Marc Mateu, zurda de oro en Castalia

Marc Mateu, zurda de oro en Castalia

Marc Mateu es el máximo asistente de La Liga Smartbank hasta ahora con 5 asistencias en estas 13 jornadas de campeonato.

En la vuelta de un histórico como el C.D. Castellón a la división de plata del fútbol español, el valenciano está en un momento de forma espectacular y es de los más destacados del conjunto dirigido por Óscar Cano.

¿Quién es Marc Mateu?

Marc Mateu ha pasado por bastantes equipos a lo largo de su carrera como jugador de fútbol profesional. Formándose en las categorías inferiores del Levanteno tuvo la continuidad necesaria en el equipo granota y tuvo que poner rumbo a tierras aragonesas tras pasar también por el Badajoz.

Ya en Zaragoza, el extremo izquierdo pasó dos años por el club donde disputó varios encuentros con el filial para tratar de mantener al equipo en la categoría, pero tampoco tuvo demasiado protagonismo con el primer equipo.

Finalmente, tras pasar dos años también en el Villarreal B, llegaría su gran oportunidad de demostrar su valía como jugador en el Numanciaequipo en el que estuvo un total de 5 temporadas.

Haciendo historia con el Numancia

Tras fichar por el Numancia en la temporada 15-16, Marc Mateu se asentaría en un club histórico durante las 5 temporadas que estuvo, demostrando la gran calidad que tiene.

En su primera temporada en el equipo del norte de Castilla y León, pasó desapercibido ya que solamente anotó 1 gol y dio 2 asistencias.

Sería en la temporada 17-18, una de las más históricas tanto para el extremo izquierdo, como para el equipo dirigido aún por Jagoba Arrasate, donde el de Càrcer firmaría una de sus mejores campañas. En un equipo que contaba con futbolistas como Aitor Fernández, Pere Milla o Íñigo Pérez, sería Marc Mateu una de las figuras trascendentales del casi ascenso a la Primera División  gracias a su contribución de 3 goles y 8 asistencias. El equipo consiguió un valiosísimo 6º puesto en liga y disputó los Play Off de ascenso. Conseguirían ganar ante el Zaragoza, pero se quedarían en la final tras caer ante el Valladolid con un resultado final de 4-1.

 

 

En la misma temporada, el Numancia también conseguiría alcanzar los octavos de final de la Copa del Rey tras haber eliminado a equipos como el Málaga, Sporting de Gijón u Oviedo, pero no pudieron pasar ante el Real Madrid.

Tras esta histórica campaña, las dos siguientes serían para olvidar. Durante la 18-19 el equipo no fue capaz de tener una buena dinámica y estuvo a punto de descender a Segunda División B tras quedar en la 17ª plaza.  Ya en la siguiente campaña, el equipo quedaría muy mal parado con las salidas de jugadores como Íñigo Pérez, Aitor Fernández o Pere Milla, y ni con la presencia de un buen Marc Mateu, evitarían descender a Segunda División B.

 

¿Por qué Marc Mateu es el máximo asistente de La Liga Smartbank?

Todo el mundo sabe que Marc Mateu tiene un auténtico guante en su bota izquierda y es, sin lugar a dudas, uno de los grandes pasadores de La Liga Smartbank. Sin embargo, ¿por qué es el máximo asistente en la liga?

Esto se produce por dos cuestiones principales: su disposición en el campo y ser el especialista a balón parado del equipo. El valenciano ocupa la posición de carrilero/extremo izquierdo y, gracias a la colocación de los mediocentros y delanteros, tiene total libertad para ocupar la banda e intentar llegar a línea de fondo para colgar un balón al área o intentar una jugada personal. Por otro lado, es el encargado de ejecutar todos los lanzamientos del equipo, tanto faltas, córner o penaltis.

No hay mejor puesta en escena de estas dos características que en su primer partido ante la Ponferradina. La primera asistencia llegaría tras recibir un gran balón gracias a su desmarque en la banda izquierda y, después de un gran control, le dejaba el gol en bandeja a Juanto Ortuño que definiría a las mil maravillas. La segunda llegó tras un gran envío desde el córner que cabeceó Cubillas para darle los 3 puntos a los “orelluts”, conseguir su segunda asistencia en liga y ser nombrado el mejor del partido.

 

¿Cómo juega Marc Mateu?

Marc Mateu es, por naturaleza, un extremo izquierdo de toda la vida: veloz, habilidoso, encarador y con un gran golpeo de balón. Esas son sus cualidades principales y, el Castellón, al mando de Óscar Cano, está sacándole todo el jugo en ese carril zurdo.

En fase defensiva, es un jugador que se entrega al máximo para hacer las ayudas al tercer central izquierdo, que suele ser Satrustegui, y actúa como lateral para cerrar los espacios de las subidas del lateral/extremo.

A la hora de sacar el balón, queda muy abierto para estirar el terreno de juego, dejando a uno de los tres centrales libres para salir con el balón jugado. También actúa como interior e intercambia la posición con el mediocentro de su zona, suele ser Fidalgo, buscando desarmar la defensa rival con un movimiento entre carrilero e interior.

Sin embargo, es en fase ofensiva donde explota todas sus características. Mateu es un jugador de esos que saben lo que tienen que hacer antes de recibir el balón, con inteligencia pura. Además de este gran atributo que lo potencia como futbolista, es habilidoso con los pies, rápido y se entiende muy bien con los compañeros. Sin embargo, es su pierna izquierda la mejor baza que tiene tanto el jugador como el equipo, debido a la gran facilidad para crear peligro desde casi cualquier zona del terreno de juego a la que vaya a colgar el balón.

En definitiva, Marc Mateu no es el máximo asistente de La Liga Smartbank por casualidad, sino todo lo contrario. Gracias al esquema de Óscar Cano y las grandes cualidades que lo atesoran, el valenciano es una de las claves del Castellón en lo que va de temporada y uno de sus principales argumentos competitivos.

 

 

 

Edgar Badía, el gato ilicitano

Edgar Badía, el gato ilicitano

El pasado agosto, tras una temporada convulsa, el Elche consiguió el ascenso a Primera cinco años después. Un lustro que se caracterizó por años de inestabilidad administrativa y deportiva. Lo que nadie esperaba es que tras la salida de José Rojo Martín ‘Pacheta’, el equipo ilicitano fuera bien en su retorno a la máxima categoría del fútbol español. Tanto con el burgalés como con Jorge Almirón, una de las figuras claves se encuentra en la portería. Edgar Badía está realizando intervenciones de mérito para que el Elche se encuentre respirando tranquilamente en la mitad de la tabla.

Un perico campeón de Europa

Con 28 años, natural de Barcelona e iniciado en los benjamines de La Masía, fue formado en la cantera del UE Cornella. Posteriormente, recaló en el juvenil del RCD Espanyol, donde estuvo durante tres campañas. En esa estancia, fue convocado por la Sub-19, siendo campeón en la Eurocopa de 2011. Edgar Badía fue titular y jugó junto a nombres reconocibles como son los de Dani Carvajal, Álvaro Morata, Pablo Sarabia u otros menos conocidos pero que fueron y son de igual importancia como José Campaña o Álex Fernández, este último, mejor jugador de aquel torneo.

Sin oportunidades en el Espanyol

Tras la conquista de ese Europeo, todo parecía indicar que sería el futuro portero de los pericos. De hecho, fue convocado bastantes veces por el primer equipo y llegó a debutar en la Copa del Rey. Sin embargo, el club apostó por un portero de más altura y corpulencia, como fue el caso de Pau López. Ante tal situación, Badía se sintió frustrado y por ello, tomó una decisión precipitada, como confesó él mismo en Sphera Sports. El guardameta reconoció que su marcha al filial del Granada fue equivocada, donde coincidió con el actual arquero del Rayo Vallecano, Stole Dimitrievski.

Tragicomedia en Reus

La etapa en Reus fue la experiencia de su vida. Con falta de oportunidades, descartado muchas veces por su altura (1,80 cm) y con la moral mermada, el equipo entrenado por Sergi Parés acude al rescate de Badía. El conjunto catalán se encontraba en Segunda B pero por suerte, consiguieron a la primera el objetivo de ascender a Segunda. Cuando la toalla parecía estar levantada para la rendición, se cayó a la lona de un plumazo. En la 2016-2017, fue uno de los mejores porteros de la categoría de plata, siendo varias veces incluido en el once ideal, quedándose a un pasito de conseguir el Zamora aquel año, superado por Raúl Fernández, del Levante.

Cuando todo parecía que finalmente había encontrado estabilidad, aparecen de nuevo los problemas. Tras tres años mágicos, el Reus fue castigado con descenso administrativo a Segunda B. Una sentencia que estuvo precedida por una campaña llena de impagos a los jugadores, al cuerpo técnico y a los empleados.

“Cuando aparece el Reus yo estaba en un momento complicado en mi carrera, porque venías de una proyección muy buena, te vas a un filial y no juegas… Para mí, Sergi Parés ha sido muy importante en mi carrera. Sin esa oportunidad en el Reus, probablemente no lo hubiera logrado”, Edgar Badía, en una entrevista en Sphera Sports.

2020: Un año mágico para Edgar Badía

Si a Edgar Badía le dicen nada más llegar al Elche lo que viviría en la 2019/2020, probablemente le entraría una sensación de perplejidad. El portero había encontrado la felicidad en el equipo ilicitano y prueba de ello fue su renovación hasta 2022. El Elche ofreció un gran nivel pero asomó la pandemia  y todo se paralizó. Tras la reanudación, el conjunto de Pacheta mantuvo una lucha infernal junto al Rayo Vallecano y el Fuenlabrada por ocupar la última posición que daba acceso a los playoffs de ascenso a Primera División. Tras el escándalo provocado por el caso del ‘Deportivo-Fuenlabrada’ y con la incertidumbre de estar quince días sin competir, finalmente el Elche jugaría la promoción.

Edgar Badía, una vez más, fue un elemento clave en los cuatro encuentros. Su actuación le hizo convertirse en el primer portero en no encajar un gol en el Playoff, superando la actuación de Mariano Barbosa con Las Palmas en la temporada 2013/2014, que dejó su portería a cero pero jugando un partido menos. Destacó especialmente en las semifinales ante el Real Zaragoza, haciendo paradas importantes, como el penalti detenido en los minutos finales en el choque disputado en La Romareda.

 

“Mi rendimiento no se ha valorado suficiente por mi altura o algunas condiciones físicas. Hay directores deportivos que me han descartado por este motivo, que es respetable. Aún así, he rendido a un gran nivel, siendo trabajador y constante pero con lo que no depende de mí, no puedo hacer nada”.

En el ‘Top 3’ de LaLiga

En el Joan Gamper, demostró ante el F.C Barcelona su gran estado de forma. Una muestra que se ha convertido en una evidencia tras la disputa de siete jornadas. Además, su buen rendimiento lo demuestran las estadísticas.

Según la web de La Liga, Badía es el segundo portero del campeonato con más paradas, con un total de 28. Solo le supera Jaume Doménech, del Valencia, con dos partidos más respecto al arquero del Elche.

Con un 4% de media, es el portero con mejor porcentaje de atajadas actualmente en Primera División. Además, hasta la fecha ha conseguido dejar la portería a cero en 3 ocasiones, y jugando en un equipo recién ascendido. La Liga Santander tiene un nuevo porterazo llamado Edgar Badía.

 

¿Cómo juega Edgar Badía?

Badía es un portero que tiene una composición física a arqueros del fútbol sudamericano, como pueden ser Keylor Navas o Wuilker Faríñez. Con 1,80 cm de altura, es un guardameta caracteriza por tener un estilo marcado por la acrobacia y la agilidad. Con mucha seguridad, suele despejar los tiros hacia fuera, utilizando el pie de apoyo como elemento de impulso y fuerza. Asimismo, saca más brillo en la parada al tiro raso, con capacidad suficiente para leer el disparo del delantero con gran facilidad. Por si fuera poco, también es muy efectivo a la hora de parar penaltis.

Con 28 años, Badía ha llegado a la élite de forma tardía pero ya en su currículum apuntaba maneras. La falta de confianza y de oportunidades han retrasado su aparición pero tras las buenas experiencias del Reus y en el Elche, quién sabe si el portero catalán puede ocupar la portería de un equipo grande la próxima temporada e incluso, la de la selección española.

 

Pedro Gonçalves, “o leao” que ruge en Portugal

Pedro Gonçalves, “o leao” que ruge en Portugal

Pedro Gonçalves es el máximo goleador de la Liga NOS en este inicio de temporada con 7 goles en las primeras 7 jornadas de campeonato.

Tras su paso por Braga, Valencia, Wolves y Famalicao, se ha consagrado en el Sporting Club de Portugal, donde es un pilar fundamental para el equipo y una de las grandes promesas del fútbol portugués.

¿Quién es Pedro Gonçalves?

El portugués inició su carrera en las categorías inferiores del Valencia C.F. Pasó por el juvenil del equipo chépero no tuvo éxito en la ciudad de Paterna y tuvo que poner rumbo fuera del club. Previamente a su etapa en España, pasó por las categorías inferiores del Braga donde dejó muestras de calidad, pero sin lograr hacerse un hueco en el equipo.

Tras abandonar Portugal y España, tuvo un pequeño periplo en Inglaterra en los Wolves, como no podría ser de otra manera. En el equipo famoso por tener grandes jugadores portugueses, no triunfaría y solo disputó encuentros con el equipo sub-23.

A pesar de no triunfar en Europa es un fijo en las selecciones inferiores de Portugal donde ha despuntado en la sub-23 marcando 2 goles para la clasificación de la Eurocopa.

Sería su fichaje de vuelta a Portugal en el Famalicao durante la temporada 19-20, donde explotaría y propiciaría su fichaje al Sporting CP.

La explosión en el Famalicao

Gonçalves llegaba al club de la ciudad de Vila Nova tras pasar sin pena ni gloria por sus anteriores equipos y con dudas por saber si realmente iba a ser un jugador que llegaría a explotar todo su potencial, o se estancaría como uno más.

Todas esas dudas quedarían despejadas la pasada campaña, donde marcaría 7 goles y daría 8 asistencias en la que fue su consagración como jugador profesional en una liga europea con tan solo 21 años.

Algunos de sus encuentros contra Benfica u Oporto, impactaron a causa de las grandes actuaciones del joven mediocentro por la facilidad de desenvolverse durante dichos partidos. A pesar de llevar solamente un año en el club, fue 3 veces capitán del equipo, algo que habla muy bien del carácter y personalidad que tiene.

Fue nombrado mejor jugador de la liga del mes de junio, sin duda poco habitual para un chico de 21 años en el Famalicao y en una liga con grandes equipos como el Oporto, Benfica o Sporting Club de Portugal.

Tras conseguir un histórico 5º puesto para el Famalicao en la tabla de clasificaciónel Sporting Club de Portugal abonaría la cantidad de 6,5 millones de euros para hacerse con los servicios del joven luso.

 

¿Por qué está siendo el pichichi de la Liga NOS?

Pedro Gonçalves está teniendo una facilidad abrumadora para conseguir hacer goles esta temporada.

Esto se debe a lo que le pide su entrenador Rúben Amorim, a pesar de la posición que ocupa. En el sistema de juego, el mediocentro luso es la pieza diferencial del equipo. Es quien se descuelga de la zona medular y acompaña la jugada junto al delantero ocupando los espacios que deja este y cayendo en “la zona del 10”.

Si a este factor sorpresa donde aparece Gonçalves, le sumamos la capacidad técnica que tiene para definir, además de la facilidad que tienen sus compañeros para encontrarlo, la fórmula solo puede salir bien.

Gonçalves en lo que lleva de temporada ha generado 3 oportunidades claras de gol, tiene una precisión del 78% de los pases y genera 1,3 regates por partido (vía sofascore.com). Estos datos refuerzan las grandes características que tiene y que, a medida que vaya pasando el campeonato, seguirá dejando muestras del gran jugador en el que se está convirtiendo. Tal es así, que esta campaña ya ha sido elegido como el mejor jugador de septiembre y octubre de la competición portuguesa.

 

 

El portugués está demostrando ser un jugador diferencial, de esos que tienen el don de aparecer cuando tiene que aparecer y un gran instinto para definir. Además, su gran capacidad de leer el juego del equipo le augura un gran futuro como futbolista, alguien que no ha parado de trabajar desde que era joven y que ve cómo su oportunidad acaba llegando.

¿Cómo juega Pedro Gonçalves?

Pedro Gonçalves es un jugador muy polivalente que puede abarcar todo el frente del centro del campo.

Durante su etapa en el Famalicao, jugó en las tres posibles posiciones que demandan a un centrocampista en el terreno de juego: posicional o pivote, interior y mediapunta.

El portugués explota sus condiciones cuando está más adelantado y juega como mediapunta cerca del área rival, pero sabiendo que puede jugar en las otras posiciones del centro del campo, lo convierten en un comodín para cualquier entrenador.

Aparte de dicha polivalencia, Pedro es un futbolista muy capacitado táctica y técnicamente. Por un lado, entiende a la perfección el juego táctico del equipo y casi siempre toma las mejores decisiones durante el juego, es decir, sabe cuándo desmarcarse, cuándo conducir, cuándo regatear, etc. Sin embargo, sus grandes dotes técnicas le hacen ser un jugador muy habilidoso al que le encanta encarar y zafarse de sus rivales, acompañado de una gran visión de juego para filtrar buenos pases a sus compañeros.

En definitiva, Pedro Gonçalves es una de las grandes promesas del fútbol portugués por todo lo que demostró la temporada pasada en el Famalicao y lo que está demostrando este año en el Sporting CP, algo que se refleja en los 7 goles que lleva en las primeras 7 jornadas de liga siendo mediocentro, además de las memorables noches que está dejando en el José Alvalade.

 

José Mari, el almirante amarillo

José Mari, el almirante amarillo

En el retorno del Cádiz a La Liga Santander, José Mari se ha consagrado como uno de los oficiales generales del equipo, siendo uno de los principales pilares del conjunto de Álvaro Cervera.

Los derroteros del ”Oficial José Mari”

José María Martín-Bejarano se forma en las categorías inferiores de la Unión Deportiva Roteña. En el año 2007, el talentoso centrocampista no se iría muy lejos, y pasaría a defender el escudo del Atlético Sanluqueño. Dos temporadas más tarde, y ya afianzado en la Tercera División, firma un  contrato con el Real Murcia, con el que se estrena en Segunda B.

Sin embargo, el andaluz no conseguiría consagrarse como un buen marine a orillas del Mar Menor, y decide volver a su amada Andalucía. Allí, se uniría al Real Jaén, donde sí consiguió despuntar. Su gran faena como jugador jiennense durante dos campañas le permitió cambiar el Estadio de la Victoria por La Romareda, dando un salto directo a la Primera División.

La Liga Santander no le vino grande al bueno de José Mari, y llegó a disputar 24 partidos con el Real Zaragoza, 16 de ellos como titular. Aún así, los maños perdieron la categoría. El oficial José Mari se sumergía así en la Segunda División, en la que decidió quedarse con el fin de devolver al equipo a Primera. Muy a su pesar, Paco Herrera decidió no darle el timón de su medular, y apenas contó para el técnico catalán.

Por esta razón, el de Rota optó por cambiar de puerto, y cruzó el charco para conocer nuevos horizontes: la MLS. Tras atracar en Norte América, y después de cruzar el Gran Cañón por carretera, llegó a Colorado, donde se enfundaría la chamarra de los Colorado Rapids.

 

José Mari llega a Cádiz, el puerto idóneo

Tras un año en Estados Unidos, donde disputó 21 encuentros (todos ellos como titular), José Mari retornó a la ”madre patria”. ¿La razón? Una llamada directa desde Valencia; Joan Francesc Ferrer ”Rubi” necesitaba un almirante para su centro del campo de su Levantey pronto se le vino a la cabeza el nombre del gaditano. En el Ciutat de València pasó otros dos años, donde alternó luces con sombras. Las operaciones llevadas a cabo por el curtido centrocampista no estaban saliendo del todo mal, pero este no terminaba de ”menear” al equipo como Rubi deseaba. De este modo, jugador y entidad decidieron separar sus caminos.

José Mari había explorado diferentes puertos durante los últimos años, pero no terminaba de encontrar la estabilidad. ¿Sería una vuelta a su ciudad natal la mejor opción para demostrar el gran jugador que llevaba dentro? El tiempo le dio la razón. En la campaña 16/17 el andaluz volvió a su ciudad natal, donde se pondría por fin la elástica amarilla del Cádiz CF. Aunque en su primera temporada no pudo desmelenarse con el viento de la Bahía a causa de una lesión, Álvaro Cervera haría de él su buque insignia en las siguientes estaciones. De esta manera, José Mari agarró fuerte el volante de los de La Tacita de Plata, y tras superar numerosas tempestades, estos volvieron a Primera en el atípico 2020.

¿Por qué le va tan bien al Cádiz CF? Un regreso soñado

El ascenso del Cádiz CF, así como el espectacular arranque en su regreso a La Liga Santander, no tendrían sentido sin la figura de Álvaro Cervera. El de Guinea Ecuatorial, tachado en ocasiones de conservador, ha hecho de su Cádiz un auténtico incordio para cualquier rival. Desde que cogió al equipo en 2016, el de Malabo ha tenido las cosas claras: hacer de lo sencillo un arma mortífera. Un equipo duro a balón parado, que no se complica en exceso con pelota y le brinda el protagonismo al contrario. Pese a contar con peloteros de calidad como Álex Fernández o el propio José Mari, su plan no pasa por tener la posesión.

Con su defensa en bloque bajo, los gaditanos buscan dañar al adversario al contragolpe, con jugadores muy veloces como Salvi Sánchez. Una vez cerca del área rival, insisten en los centros laterales, donde un nueve muy posicional como Álvaro Negredo esperará su turno para hacer gol. Este fútbol ”reduccionista” parece dar resultados, pues los amarillos cuentan ya con 14 puntos de 24 posibles en su casillero y han tumbado a equipos como el Real Madrid.

 

El carnaval en Cádiz: ¿Cómo juega José Mari? fútbol al 3×4

José Mari, a sus 32 años, se encuentra en el cúlmen de su carrera, en ese momento dulce en el que le sale todo. Titular en 7 de los 8 encuentros disputados por el conjunto amarillo este curso, el de Rota es uno de los responsables del buen arranque de la escuadra andaluza.

Además, cuenta con datos muy llamativos, tanto en defensa como en ataque. Un total de 61% duelos aéreos ganados, sumado a un 52% de pases en campo contrario, hacen de él un auténtico todoterreno.

El curtido pivote, con su buen juego de pies y su reposo a la hora de contactar con el cuero, le da la melodía adecuada al juego de los de Cervera, del mismo modo que ”el chapa” lo hace con la música de pasodoble del ”Noly”. Así, el número ”6” ha hecho del Ramón de Carranza ”El Gran Teatro Falla”. Un carnaval sin público, pero en el que todos bailan al son de José Mari.

 

Rodrigo De Paul, la estrella del Udinese

Rodrigo De Paul, la estrella del Udinese

Si hay un país en el mundo que vive el fútbol al máximo ese es Argentina. Desde bien pequeños los niños sueñan en convertirse en jugadores profesionales y llegar a vestir la albiceleste. Uno de esos niños fue Rodrigo De Paul. Una carrera muy peculiar, desde su aparición en la cantera de Racing hasta su gran éxito en Italia pasando por su difícil aventura en La Liga. La confianza ofrecida por parte del equipo Italiano ha sido clave para ver la mejor versión de De Paul.

Argentina respira a fútbol

Desde bien pequeño Rodrigo ya era un enamorado del balón y no tardó en ligarse al mundo del fútbol. Con tan solo 5 años vestía por primera vez la camiseta de Racing de Avellaneda. En las categorías inferiores de la academia inició su formación como enganche.

Con 19 años, Luís Zubeldía daba la oportunidad a De Paul en el primer equipo. A pesar de su corta edad demostró un gran talento aprovechando a la perfección su oportunidad. Además, demostró una gran valentía solicitando el dorsal 10 que estaba libre tras la salida de Giovanni Moreno.

El difícil paso de Rodrigo De Paul por el Valencia

El Valencia se adelantó a varios equipos europeos y terminó fichando a De Paul por 4 millones. El argentino debutó en La Liga en el Ramón Sánchez Pizjuán frente al Sevilla. Su estreno fue desastroso y terminó expulsado con una sanción de cuatro partidos por golpear de forma involuntaria a un rival. La expulsión de De Paul fue la más rápida de un debutante en la historia de La Liga.

En la temporada 2015/16 terminó saliendo del Valencia, donde apenas jugó 43 partidos oficiales. Su aventura en España no salió como se esperaba y en busca de tener mayor regularidad salió cedido de vuelta a casa.

 

La llegada al calcio italiano

En Argentina no consiguió ganarse la confianza del técnico y no obtuvo demasiados minutos. En su vuelta al Valencia, no entraba en los planes del nuevo entrenador y por ello desde el club le buscaron una salida.  Finalmente, de todas las ofertas De Paul decidió jugar en Italia.

En el año 2016 firmaba un contrato con Udinese para las próximas cinco temporadas. Llegaba al club italiano con el objetivo de tener minutos y cumplir su sueño de jugar con la selección argentina.

”La prioridad en mi carrera es ponerme la camiseta de la selección”

En sus dos últimas temporadas defendiendo la camiseta bianconeri ha demostrado ser toda una estrella en el conjunto italiano, convirtiéndose en uno de los grandes jugadores de la Serie A.

¿Por qué Rodrigo De Paul se ha convertido en una estrella?

En Udinese ha contado con la confianza de los diferentes técnicos que han pasado por el equipo. Esto ayudado a que De Paul haya podido demostrar su mejor versión.

El argentino ha dado un paso adelante convirtiéndose en pieza fundamental. Es el líder del equipo, el encargado de dirigir el juego y crear las ocasiones más importantes para los friulani. El fútbol realizado por Udinese beneficia sus mejores cualidades. El equipo italiano se caracteriza por jugar al contragolpe donde De Paul es el encargado de filtrar los pases hacia los delanteros.

 

 

Su mayor actuación como jugador bianconeri fue la temporada pasada en el partido frente a la Juventus. Partido de gran nivel en el que De Paul demostró ser un jugador diferencial. Con 90 minutos disputados, completó 46 de 51 entregas, 2 ocasiones, éxito en todos los pases largos, 10 de 14 duelos ganados, 4 intercepciones y 9 recuperaciones. Todo ello jugando en el centro, clave en la victoria de Udinese.

En cuanto a la selección argentina, fue por primera vez convocado por Scaloni en el año 2018. Desde su debut en la selección se ha convertido en parte clave del cambio generacional. La Copa América de 2019 fue su gran aparición. Aunque inició en la banda derecha, Scaloni optó por alinearlo como pivote. En la posición de 5 nada habitual para él, demostró un gran sacrificio sirviendo de ayuda a su compañero Leandro Paredes.

 

 

Su gran nivel no ha pasado desapercibido y grandes equipos de la Serie A como Juventus, Napoli e Inter, han mostrado interés en el futbolista argentino. Además, este último mercado todos los rumores apuntaban a que podía convertirse en nuevo jugador del Leeds United de Marcelo Bielsa, aunque finalmente se acabó quedando en Udinese.

¿Cómo juega Rodrigo De Paul? 

Rodrigo De Paul ya no es aquel chico que llegó a España como una joven promesa que destacaba por jugar pegado a la banda. Con el paso de los años el argentino ha ido evolucionando en su juego hasta convertirse en un jugador importante.

En la actualidad , su posición se ha visto retrasada hasta el centro del campo, pero para nada ha perdido las ganas de sumarse al ataque. Se trata de un mediocentro muy ofensivo, con una capacidad increíble para sumarse al ataque desde segunda línea y generar peligro con su espectacular disparo.

Aunque cuenta con un gran olfato goleador, también se le ha podido ver otra de sus mejores cualidades, la visión de juego para filtrar pases entre líneas a sus compañeros. A ello hay que añadirle que es todo un especialista en el balón parado. De Paul es el encargado de ejecutar las faltas y los lanzamientos de penalti del Udinese.

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad