado y en el que se presenta ante toda Europa ha sido en Champions League contra la Juventus. Un partido donde tuvo que cubrir la baja de Tousart tras su marcha al Hertha de Berlín y suplir a Thiago Mendes, en una decisión de Rudi García que sorprendió a muchos, pero afortunadamente para bien.

 

 

El joven de 20 años no se dejó amedrentar por el escenario que se le presentaba. Ni más ni menos que unos octavos de final, contra una Juventus que necesitaba remontar. Un partido muy serio, con una madurez y una soltura impropia para un jugador tan joven, y menos en un escenario tan exigente como la Champions League.

El futuro de Maxence Caqueret

Hasta hace bien poco se hablaba de una posible marcha, pero eso ha cambiado tras sus buenas actuaciones y el cariño de la afición. Ahora mismo, tras no lograr la clasificación para competiciones europeas para la temporada siguiente, los aficionados de “Les Gones” es a lo que deben agarrarse. A las perlas que salen de la cantera y de verdad quieren quedarse en el club de Lyon.

Con la amenaza de las posibles marchas de Aouar y Depay, y el exilio de canteranos talentosos como Amine Gouiri (Niza), los de Lyon intentarán mantener a sus jugadores de futuro. La esperanza del club está puesta en nombres propios, como Caqueret y Rayan Cherki. El futuro le sonríe al club de Lyon, con una de las canteras más prolíficas de Francia y con fichajes a largo plazo. Veremos si es suficiente para devolver al equipo a la Champions la temporada siguiente.

 

Sorpresas en la Copa de Europa (Parte 1)

Sorpresas en la Copa de Europa (Parte 1)

La Copa de Europa es el trofeo que todo club quiere ganar. Los mejores equipos del continente se enfrentan entre sí buscando ser campeón sobre los campeones.

Todo el mundo conoce al Real Madrid, ganador en 13 ocasiones o al AC Milan, que levantó al cielo la orejona nada menos que en 7 ocasiones, pero hay otros clubes no tan grandes que también consiguieron vencer en la competición.

Este artículo va dedicado a ellos, los que consiguieron sobreponerse ante los grandes para conseguir hacer vibrar a todo un país.

Un Celtic de Escocia y para Escocia (1967)

Muchos conocen a los grandes ganadores del fútbol inglés. Manchester United, Liverpool, Manchester City… pero seguro que poca gente sabe que el primer equipo de las islas que ganó un titulo europeo fue el Celtic de Glasgow.

Allá por el año 1967, un grupo de jugadores nacido a menos de 30 km de Parkhead, antiguo estadio del Celtic. Si bien es cierto que su camino a la final fue sencillo (Eliminó a Zurich, Nantes y Vojvodina) la gran final la disputó frente al Inter de Milán de Helenio Herrera.

Con Jock Stein a los mandos, los escoceses tiraron de garra y fuerza para llevarse el partido en la prórroga haciendo historia por primera vez en el fútbol británico

Celtic de Glasgow, campeón de Europa. El Otro Balón. Foto: elfutbolesinjunto.es

Celtic de Glasgow, campeón de Europa (1967). El Otro Balón. Foto: elfutbolesinjunto.es

El orgullo de Rumanía (1986): Steaua de Bucarest

Puede sonar raro que un equipo que haya desaparecido, se haya refundado y actualmente no juegue competición europea haya sido campeón de Europa. Este es el caso del Steaua de Bucarest.

El equipo del ejercito allí en Rumanía siempre ha sido un club exitoso, pero mayoritariamente a nivel nacional. Tras varios años sin conseguir el título nacional de su país, en el año 1986 el Steaua adquirió por fin el titulo liguéro. Mediante un equipo 100% nacional se plantó en la final de la Copa de Europa tras vencer al Velje danés, al Honved hungaro, al Kuusysi y al Anderletch belga para medirse en la final al FC Barcelona.

El equipo de Emerich Jenei llevó el partido a su territorio, la tanda de penaltis. Allí esperaría Duckadam, el gran héroe de esa Copa de Europa. El guardameta rumano atrapó todos los penaltis que tiró el FC Barcelona, proclamando al Steaua campeón de Europa contra todo pronóstico. Historias maravillosas de la Copa de Europa.

 

El último título yugoslavo (1991)

Yugoslavia fue uno de los grandes países durante todo el siglo XX. Su fútbol también fue maravilloso. Equipos como el Partizan de Belgrado, el Dinamo de Zagreb o el Estrella Roja fueron grandes clubes que siempre dan una buena imagen en Europa.

De este último es del que vamos a hablar. El equipo serbio era un equipo muy potente técnicamente, pues tenía jugadores de la talla de Sinisa Mihajlovic o Robert Prosinecki. Tras superar a equipos como Rangers, Dinamo Dresden y Bayern de Múnich, los serbios se plantaron en la final contra otro equipo que venía sorprendiendo, el Olympique de Marsella.

Estrella Roja, campeón de Europa. El Otro Balón. Foto: foxdeportes

Estrella Roja, campeón de Europa (1991). El Otro Balón. Foto: foxdeportes

Aquel equipo francés venía jugando un muy buen fútbol, poniendo los cimientos de la victoria que conseguirían años después. El partido fue bronco, nada digno de la calidad de ambos equipos. Tanto fue así que el encuentro se alargó hasta el lanzamiento desde los 11 metros.

Allí, un único fallo de Amoros en el primer penalti para el OM, hizo que, tras no fallar los serbios ningún lanzamiento, levantaran al cielo de Bari su única Copa de Europa.

 

Olympique de Marsella: sueño francés

Parece raro que el único equipo francés en ganar la Copa de Europa no sean equipos como el París Saint-Germain o el Olympique de Lyon. Pues bien, el equipo marsellés es equipo que tiene el orgullo de ser el único representante del país galo en levantar la orejona.

Con la llegada de Bernard Tapie el equipo dio un salto de calidad. Pero no todo fue instantáneo, pues tardaron 2 años en conseguir títulos. Eso sí, consiguieron la liga y la copa de Francia después de varios años. Pero la ambición del equipo no paro de crecer y querían sobresalir por encima de los demás.

Esa oportunidad llegó en el año 1993, cuando el Marsella llegó a la final en una edición de la Champions League algo extraña, pues los dos finalistas se definieron mediante una fase de grupos previa. Los equipos que llegaron a la final fueron el Olympique de Marsella y el AC Milan.

Con jugadores de la talla de Barthez, Desailly o Rudi Voller, el Marsella consiguió vencer en la final disputada en Múnich gracias a un gol de Basile Boli. El OM llegaba a la gloria en Europa.

 

 

 

 

 

 

David Neres, la samba paulista del Ajax

David Neres, la samba paulista del Ajax

La carrera de David Neres alcanzó su clímax la temporada pasada. Sin embargo, en la presente, las lesiones están cortando su progresión, y ya son muchos los que desconfían de su potencial.

Origen paulista, la cuna del fútbol

La ciudad de São Paulo, la ciudad más poblada de Brasil, ha sido tradicionalmente conocida por ser una de las principales fuentes de talento del fútbol brasileño. Jugadores como Sócrates o Rivelino, leyendas de Brasil, son ejemplo de ello.

David Neres nació y creció en la ciudad paulista como un niño de los miles que sueñan con ser futbolistas en Brasil. A sus 10 años, ingresó en la cantera del São Paulo y fue ascendiendo poco a poco, ofreciendo pistas del jugador que acabaría siendo. Con tan solo 18 años, se proclamó campeón de la Copa Libertadores sub 20, siendo uno de los jugadores más destacados del torneo y llamando la atención de Europa. Varios meses después acabaría deburando, marcando, y siendo fundamental para el primer equipo del São Paulo. Aunque poco duraría su estancia como jugador de la primera plantilla.

El salto de David Neres al Ajax y a Europa

El Ajax es un club caracterizado históricamente por apostar por los jóvenes. El 31 de enero de 2017, decidieron confiar firmemente en David Neres, pagando 12 millones de euros más tres en variables por el brasileño. Un fichaje que, hasta la fecha, era el segundo más caro de la historia del club.

El inicio de David Neres como jugador del Ajax se caracterizó por alternar su participación del filial con el primer equipo. Una primera media temporada de adaptación sería suficiente para entender una filosofía tan específica como la del conjunto ajacieden.

La temporada 17/18 de Neres, fue sin duda la de su explosión. El jugador, ya aclimatado en Ámsterdam, se convirtió en uno de los jugadores más determinantes del equipo, aportando 15 goles y 14 asistencias. 

Una generación dorada

Sin hacer demasiado ruido, y con una plantilla repleta de jóvenes, el Ajax había formado un equipo único en la temporada 2018/2019. El conjunto neerlandés, que había logrado la clasificación para la Champions League, partía como una de las cenicientas de la competición frente a los gigantes del fútbol europeo. ¿Quién iba a confiar en un equipo tan joven y desconocido? Nadie, absolutamente nadie confiaba en ellos. Precisamente esa confianza nula en ellos era su principal fortaleza.

En ocasiones, el reconocimiento mediático no lo es todo en el fútbol. El Ajax, un equipo a priori de los más débiles, acabó siendo la sorpresa de aquella Champions League. El conjunto dirigido por Erik ten Hag acabó eliminando a algunos de los equipos más fuertes de Europa, Real Madrid y Juventus. Sin embargo, a veces la experiencia en competiciones de tan alto nivel acaba pesando, y es algo de lo que un conjunto repleto de jugadores jóvenes carece. El Ajax acabó cayendo contra el Tottenham en semifinales, ofreciendo un gran papel y devolviendo el nombre del club a Europa.

Pese a la derrota en la Champions, aquel equipo con jugadores de la talla de Frenkie de Jong, De Ligt, Hakim Ziyech, o el propio David Neres, acabaron ganando la Eredivisie y la Copa. Y pese a que algunos de ellos cambiaron de club, aquella plantilla del Ajax 18/19 siempre será recordada como una generación dorada que asombró al mundo del fútbol.

David Neres, Ajax. El Otro Balón

David Neres, Ajax. El Otro Balón

Aquella temporada fue la que puso a David Neres en el escaparate europeo. Su gol frente al Real Madrid, y su gran temporada a  nivel numérico (12 goles y 15 asistencias) fueron la verdadera catapulta en su reconocimiento mediático. Un reconocimiento que tuvo su recompensa con la convocatoria con la selección brasileña en la pasada Copa América, que acabaría ganando.

“Es increíble ganar un título con la selección, es un sueño para mí y para el resto de jugadores”

Una lesión incapaz de frenarle

6 de noviembre de 2019. En el partido Chelsea – Ajax de la fase de grupos de Champions League, Neres sufrió una dura lesión en el menisco. Una lesión que le ha tenido apartado de los terrenos de juego durante toda la temporada y que ha frenado en seco su progresión y crecimiento.

El parón por el menisco ha sido de tal calibre, que Neres tan solo ha podido disputar 12 partidos en la presente campaña y ha perdido su sitio en el equipo tras la inesperada irrupción de Quincy Promes.  Precisamente por esta razón, la opinión de que ha perdido su puesto definitivamente se ha extendido entre algunos aficionados. David Neres ha sido un jugador determinante tanto en liga como en Champions, y el verano pasado rechazó grandes ofertas por continuar en el Ajax. Por tanto, darle por perdido tan pronto quizá sea subestimar al gran jugador que lleva dentro.

“Mi futuro está en el Ajax, pero primero me tomaré unas cervezas”

¿Cómo juega David Neres?

David Neres es un regateador de los que cada vez se ven menos en el fútbol. Un extremo muy rápido y ágil, cuyo desborde resulta determinante para romper líneas rivales y salir airoso en cualquier uno contra uno.

Su dominio con ambas piernas lo convierten en un jugador capaz de abrirse hacia fuera y centrar, o integrarse hacia dentro y sacar un latigazo con su zurda. Esta capacidad lo hace un jugador totalmente imprevisible para las defensas rivales. Además, es un jugador con mucho gol, algo inusual en un extremo tan driblador.

Con estos argumentos sobre la mesa, y atendiendo a sus cifras tanto en el apartado goleador como asistente, podemos afirmar que Neres es un jugador diferente. Su futuro es impredecible, pero va sobrado de ganas y talento. Por tanto, si las lesiones le respetan, dentro de unos años podremos desetiquetarlo como infravalorado y etiquetarlo como estrella mundial.

 

David Soria, un cerrojo infranqueable

David Soria, un cerrojo infranqueable

Muy pocos futbolistas muestran  la valentía de ocupar el puesto de portero. Por ello, David Soria atravesó muchas dificultades por conseguir un puesto bajo los palos de los equipos profesionales. Tradicionalmente, el legado de un portero centra su atención en actuaciones decisivas, con el objetivo de que el equipo continúe evolucionando dentro de las competiciones domésticas. La responsabilidad de los once jugadores comienza bajo los palos, sin embargo, la presión nunca supuso un problema para el guardameta madrileño.

Una promesa de futuro incierto

David Soria inició el trayecto hacia el fútbol profesional de la mano del Real Madrid en categoría base. Compitió con el conjunto blanco hasta los cadetes, en los cuales Soria no protagonizó minutos suficientes. El Atlético de Madrid incorporó en sus filas al joven portero de la capital española. No obstante, el Real Madrid repescó a Soria al año siguiente  para el equipo juvenil y posteriormente para el equipo C ubicado en tercera división.

El listón que legaron muchos porteros españoles se eleva a una altura difícil de alcanzar para las jóvenes promesas. Solamente el trabajo, la paciencia y el tiempo permite aumentar el valor de un arquero. El guardameta de la capital emigró a las islas británicas para probar suerte en el fútbol inglés de primer nivel. En 2012 el Leicester mostró interés para continuar con la formación de un David Soria recién llegado de los juveniles del Real Madrid. Sin embargo, la operación con el madrileño fracasó a raíz de una lesión. La mala fortuna de no encontrar estabilidad evolucionó en forma de círculo vicioso. Nuevamente, probó suerte en el Birminghan, pero poco tiempo después decidió cambiar de destino debido a problemas económicos entre Soria y el club inglés. La última parada previa a regresar a España se ubica en el Stoke City.

“Soy un jugador que quiere  jugar y, si no, aportar lo máximo al equipo”  David Soria

 

Sevilla, el último tren hacia la profesionalidad

La mala fortuna de no encontrar equipo estable continuaba en su ciudad natal. Entrenó para mantener su forma física al día en el C.D. Canillas. Mientras tanto, el Real Betis avanzó hasta la última fase para cerrar el fichaje de David Soria con el filial verdiblanco. Sin embargo, el descenso deportivo a tercera división del segundo equipo de Heliópolis frenaría la incorporación de David Soria. Posteriormente, el portero madrileño contactó con el Sporting de Gijón para probar suerte y conseguir un puesto en sus filas. Finalmente, el Sevilla aprovechó la falta de interés de los asturianos e incluyeron a Soria para el equipo C en 2013.

Unos meses más tarde, adquiere la titularidad con el Sevilla Atlético en segunda división B. Las dos temporadas al frente del segundo equipo del Nervión atravesaron momentos duros por conseguir la permanencia en la división de bronce del fútbol español. Pese al escaso número de victorias y la situación de emergencia que atravesó el filial a nivel deportivo, David Soria firmaba el total de 54 partidos con 42 goles encajados y  25 encuentros dejando la portería a cero.

David Soria

David Soria, Sevilla F.C. El Otro Balón 

 

Los números y el rendimiento mostrado en el Sevilla Atlético sirvieron como billetes hacia el primer equipo. En 2015 y con la lesión de Beto,  debuta oficialmente bajo los palos del equipo dirigido por Unai Emery ante el Logroñés. El punto de partida hacia la profesionalidad se inició en las Gaunas. Tanto en la competición copera como la Europa League, Soria consagra su talento para conducir al Sevilla hacia los títulos soñados por los del Nervión. En la fase del K.O protagonizó la eliminación  del Athletic Club de Bilbao en la tanda de penaltis. El 18 de mayo de 2016, el sueño del Liverpool se convierte en una pesadilla difícil durante la final de la Europa League. Los aficionados del St Jakobs Park de Basilea testificaron la madurez futbolística de Soria y sobre todo, la conquista del trofeo europeo por los sevillistas.

Un portero de futuro para España que, a pesar de las lesiones durante  la campaña 16/17, la discreción como futbolista de la Liga Santander, y un debut en  Liga de Campeones ante una potencia europea como el Bayern de Munich en cuartos de final, no deja de sorprender al espectador con su casillero particular. Durante su estancia en Sevilla, firma 36 partidos en total con 38 goles encajados y 17 encuentros con portería a cero.

 

La madurez definitiva en el Getafe

En verano de 2018, el conjunto azulón anunció la incorporación de David por cuatro temporadas. José Bordalás le confió la titularidad de la portería del Coliseum Alfonso Pérez. Su etapa como jugador azulón acabó con buen sabor de boca. Soria pronto se había ganado la confianza del técnico, jugadores y aficionados de ser el portero titular indiscutible del sur de Madrid. Durante la campaña 2018/2019, la portería del Getafe sentó las bases del un muro infranqueable para los equipos que visitaban el pueblo madrileño de la Liga Santander, incluidos Real Madrid y F.C. Barcelona.

En consecuencia, los azulones pelearon hasta la última jornada por mantener su plaza en la Liga de Campeones a costa del Valencia y Sevilla. Sin embargo, la campaña finalizó con un sabor agridulce. Certificaron el quinto puesto a tres puntos de la máxima competición europea y obtuvieron el privilegio de competir en Europa League. Actualmente, el Getafe ha avanzado hasta la ronda de octavos de final tras superar al Ajax de Ámsterdam y lucha junto con la Real Sociedad por ocupar la cuarta posición de la Liga. David Soria firma un casillero sorprendente de 67 partidos, 61 goles encajados y 27 veces con la puerta a cero en dos temporadas como azulón.

 

¿Cómo juega David Soria? Un muro infranqueable bajo los palos

El portero madrileño basa su juego en agilidad en los desvíos de balón, intervenciones en el uno contra uno cerrando las posibilidades de disparo del delantero rival. Por otro lado, el notable juego de pies permite ofrecer una salida de presión en situaciones de acoso de los atacantes del equipo contrario.

Un arquero con personalidad, liderazgo en el momento de defender las acciones tanto a balón parado como en movimiento. David Soria crece a pasos agigantados, en los cuales transforma las infravaloraciones de su adolescencia en una llave para defender los tres palos de la selección española.

 

Marcel Sabitzer y su explosión en el eterno infravalorado

Marcel Sabitzer y su explosión en el eterno infravalorado

Es de sobra conocido, al menos en el mundo del fútbol, el poco reconocimiento que se le da al RB Leipzig en el panorama futbolístico actual. Un equipo que ha logrado pasar de jugar en 5º división alemana, a clasificarse para unos cuartos de final de Champions League en tan sólo 10 años. Si tras esta hazaña, no te acaban de considerar totalmente como un equipo temible en Europa, poco más puedes hacer. Pues bien, todavía se puede subir un nivel más en la escala de la subestimación. Nivel en el que encontramos a Marcel Sabitzer, jugador que, aun realizando la mejor temporada de su carrera en este RB Leipzig, sigue sin gozar del reconocimiento que merece en el continente europeo. Repasemos su carrera.

Inicios en Austria y su llegada a Alemania

2013 sería un año importante para el medio campista austriaco. Procedente del Admira, recalaría en otro conjunto de la Bundesliga austriaca, el Rapid de Viena. Con ello firmaría un total de 9 goles y 6 asistencias en 40 encuentros. Números para nada malos teniendo en cuenta su reciente llegada, algo que despertó la atención de diversos equipos. Con su nombre circulando por el mercado austriaco, el Red Bull Salzburgo se apresuraría a hacerse con los servicios de Marcel Sabitzer. Comenzaba así una nueva temporada para él. Temporada en la que, además de debutar en una competición europea como lo es la Uefa Europa League, anotaría 27 goles y repartiría 16 asistencias. Comenzaban a llegar y llegar sin descanso llamadas a las oficinas del Salzburgo.

Y así, tras tan sólo una campaña en la cima del fútbol austriaco, un joven Marcel Sabitzer se comprometía con un prometedor club alemán: el RB Leipzig. Por aquel entonces el conjunto de Ralf Rangnick peleaba en la segunda división alemana por el soñado ascenso a la máximo categoría. Sueño que  alcanzarían a final de la temporada 2015/16, siendo este su cuarto ascenso de categoría en tan sólo 7 temporadas. Durante aquella maravillosa campaña de ascenso a la Bundesliga alemana, Marcel Sabitzer aportaría su grano de arena al conjunto con 9 goles y 4 asistencias. Comenzaba así el asentamiento del austriaco en el club germano.

El crecimiento de Marcel Sabitzer en el RB Leipzig

Durante las 3 temporadas posteriores, Sabitzer continuaría siendo un jugador importante en este Leipzig. Su técnico por aquel entonces, Ralf Rangnick, continuaba creyendo en él y en su fútbol, aunque el nacido en Graz continuaría sin dar un paso más allá en su juego. No sería hasta esta nueva temporada cuando, coincidiendo con la llegada de un nuevo técnico, Marcel Sabitzer comenzaría a darse a conocer por toda Europa gracias a sus ejemplares partidos jornada tras jornada.

Marcel Sabitzer, RB Leipzig. El Otro Balón.

Marcel Sabitzer, RB Leipzig. El Otro Balón.

Gracias a su nuevo entrenador, Julian Nagelsman, el medio campista – por llamarlo de alguna manera – ha alcanzado un nivel nunca antes demostrado. Quizá sea una cuestión de confianza. O quizá una cuestión de posicionamiento derivada de los sistemas tácticos del nuevo entrenador, ambas podrían ser factibles, la verdad. Por una u otra razón, lo importante para las filas del conjunto alemán, es que Marcel Sabitzer está realizando una temporada extraordinaria. Ocupando gran parte de los minutos en la posición de extremo derecho, el austriaco acumula 15 goles y 8 asistencias durante la actual campaña. Unos números que han elevado al RB Lepzig hasta lo más alto, tanto de la Bundesliga, como de la Champions League.

Su incierto futuro en el RB Lepzig

Sin embargo, no todas las noticias son buenas para los de Nagelsman. Con una temporada digna de admiración como la que está realizando Marcel Sabitzer, muy extraño sería que no cambiase de aires hacia un club más grande dentro de relativamente poco. O al menos, que dichos clubes comenzarán a coquetear descaradamente con el futbolista. Y así ha sido. Los primeros clubes en preguntar por el jugador, han sido de la Premier League. Clubes como Arsenal y Tottenham parecen ser los principales interesados en el futbolista, siendo este último el club con mayor posibilidad, a día de hoy, de hacerse con los servicios de Marcel Sabitzer.

Es clara la tendencia de José Mourinho de realizar su particular “limpieza” a cada club que visita. Y, como era de esperar, a estas alturas de la película no iba a cambiar sus costumbres como entrenador. Junto a otros muchos futbolistas de gran nombre, Marcel Sabitzer se ha colado entre los futbolistas que desea el portugués de cara a la siguiente temporada. Algo más que normal teniendo en cuenta que Mou no ha tenido ni los resultados, ni el cambio de mentalidad y juego, que se esperaba de un entrenador como él para el Tottenham.

La salida de Marcel Sabitzer parece algo más que posible para el RB Leipzig. Por ello, el club alemán, lejos de “malvender” a uno de sus mejores futbolistas, intentará sacar una buena cantidad de cara a futuras y prometedoras incorporaciones para el club. Por su parte, el internacional austriaco prosigue – o lo hacía hasta el parón – firmando los mejores números y actuaciones de su carrera. Con contrato hasta junio de 2022, de no salir antes del club rumbo a nuevas ligas y retos, a la afición del RB Leipzig le quedan muchas tardes de gloria de la mano de este tremendo, y en gran parte infravalorado, futbolista.

Federico Chiesa, clase italiana en la Fiorentina

Federico Chiesa, clase italiana en la Fiorentina

Federico Chiesa ha encontrado su hueco en el mundo del fútbol. Su nombre ya retumba entre los principales clubes que actualmente conquistan títulos de gran importancia. Muchos seguidores en el panorama mundial y europeo son conscientes del encomiable trabajo defensivo de Italia. Jugadores históricos como Cannavaro, Chiellini o Bonucci han reescrito el prestigio de la selección italiana a través del famoso “catenaccio”. Sin embargo, las nuevas promesas como Moise Kean, Tonali o el propio Chiesa, transformaron el carácter del combinado nacional hacia un escenario donde no poseía tanto protagonismo: el ataque y definición de cara a gol.

El inicio de una carrera prometedora

De origen genovés, Federico Chiesa comenzó su andadura como futbolista en el Union Sportiva Settignanese, al norte de la ciudad de Florencia. El desparpajo del joven jugador en Settignano llamó pronto a la puerta de los principales equipos base de Italia. El apellido Chiesa toma el relevo en Federico, ya que su padre, Enrico Chiesa también ha competido en algunos de los clubes pertenecientes a la Serie A durante la década de 1990.

“Es un jugador de gran calidad, sabe moverse sin balón, moverse entre líneas, tiene olfato de gol y centra bien. Será una bandera en la Fiorentina”    Paulo Soussa

En 2007, el genovés se incorpora a las bases de la Fiorentina. El camino hacia el debut con el primer equipo comenzó en el equipo juvenil durante la campaña 14/15. Obtuvo solamente un tanto en las 7 apariciones que realizó en el Torneo de Primavera (División de Honor Juvenil Italiana). Al año siguiente, su casillero como futbolista sub 19 se posicionó en 23 titularidades, 7 goles y dos asistencias en la máxima categoría base.

Cuatro temporadas con el primer equipo

A comienzos de 2016, Federico Chiesa firma su primer contrato profesional y se consolida como jugador del primer equipo durante cuatro temporadas. No obstante, los comienzos en una competición de mayor calibre como la Serie A nunca han resultado fáciles para un deportista procedente de la cantera. La Juventus de Turín testifica la continuación de la estirpe Chiesa en el fútbol profesional, pero impartiendo una lección de que todavía Federico debe proseguir un largo camino. En aquel encuentro, la Fiorentina caía ante la Juve con un resultado de 2-1 en contra.

Chiesa con la elástica de la Fiorentina. El Otro Balón.

Actualmente, se ha convertido en la referencia del equipo de Florencia a raíz de un proceso de aprendizaje en base a la experiencia como integrante de la primera plantilla. El posicionamiento en el campo ha valido para seguir aumentando su palmarés particular en los grandes campeonatos tanto en Italia como en Europa.

La gran actuación de la Fiorentina en la campaña 2017/2018 y el liderazgo de Chiesa, otorgó el derecho de los fiorentinos a demostrar su juego en Europa League durante la siguiente campaña. En Europa, Federico acumuló un total de 333 minutos con la elástica morada, y un tanto en su cuenta particular.

El líder de la selección italiana sub 21

No solo el rendimiento con la Fiorentina atrajo la atención de los clubes europeos por el joven jugador genovés. La selección italiana ha supuesto el empujón necesario hacia las ofertas de contrato incorporar un refuerzo de gran importancia en los equipos grandes. Debutó con el combinado sub 21 en marzo de 2017 e hizo su aparición oficial en una fase final en el europeo sub 21 de Polonia, donde alcanzó las semifinales del torneo tras caer ante España. Dos años más tarde, Italia acogía una nueva edición de la competición UEFA junto con San Marino. A nivel colectivo, el combinado de Luigi di Biagio no consiguió acceder a la fase final.

En el ámbito particular, Federico Chiesa ha tomado protagonismo en la azzurra sub 21 con un total de 13 partidos en el once inicial, 6 goles y 6 asistencias. Actualmente se ha consagrado como jugador fijo en la selección absoluta desde 2018. Con más de 1.000 minutos repartidos entre Liga de las Naciones, amistosos y clasificación, ha tenido la oportunidad de estrenar su cuenta particular con un gol y 5 asistencias.

¿Cómo juega Federico Chiesa? Un jugador completo al servicio de Italia

El actual futbolista de la Fiorentina desempeña varias funciones en el rectángulo de juego. La zona más habitual de Chiesa se enclava en la posición de extremo derecho. Sin embargo también podía actuar como delantero centro, interior o mediapunta. Los cambios de ritmo, tanto con balón como sin él, plantean serias dudas y exigencias sobre las defensas rivales. La calidad de regate se ha constituido como la mayor baza a explotar tanto en su club como en Italia. Finalmente, el rendimiento y la valoración hacia el genovés toman importancia a raíz de la definición de cara a gol y visión de juego que posee.

Con casi 10.000 minutos como futbolista de la Serie A, el casillero particular de Chiesa continua aumentando. En la competición domestica a día de hoy ha certificado 21 goles y 18 asistencias en 4 temporadas. En definitiva, un jugador aspirante a perpetuar el apellido de su padre en la cumbre del fútbol mundial.

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad