Landry Dimata, ahora o nunca en el Espanyol

Landry Dimata, ahora o nunca en el Espanyol

El mercado de invierno colgó el cartel de “todo vendido” el pasado 1 de febrero. Y como siempre, dejó alguna anécdota curiosa, alcanzando el parecido con algún capítulo de alguna serie española. 24 horas antes, Landry Dimata disputó (por el momento) sus últimos minutos con la camiseta del RSC Anderlecht. Posteriormente, con ducha, despedidas y maletas de por medio, un coche esperaba a nuestro protagonista en las afueras del Lotto Park o para los más nostálgicos, el Constant Vanden Stock. Como si se tratara de un viaje hippie en la década de los sesenta, Dimata empezaba un recorrido de 14 horas en vehículo de Bruselas a Barcelona. Un trayecto que fue como disputar el GP de Nürburgring, con lluvias incesantes y un viento que parecía un ventilador del Fall Guys. Pero finalmente, el belga llegó a Barcelona para certificar su fichaje por el Espanyol.

 

¿Quién es Landry Dimata?

Nacido en la RD Congo pero con su infancia en Bélgica, Landry Dimata es un delantero de la generación del 97. uno de los más prometedores. Formado en las categorías inferiores del Standard de Lieja, en 2017 fichó por el modesto KV Oostende. En su primera temporada como profesional, al lado de la infravalorada costa flamenca, explotó como delantero, anotando 14 goles en 34 partidos. Esto le sirvió que con tan solo 19 años, diera el salto a la Bundesliga a cambio de unos 15 millones de euros.

 

¿Por qué no triunfó en el Wolfsburgo?

Su fichaje por el Wolfsburgo resultó atractivo y en principio, favorable por sus cualidades futbolísticas. Sin embargo, no gozó nunca de la confianza de Bruno Labbadia para ser titular. Eso sí, fue un cambio habitual y el delantero no aprovechó sus oportunidades, dejando su casillero vacío. Allí coincidió con compatriotas suyos, como el guardameta Koen Casteels o el atacante Divock Origi. Tanto este último como Dimata, se vieron perjudicados por el sistema de Labbadia, que no aprovechó las habilidades sobre los costados que tienen ambos jugadores, donde explotan con mayor eficiencia sus facultades.

 

Dimata, impaciente en su retorno a Bélgica

Tras la aventura fallida en “los lobos”, el cachorro del 97 volvió a la Jupiler Pro League en forma de cesión. Aprovechó la oportunidad, retomando su media goleadora, con 13 goles en 20 encuentros. Sus grandes cifras le valieron para que el RSC Anderlecht ejerciera la opción de compra. Con todo el camino de cara, sufrió una grave lesión de rodilla. Su impaciencia en el proceso de recuperación hizo que todo se retrasará, hasta tal punto que no disputó ningún partido en la temporada 2019/2020, sin poder disputar un lance oficial en 18 meses. 

 

 

Roberto Martínez, uno de sus valedores

El seleccionador de Bélgica, el español Roberto Martínez, aún confía en Dimata. Seguidor constante de su crecimiento, apuesta que puede ser el mejor fichaje de este mercado invernal. De hecho, antes de la mencionada fatídica lesión de rodilla, Martínez lo llevó con la absoluta para unos amistosos. Y normal que confíe en él, ya que en sus cuatro participaciones en campeonatos de Europa, anotó 13 goles en 17 encuentros, siendo el delantero referencia de Bélgica en todas las categorías inferiores.

“Identificamos su talento muy temprano. Antes de la lesión de rodilla, mi equipo y yo teníamos claro que tenía que disputar minutos, poco a poco. Ahora, es difícil, necesita paciencia. Estaremos pendiente de su evolución”, afirmó Roberto Martínez en una charla con el diario AS.

 

¿Qué puede aportar al Espanyol?

Tanto Dimata como el club perico saben perfectamente a lo que viene el delantero. Con Raúl de Tomás y Javier Puado en la dupla atacante, el belga viene a ser el revulsivo necesario para un equipo que en sus delanteros llevan una acumulación de minutos en sus piernas importante.

Dimata tiene gol, se entiende bien jugando con otro delantero a su lado y no debería tener problemas para su adaptación al 4-4-2 de Moreno. Además, se puede aprovechar bien de los centros precisos de Adrián Embarba y Nico Melamed, pudiendo ser interesante esas jugadas de juego aéreo, donde RDT y Puado no tienen la altura del belga, 1,80 cm y 1,77 cm respectivamente.

 

 

Para Dimata, es una oportunidad de oro llegar al Espanyol. Con numerosas ofertas en el mercado invernal, es consciente que llega a un proyecto que tiene ilusión y fútbol para volver a Primera División. Y como él ha confesado, perfecto para hacer una larga carrera en el fútbol español.

 

¿Cómo juega Landry Dimata?

Su posición principal es la de delantero centro, aunque también se desenvuelve bien jugando de extremo y por ambas bandas. Si hay que definirle con una palabra, es con la de definidor y más después de su lesión, en la que ha perdido un grado de velocidad.

Uno de sus referentes probablemente sea Romelu Lukaku, ya que maneja muy bien jugar a la espalda de los rivales. Además, al igual que el delantero del Inter de Milán, sabe usar la habilidad del desmarque. Con 1,85 cm de altura, aprovecha bien su cuerpo para la contención de la pelota, aunque muchas veces se precipita en esta faceta. De lo que no hay dudas con Dimata es en que si consigue recuperar su confianza y su forma física y de salud óptima, es un delantero letal, un definidor nato que no le tiembla su pierna derecha a la hora de marcar goles.

“Soy un jugador con gran capacidad para la definición. De todas formas, soy un peón más que quiere aportar su calidad al grupo. Busco disfrutar, jugar a un fútbol de posesión, con el objetivo de quedarme, no solo una cesión”, declaró Dimata en su presentación.

Como otros datos a destacar, es un jugador que sabe tirar de galones, por ejemplo, a la hora de querer lanzar penaltis, algo habitual en su trayectoria. Además, es hábil jugando por la derecha y con alma de compañerismo, siendo muy inteligente a la hora de dirigir un contraataque. ¿Se quedará en una cesión o tenemos delantero para años en nuestro fútbol?

 

 

Al-Sadd: gas, petróleo y tiki-taka

Al-Sadd: gas, petróleo y tiki-taka

El Al-Sadd Sports Club, escuadra catarí entrenada por la leyenda del fútbol español Xavi Hernández, puede presumir de ser uno de los planteles más en forma de todo el planeta. Los de Doha, ”emires” del balón en el Golfo Pérsico, hacen las delicias de los jeques al son del tiki-taka.

 

Del folio al estadio: así surgió el Al-Sadd

Todo adolescente enamorado del fútbol se ha pasado alguna que otra clase de instituto empapando sus hojas de utópicas alineaciones para su equipo. Lógicamente, eres consciente de que la delantera del Sporting nunca va a estar compuesta por Ronaldinho, Ronaldo y Messi, pero fantasear siempre será más entretenido que hacer matrices o analizar sintácticamente una frase.

A unos mares de aquí, en la ciudad de Doha, un grupo de chicos cumplió un sueño parecido al parafraseado en las primeras líneas. De hecho, uno bastante mayor. Corría el 1969 cuando Nasser bin Moubarak Al Ali, representante de esa pandilla, contactó con el jeque Jassem bin Hamad con el propósito de que este les autorizara para crear un equipo de fútbol. Para regocijo de los muchachos, este dio el visto bueno solo unos meses más tarde.

Soñar en grande. Típica frase de motivación que incluso te cabrea leer, pero que en esta bonita historia sirvió a unos chavales del barrio de Al Farij para levantar los cimientos de uno de los primeros ”rascacielos” de la jungla de asfalto en la que se ha convertido Doha. Así se originó el Al-Sadd Sports Club, el equipo más laureado de Qatar y uno de los califas de la pelota en Oriente Medio.

 

El Al-Sadd lleva la corona

Son varias las competiciones que se llevan a cabo en Catar a lo largo de un año natural. Como en todos los países, los cataríes cuentan con una Liga. En esta compiten 12 equipos, nadie desciende y los tres primeros disputan la AFC Champions League, la ”Champions Asiática” para entendernos un poco mejor. También cuentan con una copa. Mejor dicho, con tres. La Copa Crown Prince, similar a la Copa del Rey en España, es la primera.

Otra de ellas es la Copa del Emir, conquistada precisamente hace poco más de un mes por los alumnos del profesor Xavi Hernández. La más novedosa es la Copa de las Estrellas, creada en el 2009. La que mayor valor tiene de estas tres es la Copa del Emir, razón por la que su ganador se enfrenta al campeón de liga en la Supercopa Catarí. Este último galardón también pertenece al Al-Sadd actualmente.

Desde su aparición, el Al-Sadd no ha dado tregua a sus máximos competidores. Con 14 títulos de liga y 16 de Copa del Emir, los de Doha son los que llevan la corona en Catar. Su antagonista, el Al-Rayyan, al que dirige el mítico Laurent Blanc, cuenta con seis y diez menos, respectivamente.

 

 

Las claves del éxito continental

Sin embargo, el mayor logro de nuestros protagonistas de hoy no es otro que haber sido el único club del país en alzar la ya citada AFC Champions League. Se la ha agenciado en un par de ocasiones. La última de estas, en 2011, tras doblegar en la tanda de penaltis al Jeonbuk Hyundai Motors, de Corea del Sur. Este hito permitió al conjunto árabe clasificarse para el ”Mundialito” de Clubes, del que fue apeado por el FC Barcelona en semifinales. Quizás la derrota más dulce de su historia.

Pese a su imponente palmarés, una de las claves del Al-Sadd reside en su gozosa condición económica. A todos nos resultará familiar el apellido Al Thani, ¿verdad?. Así se le llamaba al jeque árabe que aterrizó en Málaga para encumbrar a los de la Costa del Sol y, solo unos años después, hundirlos en la absoluta miseria. Un pariente suyo es precisamente el propietario del Al-Sadd: Mohammed bin Hamad bin Khalifa Al Thani. Miembro de la Casa Real del país arábigo y hermano del Emir, este multimillonario es el responsable de que este club polideportivo se mantenga en la cima del país que acogerá el próximo Mundial de Fútbol en el 2022.

 

 

Unos jeques locos por el tiki-taka

Raúl González Blanco, el que nunca hacía nada, fue quien abrió la veda. Los de Doha consiguieron su contratación el 13 de mayo de 2012, provocando un auténtico ”boom” mediático y situando a Catar en el radar balompédico. Los jeques, encantados con la labor del español en su andadura por el desierto, nos arrebataron a otro de los bajitos tres años más tarde. Xavi Hernández, tras una calurosa despedida en Barcelona, hacía también las maletas para irse al Al-Sadd, con el que disputó cuatro temporadas como jugador y del que ahora es entrenador.

Con el de Terrassa a los mandos, el Al-Sadd ya ha levantado tres trofeos: una Copa Emir, una Crown Prince y la Supercopa. La liga, que se les resistió el año pasado, ya está en camino. Los del técnico catalán, comandados por el delantero argelino Bounedjah y un Santi Cazorla del que poco se puede añadir a estas alturas, son líderes con 41 puntos, 13 más que el Al-Duhail, que es segundo. En 15 jornadas, sus cifras son demoledoras: 13 victorias y 2 empates, viendo puerta en 60 ocasiones y concediendo únicamente 10 dianas.

El tiki-taka ha calado hondo en el Golfo Pérsico. Los jeques, ensimismados con aquella España que se hizo monarca de la pelota en aquellos maravillosos ”años 10”, son ahora los que disfrutan de las migajas de ese fútbol de posesión al borde de la extinción.

 

 

Nico Melamed, perico en extinción

Nico Melamed, perico en extinción

Nico Melamed ha pasado de ser una promesa del Espanyol y de La Liga Smartbank a convertirse en una realidad. El club catalán destaca por tener una de las mejores canteras de España, y el mediapunta hispano-argentino es muestra de ello. Su irrupción en el primer equipo y su renovación hasta 2024 auguran una buena carrera para él en La Liga Santander, aunque todo dependerá del protagonismo y los galones que le vaya dando Vicente Moreno.

 

La esperanza de un Espanyol en horas bajas

Desde infantiles ha destacado en las categorías inferiores llamando la atención de grandes de Europa. Es nieto por parte de madre de Felipe Ribaudo. La leyenda de Estudiantes de La Plata compartió vestuario con Carlos Bilardo y Juan Ramón Verón, padre de “La Brujita”. Por tanto, Nico Melamed viene de un entorno favorable, en el que se sabe de qué va el fútbol, de la profesionalidad que implica, siendo su padre uno de sus principales apoyos.

Su experiencia fuera del fútbol formativo empieza en la 18/19. El filial comienza a contar con él en la segunda vuelta a sus 17 años. Se hace un habitual ya sea entrando desde el banquillo o de titular. El equipo entrenado por David Gallego, queda quinto a las puertas del play off. Sin embargo, es en la temporada pasada donde se produce la irrupción de Nico Melamed, haciéndose indiscutible. Anota 7 goles con el B y empieza a participar con el primer equipo, a pesar de la mala situación, llegando incluso a debutar en Europa League.

 

 

Nico Melamed revoluciona el Espanyol 

Debido a su rendimiento, el club le ha renovado hasta 2024, aumentando su cláusula de rescisión de 8 a 15 millones, casi 25 en caso de ascenso a La Liga Santander. Su impacto ya está empezando a notarse con “los pericos”. Ha sido decisivo contra el Sabadell y el Cartagena. Frente los catalanes anotó el primer y único gol del partido. En el Cartagonova fue clave en la remontada. El partido iba 1-0, y Nico anotó el gol del empate y forzó el penalti para que Raúl de Tomás anotara el segundo gol, y el equipo ganara 1-3.

El gran problema que tiene Nico Melamed para acumular minutos es la enorme competencia que existe en plantilla. En la posición de mediapunta o segundo interior tiene como principales rivales a Darder y Melendo. Los dos son polivalentes, pero normalmente juegan en esa zona. Otros jugadores como Álex López o Pol Lozano también pueden ocupar esa posición, pero ambos canteranos no han contado con tanta participación.

En banda izquierda también hay una gran competencia. Wu Lei comenzó la temporada como titular, pero no ha convencido. Álvaro Vadillo cedido por el Celta, que no ha rendido debido a las lesiones. Monito Vargas, que parecía partir como indiscutible teniendo en cuenta el precio que se pagó por él, sigue dejando dudas. El que mejor está sabiendo aprovechar sus oportunidades es Javi Puado.

 

 

¿Cuál es su encaje en el Espanyol en su lucha por el ascenso?

El Espanyol suele jugar con un 4-2-3-1 con un total dominio del juego. Normalmente tiene la línea defensiva adelantada y debe llevar la iniciativa ante defensas cerradas. Ahí el papel de Nico Melamed es clave a la hora de desatascar partidos. Tal es su importancia que con él en el campo, el Espanyol solo ha perdido un partido en toda la temporada.

Fue contra el Rayo Vallecano, donde Melamed salió en el descanso e Isi Palazón marcó en el minuto 88 el 1-0. Esto muestra que normalmente disputa minutos residuales y a su vez la importancia que tiene para dar la vuelta al marcador cuando las cosas se complican. A pesar de tan solo disputar 38 minutos de media por partido, se ha convertido en el revulsivo más eficiente para Vicente Moreno.

 

¿Cómo juega Nico Melamed?

Nico Melamed es un mediapunta natural. Ese perfil de futbolista que se está perdiendo, en extinción, con la camiseta metida por dentro, que debe reciclarse en otras posiciones como la de interior o la de extremo, normalmente a pierna cambiada. Por ello la posición es una de las principales incógnitas para llegar a definirle como futbolista.

A día de hoy parece ser más adaptable a la banda que al interior, algo similar a lo que ocurría con Pedri en Las Palmas la temporada pasada. Esto se debe a un tema físico y defensivo, y sobre todo una cuestión de mentalidad del jugador. Es decir, a la hora de elegir qué hacer con la pelota y cómo hacer daño al rival. En otras palabras, su naturaleza. La parte positiva es que el Espanyol puede ocupar perfectamente los espacios de tal forma que la zona de la mediapunta quede para él.

Por ser un suplente habitual hasta la fecha, las estadísticas de producción goleadora se han visto mermadas. Aún así, ha anotado 2 goles y dado 1 asistencia. Es un jugador enfocado a los metros finales, donde es igual de determinante o incluso más que muchos jugadores de la categoría de plata. Está sabiendo juntar al equipo arriba, en parte gracias a su alto porcentaje de pase en campo rival (78%). Otra virtud que influye en este aspecto es su regate, ya que completa un 59% por partido. Juntando estas dos características se erige como un incordio continuo para las defensas rivales.

Nico Melamed está siendo el futbolista capaz de aunar las virtudes de un centrocampista y un delantero, convirtiéndose en el complemento ideal para Melendo, un mediapunta con más alma de centrocampista, además de la dupla Embarba – RDT, que tantas alegrías está dando a la afición.

 

 

Che Adams, el “fox in the box” de Southampton

Che Adams, el “fox in the box” de Southampton

Che Adams es uno de los ejemplos de superación actuales de la Premier League, tras ser despedido por la academia del Coventry City no se rindió y luchó por llegar a donde está hoy en día. El inglés ha pasado de jugar en las divisiones inferiores de Inglaterra a ser una pieza clave del Southampton de Ralph Hasenhüttl.

 

La importancia de no rendirse

El futbolista nacido en Leicester tuvo comienzos difíciles en su andadura futbolística. Entró en las categorías inferiores del Coventry City y tras varios años allí, lo despidieron. En el intento de seguir en el mundo del fútbol consiguió un graduado escolar en Ilkeston, dándole acceso al club del fútbol del mismo nombre.

Finalmente, tras varios años destacando en el club de la National League, el Sheffield United decidió ficharlo. La temporada 2014/15 fue la primera en el fútbol profesional, un año de transición y de adaptación a lo que exigía la EFL League One. Tan solo disputó 13 partidos en los que marcó 3 goles.

Después de una temporada complicada con el Sheffield United comenzó a ser más importante en los “blades”. En su segunda campaña consiguió ser la pieza central de un Sheffield que vagaba por la EFL League One. Como resultado de la confianza que le brindaron, él respondió con 12 goles y 5 asistencias en 41 partidos.

En consecuencia a una gran temporada, el Birmingham City de EFL Championship llamaría a la puerta de Che Adams. Y este no dudó en abrirla de par en par.

 

El nacimiento de un goleador en Championship

Tras haber pagado 2’2 millones de € por Che Adams la afición del Birmingham City tenía las esperanzas puestas en su nuevo “scorer”, había llegado a la segunda división inglesa tras superar todos los varapalos que le habían dado antaño.

Cómo ya demostró en Sheffield, es un jugador al que le cuesta adaptarse. La historia no cambió en Birmingham. El salto de calidad de una división a otra era un peso difícil de gestionar, tan solo 7 goles y 6 asistencias en 41 partidos en su primer año en el St Andrew’s Stadium. En Birmingham se dieron cuenta de que quizá no era simplemente un delantero goleador, ya que sus números en asistencias eran muy altos para un killer. Por esa razón, Garry Monk lo probó en diferentes posiciones para comprobar su rendimiento.

En su segundo año jugó en todas las posiciones de ataque, pero donde mejor se desempeñaba seguía siendo en punta. Disputó 33 partidos, donde sumó 9 goles y bajó el número de asistencias a 2. Su irregularidad no gustaba en Birmingham y se perdió varios partidos por decisión técnica.

 

 

Garry Monk fue destituido tras los pobres resultados, y Pep Clotet sería su sucesor de cara a la temporada 2018/19. El español entendió perfectamente el tipo de jugador que era Che Adams, y el resultado fue su explosión definitiva.

Fue su mejor campaña,  siendo decisivo y cada vez más importante para los “blues”. A sus 22 años fue nombrado mejor jugador del año del Birmingham City. Sus 22 goles y 5 asistencias le abrieron las puertas de la Premier League.

 

Che Adams y el Southampton de Ralph Hasenhüttl

Che Adams llegó a un Southampton que bajo el mando de Ralph Hasenhüttl aún no tenía un estilo de juego propio. Debido a esto y a su dificultad para adaptarse, tan solo logró anotar 5 goles en 36 partidos. Tras pagar 16’7 millones de € por él, la afición de los “saints” se empezaba a preguntar si el gasto en el inglés mereció la pena. Che tardó 33 jornadas en marcar su primer gol.

Sin embargo, el Southampton de Hasenhüttl ha encontrado su estilo en la presente campaña. El equipo está siendo muy ofensivo y juega de manera directa. La 4-4-2 está funcionando a las mil maravillas, y actualmente marchan séptimos en Premier League. Su estilo de juego se basa en la posesión del balón, con creadores de la talla de James Ward-Prowse, Stuart Armstrong y Oriol Romeu el balón no quema en los pies en el St Mary’s Stadium.

 

 

Su ataque se centra en la banda izquierda, donde la velocidad y descaro de Ryan Bertrand y Moussa Djenepo son claves para nutrir de balones al hueco a los dos de arriba. Otra de las características de este Southampton es el peligro que suponen a balón parado, si la falta es cercana a la portería aparece el especialista James Ward-Prowse, ya con 4 dianas de libre directo.

Si el balón se cuelga a la olla, ahí están las torres Vestergaard y Bednarek, que rematan con su cabeza como si de una bola de demolición se tratara. De la faceta goleadora se encargan el incansable Danny Ings, Theo Walcott y el “fox in the box” Che Adams. Al último esta campaña le está sirviendo para ratificarse como el delantero que prometía ser, sumando ya 4 goles y 4 asistencias en 14 partidos.

 

¿Cómo juega Che Adams?

Su juego se basa en velocidad acompañada de potencia física. Es un delantero al que le beneficia jugar acompañado, ya que la capacidad asociativa es una de sus mejores virtudes.

Posee lectura de juego es brillante para un jugador de tan solo de 24 años. Che sabe donde debe posicionarse en cada momento, ya sea para finalizar una segunda jugada o para pasar el balón a un compañero. Un ratón de área de manual.

Es un excelente finalizador, al que no le tiembla el pulso en el uno para uno contra el portero. Y además, tiene un gran disparo de larga distancia donde combina la colocación y la potencia a la perfección. Su gol desde medio campo al Manchester City es prueba de ello.

El esfuerzo de Che Adams está teniendo su recompensa de la mano de Ralph Hassenhüttl, que con su ayuda lo está haciendo madurar para ser un delantero a tener en cuenta para el futuro.

 

Tino Kadewere, “Le Guerrier” del Olympique de Lyon

Tino Kadewere, “Le Guerrier” del Olympique de Lyon

Esta temporada 2020/2021 de la Ligue 1, está marcada por la igualdad de sus competidores. El PSG, eterno favorito para ganar la competición, está sufriendo más de lo esperado debido al calendario frenético y las continuas lesiones de sus estrellas. Asimismo, el Lille de Christophe Galtier, actual líder, se está destapando como un equipo rocoso en lo defensivo y pragmático en lo ofensivo, destacando por su regularidad competitiva. Por otro lado, el Olympique de Lyon de Rudi García, que empezó la campaña con dudas e incluso se rumoreó con la destitución de su técnico, se encuentra colíder. Con un estilo de fútbol más que cuestionado, uno de los semifinalistas de la pasada Champions League acumula una racha de 13 partidos sin perder ( con 8 victorias y 5 empates). 

Esto tiene mucho que ver con el estado de forma de la tripleta ofensiva, formada por Memphis Depay, Karl Toko Ekambi y Tino Kadewere. Este último está siendo de descubrimiento para muchos pero ya avisó en la Ligue 2 de su potencial en la 2019/2020.

 

¿Quién es Tino Kadewere?

Natural de Harare, la capital de Zimbabue, el joven diestro de 24 años empezó su carrera en el Djurgarden de la Allsvenkan. En Suecia se formó y empezó a desarrollar su carrera profesional. Allí estuvo cuatro años antes de recalar en la Ligue 2, en el Le Havre. Dos temporadas fueron suficientes para demostrar su potencial. Especialmente, se salió el año pasado, donde llegó a marcar 20 goles en 24 partidos, una competición que fue suspendida y en su consecuencia, no se reanudó por decisión del Gobierno francés.

“Me enamoré de su talento a primera vista. No me ha sorprendido su rápida adaptación a la máxima competición. Es cierto que su punto débil estaba en la fuerza pero esta debilidad la está potenciando con creces y quién sabe si la convertirá en fortaleza”, declaró Dean Oswald Tanchot en Eurosport, ex entrenador del Le Havre y actual técnico del Amiens.

 

La tragedia familiar y la dedicatoria del Olympique de Lyon

Las buenas noticias asomaron en el entorno profesional de Kadewere. A principios de año se confirmó su fichaje por el Olympique de Lyon por unos 12 millones de euros. Sin embargo, en el ámbito personal recibió un duro golpe. En agosto murió su hermano Prince, de 40 años, a causa de un paro cardíaco. Unas fechas en las que el equipo galo estaba concentrado en la eliminatoria frente al Manchester City en la Champions League. En el calentamiento de dicho encuentro, toda la plantilla llevó unas zapatillas con el mensaje ‘Rest in heaven Prince Kadewere’. El Lyon, no se sabe si motivado por esta situación, dio la sorpresa del torneo eliminando al conjunto de Pep Guardiola.

Un gesto que fue respondido por el futbolista el pasado mes de noviembre en el derbi del Ródano ante el Saint-Etienne. Kadewere ingresó en el campo en el minuto 60 y en media hora anotó un doblete que supuso una victoria vital para los chicos de Rudi García. Después del partido, el futbolista se emocionó por el trato de sus compañeros y del club ante su situación personal vivida durante este año.

“Nunca olvidaré el gesto tanto del Lyon como de mis compañeros cuando mi hermano falleció. Aún recuerdo esa noche de agosto cuando vencieron al Manchester City, fueron muy grandes. Pero lo que me marcó fue que todos llevaran una camiseta de apoyo hacia mí y a mi familia.”, afirmó Kadewere en el post partido ante el Saint Etienne.

 

 

Kadewere, en la tripleta del momento

Y desde aquel partido, su faceta goleadora ha explotado. Ya lleva 6 goles, más uno que logró con su selección ante Argelia. Su gran entendimiento con Depay y Ekambi, que va creciendo de forma progresiva, hace que crezca su nivel individual pero también los tres colectivamente. El holandés acumula 8 tantos y 4 asistencias, el ex del Villarreal alcanza los mismos registros y Kadewere, además de sus 6 goles, ha contribuido con 2 pases de gol.

Además de su actuación estelar en el derbi del Ródano, Kadewere marcó el gol vital en la histórica victoria en el Parque de los Príncipes ante el PSG, estadio en el que no ganaban desde 2007. Su última víctima, el Niza, en el que fue hasta ahora su mejor partido con la elástica del Lyon. En resumen, la DEK acumula 22 goles y 10 asistencias.

 

 

¿Cómo juega Tino Kadewere?

Kadewere se presenta como jugador espárrago, con ganas de hacer sonreír con su fútbol. Su fuerza no es su punto positivo pero es un aspecto que lo está mejorando, y eso hace que se esté adaptando bien a la máxima competición del fútbol francés, una de las más exigentes en cuanto a nivel físico.

Su posición natural es la de delantero centro aunque en numerosas ocasiones, cae a la banda izquierda. Desde ahí, aprovecha para adornarse e irse del rival con su velocidad. Con movimientos similares a los de su compañero Ekambi, siempre que parte desde la banda, piensa en el gol o en asistir, como en aquella icónica jugada en el encuentro ante el Saint Etienne. 

Además, tiene esa habilidad para ser ratón de área, sabiendo en qué momento tiene que estar posicionado en las segundas jugadas. Un atacante que define bien y que también cae a veces a banda derecha aunque todavía no tiene la misma confianza de desborde que en la izquierda.

Kadewere, o como se llaman a los suyos en Zimbabue, es un guerrero. Un luchador que ha tenido un año difícil como muchos pero que se está sobreponiendo de la mejor forma. Nadie le vende como estrella, tampoco se presenta él como tal, pero sabe que va a tener que rendir más de lo actual si finalmente Depay acaba saliendo en el mercado invernal. Rudi García sentenció al banquillo a Moussa Dembelé por sus intenciones de abandonar el equipo y Kadewere lo está aprovechando con creces. Para Rudi, es “Le Guerrier”, el espejo donde deben mirarse muchos futbolistas.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad