Bienve Marañón, un español triunfando en Filipinas

Bienve Marañón, un español triunfando en Filipinas

Hay que prestar especial atención a los jugadores que han triunfado o están triunfando lejos de su país natal. Como menciona Aritz Gabilondo en un artículo del diario As, “los españoles que juegan en el extranjero son unos valientes; los que además han ganado, unos triunfadores”. Bienve Marañón es el ejemplo perfecto de ello.

 

¿Quién es Bienve Marañón?

Bienvenido “Bienve” Marañón es un futbolista nacido en el Puerto de Santa María, Cádiz. Nació el 15 de mayo de 1986 (34 años). El jugador gaditano desempeña la función de delantero centro dentro del terreno de juego y es un goleador nato.

Gracias a este olfato goleador, tras varias aventuras en su país natal, dio el salto a la élite del fútbol asiático para jugar en uno de los mejores clubes de Filipinas, donde se ha convertido en un auténtico ídolo.

 

Sus aventuras con sabor español

Bienvenido Marañón se formó en la cantera del Real Betis. Sin embargo, como buen gaditano, comenzó jugando, profesionalmente hablando, en el Cádiz B. En España ha jugado en diferentes en clubes, en Segunda División B y Tercera.

Como el propio Bienve menciona, la experiencia con sabor español que recuerda con mayor ilusión es la de Socuéllamos. Marañón llegó al conjunto de Castilla La Mancha procedente del Lorca en la temporada 2013/2014. Con el Socuéllamos logró ascender a Segunda B y la temporada siguiente quedaron sextos, por delante del Real Madrid Castilla de Zinedine Zidane.

“En lo que a salir de Cádiz se refiere, me quedo con el Socuellámos. Era un proyecto ilusionante, un equipo humilde, y conseguimos ascender a Segunda B. La temporada siguiente hicimos una temporada increíble, quedando sextos por encima del Real Madrid Castilla de Zidane”, en una entrevista para Ocasión de Gol.

 

¿Por qué Bienve Marañón decide ir a Filipinas?

Tan solo una temporada más tarde, en la 2014/2015, Bienvenido Marañón recibió una oferta para jugar en el extranjero, en Filipinas más concretamente. Es en este momento cuando aparece la figura de Carli de Murga, jugador que actualmente milita en el Chonburi FC de la Liga de Tailandia.

“Un amigo mío, Carli de Murga, que ahora mismo está jugando en Tailandia, me comentó que necesitaban un jugador de mis características. Vino a comentarme todo a Barakaldo, me lo pensé, y a los dos días lo llamé para decirle que me iba. A día de hoy, todo lo que me dijo en 2015 se ha cumplido”.

Como el propio Bienve afirma, en una negociación en la que hay intereses, sobre todo económicos, de por medio, la figura de su amigo y compañero Carli fue crucial para embarcarse en aquella nueva aventura. Una de las razones por las que decidió abandonar su zona de confort y marcharse al extranjero es porque, como él mismo comenta, aquí en España en Segunda B, Tercera, etc. te exigen como a un profesional pero no se cobra como un profesional.

 

 

En Filipinas juega en uno de los mejores equipos del sudeste asiático, el United City FC, anteriormente conocido como Ceres-Negros FC. Este cambio de nombre se debe a que la temporada pasada, la cual la empezaron con dos victorias y un empate en la AFC Cup, lo que aquí en España sería la UEFA Europa League, se complicó por la pandemia. Hubo problemas económicos y el dueño abandonó el club, por lo que llegó un nuevo propietario.

Bienve se ha convertido en uno de los jugadores más destacados de Filipinas. Desde que desembarcó en el continente asiático, ha levantado 4 ligas consecutivas y en marzo de 2020 se convirtió en el máximo goleador histórico de la AFC Cup con 35 tantos.

 

Máximo goleador español del mundo

Esta temporada, debido a la situación sanitaria, ha sido atípica en lo relacionado a la organización. Se ha jugado una liga express de tan solo cinco partidos en un estadio burbuja cerca de Manila y, obviamente, sin público. Los jugadores han estado encerrados en un hotel y solo podían salir para entrenar y jugar.

En lo que a goleadores se refiere no ha sido así. El protagonista de hoy comenzó la liga pisando fuerte. Entre el 28 de octubre y el 9 de noviembre, anotó un hat-trick ante el Mendiola FC 1991, otro contra el Stallion y un gol al Maharlika. En cinco encuentros logró marcar 7 goles y se convirtió, junto a Pablo Gállego, en el jugador español más efectivo de todos los que juegan en algún equipo de primera división a lo largo del planeta.

En lo colectivo también ha sido una gran temporada. El United City logró levantar el título de liga, clasificándose a la Champions League asiática.

 

 

¿Cómo juega Bienve Marañón?

Bienve Marañón no es un delantero de los de toda la vida. El jugador gaditano hace absolutamente de todo. Es un futbolista con muy buena conducción de balón y un golpeo de balón exquisito, por lo que muchos goles los hace desde la frontal del área, concretamente con su diestra.

Es un delantero que juega muy bien entre líneas. Esto permite que sus compañeros le hagan pases al espacio y se coloque solo delante del portero. Cuando esto pasa, el portero puede darse por vencido.

Aunque quizás jugar de espaldas no es su fuerte, también se le han visto goles en los que controla y se gira, y gracias a su golpeo de balón, manda la pelota al fondo de la red.

Además, pese a su altura, 1,73 m, tiene un muy buen remate de cabeza. Aunque su altura aquí en España no nos parezca mucha, la altura media en Filipinas es inferior a 1,50 m. Este es Bienve Marañón, el español que soñó con triunfar de otra forma.

 

Pedro Díaz, un pianista en El Molinón

Pedro Díaz, un pianista en El Molinón

Pedro Díaz es uno de los últimos proyectos del Sporting de Gijón y está destacando con creces en La Liga Smartbank. El canterano está liderando a su equipo con tan solo 22 años y es uno de los responsables del gran momento del equipo asturiano. Seguramente pronto se le vea en La Liga Santander, ya sea de la mano del Sporting de David Gallego o en otro equipo.

 

Ilusionando desde Mareo hasta el Molinón

El futbolista asturiano es un producto de Mareo desde pequeño. El de Siero comienza a entrar en dinámica del filial en la 14/15, donde disputa 5 partidos en Segunda B en las últimas jornadas con 18 años.

Los minutos que disputa van creciendo de manera progresiva hasta que en la 17/18 termina de explotar con el Sporting B, lo que le permite debutar con el primer equipo en Copa del Rey ante el Reus. A partir de la temporada pasada se asienta en La Liga Smartbank y se convierte en un titular habitual en el centro del campo junto a Javi Fuego, ocupando el puesto dejado por Nacho Méndez, otro canterano que venía de hacerlo bien el curso anterior pero que había bajado el rendimiento.

A pesar del cambio de entrenador y la situación complicada que vivía el equipo, que aspiraba a más que la mitad de tabla con el regreso de canteranos como Manu García, Pedro Díaz es capaz de sobreponerse y ser una de las revelaciones del curso. Es cierto que el asturiano viene prometiendo mucho desde categorías inferiores y ya ha estado en alguna prelista de la selección española sub 21, pero su explosión definitiva se está produciendo ahora.

 

 

Pedro Díaz, jugando en un parque llamado El Molinón

La campaña anterior Pedro Díaz era un centrocampista un tanto incompleto, como era normal por su corta edad. Sabía hacer muchas cosas pero casi ninguna de forma brillante, no destacaba en por nada especialmente. Lo que ha sorprendido más es que este curso ha dado el paso definitivo para convertirse no solo en el jugador referencia del Sporting de David Gallego, sino en uno de los mejores centrocampistas de La Liga Smartbank. De hecho, el Sporting ya trabaja en su renovación, ya que su contrato acaba en 2022.

Pedro Díaz tiene el talento en la sangre. Aunque no tiene una familia con pasado futbolístico como otros jugadores, su padre es José Díaz, un reconocido fotógrafo que estrenó un documental en Netflix llamado “100 días de soledad” en el que se puede ver brevemente al propio Pedro. Quizás por ello no le den vergüenza las cámaras y sea uno de los habituales en las ruedas de prensa del equipo, muestra también de su madera de capitán.

 

 

¿Cuál es su encaje en el Sporting en su lucha por el ascenso?

David Gallego suele apostar por un 4-2-3-1, donde Pedro Díaz puede ocupar dos posiciones. Lo más normal sería que jugara de acompañante del pivote como ya ha hecho en otras temporadas y donde tiene más margen de crecimiento, pero ante la ausencia de Manu García en algunos partidos o la irregularidad de los jugadores de banda, Pedro Díaz ha jugado en la mediapunta por detrás de Djuka, que con su agresividad en el desmarque le limpia muchas zonas cercanas al área para luego romper desde segunda línea.

Normalmente el español está acompañado de jugadores rápidos en banda o de enganches como Manu García, por lo que le da sentido al juego del equipo en posiciones interiores. El gran momento individual del asturiano también se refleja en el equipo de David Gallego, que está 5º, es decir, en play-off de ascenso.

 

¿Cómo juega Pedro Díaz?

Pedro Díaz es un centrocampistas total. No es solo un box to box, es mucho más completo. Su llegada al área se traduce más en asistencias (5) que en goles (1), lo que le ha llevado a convertirse en el máximo asistente del equipo, además de dar 1,3 pases clave por partido.

Con el balón es los pies no es un especialista a la hora de organizar, pero como buen centrocampista español, ha tenido una formación enfocada a eso y completa un 80% de los pases que intenta. Además es un futbolista muy inteligente en cualquier faceta del juego, tanto en defensa como en ataque, e incluso no es proclive a las tarjetas amarrillas, ya que tan solo le han sacado 3 este curso.

Es sacrificado en defensa y roba casi todos sus balones por anticipación o insistencia, no por ser un especialista, lo que muestra que de pivote se le desaprovecharía, aunque pueda jugar ahí de forma puntual. El canterano brilla más en el regate, ya que completa un 71% por partido, una de los mayores porcentajes de la categoría siendo centrocampista, aunque es cierto que solo promedia uno por partido, es decir, no es un futbolista enfocado continuamente al regate y al desborde aunque genere ventajas por dentro, ya sea en conducción o dejando a sus compañeros en posiciones favorables.

Pedro Díaz es el pianista del Sporting, todo el equipo va al son de su música, y si quieren seguir soñando deben de seguir dejándose llevar por el canterano. Pronto podrá verse su estreno en La Liga Santander, y David Gallego hará todo lo posible para que sea con el Sporting.

 

Gonzalo Verdú, el káiser franjiverde

Gonzalo Verdú, el káiser franjiverde

No siempre se llega a la élite gracias al talento individual o colectivo por las facilidades que te garantiza un equipo. Muchas veces es el trabajo, tanto individual como colectivo, es el que te guía hacia el premio. Un premio que, en este caso, se llama La Liga Santander. Gonzalo Verdú no puede representar mejor este colectivo y a sus 32 años, además de ser el capitán del Elche C.F. y una referencia para los ilicitanos, es el ejemplo perfecto de la recompensa por el sacrificio que hay detrás del éxito.

 

Un trotamundos del fútbol modesto

Antes de llegar al Elche C.F. y ser uno de los capitanes de la entidad alicantina, Gonzalo Verdú ha recorrido varios equipos modestos para llegar hasta donde está, todo un ejemplo de que con trabajo duro todo llega.

Natural de Cartagena, comenzó allí su etapa como futbolista profesional allá por 2007, y se puede decir que ha recorrido media España debido a la gran cantidad de equipos en los que ha vestido la camiseta.

Cartagena, Pinatar, Novelda, Albacete, Osasuna, Orihuela, Córdoba, Guadalajara y ahora Elche, son los clubes por los que ha pasado el cartagenero sin realmente destacar en ninguno de forma llamativa, hasta llegar al club donde juega a día de hoy desde hace tres temporadas. Su llegada en 2017 cuando el equipo se encontraba en Segunda División B, muestran la evolución de un club y un futbolista que, gracias al esfuerzo de tantos años, se ve recompensado jugando en la élite futbolística.

 

Dos ascensos inolvidables para devolver al Elche a la élite

Un histórico como es el Elche C.F. se encontraba en la Segunda División B en la 17-18 después de descender por la polémica falta de pagos económicos en la 14-15 de La Liga Santander y tras dos temporadas en la La Liga Smartbank.

Con la llegada de Gonzalo Verdú al equipo, veteranía y solidez irían de la mano en las siguientes temporadas ya que su impacto fue inmediato. 41 partidos y 6 goles, además del ascenso a la Segunda División fue la carta de presentación del central, siendo uno de los pilares del equipo junto a una institución del club como Nino, además de jugadores como Sory Kaba o Benja.

Si un ascenso no es suficiente para engrandecer la carrera de un jugador, dos con el mismo club lo superan. Se presentaba la temporada 19-20 con un Elche recompuesto de aquel fatídico e injusto descenso, encontrando la regularidad en jugadores veteranos y experimentados. Pacheta a los mandos del equipo desde la temporada anterior, formó un grupo sólido, seguro atrás y con una ilusión que iría creciendo al mismo tiempo que las victorias que conseguía el club, todo ello, a pesar del límite salarial impuesto que era inferior al del resto de equipos.

Tras acabar 6º en la tabla de clasificación después de un partido de infarto entre un Deportivo de la Coruña descendido y un Fuenlabrada que si ganaba accedía a los Play-Off de ascenso, el Elche se metía en dichos Play-Off para intentar lograr una gesta histórica y volver a la máxima categoría del fútbol español. Imponiéndose primero al Zaragoza y luego al Girona, los de Pacheta consiguieron el 6º ascenso del club gracias a la entrega y compromiso de jugadores como Gonzalo Verdú, Fidel, Nino o Pere Milla.

 

 

Gonzalo Verdú, el líder de la defensa de un Elche de Primera

Muchos jugadores que llegan a la Primera División se pierden por el camino por la falta de experiencia, nervios o simplemente la superioridad técnica de ciertos clubes y jugadores. Sin embargo, en este Elche no ha ocurrido así. Gonzalo Verdú está desplegando un nivel más que suficiente en estos primeros partidos demostrando una solidez que no se asocia con su debut en una categoría de tal calibre.

Esto impacta más con la llegada de un nuevo entrenador, Jorge Almirón, en el sentido de crear un nuevo sistema para jugar. Además, la poca preparación física que tuvo el equipo durante la pretemporada, junto a las múltiples bajas que se produjeron, hacen más llamativa la buena dinámica del club.

Una de las causas de esta situación es el nivel de Gonzalo Verdú. Se nota que en los partidos donde han ganado esta temporada como ante el Valencia y Eibar, o el empate contra el Villarreal, el capitán ha demostrado un grandísimo nivel. Es el líder de la defensa, y su veteranía hacen del Elche un equipo muy competitivo.

El conjunto de Almirón ha pasado de ser el favorito al descenso, a que la gente lo tome como un equipo serio y que puede llegar a generar bastantes problemas a cualquiera, independientemente de la posición en la que se encuentren.

 

 

¿Cómo juega Gonzalo Verdú?

Característico por la solidez, veteranía y sacrificio en el campo, Gonzalo Verdú es un central seguro, imponente tanto en el juego aéreo como a ras de suelo y todo un baluarte defensivo.

Su gran envergadura (1,90 m) le permite abarcar muchísimo campo, y es un jugador que solo con su presencia aporta seguridad a la zaga. Promedia un 71% de duelos ganados en lo que va de liga (vía sofascore), algo que se evidencia en cada partido por el nivel del capitán.

Además de ser un central contundente y seguro para la defensa, es un jugador que tiene buen toque de balón. Tanto su desplazamiento en corto como en largo son muy buenos, y siempre intenta sacar el balón de la forma más limpia posible, algo arriesgado para el equipo, pero que hace muy bien, siendo una de sus múltiples virtudes.

Gonzalo Verdú está viviendo una segunda juventud y los mejores años de su carrera futbolística siendo insustituible en estos primeros partidos en La Liga Santander. Es el complemento perfecto para un Elche que necesita el máximo rendimiento del cartagenero para mantenerse en la élite del fútbol español. Y desde luego, si sigue mostrando ese nivel durante toda la temporada, puede alcanzar grandes cosas.

 

 

 

 

 

 

 

Andrés Martín, el rayo del Rayo

Andrés Martín, el rayo del Rayo

El Rayo Vallecano se quedó a las puertas de disputar los Playoffs de ascenso la temporada pasada, quedando fuera por un punto de diferencia. Actualmente, ocupa esos puestos en la locura de La Liga Smartbank. Tras la salida de Paco Jémez, el conjunto madrileño se encuentra en plena reconstrucción con un nuevo proyecto, comandado por la leyenda del Athletic Club, Andoni Iraola. En estas primeras 15 jornadas, destaca un chaval de 21 años que está dando lo que se esperaba de él cuando voló de Córdoba hacia la capital para jugar en unos de los clubes más carismáticos de España. ¿Su nombre? Andrés Martín.

 

Andrés Martín, la promesa califa

Nacido en Aguadulce, se formó en la cantera del Córdoba CF. Su nivel fue mejorando y gracias a ello, consiguió debutar en la 2017/2018 en el filial, marcando 5 goles en 26 partidos disputados. Rápidamente, asciende al primer equipo para la próxima campaña, en una temporada negra para la historia de los blanquiverdes. El Córdoba desciende de categoría pero Andrés Martín demuestra su calidad, con 6 goles y numerosas asistencias, jugando de delantero y por ambas bandas.

Este gran debut en el fútbol profesional, permite que el verano del 2019 sea una auténtica locura. El Real Madrid y el Borussia Dortmund llegaron a acudir a las oficinas del Nuevo Arcángel para interesarse por Andrés Martín, pero finalmente, el pastel se dividió entre el Deportivo de la Coruña y el Rayo Vallecano. Paco Jémez, que siempre observa las canteras de los equipos donde ha entrenado, se fija en Andrés y comunica a Martín Presa que se fiche al sevillano. Todo parecía cerrado, pero el Deportivo de la Coruña se entrometió, dificultando el traspaso por el Rayo Vallecano. Este hecho provocó el enfado del técnico rayista.

“No culpo al chico, tiene 19 años y esperó el desenlace del Mallorca-Deportivo para ver si los gallegos ascendían. Se ha dejado llevar por lo que han dicho pero su actitud es como ‘Si no sale nada mejor, nos vamos al Rayo’. Así no son las cosas. Le quiero tener como entrenador pero si fuera el presidente, retiraría la oferta inmediatamente”, sentenció de forma tajante Paco Jémez en la Cadena Cope.

Fijo en la selección española sub 21

Finalmente, fichó por el Rayo Vallecano. Sin embargo, su primera temporada ha sido agridulce. No contó mucho para Jémez pero sí para Luis de la Fuente, siendo un fijo en la selección española en la sub 21. Su brillo pudo verse nublado por tener que actuar como extremo de urgencia, cuando su posición ideal es la de delantero centro. Su irregularidad, provocada por la falta de oportunidades constantes, acabó mermando a la progresión de Andrés.

 

Andrés Martín explota de la mano de Iraola

Sin dudas, Andrés Martín es una de las sensaciones en esta primera vuelta del campeonato. Con 4 goles y 4 asistencias, es el máximo goleador de su equipo junto a Isi Palazón, y el máximo asistente de los de Vallecas. Además, su contribución es tan vital, que ha participado en 7 de los últimos 10 goles de los franjirrojos. Asimismo, es junto a Santi Comesaña e Isi Palazón los únicos integrantes de la plantilla que han participado en todos los partidos disputados hasta la fecha en la 2020/2021.

“Andrés va a más. Es un jugador que nos aporta bastante. Tiene la madurez para salir de revulsivo pero se está ganando ser titular. Entiende bien el trabajo de la presión y nuestra idea de fútbol, de lo que queremos hacer”, afirmó Andoni Iraola en la rueda de prensa después del partido ante el Castellón.

Andrés está asumiendo su papel en un equipo que podía padecer falta de gol y de alternativas en la delantera, a pesar de que cuenta con el veterano Leonardo Ulloa, que formó parte del plantel de aquel heroico Leicester que fue campeón de la Premier League o del experimentado Yacine Qasmi.

 

¿Cómo juega Andrés Martín?

El delantero del Rayo Vallecano se desenvuelve especialmente bien como delantero centro, siempre acompañado de otro punta de referencia. A pesar de que todavía no se ha destapado como un gran goleador, sabe estar posicionado en el área, leyendo bien los contraataques o las segundas jugadas, como se pudo ver en su doblete ante el Castellón. Además, su polivalencia ofensiva permite que pueda jugar en otras posiciones, como la de extremo por ambas bandas o de mediapunta.

“Andrés encaja en la sub 21 por gama posicional y su versatilidad en el ataque, me parece un futbolista muy rico en matices”, afirmó el seleccionador Luis de la Fuente.

Por otro lado, tiene una zurda que es oro puro. Con ella regatea, asiste y marca las diferencias. Es especialista en enganchar balones aéreos y marcar golazos, como se pudo ver ante el Sporting de Gijón o jugando con el Córdoba en su primer año en La Liga Smartbank. Por último, también sabe conducir el balón cuando tiene que dirigir un contragolpe.

En definitiva, Andrés Martín, fan incuestionable y enloquecedor del FIFA como ha reconocido en alguna entrevista, se presenta como una de las promesas del fútbol español. Su zurda está compitiendo con jugadores experimentados como Marc Mateu o el ex rayista Adrián Embarba en la faceta de asistente y aportando una cantidad de goles que hacen que los aficionados del Rayo Vallecano sueñen con el retorno a la máxima categoría.

 

 

 

Edgar Badía, el gato ilicitano

Edgar Badía, el gato ilicitano

El pasado agosto, tras una temporada convulsa, el Elche consiguió el ascenso a Primera cinco años después. Un lustro que se caracterizó por años de inestabilidad administrativa y deportiva. Lo que nadie esperaba es que tras la salida de José Rojo Martín ‘Pacheta’, el equipo ilicitano fuera bien en su retorno a la máxima categoría del fútbol español. Tanto con el burgalés como con Jorge Almirón, una de las figuras claves se encuentra en la portería. Edgar Badía está realizando intervenciones de mérito para que el Elche se encuentre respirando tranquilamente en la mitad de la tabla.

Un perico campeón de Europa

Con 28 años, natural de Barcelona e iniciado en los benjamines de La Masía, fue formado en la cantera del UE Cornella. Posteriormente, recaló en el juvenil del RCD Espanyol, donde estuvo durante tres campañas. En esa estancia, fue convocado por la Sub-19, siendo campeón en la Eurocopa de 2011. Edgar Badía fue titular y jugó junto a nombres reconocibles como son los de Dani Carvajal, Álvaro Morata, Pablo Sarabia u otros menos conocidos pero que fueron y son de igual importancia como José Campaña o Álex Fernández, este último, mejor jugador de aquel torneo.

Sin oportunidades en el Espanyol

Tras la conquista de ese Europeo, todo parecía indicar que sería el futuro portero de los pericos. De hecho, fue convocado bastantes veces por el primer equipo y llegó a debutar en la Copa del Rey. Sin embargo, el club apostó por un portero de más altura y corpulencia, como fue el caso de Pau López. Ante tal situación, Badía se sintió frustrado y por ello, tomó una decisión precipitada, como confesó él mismo en Sphera Sports. El guardameta reconoció que su marcha al filial del Granada fue equivocada, donde coincidió con el actual arquero del Rayo Vallecano, Stole Dimitrievski.

Tragicomedia en Reus

La etapa en Reus fue la experiencia de su vida. Con falta de oportunidades, descartado muchas veces por su altura (1,80 cm) y con la moral mermada, el equipo entrenado por Sergi Parés acude al rescate de Badía. El conjunto catalán se encontraba en Segunda B pero por suerte, consiguieron a la primera el objetivo de ascender a Segunda. Cuando la toalla parecía estar levantada para la rendición, se cayó a la lona de un plumazo. En la 2016-2017, fue uno de los mejores porteros de la categoría de plata, siendo varias veces incluido en el once ideal, quedándose a un pasito de conseguir el Zamora aquel año, superado por Raúl Fernández, del Levante.

Cuando todo parecía que finalmente había encontrado estabilidad, aparecen de nuevo los problemas. Tras tres años mágicos, el Reus fue castigado con descenso administrativo a Segunda B. Una sentencia que estuvo precedida por una campaña llena de impagos a los jugadores, al cuerpo técnico y a los empleados.

“Cuando aparece el Reus yo estaba en un momento complicado en mi carrera, porque venías de una proyección muy buena, te vas a un filial y no juegas… Para mí, Sergi Parés ha sido muy importante en mi carrera. Sin esa oportunidad en el Reus, probablemente no lo hubiera logrado”, Edgar Badía, en una entrevista en Sphera Sports.

2020: Un año mágico para Edgar Badía

Si a Edgar Badía le dicen nada más llegar al Elche lo que viviría en la 2019/2020, probablemente le entraría una sensación de perplejidad. El portero había encontrado la felicidad en el equipo ilicitano y prueba de ello fue su renovación hasta 2022. El Elche ofreció un gran nivel pero asomó la pandemia  y todo se paralizó. Tras la reanudación, el conjunto de Pacheta mantuvo una lucha infernal junto al Rayo Vallecano y el Fuenlabrada por ocupar la última posición que daba acceso a los playoffs de ascenso a Primera División. Tras el escándalo provocado por el caso del ‘Deportivo-Fuenlabrada’ y con la incertidumbre de estar quince días sin competir, finalmente el Elche jugaría la promoción.

Edgar Badía, una vez más, fue un elemento clave en los cuatro encuentros. Su actuación le hizo convertirse en el primer portero en no encajar un gol en el Playoff, superando la actuación de Mariano Barbosa con Las Palmas en la temporada 2013/2014, que dejó su portería a cero pero jugando un partido menos. Destacó especialmente en las semifinales ante el Real Zaragoza, haciendo paradas importantes, como el penalti detenido en los minutos finales en el choque disputado en La Romareda.

 

“Mi rendimiento no se ha valorado suficiente por mi altura o algunas condiciones físicas. Hay directores deportivos que me han descartado por este motivo, que es respetable. Aún así, he rendido a un gran nivel, siendo trabajador y constante pero con lo que no depende de mí, no puedo hacer nada”.

En el ‘Top 3’ de LaLiga

En el Joan Gamper, demostró ante el F.C Barcelona su gran estado de forma. Una muestra que se ha convertido en una evidencia tras la disputa de siete jornadas. Además, su buen rendimiento lo demuestran las estadísticas.

Según la web de La Liga, Badía es el segundo portero del campeonato con más paradas, con un total de 28. Solo le supera Jaume Doménech, del Valencia, con dos partidos más respecto al arquero del Elche.

Con un 4% de media, es el portero con mejor porcentaje de atajadas actualmente en Primera División. Además, hasta la fecha ha conseguido dejar la portería a cero en 3 ocasiones, y jugando en un equipo recién ascendido. La Liga Santander tiene un nuevo porterazo llamado Edgar Badía.

 

¿Cómo juega Edgar Badía?

Badía es un portero que tiene una composición física a arqueros del fútbol sudamericano, como pueden ser Keylor Navas o Wuilker Faríñez. Con 1,80 cm de altura, es un guardameta caracteriza por tener un estilo marcado por la acrobacia y la agilidad. Con mucha seguridad, suele despejar los tiros hacia fuera, utilizando el pie de apoyo como elemento de impulso y fuerza. Asimismo, saca más brillo en la parada al tiro raso, con capacidad suficiente para leer el disparo del delantero con gran facilidad. Por si fuera poco, también es muy efectivo a la hora de parar penaltis.

Con 28 años, Badía ha llegado a la élite de forma tardía pero ya en su currículum apuntaba maneras. La falta de confianza y de oportunidades han retrasado su aparición pero tras las buenas experiencias del Reus y en el Elche, quién sabe si el portero catalán puede ocupar la portería de un equipo grande la próxima temporada e incluso, la de la selección española.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad