Palmeiras, larga vida al Campeoníssimo

Palmeiras, larga vida al Campeoníssimo

La Sociedade Esportiva Palmeiras, uno de los clubes más laureados de Brasil, volverá a disputar una final de Copa Libertadores veinte años después. Lo ha logrado tras dejar en la estacada a River Plate, campeón hace solo dos temporadas.

 

Palmeiras, un brasileño con sangre italiana

Corría el 1914 en la que ahora es la ciudad más poblada de Brasil cuando cuatro italianos decidieron ”dar a luz” al Palmeiras. Sin embargo, no se le registró con el nombre que actualmente lo identifica. De hecho, sus colores y su escudo tampoco eran los de ahora. Su nombre era el de Palestra Italia, y sus colores eran el verde, el blanco y el rojo, como la bandera del país de nacimiento de sus progenitores.

Con estos distintivos, la escuadra de São Paulo disputó su primer encuentro, en el que batió al Savóia por dos tantos a cero (24 de enero de 1915). Tras hacerse dueño y señor del fútbol amateur, el Campeoníssimo se enroló en la Primera División de São Paulo, un campeonato profesional de carácter regional en el que se consagró como primer bicampeón.

En 1939 la Segunda Guerra Mundial puso en vilo a todo el planeta. Esta contienda, la cual derivó en el colapso de la Alemania Nazi o la Creación de las Naciones Unidas, también trajo consigo importantes consecuencias a nivel deportivo. Con una duración de seis largos años, esta enfrentó a los Aliados con los Países del Eje. Brasil, ”mamá” de aquel joven club de fútbol, apoyó a los primeros. Italia, nación de los ”padres” del Palestra Italia, combatía para los segundos. El resultado, como era lógico, fue el divorcio de aquella bonita pareja ”italobrasileira”. Una separación en la que la madre ganó el juicio y se hizo con la custodia de ese muchacho brasileño con sangre italiana que desde entonces pasaría a llamarse Palmeiras.

 

 

Madurez, trofeos y enemistades en Brasil

Desde su ingreso en el fútbol profesional en el 1933, Palmeiras ha aniquilado a todo aquel que pretendía meterse en su camino y se ha convertido en una máquina de ganar títulos. A nivel estatal, cuenta en sus vitrinas con 46 trofeos, entre los que resaltan sus 23 Campeonatos Paulistas. Después de conquistar la ciudad que le vio hacerse adulto, el ya maduro Palmeiras fue ganando más y más adeptos y comenzó a cosechar sus primeros éxitos nacionales. En 1960 se hizo con su primer Brasileirão, al que seguirían otros nueve. El último de estos lo levantó en el año 2018, coronándose como el club que más veces ha alzado esta copa.

Más longevas aún son sus rivalidades. La más feroz, sin lugar a dudas, es la que comparte con el Corinthians, con el que batalla  desde el 1917 en el famoso Derby Paulista. El ”Verdão” le endosó al ”Equipo del pueblo” la derrota más abultada de su historia (8-0) allá por el 1933, lo que acrecentó esta enemistad. Desde entonces, se han visto las caras en 355 envites, ganando cada uno 127 choques y empatando en 109. Estas cifras hacen del Derby Paulista no solo uno de los enfrentamientos más antiguos de la historia del balompié, sino también uno de los más apasionantes.

Si hay algo que ”La Torcida” de Palmeiras puede reprocharle a su equipo es su desempeño en el marco internacional. El Campeoníssimo no ha podido darle sentido a su apodo en sus travesías por Sudamérica. Con un título de Copa Libertadores en el año 1999 y otros tres subcampeonatos, los del Allianz Parque sufren en exceso cuando salen de Brasil. Aunque quizás sea más apropiado hablar en pretérito, pues los de Abel Ferreira acaban de superar las semifinales de la Libertadores y estarán en la gran final dos décadas más tarde.

 

 

Palmeiras, a un paso de la ”Gloria Eterna” de América

La campaña pasada podría resumirse en un ”casi” para Palmeiras. Con el ex-técnico del Real Madrid, Vanderlai Luxemburgo, sentado en su banquillo, los de São Paulo fueron terceros en Liga y llegaron a cuartos de final de Copa y Copa Libertadores. Además, se llevaron su 23º Campeonato Paulista antes del inicio de estas competiciones.

Sin embargo, si tu apelativo es el de Campeoníssimo, nunca puedes conformarte con esto. Por ello, en verano se optó por un cambio, una pequeña actualización para el sistema de los brasileños. Luxemburgo, de casi 70 años, fue reemplazado por Abel Ferreira, de 42. La llegada del portugués desde el PAOK supuso una limpieza de la idea de juego del equipo, la cual contaba con alguna que otra telaraña. De esta forma, con un fútbol más divertido y ofensivo, Palmeiras es a día de hoy un deleite para el espectador. Los de Ferreira son sextos en liga, a solo seis puntos del segundo, y flamantes finalistas de la Copa Libertadores tras pulverizar a River Plate, tetracampeón de la competición.

Si una Final de Libertadores ya es morbosa de por sí, imaginen si en ella se desafían dos clubes de la misma ciudad. Pues en esta edición 2021 será precisamente así. El Campeoníssimo se las verá con el Santos, uno de sus máximos rivales, el día 30 de enero en Maracaná. Duelo idílico entre dos conjuntos ”paulistas” donde lo espiritual decantará el choque para uno u otro lado. El Cristo Redentor, avizor desde el Cerro del Corcovado, será el que dicte sentencia.

 

Matheus Pereira, el banheirista baggie

Matheus Pereira, el banheirista baggie

Matheus Pereira es uno de los jugadores franquicia del West Bromwich Albion, y tras varios años deambulando por equipos europeos parece haber encontrado su lugar en The Hawthorns.

 

Matheus Pereira, el menino de Belo Horizonte

Matheus Pereira es natural de Belo Horizonte, Brasil. Pasó su niñez allí,y a los 14 años comenzó su andadura futbolística en Portugal para entrar en las categorías inferiores del Sporting de Portugal.

Tras varios años destacando en las inferiores del prestigioso club lisboeta, Jorge Jesús lo inscribió para el primer equipo en la temporada 2015-16. Debutaría ante el Besiktas en UEFA Europa League, dejando muy buenas sensaciones y ganándose la confianza de su entrenador. En la 2016/17 alternaría constantemente el primer y el segundo equipo del Sporting de Portugal, pero tras verse necesitado de minutos buscó una salida.

En la próxima campaña el brasileño fue cedido al GD Chaves, donde asumiría un rol de protagonista que no había tenido antes. Allí pudo desarrollar los cimientos del futbolista que es hoy en día, y gracias a los 8 goles y  5 asistencias en 30 partidos, se puso en el escaparate europeo.

 

Un brasileño en la Bundesliga

Tras esta etapa, llegaría el momento de cambiar de aires. En el último día del mercado de la temporada 2018/19 fue cedido al FC Núremberg. El club había conseguido el objetivo de ascender a la Bundesliga, y para ello necesitaban la pólvora en ataque que proporcionaba Matheus Pereira.

El brasileño hizo una temporada muy discreta, en la que ni su rendimiento ni el del equipo ayudaron a su desarrollo. El FC Núremberg descendió a la 2. Bundesliga dejando un papel bastante mediocre en la categoría dorada de Alemania.

 

La llegada a Inglaterra de la mano de The Hawthorns

El West Bromwich Albion decidió apostar por la cesión del brasileño. Esta vez el Sporting de Portugal añadiría una cláusula de compra opcional por valor de 8’25 millones de €.

Llegó a un West Brom que luchaba por volver a Premier League. Allí se vio acompañado de jugadores como Kamil Grosicki, Grady Diangana y Semi Ajayi. Bajo la batuta de Slaven Bilić los “baggies” no tendrían otro objetivo que no fuera el ascenso. Desde el primer momento el técnico croata confió en él, haciéndole jugar como mediapunta por detrás del delantero, una posición inusual hasta ese momento para él, pero que no supuso ningún problema.

El West Brom firmó una temporada 19/20 brillante. Un equipo fiable en defensa y letal en ataque, y mucha culpa la tenía Matheus Pereira, quien daba alegría a la zona ofensiva de su equipo como si del carnaval de Río se tratara. Tal fue su evolución en Inglaterra que rompió el saco de asistencias, dando un total de 20 y acompañándolas con 8 goles. También cabe destacar que fue el jugador que más ocasiones creó de toda la liga, con 116.

 

 

Su contribución fue clave para que los “baggies” consiguieran el ascenso, siendo los subcampeones de la EFL Championship detrás del Leeds United. En definitiva, el brasileño en tan solo un año enamoró a la grada de The Hawthorns, y los aficionados no dudaron en pedir su fichaje a la directiva. Tras varias semanas de incógnita el West Brom decidió pagar la cláusula de compra y hacerse con sus servicios.

 

El West Brom de Slaven Bilić

Sin duda el club de las Midlands es asiduo a la irregularidad, un equipo que acostumbra a variar año tras año entre Premier League y EFL Championship. A grosso modo es un club que comparte esa faceta con el Fulham, ambos sin un rumbo fijo entre ambas categorías.

Su estilo de juego se basa principalmente en tener la iniciativa de dominar el partido. Es un equipo al que le gusta empezar tejiendo la jugada poco a poco desde su propio campo. Esto propicia a que los rivales salten a la presión y creen huecos en defensa, algo que aprovechan con constantes pases al hueco o balones largos al espacio, una tarea que se facilita con jugadores creativos como Conor Gallagher, Filip Krovinović o el propio Matheus Pereira.

El juego aéreo también es uno de los fuertes del West Brom. Con la altura que poseen sus defensas no es ningún problema el marcar goles a balón parado. Esto es algo que se está viendo esta misma campaña, con 8 goles anotados.

 

 

Otro aspecto a recalcar es la velocidad que imprime por bandas, ya sea con carrileros o con los interiores. A los de Bilić les gusta el fútbol directo y ofensivo,algo a lo que le dan sentido jugadores como Darnell Furlong, Conor Townsend, Grady Diangana o Matheus Pereira, cuatro auténticas balas.

Uno de los grandes problemas del West Bromwich Albion en la Premier League está siendo la fiabilidad defensiva. Un equipo que en Championship era sólido atrás, y hoy por hoy es el plantel más goleado de la máxima categoría inglesa, con 26 goles en contra. El técnico croata ha probado cambiando el esquema de cinco a cuatro defensas, pero la necesidad de acudir al mercado invernal en búsqueda de un central es inevitable.

 

La llegada de “Big Sam”

Tras cosechar un empate en casa del Manchester City, la directiva del West Brom se reunió de urgencia con el técnico croata para comunicarle que dejaban de contar con él. Cuando esta noticia salió en los medios nacionales, la afición  entró en cólera, a que no entendían la decisión.

El entrenador que les había devuelto a la Premier League había sido despedido, y quién venía a sustituirle no era un motivo de ilusión para la gente. Tras dos años en el dique seco, Sam Allardyce volvía a la Premier League. Firma con el West Brom contrato de 18 meses, con el objetivo de que el club mantenga la categoría.

 

 

De siete veces que ha dirigido en Premier League, nunca ha descendido. ¿Será este el dato al que se agarren los directivos para haber tomado una decisión tan arriesgada? Sam Allardyce tiene un duro reto por delante: Salvar a un club que tras 13 jornadas solo tiene 7 puntos.

 

¿Cómo juega Matheus Pereira?

El brasileño tiene ese estilo callejero en su ADN, disfruta de hacer los estadios su patio de colegio en cada partido que juega. Su mayor virtud es el regate, siendo un jugador capaz de dejar atrás muchos rivales en una misma jugada. A esto hay que sumarle su capacidad para dar pases al hueco, incluso dejando a su compañero solo ante el portero con un pase de 20 metros. La mayor parte de sus números de asistencias tienen mucho que ver con este aspecto, y con su gran lanzamiento a balón parado.

Lo habitual es verle cortando desde la banda hacia dentro para jugar con más libertad y tener la posibilidad de crear mucho más para su equipo. En cuanto al físico también destaca por au compostura y su buen cuerpeo ante la defensa rival.

Su inicio de temporada está siendo bastante pobre, igual que el de su equipo. Ni el ambiente ni las condiciones acompañan de momento, en un comienzo que se le está atragantando al West Brom. Los de Slaven Bilić tienen un diamante en bruto en el banheirista brasileño, un jugador sobre el que construir un proyecto para por fin lograr la estabilidad en Premier League que tanto ansían.

 

Samú Costa, mili en Almería

Samú Costa, mili en Almería

Samú Costa se ha convertido en una de las revelaciones esta temporada de un Almería muy renovado tras una nueva gran apuesta en el mercado por parte del jeque para buscar el ascenso. El portugués se ha asentado como uno de los mejores centrocampistas jóvenes de La Liga Smartbank a sus 20 años. Su entrenador y compatriota José Gomes le está dando los galones y la confianza necesarios para triunfar. No tardaremos demasiado en verle en La Liga Santander si continúa mostrando esta proyección.

 

Una roca que brilla como un diamante

El centrocampista portugués llegó al Almería procedente del Braga sub 23 el pasado mercado de fichajes cedido con opción de compra. Venía de disputar tan solo 44 minutos con el primer equipo en Liga NOS y nadie se esperaba su nivel. De hecho muchos creían que llegaría para el filial o que era un fichaje motivado más por relaciones con agentes que por rendimiento deportivo.

Además su fichaje coincidió con la salida del canterano Francisco Callejón, que ya había disputado minutos el curso anterior, al filial del Betis cedido, por lo que esta creencia tenía aún más fundamento.

El jeque desde su aterrizaje en Almería ha apostado por muchos fichajes procedentes de Portugal, entrenadores incluidos, por lo que en ese aspecto no extraña. Su actual entrenador, José Gomes, ha desarrollado gran parte carrera como primer entrenador en Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, de ahí la conexión con el nuevo dueño del Almería. El luso ha apostado por cambiar de once continuamente esta temporada debido a las continuas jornadas intersemanales.  Esto no refleja la importancia de Samú Costa en los minutos jugados, aunque ya ha disputado 1020.

Dicho esto, lo que más llama la atención del mediocentro es su madurez. A pesar de tener 20 años juega como si tuviera 28, y esa es una de las mejores virtudes que puede tener un jugador de sus características.

 

 

Samú Costa, revelación de La Liga Smartbank

El ascenso de Samú Costa está siendo meteórico teniendo en cuenta que ha debutado esta temporada en el fútbol profesional, exceptuando esos escasos 44 minutos con el Braga. Ha pasado de ser un completo desconocido a ser uno de los mejores de la categoría, no solo hablando de jóvenes, sino en general. Esto se potencia cuando vemos que en La Liga Smartbank escasea este perfil de futbolista.

Todavía tiene que definirse y le queda mucha carrera por delante, por lo que José Gomes y sus futuros entrenadores serán fundamentales para determinar qué centrocampista será en el futuro.

 

¿Cuál es su encaje en el Almería?

El Almería tiene un sistema habitual de 4-2-3-1. Destaca por tener un estilo bastante definido, siendo un equipo vertical muy potente en transición ofensiva y con una buena defensa del área. Ya la temporada pasada los problemas del equipo erradicaban en el centro del campo y era fundamental reforzar esa parcela. Los fichajes de Samú Costa y Morlanes han cambiado por completo el nivel. Se necesitaba un jugador de brega como el portugués y un mediocentro posicional y organizador para distribuir el juego para no depender tanto de los espacios y no sufrir ante presiones altas o repliegues intensos.

Morlanes le permite a Samú descolgarse, algo que viene de serie en la naturaleza del luso. A pesar de ser un centrocampista defensivo necesita cierta libertad. Eso hace que el jugador cedido por el Villarreal y él se complementen a la perfección y encajen de lujo en un esquema con doble pivote. Con el paso del tiempo se irá concretando su rol y su posición, aunque si no evoluciona tendrá un problema para brillar en la élite en esquemas con un pivote y dos interiores.

 

 

¿Está preparado Samú Costa para La Liga Santander?

El Almería está apostando por muchos jugadores jóvenes para sacarles un rendimiento en el futuro, ya sea económico como el caso de Darwin Núñez, o deportivo. Parece claro que si Samú Costa continúa a este nivel ejercerán la opción de compra sobre él y dejará de pertenecer al Braga. Aunque quizás por nivel sí que pueda aspirar a La Liga Santander, el Almería no le dejará salir a no ser que llegue una oferta estratosférica, algo muy complicado teniendo en cuenta su poca experiencia y la mala situación económica de todos los clubes. El proyecto cada vez se va estabilizando más y el equipo está unido.

Cuando se producen este tipo de inversiones, más aún con jóvenes, cuesta ver que los jugadores formen un equipo y no sean un conjunto de individualidades. Los buenos resultados le están dando tiempo a José Gomes para tener cierta continuidad y potenciar a sus futbolistas. Además, Samú Costa destaca por ser fuerte mentalmente, y eso le va a ayudar durante su carrera.

 

¿Cómo juega Samú Costa?

Es difícil encontrarle defectos a Samú Costa. Para definirle hay que tener en cuenta que es no es un pivote tradicional, sino moderno. Posee un trato de balón notable y una salida de balón correcta. Es cierto no es para nada un virtuoso en ese aspecto, pero tiene un 80% de precisión en el pase. Su potente arrancada le permite llegar a muchas zonas en cobertura y salir en conducción ante presiones rivales, completando un 58% de regates por partido. Su mayor virtud es el juego aéreo, donde gana un total de 65% de duelos. Es una de las cifras más altas de la categoría. Tanto en área rival como en saques de puerta o área propia es un jugador imponente.

A pesar de no ser brillante en la salida de balón tiene un gran dominio del pase en largo. Completa un 61% de balones largos, normalmente cambiando de orientación hacia el sector izquierdo, con jugadores que rompen al espacio como Akieme o Lazo. Es un mediocentro muy disciplinado, y como se podría esperar por la posición que ocupa, brilla en defensa. Intercepta un 1,8 y despeja un 2,3 de balones por encuentro. No suele ganar en el esférico por estar bien posicionado sino más bien por salir de zona e ir al corte.

Es por ello que requiere tener cierta libertad y que su mejor posición es la de mediocentro derecho en un doble pivote siendo zurdo, aunque su evolución parece llevarle a ser un pivote único en equipos que busquen un especialista defensivo en esa posición. Las tarjetas amarillas es otro de sus defectos. Le han sacado 7 amarillas en 16 partidos y en varios ha sido sustituido en la segunda parte para evitar su expulsión. Es cierto que es joven y puede corregirlo, pero debe medir mejor sus entradas.

Samú Costa es un centrocampista muy completo del que se espera mucho en el Almería. Con las condiciones que tiene y el potencial que se le atisba seguramente le veamos en La Liga Santander en un futuro.

 

Marcus Edwards, un inglés en Guimaraes

Marcus Edwards, un inglés en Guimaraes

Marcus Edwards, quizá sea el ejemplo perfecto de que la calidad en el fútbol no lo es todo. Un jugador que debido a sus constantes problemas de actitud, ha sido tachado de inmaduro en diferentes ocasiones. Pero parece que el inglés está encontrando su sitio en la Liga NOS tras haber pasado por varios baches en su corta carrera.

 

La presión de un joven prometedor

No hace tanto, Marcus Edwards era una de las perlas de la cantera de los Spurs y una esperanza para Inglaterra. Jugó la Eurocopa y el Mundial Sub-17 de 2015, junto a jugadores como Trent Alexander-Arnold, Tom Davies o Reece Oxford. Y en 2019 ganó la Euro Sub-19 junto a talentos como Ryan Sessegnon o Mason Mount.

Todo pintaba a que Marcus Edwards llevaba el camino de convertirse en un jugador asentado en la Premier League, pero la presión que tenía a la espalda pudo con el joven. Todo comenzó cuando salió cedido al Norwich City de Daniel Farke en 2018, llegando con grandes expectativas a los “canaries”. Su etapa fue un tanto turbulenta, tanto que solo participó en un partido y su cesión se cortó en media temporada. Un préstamo fallido, que le hizo hacer de nuevo las maletas, en este caso hacia el Excelsior, en la Eredivisie.

“No ha participado con el equipo y hay una sencilla razón, creo que aún debe madurar” – Daniel Farke, técnico del Norwich City.

 

La redención de Marcus Edwards en Holanda

Su reciente paso por Holanda ayudó al inglés a reconducir su carrera. Incluso él mismo dijo que en el Norwich ya se sentía lo suficientemente maduro y que le había dolido oír lo contrario, pero que al llegar a Holanda vio que era cierto. En el Excelsior tendría un rol importante, y sería clave en los onces de Leonid Slutsky. Aquella temporada fue excelente, y su carrera dio un giro de 180º .

“Es un futbolista increíble” – Leonid Slutsky, técnico del Excelsior

Una campaña en la que fue el jugador más regateador de toda la Eredivisie, promediando 3,3 regates completados por partido, además de anotar 2 goles y dar 4 asistencias. Tras su éxito, el jugador finalizaría su contrato con el Tottenham y se marcharía gratis al Vitória Guimaraes.

 

 

La importancia de Marcus Edwards en Guimaraes

El club que pertenece al distrito de Braga cuajó una gran temporada 2019/2020, donde jugó la Europa League y acabó séptimo en liga. Marcus Edwards tan solo tardó cinco partidos en ganarse a la afición de “El Minho”. Su primer tanto llegó en Uefa Europa League ante nada más y nada menos que el Arsenal. Se estrenaba con la camiseta del Guimaraes ante aquellos a los que acostumbraba a tener como rivales acérrimos, y además en el Emirates Stadium.

“Un momento de orgullo, marcar mi primer gol con el Vitória en Londres, donde tengo a todos mis amigos y a mi familia”

El atacante inglés acabaría cumpliendo las expectativas en Portugal. La campaña pasada, Edwards disputó 36 partidos en los que marcó 9 goles y dio 9 asistencias. El regateador comenzaba a devolver la confianza a aquellos que confiaron en él cuando aún era menor de edad. Por fin, estaba madurando.

 

 

Marcus Edwards encajó como anillo al dedo en el Vitória Guimaraes, ofreciendo otras opciones al ataque por banda derecha de los de Ivo Vieira, con su desparpajo y su regate. Aquel niño inmaduro se había convertido en uno de los líderes de “os Branquinhos”. Por supuesto, todo esto no pasó desapercibido y un viejo conocido volvió a interesarse por Marcus.

El Tottenham negoció con el Vitória una posible compra, pero no llegaron a un acuerdo y Marcus Edwards se quedó en Guimarães para seguir desarrollándose y evolucionando su fútbol.

Actualmente, el barco de Guimarães, sigue en popa y a toda vela. Ivo Vieira apuesta por el juego ofensivo con un 4-3-3 muy definido. Es un equipo que aprovecha mucho la velocidad por bandas, gracias a jugadores como el propio Edwards o Quaresma. El plantel desarrolla un fútbol directo basándose en la combinación en corto, con Pepelu siendo el timón del centro del campo, y liberando a André André de tareas defensivas. Un centro del campo en el que también le acompaña Denis Poha o Mikel Agu.

 

¿Cómo juega Marcus Edwards?

Marcus Edwards ya ha confesado que disfruta haciendo un juego vistoso. Ama todo lo que sea regatear y dejar atrás a un defensor. Sin embargo, no hace mucho tiempo atrás, el inglés era incapaz de acompañar todas estas virtudes con la madurez que exige un profesional. Y esta es la verdadera clave de su progresión y evolución.

En cuanto a la posición, Marcus puede desempeñarse tanto de extremo derecho como de delantero centro, aunque su posición más habitual es por banda. El zurdo destaca por su control y su conducción con el balón pegado al pie, algo que dificulta que los rivales puedan robársela. En la temporada actual está promediando 2.4 regates completados por partido y 5.1 duelos ganados. Sin embargo, donde mejor aprovecha sus cualidades es por la banda, donde aporta desborde y velocidad a los de Ivo Vieira.

El inglés ha encontrado un lugar en el que reconducir su carrera y comenzar a labrarse un futuro prometedor, todo ello gracias a la continuidad que le ha dado su entrenador. Edwards ha encajado como anillo al dedo en Guimaraes. Un jugador que parecía haberse perdido en el camino por culpa de su actitud, ha enganchado a las gradas del Dom Afonso Henriques.

 

Rayan Ait Nouri, el lobezno de Jorge Mendes

Rayan Ait Nouri, el lobezno de Jorge Mendes

La conexión franco-argelina para el país galo es una fuente de oro inagotable. La lista es casi interminable, pero entre todos los nombres que asoman por la puerta, hay que pararse en la anotación que ponga Rayan Ait Nouri. Este lateral izquierdo de 19 años está en todas las agendas de los clubes más grandes de Europa. El ex del Angers fue uno de los últimos movimientos en el pasado mercado de fichajes, recalando finalmente en los Wolves de Nuno Espirito Santo. El nuevo lobezno tiene todas las condiciones para ser una de las referencias en la posición de lateral en los próximos años.

¿Quién es Rayan Ait Nouri?

Nouri es un lateral con alma de carrilero que nació en la localidad de Montreuil, perteneciente a un lugar tan emblemático como es Saint-Denis. Su carrera futbolística se ha centrado en el Angers pero en el mes de octubre, llegó en calidad de cedido al Wolverhampton. Además, ha destacado con brillo en todas las categorías inferiores de la selección francesa, actualmente en la Sub-21, pero nadie descarta que su presencia en la absoluta se haga de forma inminente.

A pesar del gran nivel de Lucas Digne, la elección del jugador del Everton no convence a muchos aficionados y en la recámara está Lucas Hernández, pero con su historial de lesiones, se le hace complicado que tenga regularidad en el combinado de Didier Deschamps.

El impacto en la Ligue 1

Stephane Moulin le dio la suficiente confianza para que rindiese con regularidad la pasada temporada en el campeonato francés. Solo disputó 17 partidos, ya que la Ligue 1 no se reanudó tras la suspensión por la pandemia y también por una lesión que le tuvo apartado a principios de año. Pero estos dos aspectos no le impidieron despuntar, siendo un puñal por la banda izquierda y con una gran capacidad como asistente.

 

 

“Solo puedo desearle buena suerte. Estoy un poco emocionado. Es un chico muy talentoso, que nos deja pero que también se merece esta oportunidad. Estoy triste porque representa lo que es el ADN del Angers, como lo demostró la marcha de Baptiste Santamaría. Estoy seguro de que se convertirá en un gran futbolista” , Stephanie Moulin, entrenador del Angers.

¿Por qué los Wolves?

Su fichaje se da por dos factores. El primero, porque tiene de agente a Jorge Mendes. Este está estrechamente relacionado con los Wolves, un equipo que tiene numerosas pinceladas portuguesas. Además de su entrenador, jugadores como Rui Patricio, Nelson Semedo, Joao Moutinho, Ruben Neves, entre otros, ocupan gran parte de la plantilla de los ‘Wanderers’.

El segundo motivo. y el más importante deportivamente para que se ejecutara, fue la lesión del español Jonny Otto, que estará varios meses fuera de los terrenos de juego. Sabedor de esto, Nouri en su debut contra el Crystal Palace, anotó un gol y cuajó una gran actuación.

 

La Premier League, la oportunidad de su carrera

Sin dudas, es la oportunidad de su carrera. A pesar de ser joven, cuenta con un apoyo cultural, integrado por tener varios compañeros de su país, y ha fichado por un equipo de una liga que tiene más escaparate y que para su fútbol es más aprovechable. ¿Por qué? Porque sus características son perfectas para el 3-4-3 o el 3-5-2 de Nuno. Unos sistemas en el que actuará de carrilero y que dará explosividad a su faceta ofensiva, que es por la que destaca.

“Rayan es un jugador talentoso. Nos da mucho en ataque y no es nada fácil debutar con gol y dando una gran imagen en la Premier League. Estoy muy contento con él aunque tenemos que hacer que mejore en muchos aspectos y estoy seguro que con su actitud positiva, lo conseguiremos” – Nuno Espirito Santo.

¿Cómo juega Rayan Ait Nouri?

Lo más sorprendente de Nouri es su madurez. Parece un jugador que ya está curtido en mil batallas, y eso es un plus que le hace tener ventaja respecto a otros futbolistas de su edad. Fuerte en lo psicológico, despliega una potencia física que le hace ser muy difícil de parar. Con gran capacidad dar continuidad a la salida de balón, suele levantar la cabeza para asociarse con un compañero mientras que él aprovecha para subir de manera profunda y veloz por la banda izquierda.

Su gran virtud es el golpeo del balón, especialmente, a la hora de meter centros. Entiende muy bien como entra un delantero a rematar y su pie izquierdo es un guante. Por otro lado, es un jugador seguro con el balón, con una eficacia de un ratio del 75-80% de pases como fijaba la Ligue 1 en sus estadísticas la última temporada.

Su insistencia por la banda hace que el equipo en el que juegue tenga asegurado un porcentaje alto de profundidad ofensiva. Si hay que hablar de puntos débiles, estos son los defensivos. Es un jugador que suele sufrir mucho a la espalda, como se pudo ver ante el Leicester. Dennis Praet y James Maddison le hicieron sufrir de lo lindo. Además, tiene lagunas de colocación junto al central, lo que provoca que se desajuste la defensa y que el rival suela entrar por su banda con facilidad.

En definitiva, Nouri está en un lugar privilegiado, por entorno, por sus condiciones y por el esquema táctico de los Wolves. Quién se lo iba a decir cuando debutó hace dos temporadas en Francia ante el PSG, que cerraría su experiencia en el mismo escenario: en el Parque de los Príncipes. Ahora tiene todo para ser un fijo en su nueva casa, el Molineux. Quién sabe si en un futuro se le verá en otros grandes estadios de Inglaterra como el Tottenham Stadium,  el Etihad Stadium u Old Trafford.

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad